Prueba Renault Twizy 80, conducción eléctrica muy divertida

Interior Renault Twizy

El interior del Renault Twizy resulta espartano y resistente

Seguimos relantado las experiencias de convertirnos en usuarios de un coche eléctrico durante una semana. En esta parte hablaremos de las sensaciones al volante y el habitáculo del

Conducción del Renault Twizy

Como ya he dicho, conducir el Twizy es toda una experiencia. Se parece bastante a un Kart ya que no tiene dirección asistida ni servofreno y hay que manejar volante y freno con decisión. La dirección es muy rápida y asombrosamente precisa para el aspecto simplón de la suspensión delantera y un reparto de pesos cargado en el eje trasero.

conducción renault twizy

El eje trasero del Renault Twizy soporta casi todo el peso

El es de movimientos muy ágiles y rápidos…tanto que a veces me olvido que estoy conduciendo por una vía abierta al tráfico y no por un circuito de conos dispuestos para que yo haga derrapadas y me lo pase en grande. Trazar rotondas amplias y despejadas de tráfico (como por ejemplo la del Ikea) se convierte en algo adictivo con el Twizy.

Por el contario, no hay que olvidar que el Renault Twizy no tiene ABS ni mucho menos ESP, por lo que siempre hay que dejar un buen colchón de seguridad si quieres evitar sustos. El tacto del freno es casi perfecto ya que al no tener servofreno lo que pisas el pedal es exactamente lo que frena, sin efectos parásitos de ningún tipo. Aun así, por seguridad, hubiera preferido un freno con ABS, pero claro… precio, peso, consumo de electricidad, etc. No se puede tener todo.

Dinámicamente va muy bien, es impresionante la seguridad que transmite al abordar curvas. La suspensión es durísima y apenas balancea nada. El centro de gravedad es muy bajo “gracias” al peso de las baterías y el motor eléctrico, permitiéndonos muchas alegrías a la hora de coger intersecciones a toda velocidad. La única pega es que si no sabes conducirlo, el Twizy subvira muchísimo. Para evitar el subviraje debes abordar los giros levantado el pié del acelerador o incluso frenando ligeramente para cargar peso en las ruedas delanteras. Si aceleras a tope en mitad del giro, el Twizy subvirará inevitablemente.

Por supuesto, el Twizy también puede conducirse con suavidad a ritmo normal. El motor eléctrico es una delicia en ciudad ya que no da ningún tipo de tirón y responde inmediatamente cuando pisas el acelerador.

El punto negativo es que la suspensión es tan dura que los baches fuertes como tapas de alcantarillas, juntas de dilatación mal puestas, etc… se sufren en el interior con una gran sacudida. Lo dicho…casi como un Kart, para lo bueno y para lo malo.

 Habitáculo y  vida a bordo

El Renault Twizy tiene un habitáculo con dos plazas, uno sentado detrás del otro en fila como en una moto. El conductor disfrutará de una amplitud excelente, sentado en un  asiento que parece de atracción de feria (está recubierto de plástico duro y goma, diseñado para ser muy resistente). Sólo puede regularse longitudinalmente, ya que el respaldo, banqueta y reposacabezas es una sola pieza. Mientras el conductor viaja a sus anchas, la plaza trasera es otra historia: entrar y salir requiere agilidad y una vez sentado, el espacio puede resultar claustrofóbico aunque sobra altura libre hasta el techo y se pueden estirar las piernas perfectamente. En estos cinco días en el asiento posterior se ha subido mucha gente, desde personas de casi 2 metros de alto hasta señoras de cincuenta y tantos años. No es lo más fácil del mundo, pero puede hacerse. Una pega: el cierre de la puerta está muy expuesto y  te enganchas en el pantalón al subir, ya que hay que apoyar el trasero en esa zona mientras accedes al asiento posterior. Una vez sentado es relativamente cómodo, aunque se sienten los baches aún más que en el asiento delantero.

Prueba renault Twizy 80

Aunque parezca imposible, ahi caben dos personas altas

Para transportar bultos deberás usar el asiento posterior (si va vacío) o ponerlos por el suelo del Twizy (si es una versión con puertas). Tiene dos guanteras relativamente grandes (una con llave) y un pequeño hueco de 31 litros bajo el asiento trasero (también con llave).

Como accesorio para llevar bultos se vende una bolsa-mochila que se coloca en el asiento posterior (inutilizando la plaza) y está previsto otro accesorio que no sé exactamente como es.

Increíblemente, el ocupante del asiento posterior puede meter las manos en las ruedas traseras sin mucho esfuerzo. Cualquiera con dos dedos de frente no va sacando los brazos por las ventanillas y toqueteando el coche por fuera, pero es una posibilidad que está ahí…

 Seguridad, practicidad…¿por qué comprar un Renault Twizy?

El Renault Twizy es infinitamente más seguro que un ciclomotor, pero no deja de ser un coche/cuadriciclo con unas medidas de seguridad muy limitadas. El cinturón de seguridad es de cuatro puntos y frente a mis narices veo que el volante tiene airbag. La seguridad en caso de impacto frontal creo que sea la justita, y en caso de impacto lateral mejor ni hablamos ya que las puertas son unos paneles de plástico y poco más (eso si tu versión las lleva). Si el objeto o vehículo con el que choquemos lateralmente no impacta directamente en el marco de la carrocería, seremos nosotros quienes recibamos el golpe…como en una moto.

La guantera del Renault Twizy es poco menos que simbólica

Por lo tanto, es más seguro que una moto (no te puedes caer y tienes algo de protección en caso de impactos frontales o traseros), pero no esperes la seguridad de un coche. Si yo tuviera un hijo adolescente dormiría mucho más tranquilo si condujera un Twizy que un ciclomotor, pero sin hacerme falsas ilusiones.

Por practicidad, en una moto no puedes llevar absolutamente nada (salvo si tienes baúl), mientras que en el Twizy puedes llevar una pequeña maleta o bolsa en la plaza trasera, debajo del asiento o por los laterales de los asientos. El Twizy sirve para ir a la compra y para cargar bultos pequeños, pero no esperes que te ayude en la mudanza o si eres de los que compran una vez al mes para toda la familia.

Continuará…

No os perdáis la última parte con todas las fotos, análisis de costes,  un video de conducción en plena tormenta y más…

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *