Sí, Subaru ya suma 20 millones de unidades con AWD

Subaru Symmetrical AWD

Uno de los sellos de identidad de la marca Subaru es su tracción. La firma automovilística japonesa comenzó a producir vehículos de tracción total hace 49 años, con el Subaru Leone 4WD Estate Van, lanzado en septiembre del año 72. Desde aquel momento hasta hoy, la compañía ya ha producido nada menos que 20 millones de unidades con la tracción total AWD.

Subaru Corporation presume de hito. Medio siglo después, no paran de mejorar y evolucionar este sistema de tracción total que tan buenos resultados les ha dado. De hecho, en la actualidad las unidades con AWD representan el 98 % de las ventas globales de Subaru, con el sistema Subaru Symmetrical AWD, además de la mítica disposición bóxer de sus motores.

Artículo relacionado:
Prueba Subaru Outback Touring 2.5 bóxer 169 CV AWD Lineartronic

Como todos sabéis, la tracción a las cuatro ruedas garantiza un control más preciso del coche, especialmente cuando nos enfrentamos a situaciones complicadas como carreteras resbaladizas con hielo, barro, nieve o suciedad, además de una gran capacidad de tracción en carreteras en mal estado o fuera del asfalto.

Y es que la seguridad también es otro de los objetivos de la firma nipona, algo que se mejora con esta tracción total permanente. Dicen los responsables de desarrollo de la marca que “la distancia que se recorre hasta que se activa un sistema de tracción a las 4 ruedas no permanente circulando a 120km/h es de 10 metros”. No es una gran distancia, pero puede ser la diferencia entre tener un percance o evitarlo.

Otros sistemas emparejados a la tracción Symmetrical AWD son el control activo de par (Active Torque Vectoring), así como el control X-Mode. El primero mejora el comportamiento dinámico del coche mediante al frenado selectivo de las ruedas interiores de la curva. Así, ayudan a que el vehículo gire mejor y se sienta más ágil en las curvas.

Artículo relacionado:
Prueba Subaru XV ecoHYBRID CVT Executive Plus AWD

Mientras, el X-Mode tiene dos modos de funcionamiento, que son Snow Dirt y Deep Snow Mud. Estos programas modifican y adaptan la entrega de energía del motor, optimizando también la gestión de las ayudas electrónicas. De esta forma, se mejora la capacidad de tracción ante las situaciones más complicadas.

Por otro lado, con el modo nieve y barro también se activa el control de descensos automático, facilitando las maniobras en pendientes importantes.

Fuente – Subaru


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.