Tesla en el punto de mira de la NHTSA por aceleración súbita del Model 3

Tesla ha sido una de las grandes sorpresas del nuevo milenio. Quien les iba a decir que se convertirían en un referente tecnológico en cuestión de una década. Es más, han sido los causantes de que las tradicionales firmas premium se espabilen, pues de lo contrario les hubiera robado protagonismo. Sin embargo, tanta tecnología puede ocasionar problemas, pues el nivel de madurez no es tan elevado como en el caso de sus rivales.

A día de hoy, sus modelos pueden circular de forma autónoma, aunque no esté permitido en algunos mercados. Para lograrlo, cuentan con un desarrollo electrónico sin igual. El problema, es que pueden darse situaciones como las que han denunciado, ante la NHTSA, un puñado de clientes. Según estos, sus vehículos han sufrido de aceleraciones súbitas, habiendo provocado en algunos casos accidentes de entidad menor.

El Tesla Model 3 no sería el único modelo afectado

Según la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) se habrían producido 127 reclamaciones relacionadas con 123 unidades. Por esta razón, habrían decidido iniciar una investigación formal para determinar qué es lo que ha podido suceder. En concreto, son 500 mil unidades las que estarían afectadas, produciendo hasta 110 accidentes y más de 50 lesionados, realmente, cincuenta y dos.

En todo caso, la aceleración involuntaria siempre se habría producido a baja velocidad y rara vez por encima de 30 kilómetros por hora. Con esta información en la mano, la NHTSA habría contactado con Tesla. De entre el monto a revisar, hay unidades del Model 3 fabricadas entre 2018 y 2019. Además, los Model S y Model X tampoco se libran, con unidades ensambladas entre los años 2012 a 2019. En conjunto, gran parte de su producción.

Artículo relacionado:
Los coches de Tesla hablarán a los peatones y Elon Musk nos lo muestra en este vídeo

Por ahora, esta investigación (que no llamada a revisión) se circunscribe a los Estados Unidos. En caso de hallar indicios que confirmen tal situación, la NHTSA procederá a incoar expediente a la marca. Entonces, sabremos si alguna de las unidades afectadas han llegado al continente europeo. Podría ser posible, aunque las unidades comercializadas en el Viejo Continente tienen una configuración diferente. Aún así, habrá que esperar una respuesta por parte de la marca.

Fuente – National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA)


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.