Prueba BMW 220d Coupé automático, deportividad equilibrada

Prueba BMW 220d Coupé automático

Tal y como ocurre con la Serie 3, familia en la que el Coupé daba origen a una nueva Serie, la 4, el Serie 1 Coupé que todos recordamos, aquel compacto sedán que compartía imagen con el Serie 1 hatchback, hizo exactamente lo mismo hace algún tiempo resultando en este caso la Serie 2. En ese momento no es que naciera una nueva generación, sino que nos encontrábamos con un modelo que se desvinculaba totalmente de la Serie 1. Aunque bueno, esta distinción no ha sido del todo completa. Dejémonos de preámbulos y comencemos con la prueba del BMW 220d Coupé automático.

El segmento del sedán compacto premium comenzaba a florecer cuando se juntaban las letras CLA. Llegaba con una estrella estampada en el frontal, y su nombre completo respondía al de Mercedes CLA. Tras él llegó la primera alternativa del Audi A3 en formato berlina, el Audi A3 Sedán, y poco después la marca bávara hacía lo propio con su BMW Serie 2 Coupé. Y es que aunque cada uno guarde características propias, todos viajan en una dirección establecida, la de ofrecer la calidad y exclusividad de sus hermano mayores, con lo mejor del mercado compacto. Además, al igual que el de los aros, el de BMW cuenta con versión descapotable.

Prueba BMW 220d Coupé automático

Del mismo modo, en la misma familia, la Serie 2, nos encontramos con un modelo que poco tiene que ver con él, el BMW Serie 2 Active Tourer. Es otra de las grandes novedades de la compañía de las aspas de los últimos años, su primer monovolumen, y con él han conseguido acceder, y con bastante buen pie, en un segmento poco explotado. Con el mismo perfume pero servido en un frasco más grande encontramos al Grand Tourer, un modelo que ha aterrizado en el mercado hace algunos meses y del que también pudimos sacar conclusiones.

El diseño, una de sus armas más letales

Prueba BMW 220d Coupé automático

Pero vamos con el verdadero protagonista, el BMW 220d Coupé, no vaya a ser que se ponga celoso. Como decimos, el cuerpo del bávaro tiene unas formas de sedán compacto. Una carrocería que de longitud mide unos 4,43 metros, de ancho 1,77 m. y de alto 1,41 m. La batalla nos deja una cifra de 2,69 metros, encontrándonos con un formato de 2+2 para el habitáculo. Espacio que líneas más abajo estudiaremos al detalle. Además su naturaleza, con solo dos puertas para acceder al interior, es de puro coupé, una de las grandes diferencias con el Mercedes CLA y el Audi A3 Sedán.

En líneas generales podíamos decir que estamos ante un Serie 4 más accesible y de medidas más compactas, aunque nos dejaríamos muchos detalles sin mencionar. Del mismo modo, pese a basarse en el Serie 1, las similitudes son escasas, siendo un modelo completamente diferente. Nos encontramos con unos ópticos de nueva factura, con un diseño rasgado, afilado, pero perfilado en su esquina interior. La mirada es agresiva, más cautivadora que la de su hermano compacto –aunque en el restyling haya ganado atractivo-, y enseña rasgos más definidos, más puros podíamos decir.

Prueba BMW 220d Coupé automático

Es importante destacar que nuestra unidad monta el paquete M, con todo lo que ello conlleva. Vestirse con accesorios de la división deportiva no hace más que avivar la deportividad del coupé, y esto se consigue por medio de paragolpes más extremos, faldones o unas llantas que otorgan al conjunto más fuerza. Y es que, en este caso, el perfil del BMW Serie 2 Coupé es la zona que roba más miradas con una anatomía que distingue un capó de larga longitud y una corta zaga, pequeños voladizos y llantas opcionales M de 18 pulgadas. Rasgos de deportividad pura que no tienen sus competidores.

Por supuesto los nervios que recorren la carrocería made in BMW no hacen más que consolidar esa filosofía deportiva. Un recurso que las hace de esteroides para los músculos del modelo y que llegan hasta la zaga, la vista en mi opinión con menos energía del conjunto. Aquí señalamos los pilotos, de cuadradas formas y también de nueva factura, y la salida de escape doble en el lado izquierdo del paragolpes trasero. Eso sí, no se me puede olvidar destacar el color que han escogido para cubrir la fachada de este Serie 2 Coupé, un azul intenso que, sumada a la formas del alemán, consigue robar casi más miradas que los ángeles de Victoria Secret.

Interior agradable y de calidad

prueba-bmw-220d-coupe-automatico-9

Donde sí vemos la herencia o la hermandad que tiene con el Serie 1 es accediendo al habitáculo. El orden es prácticamente el mismo que vemos en el compacto, en donde la pantalla de 8,8 pulgadas opcional que encontramos custodiando el salpicadero es el accesorio que “llama más al ojo” y con el que nos quitamos de un plumazo una buena cantidad de botones. Desde aquí manejaremos el sistema de info-entretenimiento, sistema no tan intuitivo como el de Audi que requiere un tiempo de práctica y que se controlada desde la ergonómica ruleta que tenemos en el túnel de transmisión a pocos centímetros de nuestra mano derecha.

La consola central destaca por la limpieza, por estar orientada al conductor y por las formas simétricas de la misma. Gracias a su organización el salpicadero se muestra ordenado, limpio, como habíamos señalado anteriormente, y en este acabado incluso se viste de deportividad por medio de una franja en color azul. Por su parte, en el espacio reservado para el conductor, damos gracias al cielo por este volante M de tres radios realmente precioso y agachamos la cabeza por el cuadro de instrumentos que, al contrario que el vino, no mejora con los años. Detrás del volante asoman las levas para poner las cosas todavía más interesantes, y es que nuestra unidad de prueba monta el cambio automático deportivo de ocho velocidades que por cierto, lleva un selector de cambios que también merece una reverencia.

El puesto de conducción del BMW Serie 2 Coupé es simplemente perfecto. De por sí nos deja en una posición baja, pero es que si sois de los que baja el asientos hasta su límite, estáis de enhorabuena porque la vía de las butacas nos permite dejar nuestro “trasero” a pocos centímetros del suelo. Esta posición, además de que me ha parecido cómoda para viajar, mejora notablemente la sensación de deportividad. Y es que no se a ti, pero a mí me encanta estar en un semáforo y que un Ford Fiesta nos mire desde arriba de lo cerca que vamos sentados del suelo. Además, los asientos deportivos, envueltos por cierto en cuero negro, mantienen nuestra espalda bien amarrada.

Suficiente delante, limitado detrás

Prueba BMW 220d Coupé automático

La habitabilidad de las plazas traseras no es el principal argumento de este BMW Serie 2 Coupé

Del mismo modo, y antes de entrar de lleno en espacio que nos ofrece, salta a la vista la gran calidad de materiales, encontrando poco material duro incluso en las zonas más retrasadas. Los diseñadores han trabajado en el habitáculo, los remates están protegidos de cuero y hay suficientes espacios para dejar nuestro móvil, llaves o cartera teniendo incluso un hueco especial para colocar nuestra llave de la que podemos prescindir en esta ocasión para arrancar. Esquinas para guardar nuestros enseres que también encontramos en las filas traseras.

Entrando de lleno en el apartado que tiene que ver con el espacio, y aprovechando la comparación que hacíamos al comenzar esta prueba con su hermano mayor el Serie 4, podemos decir que lógicamente en el Serie 2 Coupé no disfrutaremos de tanta amplitud dentro del habitáculo pero esto no quiere decir que no contemos con espacio suficiente. No echaremos centímetros de más en las plazas delanteras, viajando cómodamente en esta fila, y en cuanto a las traseras, en donde solo contamos con dos plazas, únicamente se acordarán de nosotros los altos, y es que si superáis el 1,80 metros el techo irá literalmente peinando vuestra cabeza. Al margen de este problema, lógico por su caída de coupé, es de destacar que en un compacto de dos puertas contemos con tanto hueco para las piernas y un acceso a la fila trasera correcto.

Prueba BMW 220d Coupé automático

En donde también se apunta un tanto este BMW Serie 2 es en el maletero, espacio que tampoco está limitado. Contamos en total con unos 390 litros de cubicaje repartidos en un baúl de medidas francamente aprovechables. La boca de acceso no nos dificulta la tarea de introducir nuestro equipaje y la altura, baja, nos ayuda a completar este ejercicio. Sí, es cierto que el maletero del Mercedes CLA cuenta con 470 litros pero claro, el de la estrella mide de largo 20 cm. más. Lo mismo ocurre con el Audi A3 Sedán, el cuál supera la cifra del Serie 2 Coupé con 425 litros para este espacio, pero es que también lo hace en las medidas de su carrocería.

Motor de 2.0 litros y 190 CV

Prueba BMW 220d Coupé automático

Estamos ante la variante diésel intermedia en la gama Serie 2 Coupé, el BMW 220d de 190 CV. Por detrás de él el 218d de 150 CV y por delante el 225d que ofrece 224 CV. A priori, sin arrancarlo, podríamos llegar a la conclusión de que se trata de la versión más equilibrada. Potencia sobre el papel de sobra para tareas de adelantamiento o igualmente para disfrutar en un tramo de montaña, y una mecánica de 2,0 litros eficiente que respeta los consumos con un gasto medio oficial de solo 3,8 l/100 km. Para gobernar esta mecánica, el cambio automático deportivo de ocho velocidades con levas al volante que además de darnos un plus en deportividad mejora los consumos en 0,3 l/100 km. Veamos si nos hemos equivocado o en cambio hemos acertado con esta predicción.

De inicio debemos tener en cuenta que esta alternativa ha sido actualizada hace escasos meses con unos resultados bastante interesantes. Gracias a mejoras como la reducción de la fricción interna, la incorporación de un nuevo cárter de aluminio o los ajustes realizados en el sistema de geometría variable, el motor se beneficia de más caballos y más par, 400 Nm en total. Igualmente el bloque reduce su peso en unos 2kg., mejorando en el apartado de consumos y eficiencia. Baja el consumo en unos 0,4 l/100 km con respecto al anterior y las emisiones son ahora de solo 99 gr/km. Además el sistema Start/Stop también ha sido revisado.

Prueba BMW 220d Coupé automático

Aunque claro, toda esta información debíamos contractarla, y en cuanto al comportamiento en carretera, el bloque de cuatro cilindros y 2,0 litros responde a las mil maravillas. Los 190 caballos de potencia están esperando pacientes el roce de tu pie derecho, un gesto al que responden con contundencia, sin miramientos. Los adelantamientos se completan con mucha facilidad, desde los escalones más bajos del cuentarevoluciones tenemos disponible potencia. Apenas notamos retardo del turbo, llegando la respuesta dosificada en el rango pero igualmente enérgica desde inicio. Y es que, la cifra de aceleración de 0-100 km/h es realmente buena, declarando 7,0 segundo en esta prueba con cambio automático. Unos potentes latidos que hasta las 4.200 vueltas dan guerra.

Uno de los “peros” más importantes de esta mecánica es el sonido que emite. Desde el principio no hay dudas de que estamos ante todo un “petrolero” escuchando unas notas musicales que no tienen nada que envidiar al motor de un tractor. Obviamente, estamos ante un corazón diésel, y el sonido de tractor con el que bromeamos nos lo esperamos. Aunque, con tantos años de experiencia en este tipo de mecánicas, y encontrándonos en un segmento premium, una revisión al sonido se me antoja obligada. Más cuando hay varias marcas que ya están cuidando este detalle.

Tres modos de conducción más el Sport+

Prueba BMW 220d Coupé automático

Los modos de conducción que BMW bautiza como “Driving Experiencie Control” son una buena herramienta para adaptar nuestra manera de conducir a lo que se esconde debajo de capó. Podemos seleccionar cuatro, Eco Pro, Comfort, Sport y Sport+, encontrándonos en cada uno un espíritu diferente. Su trabajo es modificar la respuesta del acelerador, de la suspensión, de la dirección y del cambio automático. Eso sí, el cuarto modo, el Sport+, solo está disponible si montamos el cambio automático deportivo, si elegimos el equipamiento Sport Line o el paquete deportivo M.

El primero, el Eco Pro, apacigua la cuadra de 190 caballos con respuestas más suaves que llevan por objetivo reducir consumos. Es tal su dedicación a los consumos, que incluso llega a seleccionar de manera automática el punto muerto avanzando por inercia cuando no pisamos el acelerador. Un sistema que solo funciona entre 50 y 160 km/h. El Comfort en cambio se muestra más intermedio, adaptando el vehículo a una conducción normal. Por último, las opciones Sport van dirigidas a una conducción más deportiva, haciendo que el control de tracción, en el caso del Sport+, se muestre menos intrusivo y, en resumen, las ayudas electrónicas nos den algo de margen.

Uno de los mejores cambios automáticos del mercado

Prueba BMW 220d Coupé automático

También os puedo decir que uno de los apartados que más me ha gustado de este BMW 220d Coupé es el que protagoniza el cambio automático de ocho velocidades. Realmente he disfrutado mucho con él por su rapidez, su buen funcionamiento y su sencilla manera de trabajar. Los desarrollos en octava velocidad son más largos que si contáramos con seis, estando esto directamente relacionado al rango de revoluciones que a la larga, agradecerá nuestro bolsillo por conseguir cifras de consumo mejores. Sin duda, junto al PDK de Porsche, de lo mejor del mercado en cuanto a transmisiones automáticas.

Aprovechando que hablamos de consumos podemos completar esta información con los datos obtenidos en la prueba que si bien, son los siguientes. En carretera nacional, a 100 km/h rigurosos, el BMW 220d Coupé Aut. ha conseguido unos registros de 4,4 l/100 km, francamente buenos si tenemos en cuenta que nuestro motor dispone de casi 200 CV. Viajando por autovía el gasto se ha movido entre 5,3 y 5,6 l/100 km. Y, sí nuestra conducción se centrará en entornos urbanos, nos moveremos en los 7 l/100 km de media llegando a bajar estos números si somos austeros con el pedal hasta los 6,7 l/100 km. Consumos siempre conseguidos con el modo Eco pro activado.

Duro por definición, aunque con matices

Prueba BMW 220d Coupé automático

En lo que se refiere al manejo del mismo, la dirección nos permite que llevemos a este BMW 220d Coupé a sus límites en cada viraje. El tacto es duro, bastante duro, y la reacción es muy directa. Pese a estar asistida electrónicamente, a bajas velocidades seguiremos encontrándonos con una dirección rígida que puede llega a ser molesta a la hora de aparcar. Aunque claro, en conducción deportiva daremos gracias por este comportamiento.

En cuanto al apartado de suspensión, incluso equipando la suspensión deportiva M como es nuestro caso, las sensaciones son contradictorias. No nos encontramos con un tarado rígido, molesto al pisar baches, y es realmente lo que podemos esperar de un modelo de estas características. En el día a día, se agradece, y quien no tenga pensado llevárselo todos los domingos a un tramo de montaña es una buena noticia. Ahora, quien busque exprimir todo el potencial del mismo podría echar de menos algo de dureza. Si buscáis una conclusión os digo que la suspensión por definición es dura, pero podía serlo más.

Desde 29.500 euros

El BMW Serie 2 Coupé arranca en 29.500 euros con la versión 218i gasolina de 136 CV y llega hasta los 54.330 euros de la variante M235i xDrive de 326 CV. En abril desembarca el rey de la gama, el BMW M2, que partirá en 62.900 euros. El precio es alto para el segmento compacto en general pero razonable comparándolo con el de la competencia más directa. Tenemos cuatro acabados disponibles para completar la dotación de serie del alemán, un equipamiento de inicio que no está mal completado aunque puede quedarse corto. Destacan accesorios como el sensor de lluvia, el control automático de luces, el climatizador bi-zona o la pantalla de 6,5 pulgadas.

Acabados BMW Serie 2 Coupé

BMW Serie 2 Coupé

BMW Serie 2 Coupé

  • Llantas de aleación de 16 pulgadas
  • Volante deportivo de cuero con multifunción
  • Climatizador automático bi-zona
  • Radio BMW Professional con pantalla color de 6,5 pulgadas
  • Reposabrazos delantero deslizable
  • Sensor de lluvia y control automático de luces
  • Sistema de manos libres con conexión USB audio
  • Llamada de emergencia inteligente

Advantage (+ 1.700 euros)

BMW Serie 2 Advantage

  • Sensor de aparcamiento trasero
  • Volante multifunción
  • Faros bi-xenón
  • Lavado de faros
  • Deflector de viento
  • Faros antiniebla
  • Paquete de compartimientos
  • Control de crucero

Sport (+ 3.367 euros) Completa a Advantage

BMW Serie 2 Coupé Sport

  • Molduras en aluminio
  • Asientos deportivos
  • Tela Track Anthrazit con detalles en Rot. o Grau.
  • Llave del vehículo con remate Rot.
  • Driving Experiencia Control con modo Sport+
  • Paquete de iluminación
  • Volante deportivo
  • Anagrama Sport lateral
  • Cubiertas de retrovisores exteriores en Schwarz de brillo intenso
  • Paragolpes delantero y trasero con elementos especíicos en Schwarz de brillo intenso
  • Llantas de aleación de 17 pulgadas con radios

Luxury (+ 4.618 euros) Completa a Advantage

BMW Serie 2 Coupé Luxury

  • Llave del vehículo con remate cromado
  • Asientos con calefacción integrada para conductor y acompañante
  • Cuero Dakota para los asientos
  • Anagrama “Luxury” lateral
  • Paragolpes delantero y trasero con elementos específicos en cromo de brillo intenso
  • Línea cromada exterior
  • Tubo de escape en cromo de brillo intenso

M Sport (+ 5.003 euros) Completa a Advantage

BMW Serie 2 M Sport

  • Molduras de entrada en aluminio con anagrama “M”
  • Volante M de cuero con multifunción
  • Llave del vehículo con remate en Estoril Blau
  • Guarnecido del techo BMW Individual Anthrazit
  • Reposapiés M para conductor y palanca de cambios corta con logotipo “M” (vehículos con cambio manual)
  • Cuadro de instrumentos con detalles en rojo
  • Driving Experience Control con modo SPORT+
  • Llantas de aleación M de 17 pulgadas
  • Paquete aerodinámico M con faldón delantero especial, estriberas laterales y faldón trasero
  • Tubo de escape cromado
  • Suspensión deportiva M
  • Anagrama “M” lateral

Precios BMW Serie 2 Coupé

Prueba BMW 220d Coupé automático

Motor Cambio Tracción Precio
218i 136 CV Manual 6v Trasera 29.500 €
220i 184 CV Manual 6v Trasera 33.700 €
228i 245 CV Manual 6v Trasera 38.500 €
M235i 326 CV Manual 6v Trasera 49.500 €
M235i xDrive 326 CV AT 8v Total 54.330 €
218d 150 CV Manual 6v Trasera 30.700 €
220d 190 CV Manual 6v Trasera 34.700 €
220d xDrive 190 CV AT 8v Total 38.600 €
225d 224 CV AT 8v Trasera 41.700 €
M2 370 CV Manual 6v Trasera 62.900 €

Opinión del editor

BMW 220d Coupé automático
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4 estrellas
29.500 a 62.900

    • BMW 220d Coupé automático
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 23 de Noviembre de 2015
    • Diseño exterior
      Editor: 90%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 85%
    • Plazas delanteras
      Editor: 90%
    • Plazas traseras
      Editor: 80%
    • Maletero
      Editor: 85%
    • Mecánica
      Editor: 85%
    • Consumos
      Editor: 90%
    • Confort
      Editor: 90%
    • Precio
      Editor: 80%

    Resumen: El BMW Serie 2 Coupé se desmarca de la competencia ofreciendo un diseño coupé y un comportamiento muy deportivo.

    Pros

    • Diseño
    • Consumos
    • Respuesta del motor

    Contras

    • Sonido del motor
    • Altura plazas traseras
    • Precio

    Galería de imágenes

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    Escribe un comentario