Volkswagen se prepara para producir en masa mediante impresión 3D

Mucho tiempo ha pasado y mucho ha cambiado la industria desde que Henry Ford empezara a producir sus coches en cadena de producción con el famoso Ford T. En los últimos años se está hablando mucho sobre la impresión 3D por su facilidad de uso y practicidad, pudiendo cualquier particular crear diferentes piezas y figuras mediante diseño gráfico y materializarlas en solo unos minutos o unas horas. Imaginaos lo que puede crear una gran empresa.

En algunas ocasiones hemos hablado sobre cómo la impresión 3D podría cambiar los actuales métodos de producción en el sector del automóvil, especialmente en el apartado de personalización de vehículos pedidos a fábrica con un incremento leve del precio, algo que algunos fabricantes ya han llevado a cabo. El caso es que Volkswagen va mucho más allá, pues no solo crea piezas con impresoras para plástico, sino para elementos metálicos.

Volkswagen, la marca de impresoras HP y la empresa GKN Powder Metallurgy colaboran para buscar la máxima explotación al proceso “HP Metal Jet”. Tienen claro que producir un vehículo completamente utilizando estas técnicas a corto o medio plazo, pero sí muchos elementos. Y es que hay que tener en cuenta que cada coche se compone de entre 6.000 y 8.000 piezas distintas.

El nuevo proceso de impresión 3D usando la tecnología HP Metal Jet es un proceso aditivo en la que las piezas se producen capa por capa usando un material en polvo que se va aglomerando. Luego, el componente se “hornea” con un componente metálico en el llamado proceso de sinterización. Esto se distingue de los procesos previos, en los que el polvo se funde mediante un láser.

Si pudieran llegar a explotar este proceso, los tiempos y costes de producción de muchos elementos se reducirían. Dependiendo del componente, la productividad podría ser 50 veces más eficiente, que se dice pronto. El ahorro económico y de tiempo sería, por tanto, muy notable.

Como primer paso, las tres compañías están desarrollando tecnología para producir algunos elementos de diseño personalizados como, por ejemplo, inscripciones en el portón o pomos del cambio individuales y al gusto del cliente sin que ello suponga un gran esfuerzo, tanto económico como logístico. Posteriormente, según ganen experiencia, irán ampliado los elementos.

Comentan que los primeros componentes estructurales para coches de producción en masa comenzarán a imprimirse en dos o tres años. “A largo plazo, esperamos un incremento continuado en número de unidades, tamaños de piezas y requisitos técnicos; hasta partes del tamaño de un balón de fútbol con más de 100.000 unidades al año”.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Categorías

Volkswagen

Amante de todo lo que se mueva gracias a la energía de un motor y apoye en asfalto a través de neumáticos. Durante mi infancia buscaba, entre los coches estacionados, el velocímetro con la cifra de velocidad punta más alta. Por fortuna para mí, en aquellos tiempos no estaban de moda los cuadros digitales. Aprender, aprender y aprender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.