Prueba Renault Captur 0.9 TCe 90 CV, motor, conducción y consumos (con vídeo)

Prueba Renault Captur 0.9 TCe 90 CV

Ayer comenzábamos una prueba de uno de esos coches que tiene todos los ingredientes para triunfar en el mercado. Hablamos del nuevo Renault Captur, del que hacíamos un análisis de su diseño exterior e interior además de su habitabilidad, precisamente una de sus cualidades frente al Clio.

Ahora toca ponernos al volante y descubrir qué tal se mueve junto al motor tricilíndrico 0.9 TCe de 90 caballos. No olvidamos su carácter urbanita, como tampoco su filosofía más familiar. Todo ello tendrá que defenderlo con un pequeño propulsor que, a priori, promete unos consumos muy contenidos.

0.9 TCe 90 CV, ¿el equilibrio?

Todo lo solemos contar por pares, dos calcetines, dos zapatos… El downsizing, tan solicitado en los últimos tiempos, nos ha enseñado que lo impar está de moda. Nos inundan las mecánicas de tres cilindros, como la que se esconde bajo el capó de nuestro Renault Captur, una mecánica que no llega a 1 litro de cilindrada para aproximarse a consumos de diésel.

Tal vez sea demasiado pedir que un gasolina consuma tan poco como un diésel, pero esta mecánica, en este Captur, nos ha dejado claro que puede situarse como la alternativa racional dado su carácter urbano. Y es nada más pulsar el botón de encendido cuando nos damos cuenta de ello. El silencio inunda el habitáculo y sólo alguna pequeña vibración nos hace percatar que se trata de un tricilíndrico.

Aquí hago una pequeña pausa, pues nuestro Captur cuenta con un botón Eco, bien grande, tan grande como para advertirnos que vamos a revivir la aventura de Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Avanzamos en modo Eco, el que hemos utilizado durante prácticamente toda la prueba, y nos damos cuenta de la capacidad de este 0.9 TCe de evitar las gasolineras.

Prueba Renault Captur 0.9 TCe 90 CV

En una prueba de algo más de 600 km arrojó un consumo medio de 5,7 l/100 km, una cifra muy respetable para un motor de gasolina que, además, debe tirar de una carrocería más voluminosa que la del Clio. Como buen urbanita, las medias en ciudad no llegaban a superar los 7,5 l/100 km gracias, en parte, a un Start/Stop con el que, por cierto, no acabé de llevarme bien.

Salimos de la ciudad, y ese sosegado y ahorrador Captur comienza a flaquear. La respuesta es algo pobre y tenemos la sensación de que pisar el acelerador no hace más que aumentar el ruido. La solución es bien sencilla, pulsar ese mágico botón y desactivar el modo Eco. El coche se convierte en otro bien distinto, un coche dispuesto en el que sólo echaremos en falta potencia en caso de ir algo cargados.

Para todo lo demás, siempre que realicemos una conducción sin buscar límites, el Renault Captur 0.9 TCe 90 CV será nuestro aliado en casi todos los terrenos con la salvedad de que tendremos en la mano derecha un simple botón que nos permitirá bajar unas décimas el consumo en momentos en los que la potencia y la respuesta no sean necesarias.

Prueba Renault Captur 0.9 TCe 90 CV

Los que busquen menor consumo y una respuesta más viva sólo tienen que decantarse por cualquiera de las otras dos mecánicas disponibles, una diésel dCi de 90 caballos y otra gasolina TCe de 120 caballos. El primero de ellos cuenta con la opción de la caja automática de doble embrague mientras que la segunda ha de seleccionarse imperativamente con esta transmisión.

Ágil, que no deportivo

El segmento B es uno de esos segmentos que cuenta con muchas alternativas de corte deportivo. Sin irse a GTI, RS y demás siglas, los utilitarios gozan de una espléndida agilidad. Los hay más deportivos y los hay más burgueses; el Renault Captur se sitúa en un término medio, restando cómodo sin perder agilidad.

Prueba Renault Captur 0.9 TCe 90 CV

Su comportamiento no es deportivo, y es que el tarado de suspensión no se lo permite. Cuando llegan curvas la carrocería balancea, de forma controlada, pero no será el hábitat en el que mejor se encuentre. La dirección tampoco informa demasiado sobre lo que ocurre en la carretera, buscando más la facilidad de uso que las sensaciones.

Parece una crítica, pero no lo es. El que busca un Captur no busca, o no debería buscar sensaciones, sino un coche práctico, para el día a día, y algo más polivalente que un utilitario al uso. Y el Captur cumple. Su medio natural es la ciudad, pero se atreve con todo, y esa es precisamente una de sus virtudes.

Me voy de escapada, ¿y en el campo?

El Renault Captur entra en la categoría SUV, esos coches que, en principio, deberían de poderse sacar de la carretera de vez en cuando. El Captur no es precisamente uno de esos SUV que se mueven bien fuera de lo negro, ni por altura libre al suelo ni por tracción, que sólo está disponible a las ruedas delanteras.

Prueba Renault Captur 0.9 TCe 90 CV

Sin embargo, sí cuenta con una cierta sobre elevación, también con protecciones en los bajos de la carrocería y lugares más expuestos. Esto hace que nuestro Captur, además de un coche para el día a día, sea el perfecto compañero de aventuras de fin de semana al campo sin preocuparse de deslucir la pintura siempre que circulemos por caminos muy sencillos. La suspensión, que no destaca por rigidez, aquí ayuda a filtrar las irregularidades del terreno.

Llegamos al final de la segunda parte de la prueba del Renault Captur 0.9 TCe 90 CV. Hemos visto hasta ahora que se trata de un perfecto utilitario para ciudad, con capacidad para una pequeña familia y al que no le gusta parar demasiado en la gasolinera. Mañana veremos si el precio y el equipamiento, los dos últimos factores, nos hacen decantarnos por el Captur.

Más información – Prueba Renault Captur 0.9 TCe 90 CV, diseño exterior e interior

¿Necesitas peritar un coche?
¿Vas a comprar un coche y necesitas saber su estado? Para comprar tu nuevo coche con total garantía tienes que peritar tu coche con nosotros ¡A que esperas!
Peritar coche al mejor precio
Te puede interesar

4 comentarios

  1.   Angel dijo

    Muy buenas tengo un capturas tve 90 cb que tiene 3 meses, cerca de 2000km y cos y consume una barbaridad en ciudad, tiene un consumo de 9.0 y ha llegado a 10.7 lo llevo al taller y Me dicen que al hacer los km en ciudad y una media de 18 km, es normal este consumo. Mi pregunta y denuncia es ¿no se supone que el botón Eco y el Stop star, estar son para que este vehículo no consuma tanto, y lo venden como un coche ecológico?. Esto es una estafa de renault venden un coche ecológico pequeño y consume en ciudad una barbaridad.

  2.   carmen dijo

    estoy de acuerdo, yo tengo un capture xmid automático, y el máximo consumo que pone en las especificaciones es de 6,5, a mi me llaga a consumir 9,4 en carretera y con el eco.

  3.   paco dijo

    yo tengo el tce90 y me llama la atención el poco consumo que tiene en carretera de 5,5 a6,,5 en ciudad no comprobado lo utilizo para malos caminos y me da buen resultado nada mas la hecho 1000 kms

  4.   ROSA MOSQUERA dijo

    pues yo tengo un captur 90 cv tce y el consumo es bestial, yo voy por carretera sin atascos, procuro no pasar de 120 y con el ECO y me consume 7 l/100, soy incapaz de bajar ese consumo por mucho que haga caso al optimizador de conducción que lleva. Todas las semanas le tengo que echar 40 pavos de gasolina para hacer menos de 500 km, cuanto echo de menos mi IBIZA. NO entiendo que un coche con tan poca potencia tenga un consumo tan elevado. Me parece una estafa. A todo el que me pregunta le digo, POR DIOS, NO TE COMPRES UN CAPTUR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *