¿Qué le pasa al Volkswagen ID.3 en los frenos? Igual con unos de disco…

Volkswagen ID.3 2019

El Volkswagen ID.3 aspira a ser el compacto eléctrico más vendido en el mundo. Razones no le faltan para arañar una gran parte de su parcela del mercado, aunque como todo producto puede presentar carencias. Unas serán más importantes que otras, pero en líneas generales estamos ante un producto bien pensado. La prueba está en que hace días ha superado, con 5 estrellas, las pruebas de impacto a las que EuroNCAP le ha sometido.

En teoría el Volkswagen ID.3 es uno de los modelos más seguros de su segmento. Sin embargo, entre el blanco y el negro hay muchos tonos de grises y quizá el eléctrico de Wolfsburgo se sitúe en uno de estos semi tonos. Si tenéis un mínimo conocimiento sobre la técnica del ID.3 sabréis que su eje trasero está equipado con frenos de tambor. Pues, bien, parece que no son todo lo resistentes a la fatiga que deberían, al menos es lo que parece…

Con unos frenos de disco la fatiga del Volkswagen ID.3 sería menor

Gracias a nuestros amigos de Cochespias hemos tenido acceso a un revelador vídeo del ID.3. En primer lugar, tomaremos estas imágenes con cierta cautela, pues hasta que no probemos el ID.3 no sabremos cómo va al límite. Con todo, podemos oír a un grupo de clientes elegidos por la marca para llevar a cabo un test drive y así conocer el modelo. En un punto, se aprecia cómo una unidad pierde el control y el sistema de frenos falla.

No es una situación que entrañe excesivo peligro, pues todo parece estar bajo control. Sin embargo, es curioso ver que un producto que supera por mucho los 30 mil euros de precio se conforme con unos «flojos» frenos de tambor. Pero lo peor de todo es que aunque cuenta con un equilibrado reparto de pesos, la masa principal (motor eléctrico) recae sobre el eje trasero. Por tanto, si hubieran elegido unos frenos de disco la cosa sería diferente.

Artículo relacionado:
El Volkswagen ID.3 conquista las 5 estrellas Euro NCAP

Debemos tener en cuenta que el peso en báscula del Volkswagen ID.3 es de 1.730 kilos en la versión de 58 kW (204 CV). Esta cifra es más propia de vehículos pertenecientes a segmentos superiores e incluso algunos SUV´s de mayor entidad. Por tanto, ante situaciones de frenadas límite como bajar un puerto de montaña o evitar un accidente el sistema podría fatigarse antes de tiempo y no evitar que tenga lugar el fatídico hecho.

Con todo, mantenemos la afirmación anterior. Hasta que no probemos en profundidad el ID.3 no podremos dictaminar cómo funciona su sistema de frenos. Eso sí, que la todo poderosa Volkswagen «racanee» en este tipo de elementos no habla bien de ella. Que los monte un Citroën C-Elysée o un Dacia Logan puede pasar (que tampoco) pero no un producto que apunta a lo más alto del segmento compacto.

Fuente – CochespiasCochespias by Tik Tok


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Alex dijo

    Poner al limite decis AJAJAJAJAJAJAJ