Prueba BMW 518d, diseño exterior e interior

bmw-518d-1

Seis son las generaciones que lleva a su espalda el BMW Serie 5. La marca alemana lanzó la primera generación allá por el año 1972 y, desde entonces, las ventas de este modelo se han ido multiplicando de manera exponencial año tras año. Como resultado, la berlina de la firma de la hélice se ha convertido en el líder mundial de su segmento y, por tanto, en toda una referencia, tanto para los clientes como para los fabricantes de todo el mundo. Todo ello se debe a que este modelo sabe mezclar tecnología, confort y el toque clásico de deportividad que imprime la firma en sus modelos.

En la actualidad nos encontramos ante la sexta generación de esta berlina, denominada F10, una sexta generación que está cosechando muy buenos resultados. Desde que se presentase en el año 2009, los de la hélice han conseguido colocar en el mercado más de un millón de unidades, sin tener en cuenta los resultados obtenidos por el BMW Serie 5 Gran Turismo. Podemos decir que este modelo ya afronta la última parte de su ciclo comercial y para ello recibió en marzo de 2013 un ligero restyling, unas cuantas pinceladas que lo mantiene fresco para seguir liderando el mercado.

bmw-518d-4

Con la llegada del restyling no sólo se introdujo una estética renovada y nuevas posibilidades de equipamiento, sino también la aparición de una nueva versión de acceso en la gama diésel de este coloso alemán. Ahora podemos acceder a la Serie 5 de BMW por 41.500 euros, una tarifa ajustada que se corresponde con el BMW 518d. Este modelo se erige como la versión más austera de la gama gracias a su motor de 2.0 litros con tecnología TwinPower Turbo que desarrolla 143 caballos y 360 Nm de par máximo. Esta semana comprobaremos si este bloque es digno de todo un BMW Serie 5, aunque antes tendremos que repasar todas las novedades del lavado de cara.

Tres pinceladas y nuevos acabados

No esperes grandes modificaciones en el diseño exterior de este modelo, la verdad es que tampoco le hace falta puesto que tiene una línea exterior que a pesar del paso del tiempo sigue resultando atractiva, por lo menos para un servidor. La clave puede que esté en sus proporciones, no tanto en sus generosas dimensiones. Un capó largo, una cabina retrasada y unos voladizos que podríamos calificar como contenidos, le dotan de un perfil dinámico. Si a ello le unimos una altura de 1.464 mm y un ancho de casi un 1 metro 90 centímetros, el resultado es un navío de tierra pero de imagen aplomada.

bmw-518d-2

Con el restyling se han introducido dos nuevos acabados, Luxury Line y Modern Line, que no llegaremos a juzgar puesto que nuestra unidad no equipaba ninguno de ellos. Además, ahora contamos con una mayor diferenciación entre las carrocerías de este modelo, sobre todo con el Serie 5 Gran Turismo, calificado por algunos como el raro de la familia. Pero, ¿cuáles son las principales diferencias del restyilng? Se pueden contar con los dedos de una mano y diferenciar a un modelo de otro a simple vista es el nivel difícil del juego “encuentra las siete diferencias”. Podemos criticar los pocos cambios, pero los poseedores de un modelo pre-restyling no verán el suyo anticuado.

En el frontal hay dos cambios importantes. El primero el marco perfilado de la parrilla ovoide propia de BMW, mientras que el segundo es un rediseño de las entradas de aires del paragolpes. Más complicado será aún ver algún cambio en el perfil del coche, puesto que únicamente se ha cambiado la ubicación de los intermitentes laterales. Ahora éstos se encuentran insertados en la carcasa de los retrovisores. Una vez recorridos los 4,9 metros de longitud, será una tarea compleja percatarnos del nuevo pliegue del paragolpes y de unos listones luminosos en los pilotos más estrechos y perfilados. Ambos cambios contribuyen, aunque no de manera muy notable, a la sensación de anchura y aplomo.

Nuestra unidad de prueba vestía el color blanco Alpinweiss y equipaba llantas de aleación de 17 pulgadas. Por último, tras la leve actualización, todos los modelos de la Serie 5 incluyen de serie faros de xenón.

Más funcionalidad y personalización

bmw-518d-3

Como acabamos de ver, los cambios introducidos en el exterior son mínimos y sutiles. No esperes encontrarte con un interior totalmente renovado o con grandes cambios que te hagan pensar que tu Serie 5 pre-facelift está anticuado. Nada más lejos de la realidad. La marca alemana ha retocado lo justo y necesario, revisando algunos apartados para mejorar la funcionalidad y practicidad de este coche, así como la personalización, una posibilidad con una demanda creciente. Este último apartado habrá que tocarlo muy por encima, ya que nuestra unidad de prueba se muestra como la versión de acceso y como tal cuenta con un equipamiento justo.

De la personalización debemos decir que BMW ofrece ahora un mayor catálogo de llantas de aleación, nuevos colores para el exterior, nuevas tonalidades para la tapicería y listones embellecedores para el habitáculo. Quien esté interesado en un 518d no creo que mire estas cosas, sino en las capacidades que tiene el coche para lidiar en el día a día. En este punto el modelo alemán ofrece todo lo necesario para la guerra cotidiana y tras la actualización cuenta con vanos portaobjetos de mayor capacidad así como con portavasos de mayor tamaño. En cuanto al diseño interior se refiere, la única modificación reside en el marco cromado del controlador iDrive.

prueba-bmw-518d-6

Para de contar. Hasta aquí los cambios realizados en el habitáculo. El resto es idéntico al modelo saliente, con un interior espacioso y habitable, gracias a su dos amplias plazas delanteras y a una segunda fila en la que podrán viajar cómodamente tres adultos, siempre y cuando no sean de tallas muy generosas, y con unas terminaciones y ajustes a la altura de las circunstancias, dejando el plástico duro a las zonas más ocultas e innacesibles del habitáculo. En cuanto a ergonomía, todo queda bastante a mano y el controlador iDrive ya es un viejo conocido. A los primerizos les puede parecer algo complicado, aunque tras unas cuantas horas se habituarán a su uso.

La unidad de prensa contaba con el Sistema de navegación Bussines con pantalla de 6,2″, el cual replica las indicaciones en la pequeña pantalla, de difícil lectura cuando incide el sol sobre ella, que se sitúa en el ya clásico y anticuado cuadro de instrumentos de la firma bávara (ya podían cambiarlo). No esperes un caro Head-Up display, ya hemos tenido que pagar 2.099,35 euros por el básico sistema de navegación y otros cuantos euros por el sensor de aparcamiento, 889,35 euros exactamente. La lista de opcionales es inmensa y cara, como de constumbre, pero qué sentido tiene tener un 518d equipado hasta arriba.

bmw-518d-5

Por último, en la zaga nos encontramos con un amplio maletero de apertura automática, el cierre ya es manual. Disponemos de 520 litros de capacidad, una medida más que correcta ya que no tendremos, generalmente, problemas de espacio, aunque inferior a la de sus rivales alemanes. Por ejemplo, el nuevo Mercedes Clase E posee una capacidad de 540 litros, mientras que el Audi A6 530 litros. Una diferencia para nada significativa, y más cuando el espacio de carga es tan aprovechable, aunque debido a la longitud del maletero cargar objetos pesados cerca de la segunda fila de asientos es todo un reto.

Cerramos por hoy. Mañana nos espera la parte más interesante de nuestra prueba, comprobaremos qué tal es el desempeño de esta motorización y si es más que suficiente como para ser un digno bloque para la Serie 5 de BMW.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

5 comentarios

  1.   Eduardo Lausin dijo

    Un buen coche, bastante atractivo, incluso con un interior de calidad… Hasta que ves el cuadro de mandos…No hace falta que sea algo futurista o recargado, pero prestarle al menos 5 minutos de atención al diseño. Pasa con los últimos lanzamientos también.

    1.    Domingo Maestre dijo

      En el artículo lo critico y no es para menos. Con el BMW Serie 3 igual. Me parece imperdonable que con productos de calidad no se mimen estos detalles.

  2.   Luis Gaton dijo

    Aunque a algunos les parezca más soso que una tabla de planchar, otros fijo que encontrarán gran atractivo en ese diseño tan sobrio

  3.   ALT555 dijo

    Ya deberían de juntar TFT con analógicos. Las motos llevan mucha ventaja. Estaría genial y ponerselos a un coche 😉

  4.   Eduardo Lausin dijo

    El problema que le veo al cuadro es que parece hasta plano, en 2D. Y esto empobrece enormemente la imagen. Vale que es muy fácil de leer, a la vista está, pero la facilidad de lectura no tiene por qué estar reñida con un diseño más visual. Amén de la clásica iluminación naranja…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *