Prueba Renault Mégane Sport Tourer, el familiar se pone interesante

Prueba Renault Mégane Sport Tourer

El Renault Mégane Sport Tourer es la versión con carrocería familiar de aquel Mégane que sorprendió a todos por su diseño. Aunque en España parece que los ‘break’ no gozan de tanto éxito, al estar eclipsados por los SUV, la marca francesa ha decidido seguir adelante con la que es la cuarta generación de este modelo para seguir creciendo en Europa. También para plantarle cara otros modelos familiares del segmento C como los Opel Astra Sports Tourer, Peugeot 308 SW o SEAT León ST.

Este nuevo modelo tendrá todo lo bueno que ya vimos en el Mégane compacto, pero además con la versatilidad y espacio que caracterizan a este tipo de carrocerías. Al igual que su hermano, se trata de un modelo 100% español. Se ensambla en la Factoría de Palencia, mientras que los motores provienen de la fábrica de Valladolid y las cajas de cambio de la planta de Sevilla. Y desde aquí se exporta al resto de mercados, llegando concretamente a 38 países diferentes.

Diseño Mégane

Prueba Renault Mégane Sport Tourer

Pero pasemos a hablar de nuestra toma de contacto con el familiar. El nuevo lenguaje de diseño introducido por Laurens van den Acker ha calado hondo en la marca y supuso un cambio arriesgado que actualmente vemos en pocos fabricantes. El caso es que ha parecido funcionar, ya que vemos como también se ha extendido a esta carrocería. De hecho, cuando lo vemos aparcado de frente, no encontramos diferencias apreciables respecto al cinco puertas.

Mismos faros delanteros en forma de ‘C’, paragolpes y parrilla muy similares y nervaduras sobre el capó se mantienen en el Mégane Sport Tourer. Aunque si seguimos girando a su alrededor llegarán las diferencias. Las barras en el techo le delatan, además de la nueva longitud que gana en su zaga. El familiar mide 4,62 metros de largo, lo que supone un incremento de 27 centímetros respecto al compacto. Normalmente estos modelos suelen extender el voladizo trasero, pero en el que hoy probamos también crece su distancia entre ejes hasta los 2,71 metros (4 centímetros más). En cuanto a altura y a anchura los cambios son mínimos.

Aunque es aún más curioso ver la evolución que ha tenido respecto a la tercera generación de Mégane Sport Tourer. El nuevo es 6 centímetros más largo, igual de ancho y con 0,9 centímetros más de batalla que su predecesor. Lo llamativo es que es 6 centímetros más bajo, consiguiendo así una imagen mucho más dinámica y moderna. La moldura cromada con forma de ‘L’ en el lateral marca sus líneas, mientras que los pilotos traseros LED terminan una firma lumínica que será fácil de reconocer por la noche.

Gana en habitabilidad

Prueba Renault Mégane Sport Tourer

Porque uno de los principales objetivos del Renault Mégane Sport Tourer será ofrecer facilidades que el compacto no puede dar. Esto se traduce en una habitabilidad mucho más notable, que será lo que haga decidirse a aquellos clientes que busquen espacio. Las plazas delanteras será prácticamente iguales, con unos asientos que buscan el confort y nos ayudarán a recorrer kilómetros sin acusar la fatiga. Incluso tendremos función masaje en los acabados más altos.

En la segunda fila de asientos es donde se notan los centímetros extra que gana la carrocería. El espacio para las rodillas ahora es de 21,6 centímetros y tampoco tendremos problemas con la cabeza. Otro de los detalles que se ha permitido este Mégane Sport Tourer es el de inclinar los asientos traseros a un ángulo de 27 grados (antes de 25 grados), por lo que la postura será algo más cómoda. La plaza central será más estrecha y el túnel de transmisión bastante pronunciado.

Prueba Renault Mégane Sport Tourer

El maletero será otro de los aspectos diferenciales en este modelo. Marca la diferencia gracias a sus 580 litros (521 dm3 VDA) y a sus formas aprovechables. La boca de carga está en una posición más baja, facilitando la vida al usuario y además destacará por su amplitud. 55 de esos litros quedan ‘escondidos’ bajo dos compartimentos que permitirán dividir lo que se transporta. En nuestra unidad no nos encontramos rueda de repuesto, sino un subwoofer perteneciente al sistema de sonido Bose.

Desde el propio maletero podremos abatir los asientos traseros en dos partes (60:40). Se podría echar en falta que se abatieran individualmente, para aumentar su modularidad. Sin embargo, esto se podrá hacer con el asiento del copiloto, de forma que se podrán cargar objetos de hasta 2,70 metros de largo aprovechando sus generosas dimensiones. Con los asientos abatidos la capacidad de carga aumenta hasta los 1.695 litros.

Calidad apreciable y tecnología a la altura

Prueba Renault Mégane Sport Tourer

El interior del Renault Mégane Sport Tourer además de ser amplio, es moderno. Compartirá todas las virtudes que fueron introducidas en el cinco puertas, al igual que toda la tecnología de aquel. Esto se traducirá en la existencia de materiales de calidad y un buen rematado. Los plásticos del salpicadero son bastante mullidos y en general se aprecia un gran salto en este aspecto con respecto a la generación anterior.

No faltarán algunas de sus huellas tecnológicas que ya hemos visto en otros modelos. Hablamos de elementos como la pantalla táctil vertical de 8,7 pulgadas, que recuerda a una tablet. Su manejo es fácil e intuitivo gracias al sistema multimedia R-Link 2 que tiene nuevas funciones. Se complementa con una instrumentación parcialmente digital, que también es personalizable y que dependerá de los modos de conducción.

Prueba Renault Mégane Sport Tourer

Y es que gracias al sistema Multisense, el Mégane podrá adaptarse a nuestro estado de ánimo. Bastará con escoger el modo que más nos convenga para que se modifique la respuesta del motor, la dirección, la suspensión o el acelerador. También cambiará el color de la iluminación ambiental y el aspecto de la instrumentación. Otro de los puntos llamativos será el Head-up Display en color que se despliega en el salpicadero.

Las ayudas a la conducción también estarán presentes en esta cuarta generación. Tendremos un control de crucero adaptativo con un funcionamiento notable, una frenada activa de emergencia que no hizo falta probar o una alerta de cambio de carril que no interviene en el volante. También encontraremos otros sistemas más extendidos como es el caso del reconocimiento de señales, avisador de ángulo muerto o las luces de carretera automáticas.

Completa gama de motores

Prueba Renault Mégane Sport Tourer

Pasemos a hablar de su gama de motores, la cuál no pillará a ninguno por sorpresa. Efectivamente se trata de la misma que conocimos en el Mégane de carrocería compacta. Por la parte de los gasolina encontramos los 1.2 TCe de 100 y 130 CV; mientras que los diésel son los 1.5 dCi de 90 y 110 y el 1.6 dCi de 130 CV. Más adelante en 2017 llegará un dCi 110 Hybrid Assist, con un pequeño motor eléctrico que apoyará al diésel.

Eso si hablamos de la gama convencional del Mégane Sport Tourer, porque por otro lado tendremos las versiones deportivas GT. Estas tendrán disponibles solamente dos motores, el gasolina TCe de 205 CV y a partir del mes que viene el diésel dCi de 165 CV con dos turbos. Estos modelos se beneficiarán de algunos sistemas que mejoran su comportamiento como es el caso del 4Control (eje trasero direccional). También del Launch Control, RS Drive o Multi Change Down.

Contacto Renault Mégane Sport Tourer 1.6 dCi 130 CV

Prueba Renault Mégane Sport Tourer

La unidad probada llevaba el motor 1.6 dCi de 130 CV, la opción intermedia dentro de la gama diésel. Tras la breve toma de contacto podemos sacar unas interesantes conclusiones del Renault Mégane Sport Tourer con esta mecánica. En primer lugar hay que destacar la calidad de rodadura, pues para tratarse de un familiar generalista está bien aislado y no llegan muchos ruidos al interior. La nueva carrocería consigue que tenga un aplomo mayor, pero que tampoco notemos mucha pérdida de agilidad.

Lo cierto es que este familiar se queda por debajo de los 1.400 kg y eso consigue que no sea nada pesado. Todo lo contrario, lo encontramos un vehículo muy fácil de conducir y solamente notaremos que no estamos al volante del compacto a la hora de aparcar. El equilibrio será otra de las claves, ya que se encuentra en un punto intermedio entre la deportividad y el confort. No llegará a ninguno de los extremos y eso es un punto a favor.

Prueba Renault Mégane Sport Tourer

La respuesta de nuestro 1.6 dCi es suave y lineal, aprovechando la potencia desde bajas vueltas. Pensamos que es la opción más correcta para aquellos que acostumbren a viajar. Puede que el 1.5 dCi de 110 CV sea más ahorrador, pero en ocasiones se podrá acusar la falta de potencia. En ese caso el par motor es de 270 Nm y en cambio nosotros tenemos 320 Nm esperando a ser utilizados. Tampoco destacará por prestaciones, ya que hace el 0-100 km/h en 10,6 segundos y su velocidad máxima es de 198 km/h. Para eso ya estarán las versiones GT.

Por otro lado, al buen comportamiento se sumarán unos consumos ajustados. El Mégane Sport Tourer 1.6 dCi 130 homologa un consumo de 4 litros. Lo cierto es que la brevedad de la prueba hace que no podamos sacar conclusiones precipitadas. Sin embargo nos dimos cuenta de que será fácil alcanzar unas cifras contenidas, nosotros en un recorrido que combinaba autopista con carreteras secundarias rondamos los 5,5 litros de media.

Muchas opciones de equipamiento

Prueba Renault Mégane Sport Tourer

Cuando vemos los precios y acabados del Renault Mégane Sport Tourer nos encontramos con una gama de lo más completa. El cliente podrá elegir entre seis acabados distintos que os contaremos a continuación. Comenzamos por los tres acabados más comunes y conocidos: Life, Intens y Zen. El Life es el básico que comienza con climatizador manual o pilotos traseros LED. El Intens ya va incluyendo elementos como el climatizador automático bizona o la pantalla táctil de 7 pulgadas. El Zen es de lo más completo gracias al sistema Multisense, el R-Link 2, la instrumentación digital y multitud de ayudas a la conducción.

Una de las novedades en la gama será el nuevo acabado Bose, hecho en conjunto con la firma especialista en sonido y que fue el que tuvimos ocasión de probar. Llevará por lo tanto un sistema de sonido con 11 altavoces; además de la pantalla vertical de 8,7 pulgadas, asientos con función masaje o llantas de 17 pulgadas. Para aquellos que busquen la deportividad puramente estética tendrán el acabado GT Line, con paragolpes, llantas y muchos elementos específicos. Si además de estética se busca rendimiento estarán los GT de los que hemos hablado antes.

Precios Renault Mégane Sport Tourer en España

Prueba Renault Mégane Sport Tourer

Motor Cambio Acabado Precio
Motor Cambio Acabado Precio
TCe 100 CV 6v Life 17.334 €
TCe 100 CV 6v Intens 18.214 €
TCe 130 CV 6v Intens 18.742 €
TCe 130 CV 6v Zen 20.062 €
TCe 130 CV EDC 7v Zen 21.383 €
TCe 130 CV EDC 7v Bose 22.439 €
TCe 130 CV 6v GT Line 21.118 €
TCe 130 CV EDC 7v GT Line 22.439 €
TCe 205 CV EDC 7v GT 26.399 €
dCi 90 CV 6v Life 18.654 €
dCi 90 CV 6v Intens 19.534 €
dCi 110 CV 6v Intens 20.678 €
dCi 90 CV 6v Business 22.650 €
dCi 110 CV 6v Business 23.950 €
dCi 110 CV 6v Zen 21.998 €
dCi 110 CV EDC 6v Zen 23.318 €
dCi 130 CV 6v Zen 23.142 €
dCi 110 CV 6v Bose 23.054 €
dCi 110 CV EDC 6v Bose 24.374 €
dCi 130 CV 6v Bose 24.198 €
dCi 110 CV 6v GT Line 23.054 €
dCi 110 CV EDC 6v GT Line 24.374 €
dCi 130 CV 6v GT Line 24.198 €
dCi 165 CV EDC 6v GT 28.511 €

Galería de imágenes Renault Mégane Sport Tourer

¿Necesitas peritar un coche?
¿Vas a comprar un coche y necesitas saber su estado? Para comprar tu nuevo coche con total garantía tienes que peritar tu coche con nosotros ¡A que esperas!
Peritar coche al mejor precio
Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Raul Hernández dijo

    Renault no es lo que era,ahora se pasa biaah

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *