Si la marcha atrás no te funciona, puedes arreglarlo así

La marcha atrás probablemente sea la menos utilizada en todos los coches, pero indudablemente resulta un elemento imprescindible. Sin ella no podríamos maniobrar y aparcar, salvo que nuestro coche fuese un Biscuter y pudiésemos levantarlo nosotros mismos para colocarlo en la ruta. Desde luego levantar el coche no pasa por la mente de nuestro protagonista, que tiene un Nissan Pathfinder (Terrano I en Europa).

Si la marcha atrás no funciona, puede suponer una avería extremadamente cara, y cuando se presentan grandes gastos, el ingenio se agudiza. Así, al protagonista de estos vídeos se le ocurrió un sistema propio del mismo MacGyver, utilizando unas cadenas ancladas al chasis y unos tubos de PVC que hacen las veces de rodillos e invierten el giro de las ruedas posteriores, permitiendo al coche avanzar en sentido opuesto.

Podemos ver dos demostraciones en vídeo de este curioso invento y su funcionamiento. Aunque se prueba en superficies diferentes, en ambos casos la superficie es lisa y no se gira el vehículo, lo que pondría en riesgo la eficacia del problema. No es ni mucho menos una solución definitiva a una ausencia de la marcha atrás, pero desde luego sirve para pasar un buen rato en esta mañana de domingo.

Fuente – CarScoops

Te puede interesar

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Etiquetas

Me llamo Iñigo Ochoa, tengo 22 años y soy de Vitoria. Formo parte del equipo de redactores de ActualidadMotor desde 2010. Soy Técnico Superior en Automoción y he trabajado durante algún tiempo en un concesionario. Desde pequeño he sido un enamorado de los coches y un ávido consumidor de contenidos relacionados con las cuatro ruedas. Me vuelven loco los coches poco usuales, independientemente de sus prestaciones o precio. Muestra de ello son mis dos coches, un veterano Golf Cabriolet Etienne Aigner 1.8 del año 90 y un Mitsubishi Galant 2.0 de 1998. Para cualquier consulta puedes contactar conmigo a través de inigo.ochoa@actualidadblog.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.