Prueba BMW 328i xDrive Línea Modern, motor, conducción y consumos

DSCF2626 (Copiar)

Una vez analizado tanto el exterior como el interior del nuevo BMW Serie 3, toca sentarse tras sus mandos y descubrir de qué es capaz la sexta generación de la berlina compacta alemana. Al principio de la prueba nos hacíamos unas cuantas cuestiones, ahora ha llegado el momento de resolverlas.

Ha llegado el momento de saber si la nueva generación sigue ofreciendo los mismos argumentos con los cuales sus antecesores encandilaron a más de doce millones de personas y sobre todo, ha llegado el momento de dictar sentencia, ¿es el 328i con su nuevo motor de cuatro cilindros turbo una herejía? Vamos a ello.

Sonido menos cautivador a cambio de mayores prestaciones y de un menor consumo

CIMG0821 (Copiar)

El BMW 328i nace para remplazar al carismático BMW 325i. Aquel modelo de la firma bávara montaba tras el eje delantero un magnifico bloque de tres litros y seis cilindros en línea. Más que por su potencia, se caracterizaba por un glorioso sonido, por una entrega muy suave y lineal y por unos consumos reales que rondaban los 10 litros.

Pero los tiempos están cambiando y BMW ha decidido dejar el seis cilindros en línea para la versión más potente, hasta ahora, de la sexta generación, el BMW 335i. Para el sustituto del 325i, la firma alemana ha desarrollado un nuevo bloque de dos litros de cilindrada, cuatro cilindros, inyección directa de gasolina High Precision Injection y tecnología TwinPower Turbo.

El resultado es un propulsor que rinde una potencia máxima de 245 CV a 5.000 rpm y un par máximo de 350 Nm a tan solo 1.250 vueltas. Como veis es más potente que su antecesor y también más frugal puesto que se conforma con un consumo medio de 6,4 litros para recorrer 100 km.

DSCF2629 (Copiar)

Toda esta teoría está muy bien pero, ¿qué pasa cuando accionamos el botón de arranque? El nuevo propulsor cobra vida con un sonido claramente menos cautivador que antaño, pero a cambio tenemos un motor con una potencia extraordinaria que incluso supera al anterior 330i. Esto son palabras mayores y si no me creéis, sólo basta mirar sus registros. Nuestro 328i con el sistema xDrive practica el 0 a 100 en 5,9 segundos.

Entonces, ¿ha cometido BMW un “crimen” con la introducción de un motor de 4 cilindros turbo? Pues todo depende de cómo se mire, para mí ha sido todo un acierto por parte de la marca alemana. La introducción de este nuevo motor no es solo fruto de la evolución de la industria, sino también una vuelta a los orígenes. No debemos olvidar que en el año 1975 el Serie 3 contaba con ligeros y potentes motores de cuatro cilindros. 

La autovía, su hábitat natural

CIMG0728 (Copiar)

Durante la prueba me he metido muchos kilómetros en el cuerpo, cerca de 3.000 para que os hagáis una idea. Casi la mitad de ellos han sido por la autovía y puedo afirmar sin duda alguna de que la autovía es el hábitat natural del BMW 328i xDrive, sino fuera por los límites de velocidad.

Con la nueva generación del BMW Serie 3 se pueden devorar cientos de kilómetros a un ritmo endiablado sin notar cansancio alguno. Sus asientos presentan un mullido muy agradable que no harán que eches de menos las butacas de tu salón y la insonorización es de primer nivel.

Rodando a velocidades legales, e incluso algo superiores, el sonido del motor no se filtra al habitáculo al igual que los sonidos procedentes de la rodadura de los neumáticos y los sonidos aerodinámicos de los espejos retrovisores.

CIMG0811 (Copiar)

Además el tarado de la suspensión conjuga a la perfección confort con un bajo nivel de balanceo de la carrocería y la dirección, en modo confort, presenta un tacto y un peso más que correcto como para aportar confianza al conductor y conducir a altas velocidades de cruceros.

Por su parte el motor presenta una elasticidad impresionante, da igual en la marcha que estés y en el régimen en el que circulas que si pisas el pedal derecho notarás empuje. Podemos decir que metemos sexta y el coche es casi automático, en pocas situaciones deberemos de reducir para alcanzar velocidad y realizar adelantamientos de forma segura.

El Head Up Display nos ayudará a no quitar la vista de la carretera puesto que se reproducen en él todos los datos necesarios para la conducción (navegador, velocidad, límites de velocidad, prohibición de adelantamientos…) y rodando a velocidades legales obtendremos consumos bastantes contenidos. Realicé un viaje Málaga-Madrid y se conformó con 7,7 litros.

Ágil y suave en la jungla urbana

CIMG0809 (Copiar)

A pesar de ser un coche de más de 4,60 metros, en ciudad se desenvuelve de maravilla. El BMW 328i xDrive presenta un bajo radio de giro por lo que no tendremos que maniobrar mucho para callejear, salir o entrar de aparcamientos estrechos y si contamos con la colaboración del sensor de aparcamiento trasero y la cámara de visión trasera, aparcar se convertirá en un juego de niños.

Su motor de dos litros, cuatro cilindros y tecnología TwinPower Turbo es muy dócil y suave, sobre todo en el modo Eco Pro. Con él se aprovecha el potencial que albergan el sistema de recuperación de la energía de frenado, la función de indicación del momento óptimo para cambiar de marchas y el desacoplamiento automático del compresor del climatizador.

Si no quieres ser el rey de cada semáforo obtendrás cifras de consumo que rondan los 8,3 litros pero, si por el contrario decides aprovechar la capacidad de propulsión del 328i xDrive y conducir de una manera menos eficiente, verás en el navegador de abordo los 9 o 10 litros.

Sistema xDrive, cambio manual de 6 relaciones y diversión

CIMG0724 (Copiar)

Nuestro vehículo de pruebas equipaba el sistema de tracción inteligente xDrive. Este sistema reparte la potencia entre las cuatro ruedas de dimensiones 225/45 R18 de manera asimétrica (40:60) en condiciones normales para conseguir la deportividad y la agilidad características de los BMW. En caso de pérdida de adherencia el sistema envía más potencia al eje con mayor agarre.

Además el BMW 328i xDrive de prensa contaba con el cambio manual de seis relaciones y… ¡menudo cambio! Hacía tanto tiempo que no probaba un cambio manual tan bueno, de recorridos cortos con enclaves precisos y accionamiento durito. Y para mejorar la situación, el selector de la palanca de cambio queda muy a mano incitándote así a jugar con él de manera constante.

En el modo Sport la dirección se torna más pesada dando así un tacto más deportivo y el acelerador responde de manera inmediata a las solicitaciones de nuestro pie derecho. Engranamos primera, aceleramos y a partir de las 1.700 vueltas nuestras cervicales estarán sufriendo el castigo del magnífico propulsor.

CIMG0840 (Copiar)

Sin darnos cuenta nos encontramos ya afrontando las primeras curvas, ¡como corre este coche! Toca frenar fuerte a la vez que realizamos un buen punta-tacón (cosa realmente fácil de conseguir debido a la posición de los pedales) y tirar el coche hacia el vértice de la curva. La dirección es muy directa y precisa, aunque está bastante filtrada para no encontrarnos con movimientos parásitos provenientes del motor.

La trasera no se insinúa ni un milímetro y sigue sin rechistar las órdenes marcadas por el eje delantero. Una vez tocado el vértice aplicamos gas y salimos como una exhalación para la siguiente curva. Si entramos realmente fuerte o aplicamos mucho gas antes de la cuenta nos percataremos del carácter subvirador de la máquina.

Si pulsamos el botón del DSC podremos activar el control dinámico de tracción y en algunas curvas podremos deslizar la zaga de manera muy suave y segura. Apenas hay que realizar contravolante, puesto que cuando el sistema de tracción actúa envía más potencia al eje delantero.

Los consumos en este tipo de conducción espirituosa son bastante elevados, pero la diversión no tiene precio. Si jugamos un poco con el BMW 328i xDrive y con sus 245 CV no será difícil ver consumos de 14 o 15 litros.

CIMG0751 (Copiar)

Os esperamos mañana en ActualidadMotor para concluir con nuestra prueba. En la tercera parte hablaremos sobre el equipamiento y los precios de la sexta generación del BMW Serie3, y tampoco faltarán nuestras conclusiones sobre esta berlina compacta con 245 CV.

Más información – Prueba BMW 328i xDrive Línea Modern, diseño exterior e interior

Galería de imágenes Prueba BMW 328i xDrive

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Sentido dijo

    También sustituye al 330 i de 272 cv …

    1.    Domingo Maestre dijo

      Realmente sustituye al 325i y así lo expresó BMW en su presentación, pero también podemos decir lo mismo con el 330i. Además este modelo aparece mencionado en la prueba.

      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *