Prueba Subaru Outback 2.0 diésel Lineartronic CVT, diseño exterior e interior

subaru-outback-diesel-automatico-3

Vivimos en 2014 y ahora mismo nos encontramos padeciendo una de las pandemias más grandes del mercado automovilístico: la moda SUV. Desde un utilitario para andar por ciudad hasta el más grande de las carreteras, hay de todo con aspecto off-road, protecciones plásticas y alturas sobreelevadas. Pero del mismo modo que los coches eléctricos no son nada nuevo, los SUV tampoco. EL Jeep Grand Wagoneer y el Range Rover fueron de los primeros todoterrenos en enfocarse hacia el uso como turismo, pero sin duda, el Subaru Outback fue el primer turismo en enfocarse hacia los todoterrenos, o SUVs, mejor dicho.

Para encontrar el origen hay que remontarse a 1994, cuando se presentó la primera generación del Subaru Outback, basado en la carrocería familiar del Subaru Legacy de segunda generación. Algunos años después fue el turno de Volvo con sus Cross Country y el de Audi con los A6 Allroad todavía algunos años más tarde. Ahora el Subaru Outback se ve rodeado de coches similares de marcas tan dispares como Skoda, Opel, Volkswagen, Peugeot o Citroën.

subaru-outback-diesel-automatico-1

La cuarta y actual generación del Subaru Outback fue lanzada en 2009. En 2013 se presentó un restyling, que es el modelo que probamos esta semana en ActualidadMotor. Los cambios estéticos no son lo más importante de esta renovación, donde destaca sobre todo lo demás el motor bóxer diésel de 150CV asociado a cambio automático CVT Lineartronic. Es el primer Subaru diésel automático que se comercializa y es un tipo de coche que tiene mucha demanda y que según responsables de Subaru, les ha hecho perder bastantes ventas en los últimos años. La próxima generación del Subaru Outback ya fue presentada en Norteamérica y no debería demorarse mucho en llegar a Europa.

Lavado de cara para los últimos kilómetros

El restyling presentado por Subaru supone una ligera actualización para el familiar camperizado por excelencia, al que no le queda mucho por recorrer en el mercado.. Su imagen permanece totalmente reconocible y los cambios se encuentran en el frontal y en el interior. Luce nuevos paragolpes, con antinieblas de mayor tamaño que le dotan de un aspecto más robusto, además de una nueva parrilla frontal y unos faros que cambian su diseño interior pero no sus formas. Los retrovisores luces también nuevas formas y en la vista lateral encontramos nuevas llantas de aleación, que siguen siendo de 17″.

subaru-outback-diesel-automatico-5

El lateral y la zaga no se actualizan y siguen con su diseño conservador, muy al gusto americano e indudablemente con menos personalidad que la generación anterior del modelo, vendida hasta 2009. Debido a sus formas y a la altura del coche, el Subaru Outback parece más grande de lo que realmente es y destaca por su gran superficie acristalada. Mide 4,79 metros de largo, 1,82 de anchura y su batalla es de 2,74 metros. Crece casi dos centímetros en longitud con respecto al modelo previo al restyling.

En el interior es donde encontramos el resto de los cambios. El diseño general es el mismo, pero en la consola central cambia el color de las inserciones en símil aluminio, que dejan de ser plateadas para pasarse al siempre acertado negro. El resto de cambios de importancia se encuentran en un nuevo volante, nuevas palancas de luces, limpias e intermitencias y un nuevo cuadro de relojes digital, más completo y visualmente atractivo. El freno de estacionamiento pasa de estar ubicado a la altura de la rodilla izquierda del conductor y ahora se encuentra en la consola central, más accesible. La tapicería de cuero mejora su calidad, con algunas zonas reforzadas para acusar menos el desgaste.

Interior amplio y japonés

subaru-outback-diesel-automatico-9

La calidad de acabados del Subaru Outback es buena, pero no la mejor del segmento. Los ajustes son buenos y no hay lugar a grillos, pero por ejemplo toda la parte superior del salpicadero es de plástico duro, aunque tiene una buena presencia. Encontraremos materiales blandos y mullidos en las puertas delanteras y traseras, con la parte superior de plástico blando y la parte central tapizada en cuero, muy agradable al tacto. Hay varios huecos portaobjetos en el interior, unos bastante aprovechables en las puertas, aunque estos no cuentan con suelo antideslizante de goma y los objetos pueden hacer ruidos. Los de la consola central si tienen suelo de goma.

Y lo de japonés lo digo por el diseño, materiales y soluciones que utiliza el conjunto. Ya podemos imaginar que no falta el típico reloj Casio. En este caso va situado en la parte superior central del salpicadero y muestra también los consumos y la temperatura exterior. Para cambiar la información que queremos visualizar hay que recurrir a un tetón situado en el cuadro (como el de reiniciar el cuentakilómetros parcial). Queda muy a desmano y perfectamente se podría haber integrado esta función en el mando ubicado en el volante para mostrar la información en la pantalla digital del cuadro, que es una de las pantallas más infrautilizadas que jamás he visto. Hay que alabar la incorporación de reloj de temperatura del motor, antes había un económetro (ahora digital en la pantalla) y simplemente se encendía un chivato azul cuando el agua no había alcanzado su temperatura óptima.

subaru-outback-diesel-automatico-10

Presidiendo la consola central encontramos el sistema de navegación integrado con pantalla táctil. Lo cierto es que la interfaz se ve antigua y no responde muy rápido a las pulsaciones. En condiciones de mucha luminosidad es posible que la pantalla no se vea muy bien por los reflejos. El resto de controles del vehículo tienen un buen tacto y demuestran solidez.

Los asientos son cómodos y amplios y los ocupantes de las plazas delanteras tendrán espacio de sobra en todas las cotas. Las plazas traseras destacan por su gran amplitud y si viajan dos adultos nunca encontrarán problemas en ninguna de las cotas. Incluso la anchura es buena para viajar tres adultos durante viajes no muy largos. La banqueta central es más dura y sin forma y además, el túnel de transmisión es muy prominente, aunque hay espacio para los pies a los lados de este.

subaru-outback-diesel-automatico-8

Las plazas traseras de los modelos diésel tienen una peculiaridad, y es que no ofrecen tomas de aireación. Los modelos de gasolina tienen unos aireadores en la parte trasera de la consola central y son de gran utilidad en días calurosos. En su lugar hay un pequeño hueco. Los respaldos de los asientos posteriores son reclinables y cuentan con un reposabrazos central con dos posavasos integrados.

El maletero tiene 526 litros de capacidad, con un suelo a ras de la boca de carga y formas muy aprovechables. Los asientos se abaten muy fácilmente desde unos tiradores ubicados en el maletero o desde los propios asientos y dejan una superficie de carga plana con más de 1.700 litros de capacidad. Hay diversas soluciones como ganchos y argollas para sujetar la carga y bajo el suelo encontraremos un hueco portaobjetos, en caso de que no optemos por montar la rueda de repuesto opcional, que es de galleta y ocupa ese hueco. De serie equipa kit reparapinchazos. Para quien acostumbre a cargar el coche, la suspensión trasera autonivelable será de gran ayuda.

3.- La bandeja cubremaletero puede guardarse bajo el suelo

3.- La bandeja cubremaletero puede guardarse bajo el suelo

Mañana será el momento de acomodarse y arrancar el motor para comprobar como funciona la principal novedad del restyling del Subaru Outback, su motor diésel con cambio automático. Algo nunca visto hasta la fecha en Subaru.

Puedes encontrar más información sobre el Subaru Outback 2.0 diésel Lineartronic CVT en la parte de comportamiento dinámico y consumos y en el análisis de precio y equipamiento.

 

Imágenes del habitáculo

¿Necesitas peritar un coche?
¿Vas a comprar un coche y necesitas saber su estado? Para comprar tu nuevo coche con total garantía tienes que peritar tu coche con nosotros ¡A que esperas!
Peritar coche al mejor precio
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *