Prueba Ford Fiesta ST200: el definitivo

Prueba Ford Fiesta ST200

Es sorprendente como Ford ha conseguido perfeccionar un producto tan redondo como el Ford Fiesta ST “normal” que probamos hace tres años. El actual Fiesta está a punto de finalizar su vida comercial y lo hace a lo grande, con una serie limitada capaz de poner los pelos de punta a cualquier apasionado del motor. Son pequeños retoques aparentemente poco importantes por separado: un poco de potencia extra por aqui, una suspensión retocada por allá…, pero el cóctel de todos los cambios insuflan un excitante chute de deportividad al ya de por sí interesante Fiesta ST. Por eso este Ford Fiesta me ha parecido… el definitivo.

Estética conocida

Prueba Ford Fiesta ST200 storm grey

Exteriormente, salvo por la pintura exclusiva Storm Grey y las llantas pintadas en negro mate con decoración plata, no hay apenas diferencia con el Fiesta ST normal. Únicamente el logo ST200 del portón declara que estamos ante una serie limitada.

En el interior, afortunadamente la marca ha mantenido todo lo bueno del coche, destacando unos magníficos asientos Recaro que ayudan a fundirnos con el coche en los tramos de curvas, a la vez que filtran lo suficiente para mantener el confort en los viajes largos. Al igual que en el exterior, solo un par de logos “ST200” y algunas decoraciones extra respecto al modelo base nos recuerdan que no se trata de un ST “normal”.

Prueba Ford Fiesta ST200 logo
Debido a que la carrocería y el habitáculo es prácticamente idéntico al ST que ya no conocemos (puedes leer aqui la prueba del Ford Fiesta ST), me permito el lujo de pasar directamente a la acción. Una vez que el coche arranca, se acabaron las igualdades…

Este coche sienta como un guante

Prueba Ford Fiesta ST200 asientos Recaro

Adaptarse al puesto de conducción-pilotaje del coche lleva pocos segundos. La posición es excelente: desde el apoyo firme para el pie izquierdo hasta la disposición de los pedales de aluminio cepillado, pasando por un volante de grosor muy acertado sin olvidar los impresionantes asientos Recaro (no me canso de nombrarlos). Todo está pensado para el máximo disfrute del conductor y vaya que si lo logra, teniendo en cuenta con la carrocería de un utilitario tampoco se pueden obrar milagros y  es imposible transladarte a la posición de conducción de un Porsche 911 (por ejemplo). El tacto de los mandos es directo, mecánico, tirando a durillo, robusto… ¡me gusta!

Un utilitario práctico para el día a día

Prueba Ford Fiesta ST200 (2)

Es viernes por la tarde y acabo de recoger el coche en las instalaciones de Ford España. Aprovecho para hacer cuatro compras en un centro comercial cercano y me dirijo por la autovía a casa… si conduces con normalidad, el Fiesta ST200 se comporta como cualquier utilitario. Arranque por botón, un sonido de motor simpático, un tacto de embrague algo más directo, una suspensión que digiere algo peor de lo normal los badenes… nada fuera de lo normal. Al menos hasta que hundes el pie derecho en la primera incorporación de la autovía y tras estirar 3 marchas te sientes catapultado a velocidades ilegales mientras el “sonido simpático” se ha convertido en un sinfónico bramido.

Potencia a raudales en carretera abierta

Prueba Ford Fiesta ST200

Quizá el Fiesta ST de 182CV mostraba sus mayores carencias en autovía y carreteras de primer orden, donde la potencia “pura” manda. Esta versión cuenta con 200CV que se convierten en 215CV durante 20 segundos gracias a la función Overboost, lo que unido a una caja de cambios de desarrollo más corto se traduce en unas recuperaciones y adelantamientos apreciablemente más agiles. La evolución va más allá que las cifras puras, puesto que la potencia máxima se obtiene a un régimen mayor y el par máximo a un régimen menor; es decir, hay más potencia disponible en cualquier situación, en un rango más amplio de revoluciones. Y eso se nota más que hablar de un puñado de caballos.

El coche tiene tantos bajos que puedes rodar en sexta tranquilamente con una capacidad de recuperación muy interesante. La mencionada “función overboost” tiene un planteamiento cuanto menos curioso: funciona durante 20 segundos, pero si levantas el pie del acelerador se “resetea” el reloj y vuelve a estar disponible otros 20 segundos. Teniendo en cuenta que arrancando desde parado, en 20 segundos habremos alcanzado aproximadamente 180 km/h, y que en cada cambio de marcha habremos levantado el pie del acelerador… Quiero decir que en la práctica el overboost funciona siempre, nunca he llegado a notar que “cortase”. Imagínate por un momento donde podría ir a parar tu carnet si circulando a 120 km/h en autovía pisas a fondo sin contemplación durante 20 segundos y los 215CV se emplean a fondo en empujar el coche… por cierto, la velocidad máxima son 230km/h.

Prueba Ford Fiesta ST200

Aparte de los retoques de motor, aqui salen a relucir otras de las pequeñas modificaciones que Ford ha introducido en este pequeño misil: una dirección con más autocentrado (mejora la estabilidad en linea recta a alta velocidad) y una amortiguación teóricamente más capaz. El resultado es un mayor aplomo en vías rápidas.

Sobresaliente en zona de curvas

Me imagino que no descubro nada nuevo si te digo que el Fiesta ST200 se encuentra en su hábitat favorito con la carretera plagada de curvas. Aqui es donde podremos disfrutar una y otra vez hasta el corte del adictivo sonido que llega al habitáculo a través del Sound Symposer. Donde podremos disfrutar de un impresionante reglaje de chasis. Donde forzar apoyos salvajes en cada curva. Donde notaremos como el coche se pone a tres ruedas sin descomponer la trayectoria. Donde confirmar que la dirección de 2,3 vueltas de volante entre topes resulta increíblemente directa. Donde podrás llevarlo con la precisión de un cirujano o juguetear endiabladamente con su zaga.

Prueba Ford Fiesta ST200 carretera

No hace falta rodar muchos kilómetros para observar que la conducción del Fiesta ST200 sigue siendo “de manual”. Curiosamente, no me ha parecido mucho más exigente que el ST de 182CV aunque las reacciones sin son apreciablemente más directas. Además el ESP tiene un tarado aún más permisivo que en el citado modelo, con lo cual puedes llegar a cruzadas bastante simpáticas sin necesidad de conducir como un troglodita a golpe de volante.

Prueba Ford Fiesta ST200 (27)

El Fiesta ST200 permite disfrutar en todos y cada uno de los trayectos de curvas que nos encontremos, ya que no es especialmente sensible a carreteras muy bacheadas, situación en la que otros coches similares se muestras secos, rebotones e incluso peligrosos. Ford ha detallado parte de las modificaciones introducidas en el ST200: habla de revisada amortiguación, barra estabilizadora delantera 3mm más gruesa y eje torsional 27% más rigido. Sinceramente, si un utilitario con esquema de suspensión clásico (McPherson delantero, ruedas tiradas traseras) puede moverse así de bien, quien necesita complejos sistemas multibrazo.

Un consumo razonable

Prueba Ford Fiesta ST200 interior

Pese a lo que diga el ciclo de homologación, no te voy a engañar diciendo que el coche consume poco más que su hermano pequeño bicilíndrico. La cifra homologada son 6,1 litros a los 100 km, siendo factible rondar los 7 litros reales en autovía mientras que en ciudad dificilmente bajaremos de 9 litros. A un ritmo “alegre” sin llorar cada vez que pisamos el acelerador y sin exprimir continuamente todo lo que puede darnos pasaremos por surtidor con una media de 8,4 litros aproximadamente con un uso agradable y real. En conducción muy rápida por carreteras retorcidas sin pasar de 4º marcha podremos superar los 12 litros de media, pero puede disfrutarse mucho el coche sin la necesidad de llegar a estas cifras.

Conclusión

Prueba Ford Fiesta ST200 burn out

El Ford Fiesta ST200 es ahora mismo, para mi gusto, el utilitario deportivo del momento. Tiene todos los ingredientes necesarios para encandilar a cualquier quemado del mundo del motor, sin resultar hostil para conductores menos exigentes que no estén dispuestos a llevar el cuchillo entre los dientes. El Fiesta ST200 tiene su mayor enemigo en casa, y se llama Fiesta ST 182CV. Sabemos que esta versión especial no ha sido fabricada pensada en ser superventas, pero la diferencia de precio se me antoja demasiado grande para las diferencias que ofrece. Teóricamente este coche tiene un precio de tarifa de 26.000€, aunque según el configurador de Ford te lo puedes llevar por 20.500€. Será cuestión de hacer números y poner una de estas dos joyas en el garage.

Opinión del editor

Ford Fiesta ST200
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4.5 estrellas

    • Ford Fiesta ST200
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 13 de marzo de 2017
    • Diseño exterior
      Editor: 85%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 80%
    • Plazas delanteras
      Editor: 95%
    • Plazas traseras
      Editor: 80%
    • Maletero
      Editor: 80%
    • Mecánica
      Editor: 95%
    • Consumos
      Editor: 80%
    • Confort
      Editor: 70%
    • Precio
      Editor: 75%

    Resumen: El Ford Fiesta ST200 tiene todos los ingredientes de un mini-deportivo: tacto directo, comportamiento muy ágil, motor potente y sonido embriagador. Sin duda un coche muy interesante con fuerte contenido pasional.

    Pros

    • Comportamiento ágil
    • Tacto deportivo y directo
    • Sonido embriagador

    Contras

    • Estética muy parecida al Fiesta ST "normal"
    • Precio de tarifa

    Galería de imagenes Ford Fiesta ST200

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *