Volkswagen e-Bulli: la electricidad llega al corazón del T2 original de 1966

El sector del automóvil tiene algo especial que se extiende entre los veteranos y los más jóvenes. Su secreto quizá radique en la posibilidad de que cada generación pueda soñar y hacer suya la historia de un modelo. Uno de los más míticos, queridos y respetados es el Bulli, el minibús más adorable que ha parido una marca. Ahora, la firma alemana eClassics le da una vuelta de tuerca y crea el Volkswagen e-Bulli, su versión eléctrica.

Si hacéis un poco de memoria, podréis recordar al Volkswagen e-Beetle. De él os hablamos hace un tiempo y os contaos sus secretos más profundos. Ahora, llevan a cabo un proceso de actualización similar para ofrecer una segunda oportunidad al T2 de 1966. Para ello, han centrado su atención en la parte técnica, la más crítica, pues está dotado de una mecánica gasolina de escasa potencia y elevadas emisiones contaminantes.

El Volkswagen e-Bulli de eClassics recibe la mecánica del e-Up!

En primer lugar, repasamos la estética del Volkswagen e-Bulli. Los responsables de eClassics han respetado hasta el último trazo del diseño original. Tan sólo han modificado algunos elementos para adaptarlo a su nueva identidad. Así, cuenta con grupos ópticos con tecnología LED y un nuevo indicador del estado de la carga en la zaga. La tapa del motor también ha sido ajustada a fin de instalar la toma para enchufarlo a la red eléctrica.

Al interior también llegan cambios. En primer lugar, encontramos un nuevo selector para la transmisión automática. Para dar vida a su motor ya no es necesario emplear una llave, basta con pulsar un botón. También llega un cuadro de instrumentos nuevo que, entre otras cosas, indica el estado de la carga de la batería. Por último, los asientos se visten de cuero blanco y naranja y el suelo recibe lamas de madera de estilo náutico.

Artículo relacionado:
Volkswagen e-Beetle: el primer Escarabajo se pasa a la electricidad

La mecánica es la zona que más cambia, pues deja atrás el viejo bloque gasolina que animaba a la T2. Ahora, recibe el esquema motriz que impulsa al Volkswagen e-Up! con 82 CV convirtiéndose por derecho propio en el modelo más potente de la generación. Para moverse, cuenta con un paquete de baterías de ion litio de 45 kWh ubicado en el centro de la plataforma a fin de lograr un reparto de pesos óptimo.

Este acumulador puede cargarse en unos 40 minutos hasta el 80 por ciento de su capacidad. Gracias a él, puede alcanzar una autonomía de 200 kilómetros y una velocidad máxima, limitada, de 146 kilómetros por hora. Pero no es el único cambio que recibe, pues el chasis también se actualiza con amortiguadores ajustables y los frenos de tambor traseros pasan a ser de disco. En resumen: un clásico actualizado para robarte el corazón.

Fuente – Volkswagen – eClassics


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.