Prueba SsangYong Korando, notables mejoras y 178 CV

Prueba SsangYong Korando

SsangYong es una marca que no está entre las más vendidas dentro de nuestras fronteras y que tiene un planteamiento que puede resultar “extraño”. La mayoría de marcas automovilísticas parecen buscar el mayor número de ventas posibles, pero eso no significa siempre que sean las que más beneficios obtienen. Su especialidad son los SUV y crossover, por lo que la moda actual de estos vehículos les viene fenomenal. La crisis, al ser una marca económica, también.

Nos acabamos de bajar de un nuevo producto que ya se encuentra en los concesionarios oficiales, el SsangYong Korando 2017; pero antes debemos hablar muy ligeramente de la marca en España. Pese a que aquí no es una marca muy conocida, su crecimiento está siendo muy interesante. En 2016 ha crecido un 14 % respecto a 2015; mientras que si comparamos los datos de ventas del pasado año con 2012 el aumento se dispara al 169 %. Vamos ya con el SsangYong Korando, que es quien nos ocupa estas líneas.

El Korando iniciaba su comercialización en España allá por 1996, matriculando 12.000 unidades desde entonces y siendo uno de los coches más reconocidos de la empresa surcoreana. Es la quinta generación de este modelo, que nacía en 1974, y ahora presenta un agraciado rediseño. El objetivo de la marca es vender, en España, unas 1.000 unidades anuales aproximadamente.

Pequeños cambios estéticos pero muy acertados

Prueba SsangYong Korando

El SUV compacto de SsangYong ha recibido algunos sutiles cambios que, pese a no ser demasiado grandes, le otorgan una imagen muy diferente. Dichos cambios, en el frontal, aparecen principalmente en los faros. Ahora tienen mayores dimensiones y luz diurna de LED. El paragolpes también cambia sus formas, con mayor superficie acabada en plástico negro para dar más impresión de robustez y unos nuevos antinieblas. Por cierto, los intermitentes ahora se ubican en la zona baja, junto a los citados antinieblas. La rejilla también es nueva y los nervios del capó son distintos.

Los cambios en el costado y en la parte posterior son mucho más contenidos. En el lateral nos encontramos con unos nuevos diseños de llantas y unas aletas delanteras de mayor anchura. La zaga también ha visto rediseño su paragolpes; aunque por detrás sigue siendo perfectamente reconocible como un SsangYong Korando, pudiendo ser confundido con un Opel Mokka por las formas de sus pilotos.

Prueba SsangYong Korando

No podemos despedirnos del diseño exterior sin repasar sus medidas principales. El Korando tiene una longitud de 4,41 metros, una anchura de 1,83 y una altura de 1,67 (sin contar los raíles del techo). La distancia entre ejes de este SUV es de 2,65 metros.

Uno de los más espaciosos de su categoría

Prueba SsangYong Korando

Pese a no haber sacado el metro, el compás, la escuadra y el cartabón, la sensación es que el interior del SsangYong Korando es uno de los más amplios de su segmento; y eso que nuestra unidad de pruebas traía techo solar, que siempre resta algunos centímetros de altura. En las plazas delanteras tenemos espacio más que de sobra, tanto que personas de entorno a los 2 metros de altura no deberían sentirse agobiadas.

Las plazas posteriores son muy generosas, especialmente las laterales. Yo mido 1,76 aproximadamente y, con el asiento del conductor colocado en mi posición, quedaban unos 15 cm para que mis rodillas tocaran el asiento delantero. La cota de altura también es muy buena, no teniendo tampoco problemas de anchura. La plaza central, como es lógico, no es tan cómoda; aunque la marca coreana ha cuidado a este quinto ocupante al no presentar túnel de transmisión. Debemos mencionar que el respaldo de los asientos puede variar su inclinación en 17,5 grados.

Prueba SsangYong Korando

Pasamos al maletero. Éste cuenta con un volumen de 486 litros, que lo sitúa en la zona media-alta de la categoría. Los asientos posteriores se pueden plegar en proporciones 40:60 y, cuando abatimos ambas partes, nos encontramos con un volumen de carga de 1.312 litros y el piso totalmente plano. El volumen del maletero no disminuye en las versiones 4×4.

Actualización para el diseño interior

Este restyling también ha traído consigo notables cambios en el interior. El SsangYong Korando ha rediseñado aquellos elementos clave del interior que nos pueden transmitir sensación de estar ante un coche anticuado o actual. Estos son: el volante, el cuadro de instrumentos, las tonalidades utilizadas en la zona central del salpicadero, panelados de las puertas y el pomo de la transmisión (tanto manual como automática).

Prueba SsangYong Korando

Pese a que estamos ante una marca categorizada como “económica”, lo cierto es que los materiales utilizados no son los habituales de un coche “low-cost”. La parte superior del salpicadero presenta un mullido muy agradable, al igual que en la zona de los “apoyacodos” de las puertas. El resto de elementos es de material duro, aunque parece tener buenos ajustes. A destacar también el gran número de huecos repartidos por todo el habitáculo.

Un punto negativo que vemos al interior es la pantalla táctil del salpicadero. Su legibilidad en la mayoría de situaciones es buena y su funcionamiento correcto, pero si los rayos del sol inciden sobre ella hay ocasiones en las que es realmente complicado saber qué información está mostrando.

Solo un motor, el 2.2 diésel de 178 CV

El SsangYong Korando se ofrece únicamente con el motor 2.2 diésel de 178 CV. Dicha potencia se entrega a 4.000 rpm, mientras que su par máximo es de 400 Nm y está disponible entre 1.400 y 2.800 rpm. El consumo homologado es de entre 5,3 l/100 km y 6,8 l. Esto es así porque, aunque solo tenga una motorización disponible, existen versiones manuales y automáticas, con tracción simple al eje delantero y 4×4. Las cajas de cambios son de seis velocidades, mientras que la tracción total recurre a un diferencial tipo Haldex bloqueable al 50 %.

Conduciendo el SsangYong Korando

Prueba SsangYong Korando

Nos hemos puesto a los mandos del nuevo SUV surcoreano y, principalmente, nos ha transmitido que es un producto completo siempre y cuando no tengamos ningún interés en sensaciones deportivas. Está totalmente configurado para primar el confort. La unidad probada correspondía a la versión de cambio manual y tracción al eje delantero.

El motor 2.2 diésel, con sus 178 CV y 400 Nm de par, es más que suficiente para mover con soltura los 1.673 kilos que declara esta versión. Pese a que poco por encima de ralentí se muestra algo perezoso, apenas al superar las 1.500 vueltas su empuje se empieza a notar. No es un motor que brille por su refinamiento acústico, pero es cierto que las vibraciones están bien contenidas en el habitáculo. Para realizar viajes por autopista con varios ocupantes y el maletero hasta los topes debe ser suficiente.

Las suspensiones tienen un tarado bastante suave. En carreteras secundarias y entre curvas parece que el coche tarda demasiado en apoyar. El lado positivo de esta configuración es el gran confort viajando por vías rápidas, a la hora de afrontar los resaltos que pueblan nuestras ciudades y, por supuesto, al salir del asfalto y adentrarnos en pistas de tierra; donde no se muestra ni mucho menos tan seca como en otros coches de la competencia.

Un punto que no nos ha gustado es la dirección. Suponemos que será cosa de rodar unos días con el coche y nos terminaremos adaptando a su funcionamiento, pero lo cierto es que la dirección es muy indirecta y no nos transmite qué está ocurriendo bajo las ruedas delanteras. Igual este detalle está pensado para la circulación fuera del asfalto, pero lo cierto es que por carretera genera ciertas dudas, hasta que nos acostumbramos, a la hora de trazar curvas. Tenemos que girar el volante bastante más de lo habitual.

SsangYong ha organizado un breve recorrido por unos caminos de muy poca dificultad. Dicho recorrido lo hemos realizado a los mandos de una unidad con tracción 4×4, pero creo que no hubiéramos tenido demasiados problemas si lo hubiéramos podido con un 4×2. Esperaremos a probarlo a fondo para recabar más informaciones sobre su comportamiento offroad.

En resumen

Prueba SsangYong Korando

El SsangYong Korando es un producto a tener en cuenta para todos aquellos clientes que busquen un SUV compacto y que no puedan (o quieran) desembolsar el dinero que cuesta un modelo generalista, que es bastante más caro que éste.  Tal vez eche para atrás que solo tenga un motor disponible. SsangYong nos ha comentado que la demanda de gasolina en este tipo de coches para España es muy baja, por lo que no les saldría a cuentas. Por otro lado, como veréis a continuación, el Korando trae un gran equipamiento desde el acabado base. Por último, su garantía es de cinco años, algo que también hay que tener muy en cuenta.

Equipamiento

Line

  • 6 Airbags
  • Llantas de aleación de 16 pulgadas
  • Ayuda al arranque en pendiente
  • Radio con 6 altavoces, bluetooth y entrada USB
  • Control de crucero
  • Volante multifunción
  • Ordenador de abordo
  • Alarma
  • Aire acondicionado
  • Luces LED diurnas delanteras y luces traseras
  • Intermitentes en retrovisores

Premium

  • Pantalla de 7 pulgadas táctil con cámara de marcha atrás
  • Climatizador automático
  • Llantas de 17 pulgadas
  • Volante y pomo en cuero
  • Sensor de luces y lluvia
  • Asientos delanteros calefactables
  • Elevalunas conductor de un solo toque
  • Faros antiniebla con intermitentes integrados
  • Retrovisores exteriores eléctricos y térmicos
  • Rieles en techo
  • Cristales oscurecidos
  • Bandeja cubremaletero
  • Rueda de emergencia

Limited

  • Tapicería de cuero
  • Techo solar
  • Llantas de aleación en 18 pulgadas
  • Sensores de aparcamientos delanteros y traseros
  • Asientos traseros calefactables
  • Acceso y arranque manos libres en cambio automático
  • Pack cromado

Precios del SsangYong Korando

Prueba SsangYong Korando

Motor Cambio Tracción Acabado Precio
Motor Cambio Tracción Acabado Precio
D22T 178 CV Manual 6v Delantera Line 20.150 €
D22T 178 CV Manual 6v Delantera Premium 24.250 €
D22T 178 CV Manual 6v Delantera Limited 26.250 €
D22T 178 CV Automático 6v Delantera Limited 27.750 €
D22T 178 CV Manual 6v 4×4 Premium 25.750 €
D22T 178 CV Automático 6v 4×4 Limited 30.250 €

A todas estas versiones hay que añadirles un descuento de 2.000 euros, exceptuando el acabado Line que el descuento es de 1.000 euros. De este modo, podemos adquirir un SsangYong Korando desde 19.150 euros.

Galería de imágenes del SsangYong Korando

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *