Prueba Citroën C4 Shine diésel 130 CV Auto 8v (con vídeo)

Prueba Citroën C4

Citroën lanzaba hace unos meses la nueva generación del Citroën C4 con muchísimos cambios en el modelo. Sin duda alguna, el compacto francés llama la atención por su diseño, pero también en materia de tecnología, utilizando la plataforma CMP. De hecho, incluso está disponible una variante completamente eléctrica. Además, se fabrica en España para todo el planeta.

Sin más preámbulos, os doy la bienvenida a esta prueba con vídeo del Citroën C4. Nos hemos decantado por el acabado Shine (tope de gama) y el motor diésel 1.5 BlueHDi de 130 CV con cambio automático. El precio de partida del coche es de 19.120 euros. ¡Comenzamos!

El Citroën C4 destaca por su estilo propio

Estéticamente el nuevo C4 es muy característico, con un diseño muy personal. Preside el frontal el logo de los dos chevrones y de sus extremos nacen unas líneas cromadas que se extienden para dar vida a las luces diurnas. Más abajo tenemos los proyectores LED principales.

Pese a ser un turismo, quiere aparentar ser un crossover y por ello no faltan protecciones inferiores marcadas en negro, que en este caso se combinan con algunos detalles opcionales en rojo.

El lateral tampoco pasa desapercibido por las formas de su silueta, con una caída del techo suave, los marcados arcos de rueda y esas taloneras que portan un toque de robustez. Las llantas oscuras son muy cerradas para mejorar la aerodinámica. Son de 18 pulgadas pero no abusan de un neumático excesivamente ancho para garantizar la eficiencia.

Prueba Citroën C4 trasera

Mide 4,35 metros de largo, 1,80 de ancho y 1,52 alto, mientras que la distancia entre ejes es de 2,67 metros.

La distinción continúa en la parte posterior con este spoiler que divide la luneta en dos o el curioso estilo de los pilotos traseros que la marca francesa ha otorgado a este nuevo Citroën C4. Del mismo modo, el paragolpes también está muy marcado, especialmente en los extremos laterales y en la parte baja, donde se deja ver una salida de escape real. Y ahora nos pasamos al interior.

Correcto en calidad, pero con unos asientos espectaculares por comodidad

A la hora de acceder al habitáculo hay que tener en cuenta que el estribo queda algo elevado, por lo que hay que levantar el pie un poco más de lo habitual. Yo me he adaptado rápido, pero considero que no será precisamente una ventaja para personas mayores o con baja movilidad.

Prueba Citroën C4 asientos

Una vez dentro, probablemente lo más destacable sean los asientos. Son los más cómodos que he probado en los últimos años, con un mullido perfecto y bastante anchos. Claro, que hay que tener en cuenta que la sujeción lateral es escasa. Estos son opcionales con tapizado en cuero, calefacción y algunos ajustes eléctricos además de una función masaje bastante básica.

Si seguimos, tenemos un volante multifunción que no me ha terminado de convencer por ser achatado tanto por arriba como por abajo. A través del aro vemos una pequeña pantalla que hace de cuadro de instrumentos. La velocidad y las marchas se ven bien, pero por ejemplo el cuentarrevoluciones es muy pequeño y no se puede ver a la vez que otros datos, como el consumo… Más arriba tenemos el Head-Up Display que se proyecta sobre un plástico, aunque siempre es de buena ayuda.

El infotainment sigue siendo una tarea pendiente

Prueba Citroën C4 salpicadero

En el centro del salpicadero nos encontramos la pantalla principal de infoentretenimiento de 10 pulgadas. Como es habitual en estas marcas ex-PSA, el sistema no es de los mejores porque los gráficos son un tanto pobres y porque la fluidez y manejo son lentos. Además, no aprovecha toda la superficie para el navegador.

Tampoco es que la cámara de marcha atrás sea de buena calidad. Al menos en este coche se ha separado totalmente el climatizador, manejándose desde unos sencillos e intuitivos mandos.

Más abajo tenemos una superficie de carga inalámbrica, dos tomas USB y otro hueco más con una bandeja que se puede levantar para dividir el espacio y ocultar, por ejemplo, la cartera o unas llaves. Y ya que hemos hablado de huecos, este Citroën C4 está muy conseguido en ese aspecto. En la galería podéis ver las dos guanteras del lado derecho, y hay buenos espacios en las puertas o en este cofre central bajo el reposabrazos, además de los posavasos con persiana.

Prueba Citroën C4 carga inalámbrica

A nivel de acabado no es que destile un altísimo nivel, pues no recurre a materiales de calidad top, pero sí parece estar bien ensamblado en la mayoría de zonas y resulta agradable al tacto. De hecho, hay algunas zonas mullidas. Como siempre, la parte negativa es que tenemos acabados en plástico negro brillante en el volante y zona central, ensuciándose muchísimo.

Bien de espacio, aunque el diseño exterior condiciona detrás

Y si hablamos de espacio aquí delante, pues nos encontramos con lo habitual en un coche del segmento C. Adultos de prácticamente cualquier talla podrán ir bien a gusto en estas plazas delanteras.

Las plazas traseras tienen un par de aspectos mejorables. Lo primero, el estribo también está ligeramente elevado y como el techo es un poco bajo hay que forzar un pelín la postura al entrar. No es exagerado, pero para personas mayores deberíamos de tenerlo en cuenta.

Prueba Citroën C4 plazas traseras

Una vez dentro, el otro punto mejorable es que el espacio para la cabeza no es demasiado amplio en comparación con el resto de cotas. Las formas de la carrocería repercuten en el habitáculo y aquí nos roba unos centímetros de margen, que si mides algo más de 1,80 echarás de menos. En cambio, para rodillas y pies hay bastante más margen.

Por último en este apartado, tenemos salidas de aire centrales, tomas USB, revisteros en los asientos y reposabrazos central con posavasos. Ni que decir tiene que el mullido de los asientos es igualmente muy agradable y cómodo para viajar.

Veamos el maletero del Citroën C4

Maletero Citroën C4

Abrimos el portón y nos reciben 380 litros de maletero. Para su tamaño exterior, es cierto que podría ser un poquito más grande, pero no está mal. Es la misma capacidad que homologan los Seat León y VW Golf, por ejemplo, y en este caso se ve más útil y práctico por la mejor boca de carga.

También tenemos piso a doble altura, compartimentos laterales y los asientos se pueden tumbar en 60:40 contando con esa trampilla central para transportar esquís u otros objetos finos y largos.

Motores gasolina, diésel y eléctrico, tú eliges

Pasando ya a la oferta mecánica, el nuevo Citroën C4 se vende con motores gasolina de 100, 130 y 155 CV, y diésel de 110 y 130 CV. Hay variantes tanto manuales como automáticas, pero la tracción siempre es al tren delantero. La principal novedad es la llegada de un Citroën e-C4 eléctrico, con batería de 50 kWh, 136 CV y unos 350 km de autonomía homologada.

Prueba Citroën C4 1.5 BlueHDi 130 CV diésel automático 8v

Para nuestra prueba nos hemos decantado por un motor interesante si vamos a hacer muchos kilómetros. Esta unidad trae el 1.5 BlueHDi turbodiésel de 130 CV y cambio automático de 8 marchas. Da su potencia máxima a unas 3.750 rpm y el par máximo de 300 Nm se ofrece desde apenas 1.750. Homologa un consumo de 4,6 l/100 km y puede cubrir el 0 a 100 en unos 9,5 segundos. Y ahora, ¡a conducir!

Al volante del Citroën C4

Si algo hay que destacar por encima de todo es el confort. Sí, hay ruidos del motor diésel especialmente al acelerar y a alta velocidad también hay algún leve ruido aerodinámico, pero por chasis creo que nunca había conducido un coche “asequible” tan cómodo como este C4.

Prueba Citroën C4 diésel

Esta suspensión con amortiguadores hidráulicos progresivos de la que tanto presume Citroën es realmente interesante si buscas mucho confort en tu coche. Comparado con cualquiera de sus rivales, pasa los baches sin apenas inmutarse, sin dar golpes secos en ningún momento. A que no notemos esas irregularidades del asfalto también ayuda el cómodo mullido de los asientos.

Como es lógico, si habitualmente conduces de forma alegre o te gusta dar las curvas a buen ritmo, el C4 puede decepcionarte. En esas circunstancias, la carrocería balancea y cabecea algo más de lo habitual, no transmitiendo gratas sensaciones. No está pensando para eso, desde luego, pero no significa que pierda la línea fácilmente, pues se comporta de forma noble y segura.

Sí, es ruidoso, pero lo compensa con suficiente par

Respecto al motor, como decíamos antes es un diésel y es un tanto ruidoso, pero mueve con suficiente soltura al C4 y permite ir desahogado incluso con varios ocupantes. Opino que es una mecánica a tener en cuenta si vamos a viajar bastante, especialmente si lo haremos cargados. Del consumo os hablaré unos párrafos más abajo, pero ya os anticipo que ha sido muy bueno.

Prueba Citroën C4 Shine diésel

En este caso se combina con el cambio automático de 8 marchas. Es suave y casa perfectamente con el planteamiento del coche, pero hay dos cosas que me gustaría mencionar.

Primero que hay que dejar pulsado el botón más de lo deseado para que pase de R a D, por ejemplo, ralentizando las maniobras cuando llevamos prisa. Y segundo, que como el motor diésel tiene tanto par, no es fácil medir con él al aparcar en cuesta. En el lado positivo, casi siempre acierta con la marcha ideal y tenemos levas para preparar los adelantamientos.

Debido a su diseño exterior, la visibilidad hacia la parte posterior no es demasiado amplia, aunque por el espejo central se aprecia mejor de lo que en un primer momento podríamos pensar. También tenemos sensores de aparcamiento y cámara trasera, pero su calidad no es tan buena como nos gustaría, especialmente en la oscuridad.

¿Consumos? ¡Un mechero!

Prueba Citroën C4 pantalla cuadro de instrumentos

Vamos dejando las sensaciones a un lado y pasamos al apartado de consumos. Estamos con un compacto diésel de 130 CV y cambio automático, con carrocería ligeramente elevada. ¿Cuánto gasta este coche? Pues es un mechero, la verdad.

Conduciendo a un ritmo normal, que es a lo que invita el Citroën C4, por autovía y autopista ronda los 4,8 l/100 km, que está francamente bien. En ciudad será raro verlo por encima de 6,5 y durante toda esta prueba el mixto se ha situado en 4,8 litros, habiendo hecho bastante carretera, pero es un dato muy, muy bueno.

Conclusiones

Vamos rematando y he de decir que el Citroën C4 me ha parecido un coche muy interesante. No lo niego, me ha sorprendido. Tiene sus cosas a mejorar, como la calidad del infoentretenimiento, el cuadro de instrumentos, las cámaras exteriores o el sonido del motor diésel, pero por lo demás, muy poco que reprochar.

Prueba Citroën C4 luces traseras

Cuenta con un diseño distintivo, es amplio en el interior salvo por el espacio para la cabeza en la segunda fila, tiene un maletero correcto y es un coche comodísimo tanto para viajar como para callejear y además gasta realmente poco. Por supuesto, viene a la orden del día en cuanto a asistentes de conducción, como la frenada de emergencia automática, el control de crucero adaptativo o la ayuda al mantenimiento de carril entre otros.

Justo debajo de este párrafo os dejamos los equipamientos y precios de cada versión, pero por hablar de esta unidad concreta, al llevar algunos opcionales como el color, los añadidos en rojo, el techo solar, los asientos de cuero eléctricos y algún que otro extra más se va a los 29.500 euros aproximadamente. Sí, es un tanto elevado, aunque como venimos diciendo últimamente, los precios se están disparando en todas las marcas desde hace unos años.

Principales equipamientos del Citroën C4

Prueba Citroën C4 detalle delantero

Live Pack

  • Aire acondicionado
  • Alerta de salida de carril
  • Detector de fatiga
  • Alerta de colisión
  • Reconocimiento de señales
  • Pantalla táctil de 10 pulgadas con bluetooth, Android Auto y Apple CarPlay
  • Retrovisores eléctricos y calefactables
  • Kit antipinchazos
  • Tiradores de las puertas en negro
  • Carcasas de los retrovisores exteriores en negro
  • Llantas de acero con tapacubos

Feel (añade)

  • Freno de estacionamiento eléctrico
  • Climatizador automático bizona
  • Pack color negro brillante
  • Llantas de 18 pulgadas
  • Retrovisores exteriores en negro brillante
  • Faros antiniebla delanteros
  • Luces diurnas de LED

Feel Pack (añade)

  • Sensores de aparcamiento traseros
  • Cámara de 360 grados
  • Citroën Connect NAV
  • Llantas de aleación de 18 pulgadas diamantadas
  • Función cornering en faros de antiniebla delanteros
  • Tiradores de las puertas en color de la carrocería
  • Head-Up Display

Shine (añade)

  • Alerta de riesgo de colisión (vídeo+radar)
  • Pack Color gris texture
  • Acceso y arranque manos libres
  • Sensores de aparcamiento delanteros
  • Vigilancia de ángulo muerto
  • Lunas traseras oscurecidas
  • Retrovisor interior electrocromático

Precios Citroën C4

Prueba Citroën C4 Shine lateral

Motor Cambio Acabado Precio
Motor Cambio Acabado Precio
PureTech 100 Manual 6v Live Pack 19.120 €
BlueHDi 110 Manual 6v Live Pack 19.820 €
Eléctrico 136 CV Automático Feel 33.470 €
PureTech 100 Manual 6v Feel 20.370 €
PureTech 130 Manual 6v Feel 20.470 €
BlueHDi 110 Manual 6v Feel 21.070 €
Eléctrico 136 CV Automático Feel Pack 34.470 €
PureTech 130 Manual 6v Feel Pack 22.720 €
BlueHDi 110 Manual 6v Feel Pack 23.320 €
PureTech 130 Automático 8v Feel Pack 24.220 €
BlueHDi 130 Automático 8v Feel Pack 25.820 €
Eléctrico 136 CV Automático Shine 35.720 €
PureTech 130 Manual 6v Shine 23.570 €
PureTech 130 Automático 8v Shine 25.270 €
PureTech 155 Automático 8v Shine 26.670 €
BlueHDi 130 Automático 8v Shine 26.870 €
Precios según el configurador de Citroën España.

Opinión del editor

Citroën C4
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4.5 estrellas
19.120 a 35.720
  • 80%

  • Citroën C4
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación:
  • Diseño exterior
    Editor: 85%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 80%
  • Plazas delanteras
    Editor: 85%
  • Plazas traseras
    Editor: 75%
  • Maletero
    Editor: 75%
  • Mecánica
    Editor: 75%
  • Consumos
    Editor: 95%
  • Confort
    Editor: 95%
  • Precio
    Editor: 75%

Pros

  • Comodidad de suspensión y asientos
  • Diseño diferenciado
  • Consumos muy ajustados en motor diésel

Contras

  • Sistema de infoentretenimiento
  • Visibilidad posterior
  • Altura en las plazas traseras

Galería Citroën C4

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.