Prueba Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París, reinventándose a sí mismo

Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París

Cuando en 1984 la primera generación del Renault Espace vio la luz, comenzó toda una revolución. Habían llegado los monovolumenes, un segmento que tuvo gran éxito en diversos segmentos hasta hace algunos años. Los SUV han hecho mucho daño a los monovolúmenes, especialmente los más grandes. Por ese motivo en nuestra prueba del Renault Espace 1.6 dCi 160 CV EDC Initiale París nos hemos encontrado con un coche muy diferente al concepto inicial del Renault Espace.

La quinta generación del Renault Espace ha llegado a poner orden. La cuarta generación del monovolumen 7 plazas permaneció más de 10 años en el mercado, con los últimos años arrastrándose con bajas ventas. Renault pensó que no podía prescindir de uno de sus modelos más icónico, pero al mismo tiempo, era consciente de que no podía ofrecer lo mismo. Por eso los diseñadores e ingenieros se pusieron a trabajar en esta nueva generación del Renault Espace, un modelo que consigue reinventarse a sí mismo.

Más crossover, menos monovolumen

Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París

Con esta quinta generación del Renault Espace queda claro que los franceses han querido alejarse del concepto monovolumen y apostar más por fusionarlo con un crossover en una receta que parece haber sido un acierto. Esto hace que en los tiempos actuales el Renault Espace pueda ser más atractivo que nunca en el plano estético, aunque en el aspecto práctico, no es el mejor Espace que Renault haya construido.

La carrocería de este monovolumen es muy llamativa, ya que sus dimensiones de 4,86 metros de largo, 1,89 de ancho y 1,68 le aportan una apariencia robusta, de coche muy ancho, largo y bajo. Esto unido a un nuevo diseño fluido y más personal que nunca hacen que incluso se vea ciertamente futurista. La verdad es que los franceses han sabido trabajar muy bien el diseño de esta nueva generación del Renault Espace.

Mejora en calidad interior

Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París interior

El Renault Espace es uno de los primeros modelos de la nueva generación de automóviles Renault. Además de por un nuevo diseño exterior, la marca también está apostando por unos nuevos diseños para el habitáculo y una mayor calidad para los mismos. Hay que tener en cuenta que la versión de la prueba es una Initiale París, la más alta de gama.

El diseño del salpicadero es completamente diferente a todos los Renault anteriores y al resto de coches que podamos encontrar en el mercado. La consola central es una de las partes más importantes del diseño, al incorporar una pantalla táctil de 8,2″ para el sistema multimedia R-Link 2 que permite prescindir de prácticamente toda la botonería. Solo hay algunos mandos básicos de la climatización y botones para los asientos calefactados, el modo ECO y Stop & Start.

En el túnel central flotante (solo con cambio automático), que es muy elevado y divide el habitáculo delantero, encontramos el selector del cambio de marchas, un pequeño portaobjetos con tapa deslizable y el joystick que nos permite controlar el equipo multimedia, así como los modos de conducción Multi-Sense, el freno de estacionamiento eléctrico y el botón del control de crcuero y limitador, que como en cualquier Renault, está totalmente desubicado.

Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París

El curioso selector del cambio del Renault Espace puede requerir un pequeño tiempo de adaptación, ya que no es el clásico selector de pasillo. Este retorna siempre a la posición inicial y para ir hacia adelante hay que hacer un movimiento similar a meter segunda velocidad en un coche manual, mientras que para ir marcha atrás equivaldría a poner primera. Con movimientos hacia arriba y hacia abajo se utiliza el cambio secuencial, ya que la Renault Espace con cambio automático de doble embrague EDC no dispone de levas tras el volante. La P se activa mediante un botón situado en el lateral del selector. Un punto mejorable es que el gráfico indicador de las marchas no está iluminado y no indica cual es la marcha escogida, para lo que habrá que recurrir al cuadro de relojes.

Bajo este túnel central hay un hueco portaobjetos generoso, con toma de 12V y dos posavasos, aunque es un hueco poco práctico porque queda muy abajo. Para portar latas o vasos su utilidad es reducida, ya que hay que jugar un poco para encajarlas. Frente al copiloto hay una guantera muy generosa y refrigerada, que se abre con un botón táctil en forma de cajón.

Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París cuadro relojes

El cuadro de relojes es una pantalla digital central acompañada por el nivel de combustible a un lado y la temperatura del agua al otro. La pantalla central es configurable y se muestra de diversos colores en función del modo de conducción elegido y de los ajustes personalizados. Podemos combinar cualquier color con cualquiera de los cinco diseño que hay para el cuadro, con distintas formas de plasmar la velocidad, la revoluciones y otras informaciones. La información del ordenador de abordo se muestra en la parte central inferior de la pantalla central del cuadro, y también pueden verse en la pantalla táctil.

La pantalla táctil de sistema multimedia R-LINK 2 también merece detenerse en ella. Esta tiene muy buena calidad y una respuesta táctil inmediata, muy buena. El conductor puede personalizarla al gusto en muchos aspectos y permite un manejo estilo tablet, por lo que será fácil hacerse con ella. El punto que menos me ha gustado es que no haya un botón directo para oscurecerla cuando conducimos de noche y que al manipular algo (el volumen, por ejemplo) se vuelva a encender y tengamos que apagarla manualmente.

Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París

El color marrón combinado con el cuero, las costuras en contraste y las distintas molduras resultan en un interior muy elegante

La calidad de materiales y acabados del nuevo Renault Espace es buena. En general los ajustes transmiten solidez y tanto los plásticos blandos de las parte superior del salpicadero y las puertas como los plásticos duros de las partes inferiores tienen un buen tacto. Una parte generosa de las puertas está tapizada en piel y sorprende que los apoyabrazos de la tercera fila de asientos también lo estén.

Solo encontraremos algunos crujidos al presionar sobre los marcos de la pantalla, es lo único que ensombrece un poco la calidad de acabado, junto con los reposacabezas delanteros que tenían una ligera holgura.

Hablemos de un 5+2, no de un 7 plazas

Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París plazas traseras asientos correderos

La segunda fila de asientos tiene tres butacas individuales y deslizables

Si algo ha caracterizado siempre al Renault Espace ha sido su gran habitabilidad, especialmente en las versiones Grand Espace (prácticamente del mismo tamaño que esta generación). El monovolumen francés siempre ha ofrecido mucho espacio a los pasajeros, con siete plazas útiles y cierto espacio para el equipaje. En esta nueva generación del Espace, el modelo se cae de la lista para aquellos que busquen 7 plazas auténticas, ya que estamos hablando de un 5+2. La tercera fila de asientos es opcional en toda la gama.

Las plazas delanteras son amplísimas, y con los diversos ajustes de los asientos se puede viajar con un confort absoluto. Lo mismo sucede en la segunda fila de asientos, con tres asientos individuales de idéntico tamaño y con mucho espacio para las piernas. Tres adultos podrán viajar sin problemas debido a la generosa anchura, siendo el principal problema la altura libre al techo para personas muy altas. La imagen más estilizada del exterior también repercute de forma algo negativa en el habitáculo del Espace. Los tres asientos traseros tienen anclajes Isofix, siendo algo muy interesante para familias numerosas.

Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París tercera fila asientos

Si se quiere viajar con siete pasajeros, la Espace ya no es tan atractiva. La tercera fila de asientos se extrae del suelo del maletero. Son dos pequeños asientos más indicados para niños que para adultos. Los asientos son mucho más estrechos y si no desplazamos los asientos de la segunda fila hacia delante, no hay espacio para las piernas. En cualquier caso, el suelo queda alto y hay que llevar las piernas flexionadas. Son asientos indicados para gente de pequeña estatura y para viajes no muy largos. Sorprendentemente, la altura al techo y la visibilidad desde estos asientos es muy correcta.

El acceso a la tercera fila se efectúa mediante los asientos laterales de la segunda fila, que accionando una palanca se deslizan hacia delante y se abaten. El acceso no es complicado si se es ágil. Resulta más complicado salir que entrar. Un detalle interesante es que tanto en la segunda como en la tercera fila de asientos hay salidas de aireación y en la segunda fila la climatización puede regularse (es trizona).

Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París maletero siete plazas

Maletero del Renault Espace con 7 plazas

Cuando habilitamos las siete plazas el maletero resultante es muy pequeño, de 247 litros. Si solo viajamos con cinco plazas, el volumen del maletero es muy generoso y oscila entre los 614 y 719 litros (en función de la posición de la segunda fila de asientos). Abatiendo las dos filas posteriores, la superficie de carga es completamente plana y hay más de 2000 litros que permiten cargar objetos voluminosos. El maletero cuenta con una bandeja enrollable que hay que quitar para habilitar la tercera fila. Esta se guarda en el maletero, con unas tiras de velcro. El maletero puede tener portón eléctrico.

Mucha tecnología a bordo

Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París botones abatir asientos

El nuevo Renault Espace ha evolucionado mucho en diseño exterior e interior y en calidad de acabados, pero también en las tecnologías disponibles. El Renault Espace ofrece una serie de elementos, especialmente en el completísimo acabado Initiale París, que muchos de sus rivales no pueden tener. Estos elementos juegan en distintos campos, como la seguridad, el confort o la mera estética.

Entre elementos destacados está el control de crucero adaptativo, el avisador de ángulos muertos, los asientos delanteros y los exteriores de la segunda fila calefactados, los asientos delanteros eléctricos con masaje (fabulosos), el Head-Up Display o la iluminación ambiental. Los cinco asientos traseros pueden abatirse de forma eléctrica desde la pantalla táctil o desde unos pulsadores ubicados en el maletero, pero para levantarlos es necesario hacer la maniobra manualmente.

Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París head-up display

Desde la pantalla podemos elegir diversos perfiles de conducción personalizados que guardan ajustes de los asientos, la radio, los retrovisores, la climatización y los modos de conducción. Un elemento que tiene que mejorar ligeramente es el Head-Up Display, que utiliza un sistema que proyecta la información en una plancha de metacrilato que emerge del salpicadero. En carreteras bacheadas esta placa vibra ligeramente y no se aprecia con nitidez la información que muestra el sistema.

El sistema de iluminación frontal es LED para luces cortas y largas y ofrece una muy buena visibilidad nocturna. Además, el sistema se acompaña del asistente de luces de carretera, que conecta y desconecta las luces largas de forma automática para no deslumbrar a otros conectores.

Poniendo a prueba el Renault Espace

Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París

Llegados a este punto, es el momento de arrancar el motor y salir a la carretera para ver que es lo que nos ofrece el Renault Espace 1.6 dCi biturbo de 160 CV con cambio automático de doble embrague EDC de seis velocidades. El arranque se efectúa por botón y el motor cobra vida sin esconder su ciclo diésel. Lo cierto es que aquí notamos una de las primeras pegas, al ser el motor audible y transmitir algunas ligeras vibraciones al asiento. En marcha es un motor muy silencioso.

Emprendemos la marcha para comprobar que la caja de cambios EDC ofrece un funcionamiento suficientemente rápido y suave incluso a baja velocidad, algo que otras cajas automáticas de doble embrague no hacen. Los cambios de marcha son rápidos e imperceptibles. No es la caja de doble embrague más rápida, pero dada la naturaleza del Espace, es mas que correcta. Como a otras cajas de este tipo, en ocasiones las reducciones son lentas cuando circulamos a baja velocidad y nos acercamos, por ejemplo, a una rotonda en la que necesitamos reaccionar con rapidez.

Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París

Los modos de conducción del sistema Renault Multi-Sense ofrecen diversos ajustes, como Normal, Eco, Sport, Confort o Individual (personalizable). Entre ellos varía la respuesta tanto del cambio como del motor y la dirección especialmente notable entre los modos Eco y Sport. En el acabado Initiale París, el sistema también actúa sobre la suspensión pilotada y el sistema de dirección al eje trasero 4Control.

El modo Eco es apropiado para circular con tranquilidad y optimizando los consumos, pero si queremos algo de viveza es más recomendable emplear el modo Normal o incluso el Sport. El cambio será más rápido y apurará más las marchas, haciendo del Renault Espace un vehículo más reactivo y ágil. Lo cierto es que el motor diésel biturbo de 160 CV puede mover con solvencia al Espace, pero es tan progresivo que su sensación de empuje es escasa. No obstante, y querieno posicionar el Espace como modelo premium, Renault debería tener un motor diésel de entorno a 200 CV.

Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París

El Renault Espace ha demostrado ser un tragamillas, con una suspensión cómoda que filtra bien las irregularidades (modo Confort) y un buen aislamiento acústico. A ello hay que sumar unos asientos realmente cómodos, especialmente en las plazas delanteras. Si buscamos una conducción dinámica, es interesante apoyarnos en el modo Sport, donde obtendremos la mejor respuesta del motor y de la suspensión, más firme y controlando mejor los balanceos de la carrocería, pese a que el filtrado de las irregularidades es peor.

Pese a las grandes dimensiones exteriores, maniobra ren ciudad con el Renault Espace no es complicado. La visibilidad es buena y gozamos de un puesto de conducción elevado. Además, tanto la cámara trasera como los sensores de aparcamiento delanteros y traseros serán de utilidad para las maniobras, donde podemos ayudarnos del asistente de aparcamiento, con un buen funcionamiento. Nuestra unidad equipada con eje trasero direccional 4Control maniobra en poco espacio, pero para aparcar muchas veces no disfrutaremos de sus ventajas ya que el sistema funciona solo por encima de los 5 km/h.

Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París

El giro de las ruedas traseras es de unos pocos grados, difícil de apreciar sin prestar atención

Un punto muy positivo del motor 1.6 dCi biturbo del Renault Espace son sus consumos. Es un motor eficiente que en recorridos en autovía ronda los 6,3 litros de consumo medio, mientras que en los más de 1.100 kilómetros de prueba, con condiciones de conducción muy variadas, obtuvimos una media de 6,9 litros a los 100. En ciudad nos moveremos por debajo de la barrera de los 8 litros, donde es de gran utilidad el sistema Stop & Start, rápido y eficaz.

Concluyendo

Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París

En definitiva y tras convivir durante 7 días con el Renault Espace podemos decir que es un vehículo interesante. No sirve como monovolumen de siete plazas al uso, para ello hay opciones mejores como el SEAT Alhambra, pero sí es recomendable para quien quiera un coche amplio y cómodo, con una segunda fila de asientos en la que poder acomodar tres adultos o tres sillistas de niño con Isofix. Tendremos la ventaja de un monovolumen en cuanto a habitabilidad y maletero, al mismo tiempo que el puesto de conducción es elevado como el de un SUV.

La calidad de acabados es superior a la de otros modelos Renault y su equipamiento es muy completo ya desde el nivel básico. El acabado ZEN es el más equilibrado. El motor diésel de 160 CV es suficiente, pero quien busque más tendrá que recurrir al turbo de gasolina con 200 CV. Las versiones diésel de 130 caballos pueden quedar escasas de potencia si vamos a circular cargados.

Equipamiento Renault Espace

Renault Espace Life

Renault Espace Life

  • Freno de estacionamiento eléctrico
  • Seis airbags
  • Sensor de lluvia y luces
  • Tres asientos traseros con Isofix
  • Kit reparapinchazos
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros
  • Control de crucero y limitador de velocidad
  • Modo de conducción ECO
  • Faros Full LED
  • Llantas de 17″ con tapacubos
  • Acceso y arranque sin llave
  • Climatizador bizona
  • Retrovisor interior fotosensible
  • Retrovisores exteriores calefactados y plegables eléctricamente
  • Sistema multimedia R-Link 2 con pantalla táctil de 8,2″
  • Navegador
  • Equipo de sonido con 8 altavoces
  • Asientos abatibles eléctricamente
  • Guantera refrigerada

Renault Espace ZEN

Renault Espace ZEN

  • Equipamiento Life
  • Frenada automática de emergencia
  • Avisador de ángulos muertos
  • Head-Up Display
  • Llantas de aleación de 18″
  • Tapicería mixta tela/cuero
  • Retrovisores exteriores con memoria
  • Modos de conducción Multi-Sense (cambio automático)
  • Iluminación ambiente de colores

Renault Espace Initiale París

Renault Esapce Initiale París

  • Equipamiento ZEN
  • Rueda de repuesto temporal
  • Luces cortas-largas automáticas
  • Avisador de cambio involuntario de carril
  • Reconocimiento de señales de tráfico
  • Cristales traseros tintados
  • Cortinillas para el sol en puertas traseras
  • Cámara de aparcamiento trasera
  • Tapicería de cuero
  • Climatización independiente en segunda fila
  • Reposacabezas Relax
  • Asientos delanteros y traseros laterales calefactados
  • Asientos delanteros con masaje
  • Asiento de conductor eléctrico
  • Equipo de sonido con 12 altavoces
  • Portón de maletero eléctrico
  • Eje trasero direccional 4Control
  • Amortiguación pilotada

Precio Renault Espace

Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París

Motor Combustible Cambio Acabado Precio
1.6 dCi 130 CV Diésel Manual 6v Life 30.950 €
1.6 dCi 130 CV Diésel Manual 6v ZEN 33.750 €
1.6 dCi 160 CV Diésel EDC 6v ZEN 36.050 €
1.6 TCe 200 CV Gasolina EDC 7v ZEN 37.750 €
1.6 dCi 160 CV Diésel EDC 6v Initiale Paris 45.250 €

Opinión del editor

Renault Espace 1.6 dCi 160 CV EDC
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4.5 estrellas
30.950 a 45.250

    • Renault Espace 1.6 dCi 160 CV EDC
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 29 de marzo de 2016
    • Diseño exterior
      Editor: 85%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 85%
    • Plazas delanteras
      Editor: 90%
    • Plazas traseras
      Editor: 80%
    • Maletero
      Editor: 80%
    • Mecánica
      Editor: 70%
    • Consumos
      Editor: 75%
    • Confort
      Editor: 80%
    • Precio
      Editor: 75%

    Resumen: Probamos el nuevo Renault Espace 1.6 dCi 160 CV EDC, un modelo que se reinventa para ser menos monovolumen. Ofrece un gran confort de marcha a sus pasjaeros y gasta poco combustible.

    Pros

    • Acabado Initiale Paris
    • Consumos
    • Equipamiento

    Contras

    • Ausencia de motor más potente
    • Polivalencia 3ª fila de asientos
    • Altura al techo en segunda fila

    Galería de imágenes Renault Espace 1.6 dCi 160 CV Initiale París

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *