Prueba Mercedes Clase T 180d 7G-DCT diésel de 116 CV

Prueba Mercedes Clase T

El segmento de los coches monovolumen ha sido desbancado prácticamente en su totalidad por los SUV. Mercedes quiere cubrir las necesidades que todavía muchos clientes pueden tener, y es ahí donde el Mercedes Clase T llama a la puerta. Una furgoneta compacta reconvertida en monovolumen familiar para ofrecer muchísimo espacio y un gran confort.

A diferencia del Mercedes Citan, con el que comparte estructura y motorizaciones, el Clase T se enfoca más bien a un uso privado. Bien puede ser para una familia con dos o tres hijos que necesite mucho espacio, para una pareja aventurera o bien para personas mayores que buscan un vehículo cómodo, fácil de cargar y, sobre todo, en el que sea sencillo entrar y salir de todas sus plazas.

Mercedes Clase T ¿Un monovolumen con forma de furgoneta?

Prueba Mercedes Clase T Progressive

Visualmente puede que este vehículo ya te suene, pues toma la base del mencionado Citan pero incorporando detalles estéticos que transmiten una percepción más de turismo y menos “furgonetil”. Por ejemplo, las lamas de la calandra, los paragolpes o los diseños de llantas.

Al derivar de un comercial ligero, las formas son muy cuadradas desde el pilar A, pues la intención es ofrecer un habitáculo en el que reine el espacio. Y ya puestos, es buen momento para repasar sus dimensiones exteriores. El Mercedes Clase T (L1) mide 4,5 metros de largo, por 1,81 de alto y 1,86 de alto, con una batalla de 2,71 metros.

En 2023 se añadirá a la gama una versión larga (L2) que amplía su longitud total en 4,92 metros para ofrecer un mayor espacio interior y la posibilidad de contar con tres filas de asientos y 7 plazas.

No esperes lujo en el interior, pero sí muchísimo espacio

Prueba Mercedes Clase T interior

En el interior no esperes grandes lujos, pues al final el vehículo no es un compacto, una berlina o un SUV; sino un monovolumen donde se prima la funcionalidad y que en la mayoría de casos va a ser un vehículo “de batalla”. En cualquier caso, el ajuste de los materiales me ha parecido bueno.

Tras el volante tenemos un cuadro de instrumentos con diales analógicos y una pantalla central a color (de 5,5 pulgadas) y muy completa para todas las informaciones de viaje. En el centro del salpicadero se ubica la pantalla del sistema multimedia con 7 pulgadas, que a decir verdad y ya que estamos acostumbrados a displays bastante grandes, se nos antoja un poco pequeña.

La facilidad de acceso es destacable

Prueba Mercedes Clase T puertas

Pero como decíamos, lo más interesante del Mercedes Clase T es su habitabilidad. La puerta del conductor abre 90 grados y deja un hueco enorme para el acceso. Además, el asiento está a una altura perfecta para que personas con dificultades de movilidad puedan sentarse y bajarse con mucha facilidad, algo que es de agradecer. Una vez dentro hay multitud de huecos para dejar objetos en las puertas, consola central, guantera tradicional e incluso en el techo.

Abrimos la puerta corredera trasera y, de nuevo, tenemos un acceso muy sencillo y amplio. El único problemilla, que es habitual en este tipo de puertas, es que si aparcamos en cuesta hay que hacer bastante esfuerzo para abrirlas o cerrarlas.

Pero dejando ese aspecto a un lado, en esta segunda fila de asientos pueden viajar tres adultos sin sentirse apretados y con comodidad debido a que las butacas tienen formas independientes. El espacio es muy bueno en todas direcciones, destacando en anchura y especialmente en altura. Para las piernas es simplemente correcto. Y tanto es así que se pueden colocar tres sillas infantiles, contando las plazas de los laterales con anclajes Isofix.

El maletero del Mercedes Clase T es grande y cuadrado, muy práctico

Prueba Mercedes Clase T maletero

Al abrir el maletero hay que tener cierto cuidado, pues el portón es enorme y no podremos abrirlo si hemos aparcado muy cerca de otro vehículo o una pared, por ejemplo. Una vez abierto, el maletero cubica 520 litros de capacidad desde el suelo hasta la bandeja, que se convierten en 775 hasta el techo. También podemos plegar los asientos posteriores y obtener así un volumen de 2.400 litros; ahí es nada.

Por supuesto, las formas son muy cúbicas, lo que nos permite cargar objetos muy voluminosos o un buen número de maletas apiladas. Si viajas muy cargado con frecuencia, esto es una gran ventaja. Mercedes pone también el ejemplo de aquellas personas que transportan habitualmente su bicicleta, pues puede cargarse fácilmente de pie y aún sigue quedando mucho espacio libre.

Motores disponibles: Dos opciones diésel y otras dos de gasolina

Prueba Mercedes Clase T 180d diésel 116 cv

Pasamos ya al apartado mecánico. El Mercedes Clase T está disponible con dos opciones diésel y otras tantas de gasolina, siempre con tracción delantera. Todos ellos a excepción del gasolina de menor potencia pueden tener cambio de doble embrague 7G-DCT, de siete velocidades.

Empezando por los propulsores de gasóleo, aparecen las variantes con denominación 160d y 180d, que rinden 95 y 116 CV respectivamente extraídos de un bloque con 1.5 litros de cilindrada. Mientras, las opciones de gasolina son los denominados 160 y 180, recurriendo a un propulsor 1.3 litros turbo para desarrollar 102 y 131 CV.

En diciembre de 2022 se incorporará también una versión eléctrica con unos 300 kilómetros de autonomía, que se llamará Mercedes EQT.

Al volante del Mercedes Clase T 180d 7G-DCT

Prueba Mercedes Clase T 180d

En esta presentación dinámica nos hemos puesto a los mandos del Mercedes Clase T en versión 180d y cambio de doble embrague DCT. Las prestaciones homologadas de esta variante son 116 CV a 3.750 rpm y un par máximo de 270 Nm desde 1.750 vueltas. Su consumo homologado se sitúa en 5,5 litros a los 100 kilómetros.

Si te preguntas por el rendimiento, según su ficha técnica puede alcanzar una velocidad máxima de 177 kilómetros por hora, mientras que puede cubrir el 0 a 100 km/h en 13,2 segundos. No son datos muy sorprendentes, algo totalmente normal teniendo el tipo de coche que es.

Para conducir tranquilo, pero sin prejuicios

Prueba Mercedes Clase T trasera

Centrándonos en la conducción en sí, el Clase T de Mercedes es un coche con una orientación tranquila, que no se siente a gusto a altas velocidades o en una conducción dinámica. Y esto lo digo tanto por motor, como por las sensaciones que transmite a la hora de afrontar curvas.

La mecánica de 116 CV es suficiente para una conducción normal, con una entrega de energía que sin ser destacable me parece acertada. Eso sí, no hemos podido probarlo con mucha carga, donde tal vez pueda cambiar nuestra percepción. En cualquier caso, el cambio de marchas me ha gustado porque acierta siempre con la marcha ideal, es suficientemente rápido y también suave a la hora de maniobrar o salir de un cruce con cierta alegría.

Prueba Mercedes Clase T diésel

Por supuesto, las suspensiones tienen un tarado blandito para tratar con comodidad a los ocupantes. Es por ello que se siente más a gusto a ritmos normales o lentos que en conducción más agresiva, donde las inercias se dejan notar pronto y, en el caso de pasar baches bruscos, la carrocería tiende a rebotar. Vuelvo a repetir, es lo más lógico, pues estos coches no están pensados para conducir deprisa.

En cuanto a la dirección, más de lo mismo. No es la más precisa que haya probado, pero igual que en lo anterior, me ha parecido muy correcta para este tipo de vehículo. Tiene bastante asistencia para facilitar las maniobras lentas pero luego en carretera no tenemos esa sensación de ser imprecisa o de flotabilidad.

Conclusiones

Prueba Mercedes Clase T Citan

El Mercedes Clase T es un modelo hermano de los Renault Kangoo y Nissan Townstar, pues tienen la misma base y son producidos por el fabricante francés en Francia. De hecho, estéticamente la parte posterior, que es la más complicada de modificar, son casi calcados.

Respecto al Mercedes Citan, podríamos decir que el Clase T es una terminación superior más que otro modelo. Como decíamos al inicio, tiene mejores terminaciones, pero también más equipamientos que no pueden conseguirse en el Citan ni de forma opcional. Por ejemplo, la tapicería de cuero o las llantas. Claro que su precio también es algo más elevado.

Prueba Mercedes Citan diésel
Artículo relacionado:
Prueba a fondo con el Mercedes Citan Tourer 110 CDI (diésel 95 CV)
Prueba Renault Kangoo Combi diésel 95 cv
Artículo relacionado:
Prueba Renault Kangoo Combi Blue dCi 95 CV Manual 6v

Os dejamos los listados de equipamientos de serie y líneas de acabado a continuación y, más abajo, el listado de precios oficiales, que arrancan en 29.722 euros sin descuentos.

Equipamiento Mercedes Clase T

Prueba Mercedes Clase T salpicadero

De serie

  • Volante multifunción y palanca de cambios en cuero
  • Retrovisores exteriores color carrocería con intermitentes LED integrados
  • Parrilla del radiador con lamas cromadas
  • Puertas laterales correderas con ventanas batientes
  • Sensor de lluvia y luminosidad
  • Iluminación interior LED
  • Luces de conducción diurna LED
  • Retrovisores exteriores calefactados y eléctricos
  • Asiento del conductor regulable en altura
  • Bolsillos en los respaldos de los asientos delanteros
  • Banqueta trasera dividida
  • Aire acondicionado
  • Freno de estacionamiento eléctrico
  • Sistema de arranque sin llave KEYLESS GO
  • Servicios Mercedes me connect
  • Sistema multimedia MBUX con radio digital
  • Attention Assist
  • Sistema de fijación de asientos para niños i-Size
  • Asistente de frenado activo
  • Ayuda activa mantenimiento de carril
  • Asistente de ángulo muerto

Style

  • Llantas de acero diseño cinco radios en 16 pulgadas
  • Cristales tintados en la parte trasera
  • Molduras interiores en color amarillo limonita mate o negro alto brillo
  • Tapicería en símil cuero ARTICO / microfibra MICROCUT
  • Paquete interior cromado
  • Espejo en la visera parasol del conductor y del copiloto
  • Asiento del conductor con soporte lumbar y regulable en altura
  • Ajuste en altura para asiento del copiloto
  • Mesas plegables en los respaldos asientos delanteros
  • Paneles de puertas en cuero artificial
  • Iluminación ambiental 8 colores
  • Espejo de control del compartimiento trasero

Progressive

  • Llantas de aleación ligera 10 radios de 16 pulgadas
  • Listón cromado en el portón trasero
  • Cristales tintados en la parte trasera
  • Faros con tecnología LED de alto rendimiento
  • Molduras interiores en plata mate seda o negro de alto brillo
  • Cuadro de instrumentos forrado en cuero artificial
  • Tapicería en símil cuero ARTICO con pespuntes en contraste
  • Paquete interior cromado
  • Espejo en la visera parasol del conductor y del copiloto
  • Asiento del conductor con soporte lumbar y ajustable en altura
  • Regulación en altura para asiento del copiloto
  • Mesas plegables en los respaldos asientos delanteros
  • Elevalunas eléctricos en puertas traseras
  • Iluminación ambiental 8 colores
  • Espejo de control del compartimiento trasero

Precios Mercedes Clase T

Prueba Mercedes Clase T bicicleta

Versión Combustible Potencia Precio PVP
Versión Combustible Potencia Precio PVP
160 Gasolina 100 CV 29.722 €
180 Gasolina 130 CV 31.034 €
160d Diésel 95 CV 31.300 €
180d Diésel 116 CV 32.367 €

La línea Style tiene un sobrecoste de 1.393 euros, mientras que el acabado Progressive supone 2.932 euros. Por su parte, las versiones con cambio automático DCT de 7 marchas tienen un precio de 2.434 euros más.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.