El nuevo Toyota Highlander evoluciona cuerpo y alma en Nueva York

El Toyota Highlander es uno de los modelos más grandes que la marca japonesa comercializa en Estados Unidos. En la gama, está situado por encima del RAV4, aunque aún por encima tiene a los Land Cruiser y Sequoia. La primera generación llegó al mundo en el año 2000, pero la tercera, la actual, hizo lo propio en 2014. Por ello, y con casi seis años a sus espaldas, la marca ha decidido renovarlo por completo.

De esta forma, han acudido al Salón del Automóvil de Nueva York con la cuarta entrega del Toyota Highlander. Aún así, antes de que la cita americana abriera las puertas, publicaron un vídeo teaser y unas imágenes en las que mostraban un pequeño adelanto. A través de una maqueta en tres dimensiones, pudimos intuir que el diseño, y gran parte de sus elementos, se asemejarían a las que luce el nuevo Toyota RAV4.

El nuevo Toyota Highlander se pasa al estilo RAV4

La tercera generación del Toyota Highlander tenía una fisonomía similar a la que luce el Sequoia. Ahora, con la nueva generación suaviza sus trazos y se pasa al lenguaje estético que ha estrenado el reciente RAV4. Cuenta con un frontal presidido por una parrilla de generoso tamaño y unos grupos ópticos Full LED rasgados. El paragolpes destaca por la entrada de aire inferior y la posición de los faros anti niebla.

Es en el lateral donde más se aprecian las similitudes con el nuevo Toyota RAV4. Los pasos de rueda, líneas de tensión de las puertas o caída del techo son los elementos más destacados. La principal diferencia radica en el tamaño de los voladizos y el encaje de los grupos ópticos traseros. La línea de cintura, mantiene una buena proporción entre chapa y cristal. Completan esta zona unas llantas de aleación de tamaño adecuado al conjunto.

Si pasamos a la zaga, el nuevo Highlander cuenta con líneas afiladas. El portón destaca por su volumen en la zona media. Esta zona cuenta con unos grupos ópticos de nuevo cuño con tecnología Led. Sobre la pequeña luneta trasera encontramos un discreto alerón que contrasta con la suavidad del paragolpes. En conjunto, es más dinámico y fuido que antes, sin caer en lo barroco del off road y lo insulso de algunos SUV´s.

Interior reconocible, de calidad y tecnológico

El interior del nuevo Toyota Highlander es reconocible a primera vista. Presenta una disposición similar a la que tiene el C-HR. En él, destaca la posición de la pantalla central táctil para controlar el sistema de infotainment. En esta ocasión, en lugar de estar encastrada en el salpicadero, está situada en posición flotante, a una altura perfecta. Bajo ella, se encuentran los controles para manejar el sistema de audio o el climatizador.

El cuadro de instrumentos digital configurable aporta frescura al conjunto, pues el anterior se veía más anticuado. Sobre él, presenta un volante de nuevo cuño en el que se agrupan los accesos directos para controlar el teléfono, sistema multimedia o de seguridad. En conjunto, la calidad está a gran altura, representando un gran paso adelante respecto a la generación saliente.

El interior del Toyota Highlander es de los más amplios, ofreciendo espacio para hasta siete ocupantes (2+2+3). Todos podrán sentirse muy seguros gracias al sistema de seguridad Toyota Safety Sense 2.0 que reemplaza al anterior. Ahora, incluye elementos como advertencia de cambio de carril con asistencia de dirección, control de crucero adaptativo, aviso de colisión frontal con frenado automático de emergencia y detección de peatones y luces largas automáticas. A ellos, agrega reconocimiento de señales y asistencia de mantenimiento de carril.

Gama mecánica híbrida o endotérmica

La gama mecánica del nuevo Toyota Highlander estará formada por dos opciones. El más prestacional corre a cargo de un bloque 3.5 litros V6 D-4S con 295 CV de potencia y un par máximo de 356 Nm. La transmisión encargada de su gestión es de corte automático Direct Shift con 8 velocidades. Gracias a él, el Highlander tiene una capacidad de remolque de 2.267 kilos, una de las mayores de su segmento.

La segunda opción corre a cargo de una mecánica Hybrid System. Combina un bloque tetracilíndrico con 2.5 litros de cilindrada VVT-iE con dos motores eléctricos. La potencia total del conjunto es de 240 CV y puede combinarse con tracción al eje anterior o las cuatro ruedas. Las baterías del sistema son compactas y para no restar capacidad al maletero, están situadas bajo los asientos traseros.

Gracias al empleo de la plataforma modular TNGA-K, las posibilidades del Highlander son mayores que las del anterior. El consumo será más ajustado, ofreciendo mejor rendimiento que el anterior. Con todo, estará disponible en el mercado americano en los próximos meses. Sería raro que lo veamos por Europa, aunque es cierto que algunas unidades de los anteriores se han colado en nuestro en nuestras carreteras.

Fuente – Toyota

Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Sé el primero en comentar