Prueba Skoda Superb Combi 2.0 TDI 150 CV DSG, espacio al cuadrado

Prueba Skoda Superb Combi 2.0 TDI 150 CV DSG

Esta semana en Actualidad Motor probamos uno de los familiares más completos del mercado. El Skoda Superb Combi 2.0 TDI 150 CV DSG que tenemos entre manos era presentado en septiembre del pasado, en el Salón de Frankfurt 2015. Como todos sabéis se trata de la versión familiar del Superb berlina, cuya tercera generación llegaba anteriormente, en el Salón de Ginebra.

Cuando escuchamos la palabra Superb, automáticamente lo relacionamos con el tamaño. En la gama de Skoda está situado por encima del Octavia tanto en dimensiones como en precio. Esta versión familiar con carrocería Combi tendrá bastante peso, ya que alrededor del 35% de los Superb vendidos corresponden a esta variante. No nos extraña, gracias a la estética elegante del Superb y a un espacio sin igual se trata de un vehículo muy polivalente.

Estilo distinguido

Prueba Skoda Superb Combi 2.0 TDI 150 CV DSG

A nivel estético tanto la berlina como el familiar han buscado distinguirse. No es una revolución respecto a la anterior generación, pero sí consigue ser más refinado. Si miramos la delantera, el familiar es casi idéntico a la berlina. Conserva los mismos grupos ópticos y una parrilla que cobra protagonismo. Los cambios empiezan si miramos a las barras del techo en color plateado, que le aportan mayor carácter.

El lateral es muy largo y está predominado por las llantas de 19 pulgadas (opcionales). La zaga es donde aparecen las mayores modificaciones. La versión Combi ha alargado su voladizo trasero para ganar espacio en las plazas traseras y sobre todo en su maletero. En cuanto a diseño, incorpora unos pilotos traseros de LED con forma triangular, que se van estrechando conforme avanzan hacia el medio. Están partidos por el portón, de grandes dimensiones para facilitar la carga.

Gigante

Prueba Skoda Superb Combi 2.0 TDI 150 CV DSG

Uno de los aspectos clave a tener en cuenta si estamos interesados en adquirir el Skoda Superb Combi, son sus dimensiones exteriores. El familiar crece hasta los 4.856 milímetros de largo, 1.864 milímetros de ancho y 1.477 milímetros de alto. Esto se traduce en un incremento de 2 centímetros en longitud, 5 centímetros en anchura y 2 centímetros en altura respecto a la berlina. A esto hay que añadir una distancia entre ejes de 2,84 metros y unos ejes bastante anchos, de 1,58 metros delante y 1,57 metros detrás.

El resultado de todos estos datos es que tenemos entre manos a uno de los vehículos más capaces de su segmento. En cuanto abrimos la puerta nos damos cuenta de que su habitáculo será lo más parecido al salón de nuestra casa, automovilísticamente hablando. Los asientos delanteros son unas cómodas butacas, que harán que nuestros viajes sean de lo más placenteros. Ayudan bastante los ajustes eléctricos y la memoria en ambos asientos que incluye el acabado Style de nuestro Superb.

Interior premium Pero un buen viaje no puede realizarse sin los instrumentos necesarios. Y lo que se ha pretendido en esta nueva generación es acercarse un poco más a esas berlinas y familiares más premium. Estamos de acuerdo en que no es el planteamiento de la marca, ni busca adaptarlo, pero en este vehículo encontraremos aspectos a una altura superior a la esperada. Para ver uno de los elementos diferenciales tendremos que esperar a que caiga la noche. Es entonces cuando la iluminación ambiental entra en juego. Una fina línea recorre el habitáculo iluminando en el característico color verde de la marca. Posteriormente podremos cambiar el color y la intensidad, pero desde luego es un detalle de los que te ganan. La luz blanca tanto del interior como del cuadro de relojes también remarcan su carácter. Desde las plazas traseras visualizamos otro de los detalles: un mando de la climatización enclavado entre ambos asientos. Esto significa que el Superb tiene un climatizador de tres zonas y que la trasera podrá funcionar independientemente de la delantera. Como uno de los objetivos es la comodidad de los pasajeros, tanto los asientos delanteros como los traseros serán calefactables. Además los delanteros contarán con la ventaja de se regulables eléctricamente. Nuestra unidad contaba con un suculento repertorio de extras y el sistema Kessy permitirá el arranque y apagado del motor sin llaves, mediante el botón situado en la zona de la columna de dirección. Los plásticos del salpicadero son de buena calidad y tienen un tacto agradable.

No es una limusina, es un Skoda Superb

Las plazas traseras son palabras mayores. Probablemente estemos ante uno de los referentes en este aspecto. Si hay un coche en el que puedan viajar tres adultos relativamente cómodos en las plazas traseras, ese es el Superb Combi. Habrá tanto espacio que podremos ir con las piernas prácticamente estiradas. La anchura de la que antes hablábamos está patente y si le sumamos una altura libre al techo notable (incluso con el techo solar panorámico que equipa nuestra unidad), tenemos unos asientos adecuados para cualquier tipo de persona.

Pasamos a hablar de otro de los puntos fuertes, por no decir su mejor aspecto. Con la carrocería familiar ya intuíamos que el maletero crecería. Aunque no sabíamos que lo haría tanto. El Superb Combi presume de sus 660 litros de capacidad, todo un récord y en primera posición de su segmento. Esto supone un incremento de 27 litros respecto a su predecesor. Además contamos con la ventaja de que no renuncia a la rueda de repuesto ni utiliza una de ‘galleta’.

Simply Clever

Prueba Skoda Superb Combi 2.0 TDI 150 CV DSG maletero

Pero ya no sólo la gran capacidad de carga, sino su aprovechamiento. Con los asientos traseros abatidos consigue 1.950 litros y si abatimos también el asiento del conductor podremos llevar objetos de hasta 3,1 metros de largo. También habrá un doble fondo para dividir este espacio. Además contamos con un portón de carga de grandes dimensiones, que podremos abrir sin manos en caso de que las tengamos ocupadas. Gracias al pedal virtual, que es parte del equipamiento opcional, bastará con pasar el pie por debajo del sensor para que se abra.

Este es solo uno de los múltiples detalles Simply Clever que tiene el Superb y que son una muestra de la filosofía de la marca. Además del pedal virtual se ha dispuesto una lista de elementos opcionales que mejorarán nuestro día a día. Por ejemplo tendremos un compartimento para guardar el paraguas en las puertas delanteras o una linterna LED extraíble en el maletero, Otro de los aspectos en los que destaca es en la cantidad y capacidad de los huecos portaobjetos repartidos por el habitáculo.

Estos compartimentos son de gran tamaño y nos permitirán guardar varias botellas de hasta 1,5 litros. Además de contar con la tradicional guantera (que está refrigerada) o del amplio hueco bajo el reposabrazos central, también nos encontraremos otros compartimentos no tan habituales como el cajón situado bajo el asiento del copiloto. Estos detalles convierten al Skoda Superb Combi en el perfecto compañero de viaje .

Interior premium

Interior premium Pero un buen viaje no puede realizarse sin los instrumentos necesarios. Y lo que se ha pretendido en esta nueva generación es acercarse un poco más a esas berlinas y familiares más premium. Estamos de acuerdo en que no es el planteamiento de la marca, ni busca adaptarlo, pero en este vehículo encontraremos aspectos a una altura superior a la esperada. Para ver uno de los elementos diferenciales tendremos que esperar a que caiga la noche. Es entonces cuando la iluminación ambiental entra en juego. Una fina línea recorre el habitáculo iluminando en el característico color verde de la marca. Posteriormente podremos cambiar el color y la intensidad, pero desde luego es un detalle de los que te ganan. La luz blanca tanto del interior como del cuadro de relojes también remarcan su carácter. Desde las plazas traseras visualizamos otro de los detalles: un mando de la climatización enclavado entre ambos asientos. Esto significa que el Superb tiene un climatizador de tres zonas y que la trasera podrá funcionar independientemente de la delantera. Como uno de los objetivos es la comodidad de los pasajeros, tanto los asientos delanteros como los traseros serán calefactables. Además los delanteros contarán con la ventaja de se regulables eléctricamente. Nuestra unidad contaba con un suculento repertorio de extras y el sistema Kessy permitirá el arranque y apagado del motor sin llaves, mediante el botón situado en la zona de la columna de dirección. Los plásticos del salpicadero son de buena calidad y tienen un tacto agradable.

Pero un buen viaje no puede realizarse sin los instrumentos necesarios. Y lo que se ha pretendido en esta nueva generación es acercarse un poco más a esas berlinas y familiares más premium. Estamos de acuerdo en que no es el planteamiento de la marca, ni busca adaptarlo, pero en este vehículo encontraremos aspectos a una altura superior a la esperada. Tanto que no es de extrañar que algunos lo comparen con el BMW Serie 5Para ver uno de los elementos diferenciales tendremos que esperar a que caiga la noche. Es entonces cuando la iluminación ambiental entra en juego, un extra que dará el toque de distinción.

Una fina línea recorre el habitáculo iluminando en el característico color verde de la marca. Posteriormente podremos cambiar el color y la intensidad, pero desde luego es un detalle de los que te ganan. La luz blanca tanto del interior como del cuadro de relojes también remarcan su carácter. Desde las plazas traseras visualizamos otro de los detalles: un mando de la climatización enclavado entre ambos asientos. Esto significa que el Superb tiene el opcional climatizador de tres zonas y que la trasera podrá funcionar independientemente de la delantera.

Prueba Skoda Superb Combi 2.0 TDI 150 CV DSG

Hay que reconocer que nuestra unidad de pruebas está plagada de elementos opcionales. Para seguir con la premisa de la comodidad de los pasajeros, tenemos los asientos delanteros  también los traseros calefactables. Como ya comentábamos, además los delanteros contarán con la ventaja de ser regulables eléctricamente. A este repertorio de extras hay que sumar el sistema Kessy permitirá el arranque y apagado del motor sin llaves, mediante el botón situado en la zona de la columna de dirección. Los plásticos del salpicadero son de buena calidad y tienen un tacto agradable.

Cargado de tecnología

Prueba Skoda Superb Combi 2.0 TDI 150 CV DSG pantalla táctil 8 pulgadas

El infoentretenimiento se controla desde la pantalla táctil de 8 pulgadas situada en la consola central (en acabados inferiores habrá otras de 5 o 6,5 pulgadas). Funciona en conjunto con la pequeña pantalla que se encuentra entre los relojes de la velocidad y las revoluciones. El sistema nos permitirá multitud de opciones desde el control del navegador hasta conectar nuestro smartphone, probando el buen funcionamiento del Apple Carplay. Otro de los aspectos destacados será que hasta podremos ver la televisión dentro del vehículo. Eso sí, siempre que estemos en parado.

Bajo la pantalla están los controles de la climatización y asientos calefactables y en la zona de la palanca del cambio tendremos otros botones. Servirán para activar el Park Assist, abrir el maletero, quitar el Stop&Start o para seleccionar el modo de conducción, entre otras cosas. En nuestra unidad no habrá palanca del freno de mano, habiendo sido sustituida por el botón del freno eléctrico.

Entre el equipamiento de nuestra unidad también tendremos cámara de visión trasera que facilitará las maniobras o un sistema de sonido Canton de 12 altavoces con un subwoofer en el maletero. En materia de seguridad incluirá sistemas como el detector de ángulo muerto, el control de crucero adaptativo, asistente de mantenimiento de carril, reconocimiento de señales, detector de tráfico cruzado, alerta de fatiga o frenada de emergencia automática.

2.0 TDI 150 CV DSG

Prueba Skoda Superb Combi 2.0 TDI 150 CV DSG motor

Nuestra unidad de pruebas lleva el motor 2.0 TDI 150 CV, la opción intermedia y probablemente la más interesante en la gama de los diésel. Por debajo se encuentra el 1.6 TDI de 120 CV y por encima el mismo 2.0 TDI pero con 190 CV. La gama de gasolina será más escueta y sólo contaremos con el 1.4 TSI de 150 CV. Todas estas mecánicas están disponible tanto con el cambio manual de seis velocidades, como con la caja automática DSG de seis o siete velocidades. Sólo habrá opción a tracción 4×4 en el diésel más potente y en los acabados más altos.

Sobre la mesa, nuestro 2.0 TDI se trata de un cuatro cilindros turbo de 2.0 litros con 150 CV y 340 Nm de par entre las 1.750 y las 3.000 revoluciones. Esto significa que no tendrá un comportamiento deportivo y con el cambio automático consigue una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,0 segundos y una velocidad máxima de 216 km/h. Por el contrario los consumos serán bastante contenidos y homologa 4,7 l/100km y unas emisiones de CO2 de 121 g/km.

Prueba Skoda Superb Combi 2.0 TDI 150 CV DSG

Son datos que se consiguen gracias a un reducido coeficiente aerodinámico de 0,28 Cx. También a la adopción de la plataforma modular MQB en esta tercera generación de Superb. Esto significa que gana en eficiencia y reduce su peso, que se queda en 1.520 kg. Otra de las novedades en este vehículo es que estrena el control dinámico del chasis (DCC), que permitirá personalizar el manejo del coche gracias a una serie de modos de conducción.

Mediante el botón situado en la zona de la palanca de cambios (o a través de la pantalla táctil) podremos movernos entre los modos Eco, Comfort, Normal, Sport e Individual. En función del que escojamos notaremos que el motor, la dirección o el cambio tendrán una respuesta diferente. Las diferencias entre Eco y Comfort, por ejemplo, son casi inapreciables, mientras que si comparamos Eco con Sport ya se nota en la respuesta y en los cambios de marcha más tardíos.

Viajero incansable

Prueba Skoda Superb Combi 2.0 TDI 150 CV DSG

Cuando nos ponemos al volante del Superb Combi nos damos cuenta por primera vez que sus generosas dimensiones también pueden ser un pequeño inconveniente en la circulación. Sus casi 5 metros hacen difíciles algunas maniobras, sobre todo en ciudad, y tendremos que buscar huecos amplios para aparcarlo. En carreteras reviradas es algo pesado y su paso por curva lo encontramos poco preciso en algunas ocasiones.

Cuando salimos a autovía la cosa cambia por completo. Aquí se muestra como pez en el agua y hace gala de sus dotes como viajero. Los largos recorridos no nos resultarán incómodos debido al gran confort en marcha que encontramos. Otro de los aspectos en los que se han trabajado es en la insonorización y lo notamos con una buena calidad de rodadura. La suspensión es algo blanda, pero no hay que olvidar que lo que prima es la comodidad.

Prueba Skoda Superb Combi 2.0 TDI 150 CV DSG

El cambio automático de doble embrague DSG ayuda bastante en ese sentido. Destaca por su elevado refinamiento, que harán que los cambios se sucedan sin apenas darnos cuenta y sin tirones. Unos recorridos adecuados consigue que podamos rodar en autopista a 120 km/h con la aguja por debajo de las 2.000 revoluciones. La entrega de potencia se hace desde bajas vueltas y será plenamente aprovechable hasta las 3.500 revoluciones.

Los consumos de este familiar son bastante contenidos teniendo en cuenta sus dimensiones y peso. Incluso hemos conseguido alcanzar los 4,7 litros que homologa con una conducción eficiente en un trayecto favorable. En situaciones normales los consumos se incrementan y tras algo más de 500 kilómetros de prueba marcamos una media de 5,8 l/100km. Algo más lógico y ajustado a la realidad de los trayectos y nuestras maneras al volante.

En resumen

Prueba Skoda Superb Combi 2.0 TDI 150 CV DSG plazas delanteras

La amplitud es una de las bazas del Skoda Superb

Si la mayor parte del tiempos viajamos por autopista y siempre acompañados y cargados de equipaje, el Skoda Superb Combi 2.0 TDI 150 CV DSG, es nuestro mejor aliado. Este vehículo ha sido desarrollado para toda esa gente que necesita una comodidad y espacio superiores en plazas traseras y maletero, y que tampoco está dispuesta a renunciar a un buen equipamiento y calidad. Los 660 litros de maletero será una de las claves y punto destacado de este modelo.

Además su suavidad lo convertirá en un vehículo polivalente y fácil de conducir. Ayuda mucho el bloque 2.0 TDI 150 CV ligado al cambio DSG, desde nuestro punto de vista la opción más lógica y sensata de la gama. Los consumos serán otro de los atractivos y la relación calidad-precio lo convertirán en un referente en la gama. No se lo pondrá nada fácil a rivales de un segmento más premium como el Mercedes Clase E Estate o BMW Serie 5 Touring.

Equipamiento del Skoda Superb Combi

Active

Skoda Superb Combi Active

  • Llantas de aleación de 16″ con neumáticos 215/60
  • Reposabrazos central delantero
  • Volante multifunción en cuero
  • Asientos delanteros ajustables en altura
  • Siete airbags
  • Frenada automática de emergencia
  • Sensor de presión de neumáticos
  • Cuatro elevalunas eléctricos
  • Freno de estacionamiento eléctrico
  • Radio Swing con pantalla de 5″, USB, AUX, SD, Bluetooth y 8 altavoces
  • Control de crucero
  • Faros traseros LED
  • Retrovisores eléctricos y calefactados
  • Aire acondicionado
  • Rueda de repuesto

Ambition (suma a Active)

Skoda SUperb Combi Ambition

  • Llantas de aleación de 17″ con neumáticos 215/55
  • Retrovisores de plegado eléctrico
  • Faros antiniebla
  • Regulación lumbar de asientos delanteros
  • Climatizador bizona
  • Guantera refrigerada
  • Radio Bolero con pantalla de 6,5″
  • Control por voz
  • Sensor de luces y lluvia
  • Sensor de aparcamiento trasero
  • Paraguas en puertas delanteras
  • Faros antiniebla cornering

Style (suma a Ambition)

Skoda SUperb Combi Active

  • Asiento del conductor eléctrico con memoria
  • Retrovisores eléctricos con memoria
  • Tapicería de Alcantara
  • Sensores de aparcamiento delante y detrás
  • Faros bi-xenón

L & K (suma a Style)

Skoda Superb Combi L & K

  • Llantas de aleación de 18″ con neumáticos 235/45
  • Cristales tintados
  • Tapicería de cuero
  • Iluminación ambiente
  • Navegador
  • Acceso y arranque sin llave
  • Conectividad WiFi
  • Techo solar
  • Maletero eléctrico
  • Linterna en maletero
  • Cortinilla parasol trasera eléctrica

Precio del Skoda Superb

Prueba Skoda Superb Combi 2.0 TDI 150 CV DSG

Motor Cambio Acabado Precio berlina Precio Combi
1.4 TSI 150 CV Manual 6v Active 21.900 € 23.000 €
1.4 TSI 150 CV DSG 7v Active 24.190 € 25.290 €
1.6 TDI 120 CV Manual 6v Active 21.390 € 22.490 €
1.6 TDI 120 CV DSG 7v Active 23.690 € 24.790 €
2.0 TDI 150 CV Manual 6v Active 23.490 € 24.590 €
2.0 TDI 150 CV DSG 6v Active 25.780 € 26.820 €
1.4 TSI 150 CV Manual 6v Ambition 23.140 € 24.240 €
1.4 TSI 150 CV DSG 7v Ambition 25.440 € 26.540 €
1.6 TDI 120 CV Manual 6v Ambition 22.640 € 23.740 €
1.6 TDI 120 CV DSG 7v Ambition 24.940 € 26.040 €
2.0 TDI 150 CV Manual 6v Ambition 24.750 € 25.850 €
2.0 TDI 150 CV DSG 6v Ambition 27.030 € 28.870 €
2.0 TDI 190 CV Manual 6v Ambition 26.740 € 27.840 €
2.0 TDI 190 CV DSG 6v Ambition 29.030 € 30.130 €
1.4 TSI 150 CV Manual 6v Style 25.690 € 26.790 €
1.4 TSI 150 CV DSG 7v Style 27.990 € 29.090 €
2.0 TDI 150 CV Manual 6v Style 27.290 € 28.390 €
2.0 TDI 150 CV DSG 6v Style 29.580 € 30.620 €
2.0 TDI 190 CV Manual 6v Style 29.290 € 30.690 €
2.0 TDI 190 CV DSG 6v Style 31.580 € 32.680 €
2.0 TDI 190 CV 4×4 DSG 6v Style 33.720 € 34.820 €
2.0 TDI 150 CV Manual 6v L & K 32.340 € 32.690 €
2.0 TDI 150 CV DSG 6v L & K 34.630 € 34.920 €
2.0 TDI 190 CV Manual 6v L & K 34.340 € 34.690 €
2.0 TDI 190 CV DSG 6v L & K 36.630 € 36.980 €
2.0 TDI 190 CV 4×4 DSG 6v L & K 38.770 € 39.120 €

Todos los precios incluyen descuento promocional, bonificación por financiación y Plan PIVE.

Opinión del editor

Skoda Superb Combi 2.0 TDI 150 CV DSG
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4 estrellas
23.000 a 39.120

    • Skoda Superb Combi 2.0 TDI 150 CV DSG
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 11 de Abril de 2016
    • Diseño exterior
      Editor: 75%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 60%
    • Plazas delanteras
      Editor: 90%
    • Plazas traseras
      Editor: 90%
    • Maletero
      Editor: 100%
    • Mecánica
      Editor: 75%
    • Consumos
      Editor: 80%
    • Confort
      Editor: 85%
    • Precio
      Editor: 70%

    Resumen: El Skoda Superb Combi 2.0 TDI 150 CV DSG es el familiar más grande de la gama Skoda. Destacará por sus dimensiones y habitabilidad, además de un buen comportamiento y consumos contenidos con el 2.0 TDI de 150 CV.

    Pros

    • Capacidad del maletero
    • Relación calidad/precio
    • Consumos ajustados

    Contras

    • Sólo un motor de gasolina
    • Diseño interior algo sobrio
    • Sólo tracción 4x4 en acabados más altos

    Galería de imágenes

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    Un comentario

    1. Es guapo mas caballos igual mejor ..NO. Saludo..

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *