Prueba Kia Sportage 1.6 TGDI Mild Hybrid 150 CV DCT7 GT Line

Prueba Kia Sportage

La quinta generación del Kia Sportage ya está disponible en el mercado español, suponiendo un salto enorme en todos los aspectos respecto al modelo saliente. Además, ya hemos podido probarlo en su presentación nacional, poniéndonos al volante del nuevo Kia Sportage GT Line con el motor gasolina microhíbrido 1.6 TGDI de 150 CV.

Sin duda alguna, éste es uno de los lanzamientos más importantes del año. Es un coche de los más vendidos en nuestro país y el pilar principal de Kia, que está llevando muy bien esta crisis de los microchips porque a ellos prácticamente no les ha afectado nada. No cabe la menor duda de que el nuevo Sportage va a ser un producto realmente exitoso en los próximos años.

Arriesgando y acertando en su exterior

Comenzando con el diseño exterior, queda claro que Kia ha arriesgado en la estética. Viene con un estilo muy tecnológico y llamativo con esos enormes faros delanteros, así como con las luces LED diurnas en forma de boomerang. La parrilla principal también es generosa y, como no podía ser de otro modo, el nuevo logo de KIA destaca en el borde central del capó.

Prueba Kia Sportage lateral

Mientras tanto, el lateral también tiene su punto de carácter con la posibilidad de llevar el techo en negro (de serie en GT Line). No faltan algunos detalles cromados para aportar ese estilo elegante, pasos de rueda y taloneras marcadas en negro brillo para las versiones superiores y distintos juegos de llantas comprendidos entre las 17 y las 19 pulgadas. Por cierto, fijaos en la línea de cintura tan ascendente.

Y ya en la trasera, destaca el estilo propio del Kia Sportage. El estilo lumínico posterior es totalmente nuevo, comunicándose los pilotos por una franja central no iluminada. En la zona inferior vemos una zona en negro brillante que se ensuciará con facilidad y además unas protecciones plásticas en tono aluminio para dejar claro que es un modelo SUV. Lo cierto es que se ve muy musculoso.

El Kia Sportage 2022 se ofrece en once colores para la carrocería, con el techo negro siempre para el GT Line.

Prueba Kia Sportage GT Line trasera

En cuanto a dimensiones se refiere, crece unos 30 milímetros en longitud, 10 en anchura y otros 10 en altura, por lo que las diferencias con el anterior no son grandes. Así, el nuevo Kia Sportage mide 4,52 metros de largo, 1,87 de ancho y 1,65 de alto, disfrutando de una distancia entre ejes de 2,68 metros.

El Kia Sportage tiene un interior de calidad y muy tecnológico

Si te ha parecido que por fuera cambia mucho, no te pierdas el habitáculo. Aquí dentro destaca especialmente el uso de la doble pantalla curva, combinando cuadro de instrumentos digital y la pantalla táctil de infoentretenimiento en la zona central. Las dos son de 12,3 pulgadas y tienen posibilidades de personalización, pero lo mejor es que muestran una buena fluidez y que se ven muy bien desde el puesto del conductor, que es lo verdaderamente importante.

Prueba Kia Sportage interior

Bajo la pantalla central tenemos los mandos del climatizador, que nos deja un sabor agridulce porque tenemos dos ruletas físicas pero el resto de botones son táctiles y sin respuesta háptica. Ya sabéis que bajo nuestro punto de vista el control del climatizador es mucho mejor con botones y mandos físicos. Más abajo tenemos un compartimento portaobjetos con carga inalámbrica, tomas USB y mechero.

Luego nos encontramos con una consola central algo ancha y, desgraciadamente, con toda la superficie en negro brillante para atrapar absolutamente todo el polvo y huellas dactilares del mundo. En esta misma zona se ubica el botón de arranque, el mando giratorio para gestionar la transmisión en las versiones automáticas y varios botones para seleccionar distintas funciones, como la calefacción de los asientos o los modos de conducción del coche. En el lado derecho de la consola se ubican un par de posavasos.

Prueba Kia Sportage doble pantalla curva

La calidad general del coche es bastante buena, no teniendo nada que envidiar incluso a marcas consideradas como premium. Es cierto que recurre bastante al negro brillante, pero en general los ajustes son buenos y no se aprecian crujidos. Por su parte, las zonas superiores del salpicadero y ciertas partes de las puertas tienen un tapizado muy agradable.

Buena amplitud para cuatro ocupantes adultos

Si hablamos de habitabilidad, como es lógico en las plazas delanteras hay mucho espacio. Además, tenemos suficientes huecos para dejar objetos y los asientos son cómodos, disfrutando de buenos ajustes también para el volante que nos permitirá obtener una postura agradable. Lógicamente estamos en un SUV y eso significa que vamos en una posición algo elevada.

Prueba Kia Sportage plazas traseras

Yendo a la segunda fila lo primero a destacar es que la apertura de la puerta es muy generosa, lo que facilita el acceso. Una vez dentro, hay bastante espacio para colocar las piernas y tampoco tendremos problemas de altura, al menos en mi caso, midiendo 1,76 metros. Creo que cuatro adultos de entre 1,85 y 1,90 pueden viajar sin problemas, sinceramente. La plaza central no es tan pequeña como es habitual, aunque lógicamente tampoco puede ofrecer un alto nivel de confort.

Para mejorar el confort de los ocupantes que viajan en las plazas traseras, los asientos ofrecen regulación en inclinación del respaldo.

Además, y dependiendo del acabado, destacan algunos aspectos en esta segunda fila. Por ejemplo, en el propio respaldo de los asientos delanteros tenemos las tomas USB de las plazas traseras, también unos ganchos para colgar alguna bolsita y tras los reposacabezas podemos tener una percha para colgar la americana, por ejemplo.

De 526 a 591 litros de maletero según la mecánica

Maletero Kia Sportage

Si hablamos de maletero, la capacidad varía en función de la mecánica seleccionada. Nos ofrece entre 526 litros para la variante diésel microhíbrida y los 591 litros de la versión de gasolina sin apoyo eléctrico. Lo destacable es que la opción PHEV híbrida enchufable no pierde demasiado volumen, ofreciendo unos buenos 540 litros de capacidad ya que las baterías van en el suelo del piso y no entre los asientos posteriores y el maletero.

Motores: De todos los estilos salvo 100 % eléctrico

Pasando ya a la gama mecánica, lo cierto es que es muy variada, así que vamos por partes. En diésel podemos optar por el motor 1.6 CRDi en versión convencional o con sistema mild hybrid a 48 voltios, rindiendo 115 y 136 CV respectivamente.

Cambiando a gasolina, el de acceso es el 1.6 TGDi, disponible con 150 CV tanto sin electrificación como con microhibridación a 48 voltios. Ese mismo bloque se oferta igualmente con 180 CV y apoyo eléctrico a 48 V.

Por último, pero también muy interesante es el Kia Sportage híbrido, denominado 1.6 HEV con 230 CV. Es un híbrido convencional (no enchufable), aunque en verano se verá acompañado de una opción PHEV (enchufable) con 265 CV.

Obviamente, los híbridos y los microhíbridos reciben la pegatina Eco de la DGT, mientras que la versión PHEV tiene la etiqueta Cero.

Al volante del Kia Sportage 2022

Como decíamos al inicio de este artículo, para la toma de contacto nos decantamos por el motor 1.6 TGDI de gasolina con apoyo eléctrico, es decir, la variante con hibridación ligera. Además, con la transmisión automática de doble embrague 7DCT. Rinde 150 CV a 5.500 vueltas y 250 Nm entre 1.500 y 4.000 rpm. Homologa un consumo combinado de 6,6 l/100 km.

Prueba Kia Sportage conducción

La ruta en esta presentación del Kia Sportage ha sido larga y variada, con unos 250 kilómetros recorridos.

En los primeros metros de conducción ya se percibe un buen rodar del coche y buena calidad. Esto se nota en la suavidad de la mecánica, en el tacto de algunos mandos como el selector del cambio o los propios intermitentes, así como el trabajo de la suspensión al sobrepasar los primeros baches y resaltos. Claramente Kia Europa ha hecho un gran trabajo en todos estos aspectos, afinando bien su producto.

