BMW Serie 2 Active Tourer, presentación del nuevo monovolumen bávaro

BMW Serie 2 Active Tourer al natural

Polémico, muy polémico es hablar, o simplemente mencionar, la tracción delantera cuando nos rodeamos de BMW. La propia marca ha querido echar por tierra este pensamiento retrógrado lanzando el BMW Serie 2 Active Tourer, el primer monovolumen y el primero con tracción delantera de su historia. Para ver si el trabajo cumplía con lo prometido la marca nos ha invitado a la presentación estática.

Bajo una lona nos esperaba no sólo un cambio de filosofía en BMW, sino también un modelo que, ya desde la puerta, olía a éxito. ¿Sus claves? Un precio más contenido, espacio, equipamiento más completo y nuevos niveles y, por supuesto, aquello de ser una de las mayores novedades de la marca en los últimos años. Vamos a descubrirlo.

Discreto pero atractivo

El BMW Serie 2 Active Tourer no llama excesivamente la atención una vez posamos los ojos sobre su carrocería. Con colores serios puede pasar bastante desapercibido. Pero ello no significa que su diseño no sea atractivo, de hecho es de esos coches que ganan en vivo tras estudiar los extensos reportajes fotográficos. Las proporciones ganan enteros una vez lo tienes delante.

BMW Serie 2 Active Tourer al natural

Tiene un morro con una punta bastante horizontal donde se colocan dos enormes riñones marca de la casa. Para la iluminación, posicionada en unos grupos ópticos de gran tamaño, se acude o bien a halógenos o directamente a LED. No hay opción a Xenón. Según BMW, para ellos pasa a la historia, y poco a poco veremos como la teoría va extendiéndose a lo largo de la gama.

Recorriendo la carrocería hacia atrás nos encontramos con dos volúmenes muy sutilmente diferenciados, para llegar a un techo no excesivamente alto. La monotonía la rompe una línea de tensión desde el paso de rueda delantero hasta el piloto trasero. Atrás, precisamente, es donde nos damos cuenta de que es un BMW, por la forma de los pilotos, muy similar a la del resto de la gama. Como detalle, el limpialuneta se esconde bajo el alerón de techo. Una solución muy inteligente y limpia.

BMW Serie 2 Active Tourer al natural

Como es de esperar, modificar el aspecto de nuestro BMW Serie 2 Active Tourer es posible a base de opciones. Sin embargo, éste estrena paquetes cerrados de equipamiento que pueden modificar también la figura del coche, como la línea Sport que luce el modelo expuesto, con detalles algo más deportivos. Más adelante llegará el ya imprescindible paquete M.

Interior muy habitable

Lo siento talibanes de la tracción trasera, pero aquí BMW ha sabido jugar sus cartas. En un monovolumen, además de que la tracción trasera no aporta nada, elimina un valioso espacio en la parte trasera del habitáculo que sí tenemos en este modelo. A fin de cuentas, un monovolumen sin espacio no tiene ningún tipo de sentido.

BMW Serie 2 Active Tourer al natural

Dentro del BMW Serie 2 Active Tourer nos sentamos en un habitáculo que destaca por calidad y por un diseño bastante alejado del monovolumen tipo. La posición de conducción es bastante baja, y con los asientos deportivos que podemos equipar olvidaremos que estamos a los mandos de un vehículo de corte familiar. El volante, deportivo de serie, llama la atención positivamente por su posición y tamaño.

La calidad está presente en cada rincón, con símil de cuero para el salpicadero dependiendo de la versión, o material mullido en prácticamente todos los lugares visibles. El sistema de infoentretenimiento cuenta con una pantalla fija de serie que, según el nivel de equipamiento, puede llegar a las 8,8 pulgadas (6,5 pulgadas de serie) con un mando bastante sencillo de utilizar en la consola central.

BMW Serie 2 Active Tourer al natural

Si de espacio hablamos, a BMW no le ha salido nada mal su primer monovolumen. Si en prácticamente cualquiera de los modelos del resto de la gama podemos quejarnos más o menos de espacio, aquí no podremos apenas ponerle pega. En los asientos delanteros hay espacio de sobra y, por cierto, destaca la regulación longitudinal del asiento, llegando muy atrás.

Lo más sorprendente es que aún en su posición más retrasada, los pasajeros de la fila trasera no tendrán que preocuparse por la integridad de sus piernas. En una posición más habitual, el espacio disponible es más que suficiente. Así mismo, la banqueta es regulable longitudinalmente, pudiendo ganar algunos litros de maletero. Con la cabeza pasa más o menos lo mismo, aunque nuestra unidad contaba con techo panorámico, que resta algunos centímetros en esta medición. En todo caso, incluso las personas altas no deberían de tener problemas.

BMW Serie 2 Active Tourer al natural

El asiento central trasero sí es algo más comprometido. No tiene la forma de los otros dos, y está situado más alto. La anchura no es tanto problema como la posición de los pies, poco flexible por un túnel central bastante ancho. En cuanto a huecos portaobjetos, poco que criticar, con multitud de ellos, y de buen tamaño, aunque sí echaríamos en falta un hueco con tapa de mayor tamaño en la consola central.

El maletero es otra de sus claves. Cubica 468 litros como mínimo, lo que no está nada mal, sumando además una formas completamente cúbicas que facilitan la tarea de cargar. Y hablando de facilitar tareas, el portón del maletero es de apertura eléctrica de serie, pudiendo accionarse desde el interior o desde el propio portón.

BMW Serie 2 Active Tourer al natural

Para ganar más capacidad, bastará con abatir los asientos traseros en proporciones 40:20:40, consiguiendo un suelo de carga plano. Además cuenta con tiradores en el maletero que facilitan la tarea.

Desde 28.500 euros en septiembre

El BMW Serie 2 Active Tourer llegará a los concesionarios en septiembre, pero ya se empiezan a ofrecer ofertas. Su precio de partida en España es de 28.500 euros, y BMW ha cargado de forma bastante notable de equipamiento el acabado básico. Recordamos que ahora se ofrece en 4 versiones. Los opcionales, por supuesto, siguen presentes.

BMW Serie 2 Active Tourer al natural

Lo más interesante es que el Serie 2 Active Tourer más básico ya cuenta con elementos como volante deportivo, llantas de 16 pulgadas, climatizador dual, portón del maletero eléctrico, retrovisores eléctricos, radio con Bluetooth, sensor de luces y lluvia, eCall o control de presión de los neumáticos. Sin ser un equipamiento apabullante, se trata de una alternativa interesante para tratarse de BMW.

Por ahora sólo se ofrecen 3 motores, pero más adelante llegarán nuevas versiones diésel y gasolina, como el 220d Active Tourer, o el 216d Active Tourer, la versión de acceso, y en la que la marca más confía para convertirse en la más demandada. Los más potentes no se espera que vendan mucho en nuestro país.

BMW Serie 2 Active Tourer al natural

Así, por ahora contamos con los 218i Active Tourer de 136 caballos con un consumo medio homologado de 4,9 l/100 km, el 225i Active Tourer de 231 caballos y un consumo de 6 l/100 km, y ya en el apartado diésel el 218d Active Tourer de 150 caballos y 4,1 l/100 km de consumo medio.

Por tanto, a falta de probarlo y ponernos verdaderamente a sus mandos en la carretera, BMW ha dado en el clavo con un Serie 2 Active Tourer. A Mercedes le está funcionando bien el Clase B, y ahora BMW se atreve a competir con él de tú a tú con unos atributos que responden a calidad, precio y equipamiento.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Un comentario

  1.   Miguel_GC dijo

    Ya era hora que hubiese un competidor directo del clase B en la misma gama de precios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *