¿Qué coche nuevo comprar? Todo lo que debes saber

Agotado el Plan PIVE 5

Llega un nuevo año y probablemente estés pensando qué coche comprar. Es complicado, la oferta es muy amplia y, además, la situación económica seguro te hace plantearte muchas cuestiones. Es precisamente lo que vamos a intentar solucionarte, vamos a intentar responder a todas esas preguntas que nacen en tu cabeza cuando te propones comprar un coche nuevo.

Esto es una guía de compra para un coche nuevo, una guía donde vamos a desgranar los secretos que necesitas conocer para no sólo comprar un coche nuevo, sino también para no equivocarte y realizar una compra adecuada. Son muchos los factores que entran en juego, empezando por el precio, pero tampoco hay que olvidar las necesidades, el equipamiento, el combustible o la financiación. Esto es todo lo que debes saber.

Fíjate unas necesidades

Prueba Lexus RC F 5.0 V8 Luxury

Es bonito, lujoso y muy rápido, pero consume mucho y no te cabe toda la familia ¡Piensa con cabeza!

Comprar un coche resulta una enorme inversión, por mucho que el concesionario nos presente multitud de ofertas y descuentos. Por ello, no podemos ir a comprar un coche sin los deberes hechos antes de salir de casa. Siéntate y reflexiona sobre lo que necesitas. Es necesario, si no es tu primer coche, pensar en qué echabas en falta en tu anterior o actual coche. Y por otro lado también pensar qué querrías en tu nuevo y futuro coche. Al fin y al cabo tendrá que dar la talla durante unos cuantos años.

Hay muchos tipos de compradores, pero ese tipo tienes que descubrirlo tú. Puede que tengas solvencia y te importe la imagen, o puede que no la tengas y necesites un coche de batalla. Puede que el equipamiento sea clave y puede que la potencia también. En todo caso, analiza tus necesidades. ¿Vas a salir a campo? ¿Prefiero un motor potente y menos equipamiento? ¿Quiero el menor precio y el menor mantenimiento posible?

Muchos compradores compran de forma en muchas ocasiones irracional. Por ejemplo, compramos un SUV con unas ciertas aptitudes todocamino cuando jamás lo sacaremos fuera del asfalto. Por otro lado, es posible también que usemos el coche para grandes distancias y no hayamos escogido una alternativa de bajo consumo o de gran confort. En el caso contrario, puede que sólo necesitemos el coche para movernos por ciudad o cortas distancias y optemos, por ejemplo, por un completamente inadecuado motor diésel. Apunta en una hoja cuál será el principal uso y necesidades.

Fíjate un precio máximo

Prueba Fiat Panda Cross 1.3 MultiJet 80 CV

Esto debería de ser algo que no tendría que decirte, y seguro que no hace falta que te lo diga. Pero es importante fijarse en este punto. Delimita tu presupuesto. Refiriéndonos al punto anterior, no podemos entrar en el concesionario y pedir lo primero que veamos. Debemos ajustar nuestro presupuesto límite. Dentro de él es donde entrarán las necesidades del anterior punto. Parece duro, pero si contamos con un gasto limitado, tenemos que anteponer la razón y la compra eficaz.

Si pides un préstamo o financias el coche, es un elemento muy a tener en cuenta. Significará estar ahogado con la deuda durante más tiempo de lo necesario. Dentro de este precio máximo a pagar, deben de entrar los equipamientos opcionales que queramos escoger. También depende del coche elegido el impuesto de matriculación o mismamente el seguro. Incluso el mantenimiento. Cuenta siempre con los gastos que conlleva mantener un coche. No sólo es la compra.

¿Qué coche elegir?

Prueba Honda HR-V 2015

La capacidad del maletero puede ser un factor determinante

Bien, ya te has fijado unos límites. Cuidado, que podemos ser algo flexibles. Quiero decir, si la diferencia de precio entre un modelo y otro son 500-1.000 euros, puede que merezca la pena pagar más si nos aporta más. Aunque nos pasemos el presupuesto. Pero vamos a identificar diferentes necesidades, porque hay un coche para cada uno. Estos son algunos ejemplos, esto es lo que debes preguntarte:

  • Tengo un par de niños: Un ejemplo sencillo es el de la pareja con un par de niños. O uno. Entonces puede que la compra más racional sea un coche de mayor tamaño interior y maletero. Un familiar es una opción interesante, incluso un compacto con un maletero grande. Si no vamos a usarlo fuera de campo entonces un SUV lo único que va a hacer es alimentar el precio final.
  • Sólo hago ciudad y algún viaje esporádico: Si el uso principal es en ciudad, lo que necesitas es un coche pequeño. Depende de si vas cargado o no, pero un utilitario o un compacto suele ser suficiente. Para algún viaje esporádico probablemente no te merezca la pena un motor diésel.
  • Salgo al campo a menudo, pero no practico el todoterreno: Si, por la razón que sea, salimos a menudo al campo, por pistas o terrenos deslizantes, incluso si subimos habitualmente a esquiar, entonces te podría interesar un SUV 4×4. Incluso también algún familiar campero con tracción total.
  • Uso el coche principalmente para viajar en familia: Puede que tu coche sea entonces un monovolumen con gran capacidad interior, donde meter y sacar a los niños sea sencillo. Puede entonces también interesarte un motor diésel con mayores autonomías y fuerza para ir cargados.

¿Qué combustible elegir?

dieselgate

Una de las mayores preguntas, o al menos así debería de ser, cuando vamos a comprar un coche nuevo es qué combustible elegir. Una respuesta directa suele ser que si recorremos más de 20.000 km al año merece más la pena un diésel. Pero responder esto es quedarse a medias. Hay multitud de factores que debes conocer, y es que cada combustible, incluso cada tipo de propulsión tiene ventajas y desventajas, independientemente del recorrido.

Cierto es que 20.000 km al año es un alto kilometraje, por lo que la compra de un diésel comienza a tener lógica. Pero hay que tener en cuenta dos factores fundamentales. Si usamos el coche principalmente por ciudad o trayectos cortos, el motor diésel a la larga dará más problemas que uno gasolina. El motor se ensuciará más de lo habitual y los sistemas anticontaminación tenderán a averiarse. Por otro lado, un mismo coche es unos 1.500-2.000 euros más caro con motor diésel que con motor gasolina.

Prueba Fiat 500L GLP 1.4 T-Jet 120 CV

Fíjate, al precio actual de la gasolina, la cantidad de kilómetros que podrías recorrer con esos 1.500-2.000 euros que te ahorras en el momento de la compra. El consumo, por otra parte, de los actuales motores gasolina no es tan exagerado como el de mecánicas de hace 10 años. Por el contrario, puede que sólo uses el coche para viajes largos, por lo que el menor consumo del diésel en esas condiciones puede jugar a tu favor. Al menos en términos de autonomía.

Más allá del diésel o la gasolina, existen también algunos combustibles interesantes como el GLP. Es un combustible no demasiado extendido en España, pero cada vez cuenta con más estaciones de servicio y modelos que se venden con la instalación de serie. Son más caros que los modelos de gasolina de los que derivan, entre 1.500 y 2.500 euros, pero el precio del GLP es aproximadamente un 50% más barato que el de la gasolina. El inconveniente principal es que muchos de los sistemas utilizan el hueco de la rueda de repuesto para el nuevo depósito, a veces perdiendo algo de maletero.

¿Merece la pena un híbrido o un eléctrico?

Nissan LEAF

Depende del uso que vayas a dar a tu coche nuevo, es posible que te interese un híbrido o un eléctrico. No son lo mismo y hay que considerarlos por separado. El híbrido convencional, con motor eléctrico y térmico, presenta la ventaja de su bajo consumo en ciudad y su sencillo mantenimiento. Son coches bastante fiables que, para una conducción en ciudad, ofrecen un bajo consumo si aprovechamos su motor eléctrico para impulsarnos. La desventaja es que su coste de adquisición es algo más elevado. En carretera deja de tener ventajas frente a un diésel.

Por otro lado tenemos los eléctricos puros, los que sólo pueden moverse con energía eléctrica. Tienen una autonomía eléctrica mucho mayor que la de un híbrido, pero sigue siendo escasa para trayectos largos. En condiciones reales se quedan en unos 200 km. En ciudad con la frenada regenerativa podemos sacarle provecho y realizar trayectos sin contaminar. En carretera, sin embargo, todavía son muy ineficientes.

Prueba Mitsubishi Outlander PHEV

Mitsubishi Outlander PHEV

Tienen ventajas hasta cierto punto. Y ese punto es si tenemos un lugar de recarga en casa. Si podemos instalarlo, entonces con una tarifa plana o una tarifa nocturna podremos movernos con un coste de menos de 2 euros cada 100 km. El problema es que actualmente la red de recarga es escasa, por lo que hay que medir las distancias que realizamos. Su tiempo de recarga es también elevado. Su coste es mayor que el de un vehículo convencional, por lo que implica un gran desembolso inicial.

En un término medio tenemos los híbridos enchufables, que combinan las ventajas de ambos. Tenemos una autonomía eléctrica de unos 50 km, y siguen siendo posibles los trayectos largos pues no perdemos el motor térmico. Pero también atraen inconvenientes de ambos. En trayectos largos dejan de ser tan eficientes como un diésel, por ejemplo, del mismo modo que su coste es también más elevado. En todo caso, si el coste en los trayectos rutinarios es tan reducido, inferior a 2 euros por kilómetro, merece la pena aunque en algún viaje el coste sea superior. Ojo, porque esos dos euros por kilómetro son sólo en los primeros 40-50 km, en cuanto agotamos la batería el coste aumenta.

Estamos decididos, vamos a comprar

Suzuki Universal Tracción Vitoria-Gasteiz

Bien, hemos determinado nuestras necesidades, nuestro presupuesto y, además, tenemos una idea aproximada de si nos conviene más un diésel, un gasolina, GLP, un híbrido o un eléctrico. Es hora de salir a la calle e irrumpir en los concesionarios. Es importante que antes de hacerlo echemos un ojo en la web para conocer la gama de cada fabricante. Así sabremos qué marca nos puede ofrecer más o menos lo que se ajusta a nuestras necesidades.

La primera en la frente que te vas a encontrar es que el comercial seguramente te venda un diésel como si fuera oro. Podría tener razón, o no. Piensa que si no lo necesitas estarás pagando entre 1.500 y 2.000 euros más, un dinero que podrías invertir en equipamiento, extensión de garantía, combustible… Debes preguntar e interesarte por el coche que buscas, no sólo por el que te vende el comercial o por el que está expuesto.

Compara y prueba

prueba-volvo-v60-D3-28

Una vez aprendido esto, compara. Compara marcas, modelos y versiones. Te va a tocar desplazarte por multitud de concesionarios, pero piensa que vas a la caza de la mejor compra. Compara precios, potencias, consumos y equipamiento. Puede que con dos coches al mismo precio, uno sea más potente y el otro ofrezca más equipamiento. Una vez llegados a este punto entra muy en juego el factor emocional. Es imposible comprar un coche con los ojos cerrados, por lo que seguramente te dejes embriagar por tus preferencias en diseño. Es algo aceptable, pero piensa en tus necesidades y en tu presupuesto límite.

Una vez hayas cerrado un poco tu lista de posibles, es el momento de probarlos. A veces es complicado, pero pide siempre probar el coche que tú vayas a comprar. Quiero decir, que sea el mismo motor en el que estás interesado. Que tenga más o menos equipamiento es lo de menos. Pide pruebas de conducción, que normalmente no son demasiado largas, pero te dan una primera impresión. No es la primera vez que un comprador enamorado de un coche lo descarta nada más probarlo.

¿Qué equipamiento merece la pena?

prueba-ssangyong-rodius-precio-5

El navegador llama la atención de muchos usuarios, aunque no es lo más acertado

Por lo general los fabricantes ofrecen niveles de acabado que comprenden equipamientos cerrados. Es decir, que llegan con un equipamiento que corresponde a cada nivel de acabado, con pequeñas posibilidades de añadir opciones. Cuidado en este punto, pues en ocasiones los modelos con el nivel de equipamiento más alto sólo se asocian a los motores más potentes y… caros. Pero merece la pena echar un ojo a lo que nos ofrece cada uno.

De nuevo hay que echar mano de nuestras preferencias, pero por norma general merece más la pena tener un climatizador que unas llantas más grandes. Merece la pena más invertir en seguridad que en un techo solar. Por lo pronto se me ocurren algunos elementos imprescindibles: climatizador, Radio MP3 y manos libres Bluetooth o control de crucero y limitador. A partir de ahí podemos optar por detectores de ángulo muerto, luces de Xenón o LED, avisadores de cambio involuntario de carril… El navegador es un elemento que llama mucho la atención, pero cuidado porque es caro y hay que actualizarlo, lo que por lo general cuesta dinero.

Negocia el precio

Prueba Nuevo Audi A4 2.0 TDI

Puede que pienses que los concesionarios van con el agua al cuello y no pueden rebajarte el precio ni un céntimo más. Y aunque en ocasiones pueda ser así, piensa que cualquiera que está vendiendo un producto lo hace con un margen de beneficio. Por eso merece la pena negociar y regatear, podemos ahorrarnos unos euros en la compra u obtener algunos beneficios en el servicio post venta. Tampoco necesitas encarnar a El Padrino.

La mejor forma de negociar es visitar varios concesionarios de la misma marca y pedir presupuesto. Hay diferencias de precio entre concesionarios para el mismo coche, por lo que interesa preguntar y comparar. Con el presupuesto más bajo regatea en otro concesionario que ya hayas visitado. Lo mismo les interesa bajar el precio y ganar un comprador. Ojo, tampoco alimentes una cruzada. Muchos te dirán de recorrer concesionarios fuera incluso de tu provincia. Bueno, puedes hacerlo. Pero si se te va de las manos el gasto de desplazamiento acabará rellenando la diferencia de precio entre un coche y otro. Y muchas veces las revisiones tendrás que hacerlas en el concesionario donde compraste el coche.

Adicionalmente, aunque esto te lo propondrá el comercial, puedes irte a un vehículo en stock. Normalmente son coches con configuraciones muy demandadas, por lo que si cuadra con tus necesidades y presupuesto, puedes ahorrarte un pico. Por otro lado, podrías preguntar al comercial si puede buscar un vehículo en stock con tus preferencias en otros concesionarios.

Atento a las ofertas

Prueba Dacia Sandero dCi 90 CV precio y equipamiento

Las ofertas son un aliciente para la compra, y por lo general las puedes consultar en Internet o en la prensa. También en los propios concesionarios. Hay meses que promueven mayores ofertas o determinados modelos que disponen de ellas. Puede que no todos los concesionarios se adhieran a ellas, por lo que es importante informase. Algunas ofertas sólo se aplican bajo ciertas circunstancias que pueden no interesarnos, como por ejemplo obligarnos a financiar la compra. Échale un ojo a los 10 coches nuevos más baratos, verás que la mayor oferta no lo es tanto.

Cuidado también con las ofertas de fin de mes. Las ofertas que tienen fecha fijada de caducidad pueden ser traicioneras. Si te interesas en una oferta concreta y compras, que en el pedido salga reflejado que te has adherido a ella y tienes derecho. No es la primera vez que alguien reserva y cuando se hace el pedido ya no se adhiere a la oferta porque ya no está vigente. Las triquiñuelas existen en todos los lugares.

Revisa tu pedido

Plan PIVE 8

Un punto muy importante y al que muchas veces no hacemos caso es a nuestro pedido. Al haber diferentes motores, versiones y equipamientos opcionales, es fundamental revisar que en nuestra hoja de pedido aparezca todo lo que hemos demandado. Es decir, que aparezca el color que hemos escogido, el techo solar que hemos seleccionado o todo aquello que no venga de serie. Ojo también a esos opcionales sin coste que podrían interesarnos.

Adicionalmente, si el comercial se ha comprometido a ampliarnos la garantía, a ofrecernos la primera revisión gratuita o a regalarnos cierto equipamiento opcional, que quede reflejado también en el pedido o en la factura. Luego, si algo falla, es muy complicado demostrar que te prometieron algo si no aparece justificado en ningún sitio. Cuando te entreguen el coche revisa que es lo que has pedido. Revisa que lleva el equipamiento que pediste, especialmente los opcionales, pero también el color, las llantas o la tapicería. Revisa, en definitiva, que lo que te dan es por lo que has pagado.

Entregar coche usado

Plan PIVE 8

Una de las formas de comprar un coche nuevo y hacerse con un descuento es entregar un coche usado. Actualmente, si la transacción cumple con el Plan PIVE, obtendremos un suculento descuento. Pero ojo, porque puede que nos salga más rentable vender nuestro coche usado en el mercado de segunda mano. Algunos fabricantes ofrecen un descuento adicional por entregar el coche usado.

Lee bien las ofertas antes de llevarte una decepción. Muchas de las ofertas “desde” tienen una letra pequeña que en muchas ocasiones podría no interesarnos. Van en su gran mayoría vinculadas a la financiación del vehículo. Aquí hay que sentarse y comenzar a cuadrar cuentas. Por mucho que una gran mayoría de los compradores españoles financien la compra de su coche, suele salir algo más caro que hacerlo en efectivo.

¿Cuándo comprar?

Prueba Skoda Octavia RS TDI 184 CV

No, no es una pregunta estúpida. Muchos son los compradores que necesitan comprar de urgencia, bien porque su coche se ha averiado o porque ha surgido la necesidad de tener el coche. Antes de nada, avisar de que la entrega de un coche nuevo no es siempre inmediata. De hecho prácticamente sólo en el caso de que sea un vehículo de stock estamos hablando de pocos días para la entrega. Para el resto es cuestión de semanas, incluso meses.

Dicho esto, hay momentos en los que resulta más interesante comprar si obtener el máximo ahorro es nuestro objetivo. Ese momento es en el que los concesionarios están realizando los cierres, cuando para aumentar las ventas o cumplir con los objetivos están dispuestos a reducir el precio con descuentos.

Plan PIVE 7 2015

Hay numerosos momentos en el año en los que ocurre, pero es complicado saber cuál es el mejor de todos. Por lo general, cada final de mes suele haber descuentos más agresivos, pero esto también ocurre cada cierre de trimestre o cada cierre de semestre. Uno de los más conocidos es final de año. Muchos dicen que en diciembre es el mejor momento para comprar un coche, pues los concesionarios apuran los últimos días para cumplir objetivos.

Si buscas un coche sin demasiadas pretensiones y el stock puede satisfacerte, entonces es muy probable que muchos concesionarios a fin de año matriculen multitud de unidades que quedarán a menor precio de venta. Existe también la corriente que dice que enero puede ser un buen mes precisamente por ese motivo. Los coches que hayan sido matriculados para cerrar el ejercicio anterior serán los que primero se quieran quitar en los concesionarios.

Vale la pena tener en cuenta también un factor que tiene que ver directamente con el fabricante. A medio ciclo comercial se hacen actualizaciones de los modelos, los famosos model year. Por lo general interesa más hacerse con la actualización, pues suele rematar los fallos que puedan haber ocurrido en la versión anterior y añadir más equipamiento. Pero también son más caros. Los concesionarios se quitan rápido los modelos más antiguos y caen mayores descuentos. Lo mismo ocurre, incluso en mayor medida, cuando llega el relevo generacional de un modelo.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *