Prueba Nissan Navara NP300 Tekna 190 CV Auto 4×4

Los modelos pick-up cada vez se están poniendo más de moda en nuestro país. Y es que no hay que hacer más que echar un vistazo a los registros de ventas de este segmento y a su crecimiento, que en el acumulado de 2017 representaba un ascenso del 30 % respecto al año predecesor, 2016. Con la reciente actualización de la ley, que ya les permite circular a 120 km/h por autovías y autopistas, se espera que las cifras continúen creciendo en este 2018.

Dicho lo anterior, estos días los hemos pasado al volante del Nissan Navara, comprobando sus aptitudes tanto fuera del asfalto como sobre él. Para más información, hemos probado el Nissan Navara NP300 en configuración de doble cabina, con la motorización 2.3 dCi biturbo de 190 CV, tracción 4×4, cambio automático de 7 velocidades y el acabado más completo, el Tekna. Nos acompañas en esta aventura, ¿verdad?

Robusto, pero también estilizado

El Nissan Navara en particular y la mayoría de pick-up en general han tenido un notable cambio en su filosofía para el mercado europeo. Ya no son coches de carga que prácticamente solo circularán por fincas, sino que sus clientes suelen combinar su uso profesional con aventuras y escapadas de fin de semana. Por tanto, los fabricantes han mejorado su presencia visual y calidad de diseño, tanto exterior como interior, ofreciendo frontales que bien podrían ser los de cualquier modelo SUV, aunque manteniendo las características de robustez que les caracterizan. Dicho lo cual, vamos a hacer un repaso a su estética.

En el caso del Nissan Navara, vemos como la parrilla cromada con finas lamas horizontales, el diseño de los faros y los contornos cromados de los antinieblas buscan aportar ese toque de “civilización” y elegancia a su carrocería pick-up. En el paragolpes vemos que, aunque con un diseño robusto para resistir los posibles golpes y el “maltrato” en el campo, también se ha cuidado notablemente la estética.

Algo similar ocurre en el lateral, con unas llantas de diseño atractivo en 18 pulgadas, barras de techo, carcasas de los retrovisores, tiradores de las puertas y contorno de las estriberas cromadas. Las ruedas parecen pequeñas en la vista lateral, pero es que los pasos de rueda y la carrocería en general es muy grande, creando esa ilusión óptica.

Y ya que hablamos de tamaño, creo que es buen momento para informaros de que sus dimensiones exteriores son de 5,33 metros de largo, por 1,85 de ancho y 1,81 de alto; mientras que su batalla es de 3,15 metros. Tiene una altura libre al suelo de 22,3 centímetros, con unos ángulos en los bajos de la carrocería de 30,4 grados para el de entrada, 25,6 para el de salida y 22,2 para el ventral.

Su parte trasera no es muy diferente a la de cualquier otro pick-up del mercado. Tenemos unos pilotos de luces verticales en las esquinas y una compuerta de acceso a la caja. Una caja que podemos cerrar mediante los elementos opcionales que nos ofrece la marca. Bajo mi punto de vista, a no ser que solo se vaya a utilizar exclusivamente como herramienta de trabajo en un recinto privado, conviene cerrarla para evitar perder cualquier objeto en carretera (con el peligro que ello conlleva) o que algún “amigo de lo ajeno” se apropie de ello sin permiso.

Diseño interior casi a la altura de un turismo

Pese a que en el interior no podemos decir que las calidades e impresiones sean similares a las de cualquier modelo turismo, lo cierto es que tampoco son indeseables, como si lo eran años atrás. En estética sí podemos decir que se encuentra a la altura de un turismo. Como podéis ver en las imágenes, el volante de tres radios con mandos es el mismo que se ha utilizado en otros modelos de la marca, el cuadro de instrumentos tiene una buena lectura e informaciones de viaje y la zona central del salpicadero tiene un diseño cuidado e incluso una aceptable pantalla táctil para todo el sistema de infoentretenimiento.

Por lo demás, las plazas delanteras son bastante amplias para dos adultos de gran talla y los huecos portaobjetos son múltiples. En esta unidad con acabado Tekna también tenemos elevalunas eléctricos para las cuatro ventanillas, techo solar, navegador, asientos delanteros con calefacción y reglaje eléctrico para el del conductor, climatizador automático bizona, reposabrazos central y varias tomas de corriente, entre otras cosas. Un detalle es el agarrador para subir y bajar del vehículo, pues su altura es considerable y este simple elemento nos lo facilita. Una pena que no lo tengamos en el acceso al puesto del conductor…

En la segunda fila de asientos tenemos tres butacas que también resultan bastante amplias, aunque no son tan cómodas como las delanteras. El espacio en la plaza central es relativamente grande, aunque la peor cota en las tres butacas es la de altura. Pese a ello, personas de 1,75 no llegarán a rozar con su cabeza en el techo. Dos puntos positivos son la poca intrusión del túnel de transmisión y las dos salidas de aire centrales.

En las carrocerías de cabina simple, la caja tiene una longitud máxima de 1,79 metros, mientras que en las de cabina doble mide 1,58 metros de largo. Según Nissan, respecto a la generación anterior, crece 6,7 cm, situando al Navara de doble cabina entre los modelos con mayor capacidad dentro de su segmento. Por otro lado, la capacidad de carga útil supera ligeramente los 1.000 kilos.

Gama carrocerías, mecánica y acabados

El Nissan Navara está disponible tanto con carrocería de cabina simple y dos plazas (King Cab), como con cabina doble y cinco plazas. Respecto a las motorizaciones, el NP300 se ofrece con un motor diésel 2.3 dCi en versiones de 160 y 190 CV, recurriendo a sobrealimentación en ambos casos aunque con un solo turbo en la menos potente y dos en la de 190 CV. Existen un cambio manual (de 6 velocidades) y otro automático (con 7 marchas). La tracción es 4×4 en todas las versiones, aunque en condiciones de marcha normales circularemos solo con propulsión trasera.

Respecto a los acabados, que los desglosamos unos párrafos más abajo, existen cuatro niveles diferentes. Se denominan, ordenándolos de menor a mayor equipamiento, Visia, Acenta, N-Connecta y Tekna.

Motor 2.3 dCi biturbo 190 CV

Como citábamos más arriba, nuestra unidad de pruebas viene asociado a la mecánica más potente (y cara) del Nissan Navara. Se trata de un bloque diésel de 2.3 litros que recurre a sobrealimentación por doble turbo, lo que le permite desarrollar una potencia de 190 CV y un par motor máximo de 450 Nm. Su consumo mixto homologado, aunque poco real como veremos enseguida, es de 6,9 l/100 km.

Comportamiento en asfalto del Nissan Navara NP300

El Nissan Navara es, junto al nuevo Mercedes Clase X, con el que comparte plataforma y técnica, el pick-up más cómodo en el mercado actual para circular sin carga. El resto de modelos suele recurrir a una suspensión trasera por ballestas, mientras que la Navara y el citado Clase X de Mercedes utilizan un eje rígido con muelles helicoidales. La desventaja de las ballestas es que, sin carga, hacen que el eje trasero rebote mucho incluso ante pequeñas irregularidades lo que le penaliza en confort, notándose especialmente cuando la caja no está cargada. Esto no ocurre en el Nissan Navara.

Dicho lo anterior, y pese a que no llega a lograr el nivel de confort de un SUV o un turismo normal, no sería nada descabellado plantearse un viaje con él. En vías rápidas los 190 CV y 450 Nm del 2.3 biturbo son más que suficientes para mantener cruceros de 120 km/h (o incluso mayores) y completar recuperaciones de forma satisfactoria. Cierto es que su dirección, demasiado asistida y con un volante grande y mucha desmultiplicación, no ofrece las mejores sensaciones, como tampoco la altura y tarado de las suspensiones, pero se comporta de forma eficaz a 120 km/h.

Por supuesto, las grandes dimensiones del pick-up, como en sus rivales del mismo segmento, le penalizan notablemente a la hora de circular por vías estrechas o en ciudad. Su radio de giro es amplio (6,2 metros), lo que unido a su gran longitud y anchura, no le permiten moverse con fluidez en la urbe. Por suerte, esta unidad viene con cámara de marcha atrás, además de sensores de proximidad, para ayudarnos en las maniobras de estacionamiento.

Visión cenital de 360 grados para controlar el exterior a baja velocidad

A estas alturas de la prueba, ya te podrás hacer a la idea de que tampoco es el vehículo con el que mayor fluidez recorreremos una carretera de montaña. Además de las citadas dimensiones, de la desmultiplicación de la dirección y de su peso de unas 2 toneladas, las suspensiones tienen un tarado blando y largos recorridos para favorecer su conducción en campo, por lo que las inclinaciones y lentitud de reacciones no invitan a correr con él. Eso sí, por motor no será, pues en marchas cortas empuja mucho.

Y ya que hablamos de marchas, nuestra unidad viene con el cambio automático de 7 velocidades. Su funcionamiento es mucho más tosco y lento que el de cualquier transmisión automática de un turismo a la hora de saltar de una marcha a otra. Eso sí, en maniobras lentas es muy suave y progresivo, lo que nos permite controlar muy fácilmente los desplazamientos a baja velocidad, como un aparcamiento o, por supuesto, una situación complicada fuera del asfalto donde se requiere mucho tacto y suavidad. Podemos gestionar las marchas nosotros mismos con su modo secuencial, pero siempre desde la palanca, pues no se ofrecen levas en el volante.

Respecto al motor, como en prácticamente cualquier coche de este tipo, el sonido se deja notar en el habitáculo en prácticamente cualquier situación. En carretera y a ritmos constantes no tanto, pero a bajas velocidades y en fases de aceleración sí puede resultar algo excesivo. El lado positivo de la sobrealimentación biturbo y de la “alta” cilindrada es que nos encontramos con un motor bastante plano, en el que tenemos fuerza en prácticamente todo el abanico de revoluciones.

Si te preguntas por sus consumos, como es de esperar, depende mucho del uso. En autovía a ritmos de 120 km/h estaremos entre 8 y 9 litros, mientras que en carreteras secundarias estaremos alrededor de 7. Callejeando se puede disparar hasta los 12 (o incluso más), mientras que en el campo dependerá muchísimo del tipo de circunstancias. Como media hemos obtenido un mixto 9,5 l/100 km, que no nos parece un dato demasiado elevado.

Comportamiento del Nissan Navara NP300 en campo

El hábitat principal del Nissan Navara es el campo, como el de cualquier modelo pick-up. Hemos pasado mucho tiempo por caminos en mejor y peor estado -como podéis ver en las imágenes- a diferentes ritmos, realizando también ascensos y descensos que son totalmente inviables para cualquier SUV. Es aquí donde más cómodo se siente y donde agradecemos el tarado blando tarado de sus suspensiones así como los largos recorridos de las mismas. El confort de marcha en caminos y pistas está a un nivel muy lejano (positivamente) de lo que puede ofrecer cualquier SUV.

Resulta muy complicado ponerlo en apuros, pues su técnica le hace sortear sin problemas cualquier obstáculo o rampa. El único “inconveniente” de este tipo de vehículos es que por sus dimensiones podemos llegar a tocar con la panza o con el paragolpes trasero en alguna pendiente brusca y extrema (recalco lo de extrema, pues tiene que haber una diferencia de inclinación exagerada para que esto ocurra). En cualquier caso, los bajos están muy reforzados para evitarnos problemas.

Si la superficie es muy resbaladiza podemos conectar en unos instantes la tracción 4×4 simplemente girando la ruleta que tenemos delante del pomo de la transmisión a la posición “4H”. El par motor llegará a las cuatro ruedas y la motricidad será mucho mayor. También podemos utilizar este modo de tracción en asfalto, pero el consumo será mayor y el comportamiento ligeramente más torpe.

Siguiendo con la tracción, también tenemos la opción de conectar la reductora con el mismo mando giratorio. En este caso, tendremos que detenernos y colocar la palanca de cambios en posición N para que pueda acoplarse. El testigo luminoso del cuadro nos informa en todo momento de qué modo de tracción tenemos seleccionado. La reductora nos permite, además de garantizar una mayor motricidad en terrenos resbaladizos, completar ascensos de muchos grados de inclinación sin apenas pérdidas de tracción.

Además, la reductora será también un aliado a la hora de completar descensos, pues la retención del motor nos permite bajar a muy baja velocidad y sin necesidad de tocar el freno. En caso de que la superficie que queramos descender sea muy deslizante, como pudiera ser en suelo embarrado, podemos recurrir al control de descensos automático pulsando el botón que tenemos junto al mando de gestión de la tracción. El sistema de ABS actuará por sí solo (sin que nosotros tengamos que tocar el freno) garantizando un descenso muy lento y seguro, manteniendo una velocidad constante, ocupándonos nosotros simplemente del control del volante.

Conclusiones

El Nissan Navara es un pick-up muy eficaz fuera del asfalto y en situaciones complicadas, pero además ofrece un comportamiento confortable a la hora de circular en carretera sin carga, pues su sistema de suspensión filtra mucho mejor que las ballestas utilizadas por otros modelos de la competencia.

Los 190 CV de la versión probada serán más que suficientes para solventar situaciones difíciles en campo, apoyándose si es necesario en la tracción integral y en la reductora, mientras que en autopistas puede deleitarnos con velocidades por encima de la moralidad para vehículos de este tipo. Sus consumos en carretera son contenidos siempre y cuando tengamos en cuenta el tipo de vehículo con el que estamos tratando.

Equipamientos Nissan Navara NP300

Visia

  • Airbags frontales, laterales de rodilla y de cortina
  • Control de crucero y limitador de velocidad
  • Activación y apagado de faros automático
  • Sistema anti-colisión frontal
  • Control de descenso en pendientes
  • Diferencial de deslizamiento limitado electrónico y control electrónico del diferencial
  • Suspensión trasera Multi-Link
  • Fijaciones Isofix en plazas traseras
  • Aire acondicionado
  • Salida de aire para plazas traseras
  • 2 posavasos delante
  • Reposabrazos central delantero
  • Elevalunas eléctricos delanteros
  • 3 tomas de corriente a 12 voltios
  • Luz de cortesía en las plazas traseras
  • Llantas de acero de 16 pulgadas y neumáticos 255/70 R16
  • Parachoques delantero en color de la carrocería
  • Manetas de color negro
  • Luz diurna
  • Ganchos para sujetar la carga
  • Depósito de AdBlue de 17 litros
  • Ordenador de viaje
  • Radio CD con Bluetooht, toma USB y toma Aux con 6 altavoces y mandos en volante

Acenta (añade a Visia)

  • Soporte para gafas
  • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros
  • Manetas interiores cromadas
  • Llantas de aleación en 16 pulgadas
  • Retrovisores con ajuste eléctrico
  • Manetas exteriores cromadas
  • Parrilla delantera cromada
  • Llave inteligente con botón de arranque

N-Connecta (añade a Acenta)

  • Climatizador bizona
  • Retrovisor interior fotosensible
  • Volante en piel
  • Llantas de aleación en 18 pulgadas con neumáticos 255/60 R18
  • Parachoques trasero cromado con escalón
  • Retrovisores exteriores cromados, ajustable y abatibles electrónicamente, con intermitentes LED y calefacción
  • Contornos de los faros antinieblas cromados
  • Estriberas laterales
  • Cristales traseros oscurecidos
  • Cámara de visión exterior trasera

Tekna (añade a N-Connecta)

  • Faros de LED con activación y nivelación automática
  • Luz diurna de LED
  • Tapicezados de piel
  • Asiento del conductor con reglajes eléctricos
  • Asientos delanteros calefactados
  • Techo solar
  • Barras de techo

Precios Nissan Navara NP300 para particulares

Los siguientes precios incluyen una oferta promocional de Nissan España para península y archipiélago balear, oferta para particulares y precio sujeto a una financiación específica.

Tipo de cabina Motor Cambio Tracción Acabado Precio
Tipo de cabina Motor Cambio Tracción Acabado Precio
Cabina simple 2.3 dCi 160 CV Manual 6v 4×4 Visia 20.651 €
Cabina simple 2.3 dCi 160 CV Manual 6v 4×4 Acenta 20.929 €
Cabina simple 2.3 dCi 160 CV Manual 6v 4×4 N-Connecta 23.960 €
Doble cabina 2.3 dCi 160 CV Manual 6v 4×4 Visia 21.549 €
Doble cabina 2.3 dCi 160 CV Manual 6v 4×4 Acenta 21.826 €
Doble cabina 2.3 dCi 190 CV Manual 6v 4×4 Acenta 23.460 €
Doble cabina 2.3 dCi 160 CV Manual 6v 4×4 N-Connecta 24.875 €
Doble cabina 2.3 dCi 190 CV Manual 6v 4×4 N-Connecta 26.438 €
Doble cabina 2.3 dCi 160 CV Manual 6v 4×4 Tekna 28.443 €
Doble cabina 2.3 dCi 190 CV Manual 6v 4×4 Tekna 30.023 €
Doble cabina 2.3 dCi 190 CV Automático 7v 4×4 Acenta 24.784 €
Doble cabina 2.3 dCi 190 CV Automático 7v 4×4 N-Connecta 27.763 €
Doble cabina 2.3 dCi 190 CV Automático 7v 4×4 Tekna 31.348 €

Precios Nissan Navara NP300 para autónomos

Los siguientes precios incluyen una oferta promocional de Nissan España para península y archipiélago balear, oferta para autónomos y precio sujeto a una financiación específica.

Tipo de cabina Motor Cambio Tracción Acabado Precio
Tipo de cabina Motor Cambio Tracción Acabado Precio
Cabina simple 2.3 dCi 160 CV Manual 6v 4×4 Visia 18.800 €
Cabina simple 2.3 dCi 160 CV Manual 6v 4×4 Acenta 19.340 €
Cabina simple 2.3 dCi 160 CV Manual 6v 4×4 N-Connecta 21.150 €
Doble cabina 2.3 dCi 160 CV Manual 6v 4×4 Visia 19.600 €
Doble cabina 2.3 dCi 160 CV Manual 6v 4×4 Acenta 20.162 €
Doble cabina 2.3 dCi 190 CV Manual 6v 4×4 Acenta 21.686 €
Doble cabina 2.3 dCi 160 CV Manual 6v 4×4 N-Connecta 21.981 €
Doble cabina 2.3 dCi 190 CV Manual 6v 4×4 N-Connecta 23.447 €
Doble cabina 2.3 dCi 160 CV Manual 6v 4×4 Tekna 25.305 €
Doble cabina 2.3 dCi 190 CV Manual 6v 4×4 Tekna 26.770 €
Doble cabina 2.3 dCi 190 CV Automático 7v 4×4 Acenta 22.914 €
Doble cabina 2.3 dCi 190 CV Automático 7v 4×4 N-Connecta 24.675 €
Doble cabina 2.3 dCi 190 CV Automático 7v 4×4 Tekna 27.998 €

Opinión del editor

Nissan Navara NP300 Doble Cabina 2.3 dCi 190 CV Auto. 4x4
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
20.651 a 31.348
  • 80%

  • Nissan Navara NP300 Doble Cabina 2.3 dCi 190 CV Auto. 4x4
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 5 de marzo de 2018
  • Diseño exterior
    Editor: 85%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 75%
  • Plazas delanteras
    Editor: 80%
  • Plazas traseras
    Editor: 70%
  • Maletero
  • Mecánica
    Editor: 80%
  • Consumos
    Editor: 85%
  • Confort
    Editor: 90%
  • Precio
    Editor: 80%

Pros

  • Potencia y par motor en todo el rango de revoluciones
  • Confort en carretera respecto a la competencia
  • Diseño atractivo

Contras

  • Rumorosidad del motor
  • Radio de giro
  • Algunos materiales del interior mejorables

Galería de imágenes del Nissan Navara NP300

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.