Prueba Subaru Forester diésel Lineartronic, el crossover más genuino

Prueba Subaru Forester diésel Lineartronic

Esta semana hemos tenido la ocasión de probar el Subaru Outback 2015, la quinta generación del familiar 4×4. En la misma presentación tuvimos la oportunidad de probar el Subaru Forester diésel automático, otro importante lanzamiento para la marca de las pléyades. Hace ahora dos años que el actual Subaru Forester llegó al mercado con las versiones diésel manuales de 148 caballos y los gasolina atmosférico y turbo de 150 y 240 caballos respectivamente.

El Subaru Forester es un modelo clave para la firma. Aunque ahora el pequeño de la familia, el Subaru XV, sea el modelo más vendido de la marca en España, el Forester es el que todavía conserva el título con 7.500 unidades a lo largo de cuatro generaciones. La llegada del cambio CVT Lineartronic a la gama diésel del Forester se espera que sea un importante impulso para las ventas, ya que es algo que los clientes llevaban tiempo demandando.

Ligera actualización

Subaru Forester 2015

Pero la llegada del cambio automático no es la única novedad en la gama Forester. Sin recibir cambios estéticos en el exterior más allá de una antena de aleta de tiburón, el Subaru Forester 2015 actualiza algunos detalles de su interior. El más destacado es el sistema de infoentretenimiento Starlink con pantalla táctil de 7″ (6,2″ en el acabado básico), también equipado en el nuevo Subaru Outback. A esto le acompaña una nueva botonera del volante, contornos cromados en los aireadores y un apoyabrazos central delantero extensible (antes era fijo y muy corto). El sistema multifunción también mejora los gráficos.

El sistema multimedia Starlink supone un paso adelante en conectividad, permitiendo emparejar smartphones y manejar algunas aplicaciones. Cuenta con control por voz, pero el sistema es algo lento y será más rápido manipular el sistema bien a través de los mandos del volante o desde el propio equipo multimedia.

Subaru Forester diésel Lineartronic

Se equipa también una nueva llave más moderna para las unidades con acceso y arranque sin llave, así como un sistema de luces de acompañamiento una vez que detenemos el vehículo.

El Subaru Forester fue el encargado de estrenar el sistema de control de descensos y control de tracción X-Mode, hasta la fecha solo disponible en los gasolina automáticos. Ahora el diésel también ofrece esta funcionalidad, aunque no en el acabado más sencillo (Sport).

Precios Subaru Forester Diésel Lineartronic

Motor Cambio Acabado Precio
2.0 diésel 148 CV CVT 7v Sport 29.400€
2.0 diésel 148 CV CVT 7v Sport Plus 32.400€
2.0 diésel 148 CV CVT 7v Executive 35.000€
2.0 diésel 148 CV CVT 7v Executive Plus 36.500€

Nos ponemos en marcha

Prueba Subaru Forester diésel Lineartronic

Tras el pertinente repaso a las novedades introducidas por el Subaru Forester 2015 es el momento de iniciar la marcha y comprobar lo que nos ofrece este nuevo crossover con motor diésel y cambio automático. Son 148 caballos los que ofrece el motor, en este caso asociado al cambio CVT Lineartronic de Subaru, que cuenta con siete relaciones prefijadas. La tracción total permanente no puede faltar.

La insonorización del vehículo es buena y es confortable circular a baja velocidad. En carreteras comprobaremos que la potencia de su motor es suficiente y que la caja se muestra más ágil que en el Outback, debiendo acelerar menos para ganar más velocidad. Me gusta más el tarado del acelerador en el Forester. El aislamiento ante el ruido es bueno y en vías rápidas es un coche silencioso y con mucho aplomo. La suspensión deja balancear poco la carrocería teniendo en cuenta la altura, aunque al igual que en el Outback, los asientos pecan de un escaso agarre lateral.

La ruta por carreteras con el Forester fue más corta y rápida que la del Outback, arrojando una media de consumo de 6,8 litros, aunque como siempre, en un recorrido demasiado corto como para poder tomar este dato como veraz. Para ello tendremos que esperar a la prueba a fondo.

 Subaru Forester fuera del asfalto

Prueba Subaru Forester diésel Lineartronic

Son muchos los usuarios de Subaru que salen del asfalto con asiduidad. A muchos incluso les gusta hacer pequeñas rutas todoterreno. Para eso el mejor coche es sin duda el Subaru Forester, que es el modelo más puro. Tiene una altura libre al suelo de 22 centímetros y unos ángulos de ataque y salida de 25º, con un ventral de 23º. Esto hace que sea un coche más capaz en campo de lo que en un principio podríamos pensar.

Comenzamos la prueba probando el coche por pistas, comprobando la confianza que otorga la elevada altura libre al suelo y la forma en la que la suspensión trabaja absorbiendo los baches sin maltratar a los ocupantes, ya que pese a su firmeza en carretera, no es seca en el campo. En las pistas había importantes desniveles en los que pudimos comprobar, nuevamente, el excepcional funcionamiento de sistema X-Mode. Pese a las pronunciadas pendientes, el control de descensos hace su trabajo y el coche baja despacio, haciendo uso de los frenos de forma autónoma por debajo de 20 km/h.

Prueba Subaru Forester diésel Lineartronic

El X-Mode también optimiza la tracción cuando circulamos por debajo de 40 km/h por firmes que pueda ser resbaladizos y lo cierto es que pese a ser bruscos en busca de pérdidas de tracción por las pistas de tierra, la tracción simétrica de Subaru nos marcó un tanto.

La marca nos tenía preparado un pequeño circuito todoterreno. De entrada sabes que no van a poner en apuros sus coches y que el Forester va a pasar por todo el circuito, aunque eso no le quita mérito a un coche al que es justo reconocerle sus capacidades off-road (no hay mas que hacer uso de Youtube). La primera parte del circuito consistía en enlazar tres cruces de ejes y comprobar como pese a llegar a tener dos ruedas al aire el coche ni se inmuta. El X-Mode frena las ruedas sin tracción y el Forester avanza sin ningún problema. Incluso parándonos en mitad de la maniobra o dando marcha atrás la tracción hace muy bien su trabajo. Ninguna rueda gira más de lo que debería.

Prueba Subaru Forester diésel Lineartronic

Otro de los puntos más destacados del circuito era una fuerte subida con su correspondiente bajada. En la subida había que detener el vehículo en mitad de la rampa para salir desde parado ayudados por el sistema de ayuda al arranque en pendiente. Nuevamente no hubo ningún problema y el Subaru Forester avanzó como si la rampa fuese de asfalto. Al coronar la cima en la bajada nuevamente comprobamos el funcionamiento del control de descensos.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Escribe un comentario