Prueba Suzuki Jimny Allgrip Pro 102 CV

El Suzuki Jimny nacía hace prácticamente 50 años, en 1970, y desde entonces ha sido uno de los modelos más representativos de la marca a nivel global. Su sencillez y efectividad fuera del asfalto son sus principales atributos. Ahora, dos décadas después de que aterrizara la tercera generación, nos hemos puesto a los mandos de la cuarta generación en su presentación nacional.

A diferencia de muchos todo terreno, el nuevo Suzuki Jimny se sigue considerando un 4×4 puro en esta nueva generación. Sigue siendo un coche muy ligero, robusto, con buenos ángulos de carrocería, tracción a las cuatro ruedas con reductora, largos recorridos de suspensión… Sin duda, es uno de los mejores todo terreno del mercado actual y, por supuesto, el que más capacidades ofrece por un precio tan bajo.

Estilo neo-retro en el exterior

Uno de los aspectos que hacen tan peculiar y atractivo al nuevo Suzuki Jimny es su estética. La firma nipona no ha querido caer en estridencias de diseño, manteniendo el concepto original y creando algo así como un modelo neo-retro. Es decir, tenemos un diseño y rasgos tradicionales, pero que no riñen la actualidad. Además, tenemos ocho colores exteriores para escoger, dos de ellos creados exclusivamente para él.

Las medidas exteriores del Suzuki Jimny son 3.645 mm de largo (contando la funda de la rueda de repuesto. Si no son 3.480 mm), 1.645 mm de ancho y 1.725 de alto. La distancia entre ejes es de 2.225 mm. En comparación con su predecesor, el nuevo es ligeramente más corto y más alto, ofreciendo una distancia entre vías tímidamente más amplia. La batalla, por su parte, se mantiene.

Las líneas de carrocería de este modelo son muy rectas, como en todo buen todo terreno. Si os fijáis en su silueta, no hay ni una mínima curva. Con esto, el objetivo es encontrar los mejores ángulos inferiores posibles y también una imagen muy robusta. En su frontal, tenemos dos opciones para la parrilla, siendo más atractiva para mí que incluye las franjas verticales. A los lados tenemos los redondos faros principales. Mientas tanto, la zona inferior presenta un robusto paragolpes.

Ya en el lateral, los pasos de rueda son muy marcados, dejando mucho espacio hasta el neumático para así ofrecer unos largos recorridos de la suspensión cuando se rueda por terrenos abruptos. Las ventanillas son muy rectas, al igual que la forma de la puerta. El techo, por su parte, va pintado en color negro brillante.

El Suzuki Jimny solo está disponible en carrocería de tres puertas. Este modelo no se va a comercializar ni con 5 puertas ni con una carrocería más larga.

En la parte posterior de la carrocería continúan las líneas rectas, solo alteradas por la rueda de repuesto que va ubicada en la puerta del maletero. El cristal trasero es muy rectangular y el paragolpes inferior mantiene ese toque de robustez alojando los pilotos de luces. Un detalle a destacar es que el maletero cuenta con una puerta de apertura lateral y no vertical.

Simplicidad, buena resolución y sin apenas huecos portaobjetos

En el habitáculo, el carismático Jimny continúa el mismo juego de diseño que en el exterior. Por un lado encontramos materiales plásticos duros, pero que transmiten una gran sensación de durabilidad y, por otro, tiene su punto moderno como la pantalla táctil de 7 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento con navegación o el climatizador automático.

El cuadro de instrumentos es muy clásico y relativamente sencillo de leer. Su forma principal es muy rectangular y no queda integrada en la línea del salpicadero, contando con dos claras esferas cuyos números están terminados en un color naranja muy clásico. Entre medias, una pequeña pantalla monocromática nos muestra las informaciones de a bordo. Eso sí, reconozco que una brújula tradicional y un indicador de ángulos de inclinación hubieran puesto el broche final.

El volante, como la pantalla del salpicadero, es el mismo que hemos visto en otros modelos de la firma japonesa, como el Swift o el Ignis. Con una parte manejamos el control de crucero, con otra lo relacionado al cuadro de instrumentos y el equipo de audio, y con las tres teclas restantes controlamos el dispositivo manos libres para el teléfono.

Por lo demás, destacar que los huecos para vaciar nuestros bolsillos son mínimos. Tenemos algún pequeño espacio en las puertas donde, por grosor del mismo, no cabe nada mucho más voluminoso que un monedero y otro pequeño hueco justo delante de la palanca de cambios donde, podremos dejar unas llaves y algún que otro objeto menudo.

Habitabilidad y maletero

El Suzuki Jimny es un coche muy pequeño, con una longitud de apenas 3,6 metros contando con el espacio que ocupa la rueda de repuesto. Ya podrás imaginar que no es un coche ideal para largos desplazamientos con la familia y el maletero hasta arriba… Las plazas delanteras son suficientemente amplias, tanto en anchura como en altura para tratarse de un coche tan compacto.

Eso sí, hay ciertos aspectos que pueden no gustarnos. Por ejemplo, el volante tiene regulación en altura, pero no en profundidad; mientras que el asiento del conductor no puede ajustarse en altura. Aunque terminamos adaptándonos, los pedales están más juntos entre sí de lo habitual y, por ende, son más finos; dando la sensación de ir con los pies demasiado juntos.

Este 4×4 está homologado para cuatro pasajeros, aunque lo ideal es utilizar las plazas posteriores solo en casos excepcionales y no como un habitual. El espacio para las piernas y pies es muy pequeño, pues la corta batalla del vehículo sacrifica mucho este aspecto. En anchura y altura hay menos problemas, pero lo cierto es que son un tanto incómodas.

Respecto al espacio de carga, cuando tenemos las cuatro plazas operativas, el maletero es prácticamente testimonial, con solo 85 litros y muy poca profundidad. Por suerte, en las dos versiones superiores, los asientos posteriores llevan su parte trasera forrada en plástico (para limpiarlo con facilidad) y nos permiten abatirlos con facilidad para obtener 377 litros, que ya es una capacidad decente. También hay varias anillas y argollas para sujetar carga.

Mecánica: Nuevo motor 1.5

El Suzuki Jimny estrena un motor totalmente nuevo en la marca. Se trata de un 1.5 litros atmosférico de cuatro cilindros que sustituye al anterior 1.3. Así, ahora rinde 102 CV y 130 Nm, mejorando claramente los 85 CV y 110 Nm de la generación predecesora. Pese a ello, es un propulsor más compacto y ligero. El consumo mixto homologado es de 6,8 l/100 km. Su velocidad máxima es de 145 km/h.

Respecto a la caja de cambios, en los tres acabados podemos optar por una caja de cambios manual de 5 velocidades, estando disponible una transmisión automática de 4 marchas para el acabado intermedio, el JLX.

Todos los Jimny tienen una segunda palanca para seleccionar la tracción. En condiciones normales circularemos con la 2H, que envía solo la fuerza del motor a las ruedas traseras. Si salimos del asfalto y el terreno se empieza a complicar, el modo 4H mantendrá los mismos desarrollos largos del cambio pero pasando a la tracción a las cuatro ruedas. Si la situación es muy complicada, la posición 4L nos otorga tracción 4×4 y reductora.

Comportamiento del Suzuki Jimny

Durante esta presentación nacional hemos recorrido un trayecto combinando carretera secundaria, autopista y algo de ciudad para llegar a la zona offroad. Empezamos hablando con el comportamiento del Suzuki Jimny en asfalto.

El Suzuki Jimny en asfalto

Lo primero que nos llama la atención es que, pese a que es un coche pequeño, su dirección está muy desmultiplicada, contando con algo más de cuatro vueltas de volante entre topes. Además, también hay que acostumbrarse a su retorno, pues en ocasiones tenemos que ayudar a la dirección a que encuentre el centro, por ejemplo, al girar en una esquina. La suspensión es algo “rebotona” ante los típicos badenes y resaltos de la ciudad.

Donde peor se siente este todo terreno pequeño es en las vías rápidas. Estamos ante un coche ligero, de batalla corta, estrecho y alto, por lo que no podemos esperar un gran aplomo. Por supuesto que puede ir por autovías y autopistas a 120 km/h, pero hay que tener claro que no es su hábitat.

Llevarlo más allá de los 120 km/h no tiene ningún sentido, pues la dirección se vuelve imprecisa y, en caso de tener que hacer un giro brusco, las reacciones no serán muy ágiles. Hay que tener en cuenta que las recuperaciones del motor, sin ser malas, tampoco son nada del otro mundo, teniendo que estirar las marchas para ganar velocidad con celeridad.

El motor es atmosférico y parece que su planteamiento es el de ser suave y poder mover bien al Jimny a baja velocidad, es decir, que responda con agilidad ante arrancadas y a velocidades lentas. Los desarrollos del cambio son cortos, circulando a 3.500 rpm a unos 100 km/h con la quinta engranada. Tener los desarrollos tan cerrados le ayuda mucho fuera del asfalto.

El Suzuki Jimny fuera del asfalto

Al Suzuki Jimny le gusta lo marrón, y cuanto más complicado, mejor para él.

Solo por su estética, ya quedan pocas dudas de que es un todo terreno de verdad, no un SUV… pero hay que comprobarlo. La organización nos llevó a una finca donde habían montado un pequeño circuito artificial para ver cómo es capaz de sortear obstáculos, observar los recorridos de suspensión y el funcionamiento de la tracción ante pendientes muy pronunciadas.

Las capacidades offroad del Suzuki Jimny son tan buenas gracias, en gran parte, a sus ángulos inferiores de carrocería. Según la ficha técnica, el ángulo de entrada es de 37 grados, por 28 del ventral y 49 del ángulo de salida. Por su parte, la altura libre al suelo es de nada menos que 21 cm.

Posteriormente, nosotros mismos nos poníamos a los mandos para realizar una ruta offroad por la finca, todo ello sobre tierra y en un entorno muy natural. Descensos importantes, pasos laterales, surcos, ascensos en giro, cruces de puentes y otros obstáculos que encontramos a nuestro paso. La ligereza del Jimny -pesa menos de 1.100 kilos- se nota mucho en este terreno, pues pese a no tener una gran potencia se mueve con mucha agilidad. Además, la ruta era muy estrecha, mostrando así su gran agilidad a la hora de moverse por situaciones complicadas.

Tengo claro que con un SUV, aunque fuera 4×4, no hubiéramos completado el recorrido o, al menos, el coche no hubiera llegado intacto. Los desniveles eran muy bruscos, por lo que cualquier todo camino hubiera golpeado en los bajos en muchas ocasiones. También por tracción, porque al contar con ruedas anchas y al ser pesado, los deslizamientos están asegurados.

Tecnología, asistentes y seguridad

Un punto a destacar es que el nuevo Jimny, pese a ser un coche con un claro enfoque offroad y con un precio de partida tan económico, ofrece una gran dotación tecnológica y de seguridad. De serie incorpora seis airbags, anclajes Isofix, control de descensos, ayuda al arranque en pendiente y asistente a la frenada.

También es de serie el conjunto de ayudas a la conducción DSBS (Dual Sensor Brake Support) de Suzuki, que en este caso incorpora control predictivo de frenada, alerta de cambio involuntario de carril, alerta de fatiga, luces largas automáticas y reconocimiento de señales de tráfico. Sí, todo esto de serie.

Conclusiones

El Suzuki Jimny me ha dejado un gran sabor de boca. Estéticamente me resulta muy simpático, técnicamente es un coche sencillo, se mueve fenomenal fuera del asfalto y no le teme a nada, los ángulos de la carrocería y altura libre al suelo son fabulosos… y además es un coche barato que no tiene rival en el mercado.

Es cierto que en carretera su comportamiento es bastante torpe, pero fuera del asfalto creo que el único modelo que puede hacerle sombra, siendo también un coche pensado principalmente para su uso en campo, es el Jeep Wrangler. Es cierto, el americano es mucho más grande y trae mucho más equipamiento que el japonés protagonista de estas líneas, pero en comportamiento puro offroad, actualmente no hay nada similar en el mercado.

Me parece que es un coche muy interesante para propietarios o guardias de fincas que busquen un vehículo pequeño, económico y muy capaz sin que les importe la habitabilidad trasera o el espacio de carga. También puede ser una gran alternativa para guardias forestales o empresas que, en muchas ocasiones, necesiten circular por terrenos complicados.

Equipamientos Suzuki Jimny

JX

  • Ruedas 195/80 R15 en llanta de acero
  • Apertura del portón trasero con llave
  • Luces automáticas
  • Control de crucero
  • Volante multifunción
  • Aire acondicionado
  • Racio CD MP3 con Bluetooth
  • Toma de corriente de 12 voltios y puerto USB
  • 6 Airbags
  • Ayuda al arranque en pendiente
  • Control de descensos
  • Enganche de bola de remolque (exclusivo para JX)

JLX

Añade a JX:

  • Cierre centralizado
  • Elevalunas eléctricos delanteros
  • Faros antinieblas delanteros
  • Retrovisores exteriores ajustables eléctricamente
  • Pantalla táctil con Apple CarPlay y Android Auto, Bluetooth, radio DAB y navegador
  • Palanca de cambios y freno de mano cromados
  • Asientos delanteros calefactables

Mode 3

Añade a JLX:

  • Neumáticos 195/80 R15 con llantas de aleación
  • Rueda de repuesto idéntica medida y con llanta de aleación
  • Manetas de las puertas en el color de la carrocería
  • Luces LED con lavafaros
  • Retrovisores exteriores calefactados
  • Volante de cuero
  • Climatizador
  • Parasoles con espejos de cortesía
  • Cristales oscurecidos
  • Compartimento para utensilios en el maletero

Precios Suzuki Jimny

Motor Cambio Tracción Acabado Precio
Motor Cambio Tracción Acabado Precio
1.5 litros 102 CV Manual 5v 4×4 JX 17.000 euros
1.5 litros 102 CV Manual 5v 4×4 JLX 18.795 euros
1.5 litros 102 CV Automático 4v 4×4 JLX 20.560 euros
1.5 litros 102 CV Manual 5v 4×4 Mode 3 20.820 euros

Galería Suzuki Jimny

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar


Amante de todo lo que se mueva gracias a la energía de un motor y apoye en asfalto a través de neumáticos. Durante mi infancia buscaba, entre los coches estacionados, el velocímetro con la cifra de velocidad punta más alta. Por fortuna para mí, en aquellos tiempos no estaban de moda los cuadros digitales. Aprender, aprender y aprender.

2 comentarios

  1.   uriel castro dijo

    soy del campo colombiano admiro los carros 4×4 .. respecto a este modelo de suzuki esta muy bueno , no miro es un modelo que sea carpado ace falta

  2.   Felipe R dijo

    Yo he tenido la suerte de probar el Nuevo Jinmy en Madrid y la verdad que me ha encantado =D http://asimco.redsuzuki.es/ . En este concesionario les dije que si podía hacer una prueba y tal y me dejaron.Muy majetes.

    Me flipo..guarda la esencia del Jinmy pero con toda la nueva tecnología, es un pasote.

    A mi que me encanta ir por el campo creo que me lo compraré, pero aún estoy dudando si este o un SUV (el Kona) ya que me muevo también por la ciudad.

    ¿Qué opináis del Kona?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.