Prueba smart Brabus fortwo cabrio; curioso y exclusivo, pero también caro

Prueba Smart Brabus Fortwo Cabrio

Una nueva marca de coches, con un planteamiento tan lógico como revolucionario, llegaba al mercado en 1998. Se llamaba smart y su principal característica era el reducido tamaño de su primer modelo, el smart fortwo. Con unos nombres propios escritos en letras minúsculas, ya nos querían transmitir que todo iba a ser pequeño. El smart fortwo pronto empezaba a estar en boca de todos, y lo cierto es que era una buena solución para moverse con agilidad y encontrar aparcamiento en las cada vez más congestionadas ciudades.

La actual generación del smart fortwo llegaba al mercado en 2015 con una carrocería cerrada de tres puertas, aunque en 2016 aterrizaba el smart fortwo cabrio. Brabus es la empresa especialista en dar vida a los modelos del Daimler más especiales, teniendo presencia tanto en Mercedes como en smart. Hoy probamos la versión Brabus del pequeño urbano en carrocería descapotable, es decir, el smart Brabus fortwo cabrio.

Hoy más que nunca, si vivimos en una gran ciudad, conviene utilizar el transporte público para la mayoría de los desplazamientos urbanos o bien comprar o alquilar vehículos de cero emisiones. El smart Brabus fortwo cabrio es el coche ideal para moverse por la ciudad, aunque lo de eléctrico no van con él. Tiene un motor de gasolina de 109 CV, lo que le otorga una gran reactividad a la salida de los semáforos.

Mucho más picante

Prueba Smart Brabus Fortwo Cabrio

La carrocería del smart fortwo, y también de esta variante descapotable firmada por Brabus, es la más contenida del mercado actual y recurre al plástico en prácticamente toda su superficie vista. Pese a ser tan compacto, ya no le permiten aparcar en batería en lugares de estacionamiento diseñados para aparcar en línea. Sus proporciones exteriores son de 2,7 metros de largo, 1,66 de ancho y 1,54 metros de alto, además de una batalla de 1,87 metros.

A nivel estético, el smart Brabus fortwo cabrio es básicamente un smart fortwo cabrio pero con unos importantes aditivos que transforman su carácter visual. De este modo, nos encontramos con unos paragolpes específicos con formas más agresivas, nueva parrilla principal, llantas exclusivas de 16 pulgadas delante y 17 detrás, una pequeña entrada de aire en la aleta trasera izquierda y un marcado difusor que aloja una doble salida de escape. No parece mucho sobre el papel, pero créeme que al lado de un smart normal los cambios son muy notables.

Además, al estar ante la carrocería descapotable, el techo y la parte superior de la zaga es una capota que quedará plegada en la parte posterior de la carrocería cuando así lo deseemos, utilizando un sencillo pulsador que encontramos junto a la palanca del cambio. Como curiosidad, una vez descapotados, podemos retirar los arcos superiores de la carrocería, haciéndolo manualmente y apenas dedicando tres segundos a cada uno de ellos. Los guardaremos en el maletero y la estética quedará mucho mejor así.

Dos plazas y una mochila de gimnasio

Prueba Smart Brabus Fortwo Cabrio

El apartado de habitabilidad del smart Brabus fortwo cabrio lo podríamos resumir con muy pocas palabras: para dos personas y poco más que una bolsa de gimnasio. Está claro que el fortwo no es el urbano más amplio que nos podamos comprar, pero ahí tiene su ventaja frente al resto. Solo tiene dos plazas, y no son demasiado holgadas, pero para los típicos desplazamientos urbanos será suficiente, ahorrando tamaño extra en la carrocería.

Tenemos varios huecos portaobjetos situados por su interior, por lo que vaciar nuestros bolsillos y que nuestras llaves, cartera y teléfono móvil vayan protegidos será muy sencillo. La capacidad del maletero es de 190 litros, que serán un poco justos si queremos hacer alguna escapada de fin de semana o para hacer la compra. Además, dado que estamos ante la versión descapotable, su boca de carga es muy pequeña, debiendo sumar que el subwoofer resta practicidad a la hora de distribuir la poca carga que llevemos.

Prueba Smart Brabus Fortwo Cabrio

Nos esperábamos algo más

Nunca me había montado en un smart firmado por Brabus, y debo reconocer que me esperaba algo mejor, pues su precio es bastante elevado. Los materiales blandos brillan por su ausencia, aunque reconozco que los pedales en aluminio y las firmas de Brabus en el pomo del cambio y en el freno de mano le quedan bastante bien; como el mando retro para ajustar la temperatura del climatizador automático.

Prueba Smart Brabus Fortwo Cabrio

Como vemos en las imágenes, el cuadro de instrumentos utiliza, a su manera, un diseño que puede recordar a los Mercedes de principios del nuevo siglo, algo que a mí particularmente me gusta. En la zona central equipa una pantalla para mostrarnos informaciones de consumo, marcha engranada, tiempo de conducción, etc. Menos me ha gustado el pequeño cuentarrevoluciones que se sitúa junto al pilar A, teniendo que pasar varios días hasta que terminé de adaptarme a ello.

¡Todo atrás!

Los smart montan su propulsor bajo el piso del maletero, como el Renault Twingo. No por ello encontramos un segundo espacio de carga delante, pues bajo el capó delantero quedan los líquidos de refrigeración y frenos y la batería entre otras cosas. El smart Brabus utiliza un motor 0.9 con turbo de 109 CV y 170 Nm de par. Dicho propulsor se asocia a un cambio de doble embrague EDC con seis velocidades, que finalmente transmite la energía al eje trasero. Sí, este coche es de propulsión trasera, pero puedes estar tranquilo por sus reacciones.

Prueba Smart Brabus Fortwo Cabrio

Casi podrás dar media vuelta en un entrecejo

Como llevamos comentando durante toda la prueba, el smart Brabus fortwo cabrio está diseñado para la ciudad. Allí se mueve como pez en el agua, con una agilidad que un servidor nunca antes había experimentado. Las contenidas dimensiones antes citadas sumadas a un minúsculo radio de giro te permiten aparcar en lugares muy estrechos, pero también dar la vuelta en situaciones de muy poco espacio sin utilizar la reversa. Esto último, de verdad, te deja con la boca abierta.

El motor 0.9 de 109 CV nos permite ganar velocidad muy rápido, tanto que tendremos que andar con vista porque, como se suele decir, “se embala” con facilidad. Eso sí, los consumos homologados son imposibles de obtener, habiendo finalizado la prueba con un mixto de 7,1 l/100 km. También es cierto que es un coche que te invita a conducir a ritmos ligeros, que no extremos, por su sonido y por su respuesta.

Menos nos ha gustado el funcionamiento de su transmisión EDC de doble embrague a baja velocidad. La forma de acoplar y desacoplar el giro del motor resulta un tanto brusca y, sobre todo en pendientes, es algo complicado medir con el pedal derecho, pues puede pasar de estar totalmente parado a arrancar con brusquedad.

En su defensa diremos que cuenta con dos modos de funcionamiento y que, a partir de segunda, estas pegas desaparecen para trabajar con suavidad y eficacia. Podemos dejarlo en modo automático o bien jugar con las levas o la palanca en modo secuencial. Un punto que sí nos ha gustado especialmente es que en modo secuencial permite reducciones fuertes que pueden elevar el régimen del motor a unas 5.500 rpm aproximadamente, muy cerca de la zona roja del cuentarrevoluciones.

Prueba Smart Brabus Fortwo Cabrio

A la hora de circular de forma deportiva por carreteras de curvas debemos tener cuidado pues, como hemos dicho más arriba, rápido coge bastante velocidad. Pese a ser un coche de propulsión trasera, al límite su carácter es subvirador. Tiene el motor atrás y las ruedas posteriores son más anchas que las delanteras, lo que elimina prácticamente al completo la posibilidad de un sobreviraje.

Por vías rápidas no se siente cómodo, aunque sí podemos reconocer que más de lo esperado. En cualquier caso, el smart fortwo no es el coche ideal para realizar trayectos habituales por estas carreteras, pues se muestra sensible a los vientos laterales relativamente fuertes y su tamaño no transmite una gran sensación de seguridad.

Prueba Smart Brabus Fortwo Cabrio

Profundizando un poco más en los consumos, podemos decir que nos ha resultado algo gastón, obteniendo resultados algo elevados para un coche de este propósito. En ciudad rondaremos los 9 litros habitualmente. Como decíamos más arriba, este coche es de esos que incitan a salir deprisa de un semáforo y a practicar una conducción algo alegre, principalmente por su sonido de escape. Si conseguimos aislarnos y practicamos una conducción tranquila, rondaremos los 7,5 aproximadamente, lo que tampoco nos parece un registro demasiado bueno. Por autovía rondaremos los 6,5 l/100 km.

Conclusión

Prueba Smart Brabus Fortwo Cabrio

El smart Brabus fortwo cabrio es un urbano deportivo muy llamativo, pero sin duda peca de caro. El smart fortwo cabrio (sin Brabus) arranca en unos 15.600 euros, mientras que el smart Brabus fortwo cabrio es unos 7.000 euros más caro, llegando hasta los 22.650. Un precio que nos parece totalmente desorbitado para las calidades interiores y refinamiento. ¿Tan caro resulta un coche muy pequeño, descapotable y con unas pinceladas de deportividad? Pues nuestra unidad, la que vemos en las imágenes, tenía casi 4.000 euros en extras, superando los 26.000 euros de precio final.

Equipamientos smart fortwo cabrio

smart fortwo cabrio

  • Llantas de aleación de 15 pulgadas con medidas de neumáticos 165/65 delante y 185/60 detrás
  • Capota de tela tritop en color negro con accionamiento eléctrico
  • Calandra del radiador en negro
  • Célula de seguridad tridion con marcos laterales superiores extraíbles
  • Tablero de instrumentos y paneles de las puertas en negro con contrastes blancos
  • Tapizado de tela en negro
  • Ordenador de a bordo con pantalla TFT de 3,5 pulgadas
  • Limitador de velocidad

smart Brabus fortwo cabrio

  • Paquete deportivo Brabus
  • Tren de rodaje deportivo con 10 mm menos de altura libre
  • Dirección con asistencia variable, desmultiplicación variable y reglaje deportivo
  • Tiradores interiores de las puertas en cromado mate
  • Levas del cambio
  • Climatizador automático

Precios

Prueba Smart Brabus Fortwo Cabrio

Versión Motor Cambio Precio
Versión Motor Cambio Precio
smart fortwo cabrio 1.0 71 CV Manual 5v 15.640 €
smart fortwo cabrio 1.0 71 CV twinamic 6v 17.055 €
smart fortwo cabrio 0.9 turbo 90 CV Manual 5v 17.000 €
smart fortwo cabrio 0.9 turbo 90 CV twinamic 6v 17.992 €
smart Brabus fortwo cabio 0.9 turbo 109 CV twinamic 6v 22.650 €

Opinión del editor

smart Brabus fortwo cabrio
  • Valoración del editor

  • Puntuación 3 estrellas

    • smart Brabus fortwo cabrio
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 25 de septiembre de 2017
    • Diseño exterior
      Editor: 90%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 35%
    • Plazas delanteras
      Editor: 65%
    • Plazas traseras
    • Maletero
      Editor: 60%
    • Mecánica
      Editor: 65%
    • Consumos
      Editor: 50%
    • Confort
      Editor: 65%
    • Precio
      Editor: 30%

    Resumen: Probamos el smart Brabus fortwo cabrio, la variante más llamativa y deportiva del urbanita de smart.

    Pros

    • Gran agilidad urbana
    • Respuesta del motor
    • Estética Brabus

    Contras

    • Precio muy elevado
    • Funcionamiento de la transmisión a baja velocidad
    • Calidad de los interiores

    Galería de imágenes del smart Brabus fortwo cabrio

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche

    ¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

    Suscríbete
    Te puede interesar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *