Prueba Toyota Yaris Cross Hybrid Style de 116 CV (con vídeo)

Prueba Toyota Yaris Cross

La categoría de los crossovers urbanos no para de crecer, con prácticamente todas las marcas del mercado buscando su trozo del pastel. Hoy vamos a analizar el nuevo Toyota Yaris Cross, el pequeño SUV híbrido de la marca japonesa. Es un coche pensado principalmente para el uso urbano, donde podremos extraer una gran eficiencia de su mecánica híbrida de 116 CV y, sobre todo, de la pegatina Eco de la DGT.

El Toyota Yaris Cross toma la plataforma TNGA-B de la marca nipona, es decir, la misma que el Yaris convencional. Mide 4,18 metros de largo, por lo que se sitúa en el segmento de los B-SUV. Por cierto, parte de los 24.400 euros.

Agradable exterior, muy de los gustos europeos actuales

Estéticamente es un coche “muy pintón”, muy de los gustos actuales. Tenemos esa mayor altura libre y el aspecto campero, aunque como decíamos su enfoque es principalmente urbano.

Es considerablemente más grande que el Yaris normal en longitud, anchura y altura, manteniendo la distancia entre ejes.

Por supuesto, no faltan protecciones en los bajos de los cuatro costados para dar ese toque aventurero, pero los aspectos más destacados son los faros de LED, la parrilla, los pasos de rueda de formas cuadradas, la posibilidad de la carrocería bicolor, unas llantas de hasta 18 pulgadas, así como la musculatura general visible en las aletas y en los paragolpes.

Prueba Toyota Yaris Cross perfil trasero

Además, recuerda bastante al Toyota RAV4, como si fuera una copia a menor escala de su hermano mayor. A priori, esto debería de ser una apuesta sobre seguro, pues el RAV4 ha gustado mucho a los clientes europeos.

Así es el habitáculo, un calco del Yaris normal

¿Qué nos encontramos dentro del nuevo Toyota Yaris Cross? Pues la verdad que un habitáculo que a mí me ha dejado un tanto frío. No esperaba grandes lujos, pero sí mejores materiales y terminaciones en algunos apartados que en el Yaris convencional, siendo prácticamente un calco. Sí, la base de los dos coches es la misma, pero el precio no…

Prueba Toyota Yaris Cross salpicadero

No es que el interior esté mal hecho, ni mucho menos, pero sí creo que podría estar algo mejor resuelto, transmitir mejor sensación de calidad. Por ejemplo, el sonido al cerrar las puertas o el tacto de algunos mandos… esos detallitos que suelen marcar la diferencia.

Artículo relacionado:
Prueba Toyota Yaris Hybrid 120H Style (con vídeo)

Mejora en pantallas, pero sigue sin ser de los mejores

Pero centrándonos en otros aspectos, tenemos un nuevo cuadro de instrumentos con una pantalla central y relojes en los extremos. No es que sea la leche en cuanto a calidad de gráficos y posibilidades, pero es suficiente para recoger todo lo necesario.

Si nos vamos al centro del salpicadero, en los acabados más altos tenemos el nuevo sistema de infoentretenimiento Toyota Smart Connect con pantalla de 9 pulgadas. La verdad es que tampoco es la panacea a nivel de gráficos, pero Toyota nunca ha destacado en este tema de la conectividad y ahora se podría decir que aprueba con margen. El sistema por cierto lleva Apple CarPlay y Android Auto inalámbrico y tenemos bandeja de carga inalámbrica.

Prueba Toyota Yaris Cross pantalla Smart Connect

Ya sabéis que siempre me gusta dar el punto positivo o el negativo a la gestión del climatizador. En este caso, como veis, no está integrado en la pantalla y la temperatura se controla con ruedecillas, así que un doble punto positivo para el Yaris Cross en este aspecto porque cambiar el clima no distrae en absoluto de la conducción.

Una lástima que veamos el siempre odiado plástico en negro brillante alrededor de la pantalla, en el contorno del climatizador y en otras zonas del habitáculo. Como ya veis, se llena de polvo y suciedad con sólo mirarlo.

Sin destacar en amplitud

Plazas delanteras Toyota Yaris Cross

En cuanto al espacio en estas plazas delanteras, no es uno de los coches que más sensación de amplitud transmite dentro del segmento B-SUV. Ojo, cabemos de sobra, pero en la zona de las piernas tengo la sensación de ir un poco encajonado, como de que no hay mucho sitio en la zona de los pedales, algo que también pasa en el Yaris normal.

Por lo demás, como en todo crossover, tenemos una posición de altura ligeramente elevada que nos ayuda a controlar bien los ángulos de la carrocería. A ello hay que añadir que tanto el asiento como el volante permiten amplias regulaciones para sentirse cómodo en la conducción.

Las plazas traseras tienen mal acceso y son justas en espacio para las rodillas

Prueba Toyota Yaris Cross plazas traseras

Tampoco las plazas traseras son un aspecto positivo para el nuevo Toyota Yaris Cross. Lo primero es que el ángulo de apertura de la puerta no es grande, dificultando el acceso y la salida, así como la colocación de niños pequeños en sus sillitas.

Una vez dentro, el espacio para las rodillas no es sobrado, quedando en mi caso poco margen con el respaldo delantero. Ya sabéis que mido 1,76 metros de altura. En espacio para la cabeza vamos bastante mejor, habiendo distancia de sobra, pero el diseño con la línea de cintura tan alta hace que la superficie acristalada se reduzca y de sensación de menor desahogo.

Por lo demás, se echa en falta un plafón de luces traseras para ver en la oscuridad, salidas de aire traseras y alguna toma USB posterior. En el lado positivo, sí tenemos un reposabrazos central con dos posavasos (tumbando completamente el respaldo de la plaza central) y bolsas para colocar revistas u otra documentación en los asientos delanteros.

El maletero es muy correcto para ser un híbrido

Prueba Toyota Yaris Cross maletero

Si abrimos el maletero tenemos un volumen de 397 litros, que no está nada mal. Es más o menos la media del segmento, y eso que es un coche híbrido, algo que hay que tener en cuenta ya que las baterías suelen robar bastante espacio. También tenemos suelo partido que podemos colocar en dos alturas.

Por otro lado, si queremos un Yaris Cross con tracción a las 4 ruedas debemos ser conscientes de que ahí sí perderemos mucha capacidad de carga, unos 70 litros, quedando ya un maletero muy justo…

Un motor, dos sistemas de tracción

Prueba Toyota Yaris Cross motor híbrido

El Toyota Yaris Cross sólo está disponible con mecánica híbrida en nuestro país. Es la misma tecnología que utiliza el Yaris normal, de modo que tenemos un motor de gasolina 1.5 litros con 92 CV, y un propulsor eléctrico de 80 CV que se alimenta de una pequeña batería de 0,76 kWh. El rendimiento conjunto es de 116 CV.

Las versiones con la tracción integral inteligente, que Toyota llama AWD-i, añaden un pequeño motor en el eje trasero para aportar ese plus de motricidad, el cual puede suponer una diferencia sobre terrenos deslizantes. Eso sí, la potencia total se mantiene en los 116 CV. Y ahora ya es momento de ponerse a conducir.

Al volante del Toyota Yaris Cross hybrid

En ciudad

Prueba Toyota Yaris Cross trasera

Como decíamos al inicio el Toyota Yaris Cross es un coche muy orientado al uso urbano, donde se desenvuelve muy bien. Gracias al sistema híbrido tenemos bastante agilidad al acelerar y su dirección es ligera, lo que ayuda a maniobrar y a los giros cerrados. Eso sí, Toyota sigue sin terminar de encontrar una perfecta dosificación del pedal de freno en sus coches híbridos a baja velocidad.

Acelerando progresivamente, el Yaris Cross gana velocidad con suavidad y silencio. De hecho, si la batería tiene carga y no aceleramos fuerte, el motor eléctrico es el que se encarga de mover el coche con el motor térmico apagado, ganando en eficiencia respecto a los motores térmicos o a las mecánicas microhíbridas.

Si hablamos de suspensión, tiene un tarado más bien firme, pero pese a ello absorbe bien la gran mayoría de los baches si la velocidad no es elevada. Lógicamente, si pasamos un resalto a una velocidad relativamente alta, se siente más brusco, especialmente en el rebote de la suspensión.

Cuando estamos en zonas de curvas

Prueba Toyota Yaris Cross lateral

En carreteras reviradas también se mueve con suficiente agilidad. Es fácil de guiar y la suspensión no balancea demasiado, pero aquí ya se empieza a sentir que el sistema híbrido no es demasiado potente y que la dirección tal vez tenga algo más de asistencia de la deseada. Pero claro, al fin y al cabo no es un coche para ir a ritmos altos.

Si queremos ganar velocidad con alegría, tenemos que acelerar fuerte y el ruido del motor térmico tan plano se deja notar en el interior, y ya sabéis que los modelos con cambio CVT no suelen generar un sonido demasiado emocionante. Con 116 CV no ofrece unas recuperaciones sobresalientes.

Autovía

Prueba Toyota Yaris Cross frontal

Donde más incómodo se siente este coche es en las vías rápidas. El motor gira de forma relajada a 120 km/h cuando llaneamos, pero se revoluciona más de lo que nos gustaría cuando nos incorporamos o cuando nos encontramos con una pendiente, aunque no sea muy pronunciada. Especialmente si vamos cargados, da la sensación de ir un poco forzado.

Por otro lado, el Yaris Cross tampoco tiene un gran aislamiento. Más allá del ruido del motor en las circunstancias antes descritas, al interior llegan ruidos aerodinámicos y de rodadura, los cuales se dejan notar bastante, aunque siempre podemos poner nuestra música preferida para camuflarlo un poco.

Para rematar, a altas velocidades no transmite una gran sensación de aplomo al volante, no tiene esa buena pisada que sí ofrece un RAV4 o un Corolla, por ejemplo. Ojo, esto no significa que no podamos viajar con él, pero no lo haremos con tanta comodidad.

Consumos

Prueba Toyota Yaris Cross consumos

Uno de los puntos más fuertes del Toyota Yaris Cross es su consumo, y más con los precios de los combustibles tan disparados que tenemos en la actualidad. Además, y como suele ocurrir con la mayoría de híbridos convencionales, apenas hay diferencia de consumo entre el uso urbano y en carretera. En autopista a 120 km/h estaremos alrededor de los 5,3 litros, mientras que en ciudad y en carreteras secundarias llanas lo habitual es estar cerca de los 4,8. Tras más de 1.300 kilómetros de prueba, con muchos recorridos por autovías y autopistas, el consumo total se sitúo en 5,1 l/100 km.

Conclusiones

Vamos con las conclusiones. El Toyota Yaris Cross tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Para quien quiera un coche con cierto estilo de diseño, fácil de conducir, ahorrador y con un maletero solvente, probablemente sea una opción ideal. Todo ello, recordamos, con la interesante etiqueta Eco de la DGT.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que es un coche muy pensado para el uso en ciudad por la respuesta de su mecánica, por el aislamiento acústico y por el espacio y acceso de las plazas traseras. Es decir, creo que no es el producto ideal como coche único de la familia si tienes niños o si viajas con relativa frecuencia.

Si hablamos de precios, el Toyota Yaris Cross parte de los 24.400 euros en su versión más accesible. Si nos vamos a este acabado Style, que viene muy completo en tecnología y asistentes, son 1.100 euros más, que considero recomendables de invertir. Las versiones de tracción integral arrancan en los 28.650 euros.

Equipamientos Toyota Yaris Cross

Prueba Toyota Yaris Cross faro LED

Active Tech

  • Llantas de aleación de 17 pulgadas
  • Cámara de visión trasera
  • Sistema de seguridad pre-colisión
  • Toyota Touch 2 con pantalla de 8 pulgadas
  • Climatizador automático
  • Pantalla de 7 pulgadas en el cuadro de instrumentos
  • Kit de reparación de neumáticos
  • Entrada y arranque sin llave
  • Sensores de luz y lluvia
  • Retrovisores exteriores calefactables y abatibles automáticamente
  • Reconocimiento de señales
  • Faros antiniebla de LED
  • Asistencia de cambio de carril
  • Faros de LED
  • Pilotos traseros con intermitentes dinámicos
  • Control de crucero adaptativo
  • Freno de estacionamiento eléctrico

Style (añade)

  • Cristales traseros oscurecidos
  • Detector de ángulo muerto
  • Control de presión de neumáticos
  • Toyota Smart Connect con pantalla de 9 pulgadas
  • Conexión Apple CarPlay y Android Auto sin cable
  • Iluminación ambiental interior en azul
  • Climatizador bizona
  • Cargador del smartphone inalámbrico
  • Ajuste lumbar eléctrico en asiento del conductor

Adventure (añade)

  • Sistema de tracción AWD-i a las cuatro ruedas
  • Control de descensos
  • Asientos delanteros calefactables
  • Barras de techo en aluminio

Precios Toyota Yaris Cross Hybrid

Prueba Toyota Yaris Cross Hybrid perfil

Motor Cambio Tracción Acabado Precio
Motor Cambio Tracción Acabado Precio
Hybrid 116 e-CVT Delantera Active Tech 24.400 €
Hybrid 116 e-CVT Delantera Style 25.400 €
Hybrid 116 e-CVT AWD-i Adventure 28.650 €
Hybrid 116 e-CVT AWD-i Premiere Edition 31.350 €

Precios según el configurador de Toyota.

Opinión del editor

Toyota Yaris Cross
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
24.400 a 31.350
  • 80%

  • Toyota Yaris Cross
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación:
  • Diseño exterior
    Editor: 85%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 70%
  • Plazas delanteras
    Editor: 60%
  • Plazas traseras
    Editor: 55%
  • Maletero
    Editor: 85%
  • Mecánica
    Editor: 75%
  • Consumos
    Editor: 90%
  • Confort
    Editor: 65%
  • Precio
    Editor: 75%

Pros

  • Consumo en todo tipo de vías
  • Diseño exterior agradable
  • Maletero solvente pese a ser híbrido

Contras

  • No es demasiado amplio en las plazas traseras
  • Comportamiento en vías rápidas
  • Aislamiento acústico

Galería Toyota Yaris Cross


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.