Orientado al confort de todos los ocupantes

Pese a su estética tan dinámica, en la puesta a punto del chasis se ha enfocado más hacia el confort que a la deportividad, y eso que nuestra unidad de pruebas cuenta con el acabado GT Line, el más deportivo y equipado. Absorbe muy bien los baches y trata con mucha comodidad a los ocupantes, pero en ciertos momentos se puede echar en falta algo más de firmeza.

Claro que, dependiendo de la versión, puede llevar amortiguadores de dureza variable para mejorar este aspecto.

Prueba Kia Sportage gasolina 150 CV

Y es que al incrementar el ritmo por carreteras de curvas, se perciben los balanceos de la carrocería. Aunque no pierde la línea en el viraje no transmite esa confianza plena, no invita a circular a ritmo alegre. De todos modos, esto es algo que para la gran mayoría de clientes de este coche no tendrá importancia alguna.

En ciudad es sencillo de conducir, pues el conjunto motor y caja de cambios funciona muy bien, con suavidad y siendo fácil medir con precisión tanto en aceleraciones como en las frenadas. Es destacable que pese a ser un mild hybrid tiene un buen tacto del freno.

Pero aún más importante es el sistema de cámaras 360 grados, con una gran calidad de imagen proyectada en la pantalla de infoentretenimiento y mostrándonos en el cuadro de instrumentos lo que tenemos a nuestro lado cuando activamos el intermitente. Una solución realmente efectiva e inteligente, sin duda alguna.

Los viajes serán relajados y placenteros

Prueba Kia Sportage mild hybrid

Probablemente donde más me ha gustado su comportamiento es en autopista. El motor gira bajo de vueltas, las ayudas a la conducción nos facilitan la tarea en largos trayectos y los asientos muestran un gran confort, añadiendo el tarado tirando a blando de las suspensiones. “Flota” muy bien y absorbe las juntas o baches más bruscos.

El único “pero” que he percibido en vías rápidas es que se filtran algunos ruidos aerodinámicos (especialmente a velocidades elevadas), muy probablemente generados por los espejos retrovisores. Claro, que si vas con la radio o tu música preferida puesta quedan totalmente anulados.

Centrándonos ya en el motor en sí, con 150 CV y 250 Nm para un coche de 1.500 kilos y de gran tamaño, no puedes esperar una respuesta formidable. Ojo, que para la gran mayoría de circunstancias hay energía suficiente, pero si viajas con toda la familia y el maletero cargado hasta los topes, probablemente demandes algo más de fuerza para realizar adelantamientos en carreteras secundarias o incorporaciones a vías rápidas.

Prueba Kia Sportage motor

Lo que más me ha gustado del motor, como ya he citado antes, es la suavidad que muestra. Está muy refinado, no vibra y apenas suena desde el ralentí y hasta las 3.500 rpm aproximadamente. Además, para moverse por ciudad y circunvalaciones tiene un buen par, por lo que no baja marchas con frecuencia a la mínima insinuación sobre el acelerador, ayudándose también en estos momentos del apoyo eléctrico.

En el caso de necesitar adelantar, lo mejor es reducir una o dos marchas con las levas del volante para dejar el motor alrededor de las 3.000 revoluciones por minuto antes de acelerar a fondo.

Conclusiones tras la primera toma de contacto con el Kia Sportage

Prueba Kia Sportage pilotos LED

El Kia Sportage de quinta generación supone una renovación total y, de nuevo, apunta a la zona alta del ranking de ventas de su categoría. Batallará con coches como el Seat Ateca, el Nissan Qashqai, su primo el Hyundai Tucson o el Peugeot 3008 entre otros.

El surcoreano juega con un diseño propio, diferenciado y sin tapujos. Además, destaca en el apartado de calidad de construcción, donde nos ha sorprendido muy gratamente, así como en la tecnología visual y de asistentes a la conducción.

En esto último podemos mencionar el reconocimiento de señales de límites de velocidad, el control de crucero adaptativo e inteligente, sensores de ángulo muerto y monitor en el cuadro, prevención de colisiones en intersecciones, alerta de colisión marcha atrás, cámaras 360 grados, faros matriciales adaptativos y el importante airbag central delantero.

Más abajo tenéis detallado todos los equipamientos y precios de cada versión disponible del nuevo Kia Sportage. Ah, y no olvidemos los 7 años de garantía, que siempre dan mucha confianza al comprador.

Equipamientos Kia Sportage 2022

Prueba Kia Sportage consola central

Concept

  • Llantas de 17 pulgadas
  • Frenada de emergencia automática con reconocimiento de peatones
  • Detector de fatiga
  • Pantalla de 8 pulgadas en el salpicadero con Apple CarPlay y Android Auto
  • Cámara de marcha atrás
  • Luces largas automáticas
  • Reconocimiento de señales de tráfico
  • Ayuda al mantenimiento en el carril

Drive (añade)

  • Faros antiniebla delanteros de LED
  • Asiento del conductor con ajuste lumbar
  • Navegador Kia Connect
  • Pantalla curvada de 12,3 pulgadas
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros

Tech (añade)

  • Llantas de aleación de 18 pulgadas
  • Faros LED adaptativos
  • Asientos delanteros y traseros calefactables
  • Volante calefactable
  • Ajustes eléctricos para los asientos delanteros
  • Llave inteligente (acceso manos libres y arranque por botón)
  • Lunas oscurecidas
  • Cargador inalámbrico para el móvil

GT-Line (añade)

  • Asistente de ángulo muerto
  • Monitor en panel de instrumentos
  • Alerta de tráfico trasero cruzado
  • Techo solar panorámico
  • Asientos delanteros con ventilación
  • Portón trasero manos libres
  • Control electrónico de la suspensión (en versiones 4×4)
  • Llantas de 19 pulgadas
  • Asistente de prevención de colisiones en intersecciones
  • Alerta de colisión en salida de aparcamiento
  • Equipo de audio Harman Kardon
  • Asientos delanteros eléctricos con memoria

Precios Kia Sportage

Kia Sportage frontal

Motor Cambio Tracción Acabado Precio
Motor Cambio Tracción Acabado Precio
1.6 TGDi 150 CV Manual 6v Delantera Concept 23.500 €
1.6 CRDi 115 CV Manual 6v Delantera Concept 26.576 €
1.6 CRDi MHEV 136 CV Manual 6v Delantera Concept 28.176 €
1.6 TGDi 150 CV Manual 6v Delantera Drive 26.679 €
1.6 TGDi MHEV 150 CV Manual 6v Delantera Drive 27.679 €
1.6 CRDi 115 CV Manual 6v Delantera Drive 28.976 €
1.6 CRDi MHEV 136 CV Manual 6v Delantera Drive 30.576 €
1.6 HEV 230 CV Auto 6v Delantera Drive HEV 31.450 €
1.6 TGDi MHEV 150 CV Manual 6v Delantera Tech 30.579 €
1.6 TGDi MHEV 150 CV DCT 7v Delantera Tech 32.679 €
1.6 CRDi MHEV 136 CV Manual 6v Delantera Tech 33.476 €
1.6 CRDi MHEV 136 CV DCT 7v Delantera Tech 35.576 €
1.6 CRDi MHEV 136 CV Manual 6v 4×4 Tech 36.376 €
1.6 TGDi MHEV 180 CV DCT 7v 4×4 Tech 38.729 €
1.6 CRDi MHEV 136 CV DCT 7v 4×4 Tech 38.476 €
1.6 HEV 230 CV Auto 6v Delantera Tech HEV 35.126 €
1.6 HEV 230 CV Auto 6v 4×4 Tech HEV 38.026 €
1.6 TGDi MHEV 150 CV DCT 7v Delantera GT-Line 37.779 €
1.6 CRDi MHEV 136 CV DCT 7v Delantera GT-Line 40.676 €
1.6 TGDi MHEV 180 CV DCT 7v 4×4 GT-Line 44.307 €
1.6 CRDi MHEV 136 CV DCT 7v 4×4 GT-Line 44.276 €
1.6 HEV 230 CV Auto 6v Delantera GT-Line HEV 40.226 €
1.6 HEV 230 CV Auto 6v 4×4 GT-Line HEV 43.826 €

Galería Kia Sportage


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.