Prueba gama SUV Skoda: los Karoq y Kodiaq se crecen en campo abierto

Haciendo un símil educativo entre Skoda y un estudiante podríamos enumerar de ella los siguientes adjetivos: trabajadora, comedida, perfeccionista y con visión de futuro. En la parte menos positiva podríamos apuntar que es algo más clásica en su forma de “vestir” que el resto de sus compañeros. Pero oye, esta cualidad no debe ser vista como algo negativo, y menos cuando goza de un buen nivel de popularidad.

Gracias a este conjunto de virtudes, han logrado que en lo que llevamos de año la gama SUV Skoda alcance el 18 por ciento de cuota en el mix de ventas mundial de la marca. Por ello, aprovechando que ha llegado la versión con 7 plazas y las terminaciones Sport Line y Scout a la gama Kodiaq, nos han invitado para que pongamos a prueba las cualidades dinámicas y off road de éste y su hermano menor, el nuevo Karoq.

Skoda Karoq, efectividad en campo aún con tracción 4×2

El Karoq fue último modelo que se ha incorporado a la gama SUV Skoda haciéndolo con argumentos más que sólidos ante el resto de rivales del segmento. Hace un mes mi compañero Diego López pudo poner a prueba el Skoda Karoq equipado con la nueva mecánica gasolina 1.5 TSI Evo 150 CV unida a la caja de cambios automática DSG de 7 relaciones y terminación Style.

En las pistas de pruebas que Skoda había seleccionado entres las localidades leridanas de Cervià y El Cogul (en la comarca de Las Garrigas) pudimos comprobar cómo se desenvolvía la unidad que habíamos seleccionado. En este caso, para comprar con la unidad probada anteriormente elegimos la misma mecánica y terminación, aunque asociada a la precisa caja de cambios manual con 6 relaciones.

El comportamiento en campo del Skoda Karoq, a pesar de ser un tracción 4×2 y contar con 17,2 centímetros de altura libre al suelo es más que correcto. Pudimos circular por pistas rotas, embarradas y en mal estado de forma sencilla y sin atisbar posibilidad de quedar atascados. La única pega que podría poner al conjunto probado es que en fuertes repechos (recalco fuertes repechos) la respuesta a bajas revoluciones del motor no daba sensación de ofrecer los 150 CV y 250 Nm de par máximo prometidos en la ficha técnica.

La razón que podemos dar para explicar esta sensación es que el tamaño de la llanta de aleación y tipo de neumático no era el más adecuado para este menester, haciendo que el rendimiento de la mecánica quedara atenuado. En todo caso, el comportamiento de las suspensiones fue ejemplar, pues la capacidad de absorción y bacheo permite que los pasajeros no sufran al pasar por encima de rotos y quebrados.

Una vez pasamos a circular por carretera abierta el comportamiento dinámico y estabilidad del Skoda Karoq están fuera de toda duda. Cierto es que el peso y centro de gravedad, más elevados que en un turismo convencional, condicionan un paso rápido por curvas cerradas. En cambios de apoyo, se siente menos ágil que su primo Seat Ateca aunque es más dinámico que los Nissan Qashqai, Kia Sportage o Hyundai Tucson. Un punto fuerte es que permite elegir entre varios modos de conducción (Eco, Normal, Sport, Individual y Snow) notándose la diferencia entre ellos.

Skoda Karoq, diseño sencillo, calidad y espacio como estandarte

Si pasamos al interior del Skoda Karoq encontramos el típico puesto de mandos y habitáculo al que la marca checa nos tiene acostumbrados. Materiales sencillos y de calidad recubren el salpicadero y las zonas que mayor uso tienen. La decoración en dos tonos (negro-beige) aporta al interior un plus de refinamiento y calidad, pues le asemeja a modelos de mayor precio y abolengo.

La distribución de mandos y controles es muy clara y sencilla de memorizar pues todo queda a mano del conductor y copiloto. La pantalla central táctil corona el salpicadero con 9,2 pulgadas de tamaño y está asociada al sistema de infoentretenimiento Columbus, el más completo que ofrece Skoda en la gama Karoq. Con todo, es uno de los más sencillos e intuitivos de los que he podido probar, superando al que montan los Nissan Qashqai o Peugeot 3008.

Las ayudas activas a la conducción intervienen de forma suave sobre el volante y los pedales. En todo caso, en conducción off road cuando la cámara y sensores se ensuciaban daban falsos avisos, creando algo de confusión por la posible proximidad de algún obstáculo no avistado. Para controlar este arsenal tecnológico podemos hacer uso de los botones táctiles o control gestual de la pantalla, los mandos situados en el volante o el control por voz.

El espacio disponible en el habitáculo del Skoda Karoq es de los más amplios contando, de forma opcional, con el sistema modular de asientos VarioFlex. Con esta configuración, las plazas traseras son independientes pudiendo regularse las exteriores en longitud (15 centímetros). Gracias a ello, ofrece espacio suficiente para que ocupantes de hasta 1,85 metros de altura puedan acomodarse de forma holgada.

El capacidad de carga del maletero oscila entre los 479 litros con los asientos situados en la posición más retrasada y los 1.810 litros contando sólo con las dos delanteras. A todo ello hay que añadir las soluciones Simply Clever como el Jumbo Box que añade un efectivo y aprovechable hueco porta objetos entre los asientos delanteros o el paraguas integrado en las puertas.

Por último, el Skoda Karoq será el primer modelo de la firma checa en incorporar el cuadro de instrumentos digital configurable que han ido adoptando varios modelos en el Grupo Volkswagen. Estará disponible a partir del segundo semestre de este año, ofreciendo las mismas prestaciones y posibilidades de personalización que por ejemplo el Seat León o Volkswagen Golf.

Skoda Kodiaq, con los Scout y SportLine va un paso más allá

2016 fue muy importante para Skoda, pues llegaba a la gama el Kodiaq. Este SUV, posicionado en el segmento D, abría una nueva era en la marca pues además de ser una bocanada de aire fresco, ayudaba al veterano Yeti (en el mercado desde el año 2008) a limitar el enviste de los todo caminos de la competencia. Hace unos meses mi compañero Diego Ávila probó el Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 CV 4×4 Style dejando muy claro que el modelo checo puede mirar de tú a tú a rivales asentados, incluyendo entre ellos a algún que otro premium.

La unidad que tuvimos ocasión de probar en esta ocasión estaba movida por la misma mecánica diésel 2.0 TDI 150 CV equipada con tracción 4×4. Sin embargo, en lugar de llevar caja de cambios manual empleaba la eficiente DSG y estrenaba la terminación Sport Line.  Las impresiones que nos dejó este Kodiaq en conducción por campo son muy similares a las explicadas por mi compañero Diego, aunque ahora llegan nuevos matices y sensaciones.

Skoda Kodiaq Scout, mejorando en campo

El principal cambio que recibe el Skoda Kodiaq Scout respecto a sus hermanos de gama son unos ángulos de entrada y salida mejorados (19,1 y 16,4 grados respectivamente). Además, gracias a los 19,4 centímetros de altura libre al suelo le permiten desenvolverse en campo de forma solvente. Gracias a estos cambios y a la perfecta armonía entre motor, caja de cambios y la tracción 4×4 circular a ritmo elevado por pistas es muy sencillo y seguro.

Los modos de conducción presentes en la terminación Scout se incrementan con la adición de un modo específico para circular por campo. Cuando actuamos sobre él, la electrónica modifica parámetros como el ABS o el control de tracción (TCS), pues permite un mayor deslizamiento de las ruedas. El control de descensos es un buen aliado que se entiende a las mil maravillas con el bloqueo del diferencial, de accionamiento electrónico y rápido.

La estética es otro elemento que diferencia al Scout sobre el resto de versiones Kodiaq. En este caso cuenta con unos paragolpes rediseñados en su zona inferior que se aprecian por estar decorados en color plateado. Otro elemento que le ayuda a mejorar su comportamiento en campo son las protecciones en los bajos de la carrocería, motor, suspensiones, frenos o sistema eléctrico.

La terminación Scout se posiciona como la tope de gama y entre el equipamiento más destacado destacan:

  • Acabado Off Road
  • Llantas de aleación de 19 pulgadas
  • Asientos de Alcántara calefactables
  • 7 plazas
  • Navi Amundsen
  • Kessy Full
  • LED Ambiental
  • Pack Cromo + Barras

Skoda Kodiaq SportLine, destacando sobre asfalto

Si la variante Scout profundiza en las raíces off road del Kodiaq el Sport Line quiere representar la faz más dinámica del todo camino checo. Cierto es que el peso y el centro de gravedad (igual que ocurre en el Karoq) son mayores que en un vehículo compacto o berlina del mismo segmento, pero los cambios que han llegado a esta versión limitan los efectos “malignos” de la gravedad.

Entre ellos están un tarado de suspensión algo más duro que permite mitigar las oscilaciones de la carrocería en carreteras viradas sin comprometer la comodidad de los ocupantes. En todo caso el comportamiento dinámico del Kodiaq Sport Line está por detrás de la que exhibe el Tiguan, pero se sitúa por delante de modelos como los Hyundai Santa Fe, Kia Sorento o Mitsubishi Outlander.

La estética es otro elemento que diferencia al Sport Line sobre el resto de versiones Kodiaq. En este caso cuenta con unos paragolpes rediseñados en su zona inferior que prescinden de aristas y líneas rudas. Otro elemento que le ayuda a mejorar su estética son unos espejos retrovisores en color negro, la parrilla y barras de techo en color negro mate, unas llantas de aleación de 19 pulgadas y diseño específico o las lunas traseras tintadas.

La terminación Sport Line se posiciona en la gama entre las versiones Style y Scout teniendo como equipamiento más destacado:

  • Acabado Sport
  • Llantas de aleación de 19 pulgadas
  • Asientos Sport de Alcántara regulables eléctricamente y calefactables
  • Levas en el volante (caja de cambios DSG)
  • LED Ambiental

Skoda Kodiaq, calidad y espacio con 5 y 7 plazas de sobra

Gracias a una distancia entre ejes de 2,79 metros el espacio disponible en el habitáculo del Skoda Kodiaq es de los más amplios en su segmento. A ello hay que sumar la versatilidad de su habitáculo, pues además de poder acomodar a 5 o 7 ocupantes, cuenta con el efectivo sistema VarioFlex. Con todo el espacio disponible en su maletero oscila entre los 270 litros con siete plazas ocupadas, 630 litros con cinco o 2.005 litros sólo con conductor y copiloto.

El puesto de mandos del Skoda Karoq puede ser considerado alemán ya que recuerda al de sus primos de Volkswagen. Con todo, los materiales que recubren el salpicadero, puertas y asientos son de una calidad mayor a la que emplean algunos de sus rivales (aunque los aplique en piano black no terminan de gustarme). La disposición de mandos y controles es muy lógica y ordenada, mostrando un accionamiento sólido y de calidad.

La pantalla central táctil del sistema de infoentretenimiento Columbus cuenta con 9,2 pulgadas de tamaño. Corona el salpicadero y permite un manejo y visualización casi perfectos pues a penas hay que retirar la vista de la carretera. En todo caso, su manejo es sencillo, rápido e intuitivo pues el acceso a sus menús y pantallas es más dinámico que en los sistemas que montan rivales como los Kia Sorento o Mitsubishi Outlander.

Gama SUV Skoda, Karoq frente a Kodiaq

Antes de concluir esta prueba he de decir que mi reticencia a los SUV´s es cada vez menor (con ciertas y claras excepciones), y en parte hay que agradecérselo al buen trabajo que ha hecho la marca checa con los Karoq y Kodiaq. Dicho esto, ha quedado demostrado que en escasos dos años la gama SUV Skoda se ha vuelto importante para el mix de ventas y resultado económico de la firma.

Si tuviera que decantarme por el Karoq o el Kodiaq lo tendía complicado pues son dos modelos que, volviendo al símil académico, sacan notable en casi todos apartados medidos. Ello no implica que tengan debilidades típicas del segmento en el que se encuadran como un mayor peso, consumo de combustible o costes de mantenimiento. En todo caso, como reza el dicho “el mejor escriba hace un borrón” y la gama SUV Skoda tiene de éstos muy pocos.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.