Prueba Subaru Outback 2.0 diésel Lineartronic CVT, equipamiento, precio y conclusiones

Ha llegado el momento de aparcar nuestro Subaru Outback diésel Lineartronic, el coche que probamos esta semana. Se trata de un vehículo especial para Subaru, por ser el primer modelo diésel automático que comercializa, algo que los clientes europeos llevaban tiempo solicitando. Lo hace además con una caja de cambios CVT de variador que en absoluto se parece a cualquier otro cambio CVT del mercado, como ya pudimos comprobar en la prueba dinámica, incluso los de los modelos gasolina de Subaru.

Tras convivir durante varios días con el Subaru Outback diésel Lineartronic en acabado Executive Plus, el más alto de gama, os traemos nuestras conclusiones. Se trata de un coche interesante, bien equipado, confortable, con aplomo en carretera y además, ciertamente exclusivo al no ser un vehículo muy popular. Destaca sobre todo el buen comportamiento en carretera y la habitabilidad interior, además de lo bien logrado que está el cambio Lineartronic y la ventaja de contar con tracción total permanente.

Los puntos negativos son el tacto del freno, que es poco natural, los neumáticos Yokohama Geolandar, que muestran un comportamiento mejorable en carretera y campo y el sistema de navegación y multimedia integrado, obsoleto y lento de reacciones teniendo en cuenta lo que ofrece la competencia. Hay que tener en cuenta que es un modelo lanzado originalmente en 2009, y que aunque haya recibido pequeñas mejoras, básicamente hablamos de un coche japonés de hace cinco años, por lo que ya sabemos de antemano lo que vamos a encontrar.

Pero sin duda la principal ventaja del Outback es que no tiene ningún rival que se le asemeje. Si vamos a modelos de marcas premium veremos que a igualdad de equipamiento los precios se disparan, creando notables diferencias. Por ejemplo un Audi A4 Allroad supera los 40.000 euros de precio base (el A6 Allroad supera los 60.000), mientras que un Volvo XC70 supera los 42.000 euros. Otros rivales tienen precios similares, pero ninguno ofrece tracción total permanente ni 20cm de altura libre al suelo y algunos incluso se limitan a añadir las protecciones en plástico y ofrecen tracción delantera y neumáticos con bajo perfil que imposibilitan su uso fuera del asfalto.

Diésel, gasolina y GLP

La gama mecánica del Subaru Outback es sencilla y el motor diésel 2.0 de 150CV es el que más opciones ofrece, al existir con cambio manual de seis relaciones o automático CVT, como el que hemos probado. El motor gasolina 2.5 de 173CV está disponible sólo con cambio automático y ofrece también una variante adaptada a GLP. Previamente al restyling, cuando todavía no había modelos diésel automáticos, se comercializó el motor de gasolina con cambio manual de seis marchas así como un el motor 3.6 de seis cilindros y 260CV, asociado a cambio automático de cinco marchas.

La gama del Subaru Outback se estructura en tres niveles de acabado llamados Sport, Executive y Executive Plus siendo el intermedio el más interesante. Como buen japonés, los equipamientos son cerrados y sólo es posible elegir color y accesorios de concesionario. El acabado Sport únicamente está disponible con la mecánica diésel de cambio manual. Resulta llamativo ver cómo en el caso del acabado Executive Plus, el cambio automático en el diésel supone un incremento de precio de sólo 100 euros, mientras que el acabado Executive implica un desembolso de 2.000 euros si queremos el cambio Lineartronic.

Con este Subaru Outback haremos una excepción y mañana os ofreceremos una comparativa en la que veremos las diferencias entre el modelo diésel y el gasolina, ambos con cambio CVT Lineartronic. Servirá para ver cual de los dos modelos puede resultar más interesante, aunque a priori, y visto el precio, todo apunta a la victoria del diésel ¿Será así?

Equipamiento Subaru Outback

Sport

  • Luces y limpias automáticos
  • Lavafaros
  • Luces antiniebla
  • Espejos de plegado eléctrico
  • Llantas de aleación de 17″
  • Volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad
  • Asientos delanteros regulables en altura y calefactados
  • Asientos traseros abatibles 60/40 y reclinables
  • Freno de mano eléctrico
  • Climatizador bizona
  • Control de crucero
  • Retrovisores de plegado eléctrico y calefactados
  • Sistema de sonido con pantalla de 4,3″ con tomas USB, AUX, Bluetooth
  • Navegador
  • Cámara de aparcamiento
  • Ayuda al arranque en cuesta
  • Suspensión trasera autonivelable
  • Seis airbags, ABS y ESP

Executive (añade a Sport)

  • Faros de xenón
  • Tapicería de cuero
  • Asiento de conductor eléctrico con memoria
  • Aireadores en plazas traseras (modelos gasolina)
  • Levas en el volante (modelos Lineartronic)

Executive Plus (añade a Executive)

  • Techo solar
  • Acceso y arranque sin llave con memoria de asiento
  • Navegador premium
  • Cristales traseros oscurecidos

Precio Subaru Outback

Gama diésel:

  • Subaru Outback diésel Sport: 30.700 euros
  • Subaru Outback diésel Executive: 32.400 euros
  • Subaru Outback diésel Executive Plus: 35.900 euros
  • Subaru Outback diésel Lineartronic Executive: 34.400 euros
  • Subaru Outback diésel Lineartronic Executive Plus: 36.000 euros

Gama gasolina:

  • Subaru Outback 2.5i Lineartronic Executive: 34.500 euros
  • Subaru Outback 2.5i Lineartronic Executive Plus: 36.500 euros
  • Subaru Outback 2.5i GLP Lineartronic Executive: 37.120 euros
  • Subaru Outback 2.5i GLP Lineartronic Executive Plus: 39.120 euros

Puedes encontrar más información sobre el Subaru Outback 2.0 diésel Lineartronic CVT en la parte de diseño exterior e interior y en el análisis dinámico del vehículo.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar


Me llamo Iñigo Ochoa, tengo 22 años y soy de Vitoria. Formo parte del equipo de redactores de ActualidadMotor desde 2010. Soy Técnico Superior en Automoción y he trabajado durante algún tiempo en un concesionario. Desde pequeño he sido un enamorado de los coches y un ávido consumidor de contenidos relacionados con las cuatro ruedas. Me vuelven loco los coches poco usuales, independientemente de sus prestaciones o precio. Muestra de ello son mis dos coches, un veterano Golf Cabriolet Etienne Aigner 1.8 del año 90 y un Mitsubishi Galant 2.0 de 1998. Para cualquier consulta puedes contactar conmigo a través de inigo.ochoa@actualidadblog.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.