Prueba BMW Serie 4 Gran Coupé, una berlina diferente

bmw-serie-4-gran-coupe-prueba-1

En el año 2012 BMW presentaba en sociedad el BMW Serie 6 Gran Coupé, un modelo nacido de una coctelera en la que se encontraban el BMW Serie 5 y el BMW Serie 6, mezclando así lo mejor de ambos modelos: espacio, imagen deportiva y dinamismo. Dos años más tarde y para diversificar su cartera de productos, el fabricante de la hélice repite la misma fórmula aunque aplicada a un segmento inferior, al segmento D, y nos presenta al nuevo integrante de la familia Serie 4, el BMW Serie 4 Gran Coupé. Hasta la sede de BMW España en Madrid nos hemos desplazado para probarlo, ¿te apuntas?

Este nuevo modelo aúna en un solo molde las características de espacio y funcionalidad de la berlina Serie 3, con los rasgos deportivos y las cualidades dinámicas del BMW Serie 4 Coupé, ya que emplea la misma plataforma ensanchada que este. Como consecuencia el BMW Serie 4 Gran Coupé posee la mismas dimensiones que su hermano de dos puertas, respetando la misma longitud de 4.648 milímetros, el mismo ancho de 1.825 milímetros y la misma batalla de 2.810 milímetros. Los anchos de vías también son idénticos y el peso es muy similar, más o menos unos 50 kilos de más, encontrándonos con un vehículo relativamente liviano.

bmw-serie-4-gran-coupe-prueba-4

¿Pero entonces qué cambios hay? Será cuando lo miremos de perfil cuando apreciemos las diferencias entre ambos modelos, ya que el frontal es exactamente idéntico, luciendo los rasgos típicos de la marca como la parrilla ovoide doble, los faros dobles redondos con carcasas de afilado diseño y las entradas de aires en el faldón delantero. La diferencia principal reside en la adición de dos puertas traseras que facilitan el acceso a las plazas posteriores y en la mayor altura y longitud del techo, así como la curvatura de este que permite un mayor espacio en las plazas posteriores.

El BMW Serie 4 Gran Coupé es 12 milímetros más alto y la línea del techo ha ganado 112 milímetros que descienden suavemente hasta llegar a la zaga, siendo esta una zona dominada por las lineas horizontales de los pilotos posteriores. Además para dar una mayor sensación de anchura y aplomo así como una mayor visibilidad posterior, el techo del BMW Serie 4 Gran Coupé es algo más ancho que en el Coupé de dos puertas. También se conservan otros rasgos distintivo de los nuevos modelos deportivo de BMW como las ventanillas sin marcos, los air curtains y los air breather situados tras los pasos de rueda delanteros.

bmw-serie-4-gran-coupe-prueba-3

Digamos que estos son los rasgos generales de esta bella berlina coupé, unos rasgos generales que podemos salzonar a través de los distintos paquetes que nos ofrece el fabricante alemán como ya hace con otros modelos como por ejemplo el BMW Serie 5 que probamos hace escasos días. Para adornar la silueta contamos con tres líneas de acabados: Modern, Sport y Luxury. Estas afectan a la forma y color de la parrilla ovoide doble y de las entradas de aire, a los air breather y a la carcasa de los espejos retrovisores, a los listones embellecedores en faldones y en los umbrales de las puertas y a las llantas, así como a ciertos elementos del interior.

Pero si queremos maximizar la imagen deportiva de nuestro coche todavía podemos optar por el paquete M Sport, por algo menos de 1.000 euros, que saca a relucir el lado más dinámico y deportivo de esta berlina coupé gracias a un conjunto de paragolpes deportivos, llantas de aleación ligera de 19 pulgadas y colores especiales.

bmw-serie-4-gran-coupe-prueba-8

Si pasamos al interior pocos son los detalles diferenciadores que podamos contarte con respecto al diseño y a los materiales empleados, ya que es un calco a lo visto en el BMW Serie 4 Coupé y Cabrio. Es decir, el interior está bien rematado, con buenos ajustes y con materiales de calidad, y el diseño tiende también a la horizontalidad con un salpicadero que premia al conductor con cierta inclinación hacia él. Mención especial para el volante deportivo que nos acompaña, de dimensiones perfectas, diámetro y grosor, aunque nos deja un poco fríos cuando nos da por tocar las zonas de color gris que intenta imitar al metal.

Dejando todo esto a un lado, lo realmente interesante es saber qué ocurre en las plazas traseras. El propio fabricante cataloga al modelo como un 4+1, de este modo puedes hacerte un clara idea de que espacio, precisamente, no sobra (un Serie 3 es más espacioso). El acceso a las plazas posteriores es un mundo aparte comparado con el modelo Coupé de dos puerta, también estuvo presente en la presentación al igual que el cabrio, siendo bastante más fácil y cómodo. Hay suficiente espacio para las rodillas y dos personas viajarán cómodas, sin estrecheces, a menos que sean de una estatura considerable.

prueba-bmw-serie-4-gran-coupe-31

A pesar de los esfuerzos de BMW, de la mayor altura de este modelo y de la mayor longitud de la línea del techo, lo cierto es que un tipo como yo, 1,87 metros, no tenía el suficiente espacio para la cabeza. Todo no se puede tener y en este caso tendrás que elegir, ya que la forma aquí prima sobre la función, aunque no es poca. Para una paraje joven con niños pequeños, y no tan pequeños, es una perfecta opción, pero si por el contrario tienes que viajar con gente de una envergadura generosa, mejor que pidas el catálogo del BMW Serie 3.

Pero ojo, no pienses por este hecho que de maletero anda escaso. El BMW Serie 4 Gran Coupé dispone de un maletero amplio, con suelo plano, de formas cúbicas muy aprovechables y con distintas soluciones de cargas. Dispone de 480 litros (+ 35 litros con respecto al 4 Coupé) de capacidad, es decir, igual que un BMW Serie 3, pero a cambio emplea un portón de gran apertura que te pone las cosas fáciles a la hora de cargarlo y que, además, cuenta de serie con apertura y cierre eléctrico. Si eres de los que acostumbras a utilizarlo a fondo, quizás te convenga sistema Smart Opener que permite abrir el portón con un simple movimiento de pie.

También es posible abatir la segunda fila de asientos en relación de 40:20:40 dejando un piso totalmente plano con una capacidad de nada menos que 1.300 litros.

bmw-serie-4-gran-coupe-prueba-6

BMW 420d y 428i xDrive, a prueba

Una vez vistas las diferencias con sus hermanos de gama y la habitabilidad posterior, toca ver hasta qué punto este BMW Serie 4 Gran Coupé ha heredado los genes de su hermano BMW Serie 4 Coupé. Para tal menester, la organización puso a nuestra disposición varias unidades, todas ellas con el cambio automático de 8 relaciones, aunque nosotros solo pudimos subirnos a bordo del 420d y del 428i xDrive, así como dos rutas totalmente opuestas para comprobar qué tal se desenvuelve el nuevo modelo del fabricante alemán. Adelanto que la primeras sensaciones fueron buenas.

La primera ruta nos llevaba hasta la ciudad de Cuenca por autovías. En esta primera travesía viajamos a bordo del 428i xDrive. El funcionamiento de este bloque ya nos enamoró anteriormente cuando lo pudimos probar en la Serie 3 de BMW. Tiene un empuje contundente, pero progresivo, aunque asociado a la caja de cambios automática de 8 relaciones parece algo más civilizado. Con 245 caballos y 350 Nm de par consigue que el cero a cien caiga en 6 segundos, 0,2 décimas más lento que el modelo manual. Además el consumo medio homologado es muy ajustado, 6,7 litros.

bmw-serie-4-gran-coupe-prueba-2

A pesar de contar con puertas sin marco, la insonorización está muy lograda y los ruidos aerodinámicos y de rodadura son realmente bajos, a no ser que aumentemos el ritmo de manera considerable, algo normal por otra parte. En modo Eco Pro contamos con una función llamada modo de conducción por inercia que desconecta la transmisión del motor cuando circulamos en llano o en pendiente y solicitamos poco potencia, reduciendo de este modo el consumo. Funciona realmente bien, apenas lo percibes y basta con pisar levemente el pedal derecho para que se vuelva a acoplar la transmisión de manera imperceptible.

Cuando circulamos por una pendiente pronunciada si pisamos el pedal del freno también se acopla la transmisión para ayudar a la frenada con el freno motor. Creo que si el coche detecta que estamos ganando demasiada velocidad no vuelve a desconectar la transmisión para intentar mantener la velocidad. La segunda ruta transcurrió por un paraje totalmente opuesto,  por carreteras nacionales, con bastantes curvas en algunos tramos y con firmes de todo tipo. Este trayecto lo realizamos con el BMW 420d Gran Coupé. Este modelo se conforma con un bloque de 2.0 litros y 184 caballos que le valen para vencer el cero a cien en 7,5 segundos y homologar un consumo de 4,1 litros para recorrer 100 kilómetros.

bmw-serie-4-gran-coupe-prueba-5

Durante este último trayecto afrontamos tramos de curvas con un firme bastante roto que me sirvió para valorar el logrado compromiso de la suspensión. No se muestra tan blanda y cómoda como en un Serie 5, pero era capaz de digerir las irregularidades de una forma asombrosa, a la par que controla la carrocería del coche para permitirnos un paso por curva rápido y estable manteniendo siempre las ruedas en contacto con la carretera, evitando incómodos rebotes que pusiesen a prueba al control de tracción y estabilidad. La dirección en modo sport cuenta con un buen peso, es directa pero de comunicativa no tiene mucho.

Enlazar una y otra curva supone divertirse con el fantástico cambio automático de 8 relaciones desarrollado por ZF. No disponíamos de levas en el volante, teníamos que cambiar al más puro estilo rally con el selector del cambio. Una gozada quitar y meter marchas, ya que actúa rápido y solo piensa por ti cuando pisamos a fondo el acelerador haciendo la función de Quick Down. Pero lo mejor es un morro incisivo, que se inscribe con facilidad y ligereza en las curvas, aunque si bien es cierto que inicialmente tiende al subviraje cuando superamos los límites.

Ahora solo queda esperar al BMW M4 Gran Coupé.

bmw-serie-4-gran-coupe-prueba-7

Gama BMW Serie 4 Gran Coupé diésel

  • BMW 418d Gran Coupé 39.950 euros
  • BMW 420d Gran Coupé 42.350 euros

Gama BMw Serie 4 Gran Coupé gasolina

  • BMW 420i Gran Coupé 39.350 euros
  • BMW 428i Gran Coupé 44.350 euros
  • BMW 435i Gran Coupé 55.650 euros

Todas estas versiones pueden asociarse al cambio automático de 8 relaciones y convertidor de par y también al sistema de tracción total xDrive, salvo el BMW 418d Gran Coupé. A partir de este verano, la gama de motores sufrirá una ampliación.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *