El Bugatti Baby II deja de ser un prototipo para ser un juguete de verdad

Si hacéis un poco de memoria debéis recordar al coqueto y especial Bugatti Baby II. De él os hablamos hace algo más de un año, pues llegó al mundo para celebrar el 110 cumpleaños de la firma gala. Su presentación fue inesperada ya que todos contábamos con el desarrollo de una versión especial sobre alguno de sus modelos de calle. Sea como fuere, la expectación que levantó fue tanta que los responsables de la marca han decidido dar un paso más allá.

El Bugatti Baby II está, de base, diseñado como un juguete a escala del Type 35 Grand Prix de 1924. Sin embargo, entre el modelo conceptual y el que os presentamos hoy hay una pequeña diferencia: el tamaño. Sí, el primer Baby II estaba pensado para niños de hasta 8 años es decir, que presentaba una escala 1:50. En este caso, la escala es 1:75, permitiendo que niños de hasta 14 años (o más) puedan acomodarse en su interior.

El Bugatti Baby II ha pasado de ser un concept a ser un juguete real

Pero cuidado, que no es la única novedad que incorpora… La gama estará compuesta por tres acabados y dependiendo del elegido su fabricación y composición será diferente. El Baby II Base One presenta una carrocería fabricada con materiales compuestos así como una batería de 1,4 kWh de capacidad. Además, disfruta de dos modos de manejo que en esencia modifican la entrega de potencia y la velocidad máxima que pueden alcanzar.

La versión Baby II Vitesse presenta una carrocería fabricada en fibra de carbono. En este caso, el motor cuenta con mayor potencia y la batería es de 2,8 kWh de capacidad. Por último está el acabado más exclusivo y personal: el Pur Sang. El tren motriz es el mismo del Vitesse, pero su carrocería está fabricada en aluminio modelado a mano. El procedimiento para su manufactura es tan laborioso que requiere de más de 200 horas de trabajo.

Artículo relacionado:
El Bugatti Baby II es el regalo para celebrar el 110 aniversario de la marca

A nivel técnico y de prestaciones no hay diferencias con las que os contamos en su momento. Entre los elementos a destacar, no podemos pasar por alto el diferencial de deslizamiento limitado o el paquete reemplazable de baterías. Como curiosidad, mencionar que aunque es una fiel réplica del Type 35 Grand Prix, el medidor de presión de combustible ahora mide la capacidad de la batería y el medidor del aceite muestra la potencia utilizada.

Respecto a la producción, sigue limitada a sólo 500 unidades por lo que si quieres uno para tus hijos (o para ti), tendrás que ser muy rápido. Eso sí, ve preparando la cartera, porque su precio oficial supera los 30 mil euros y no creemos que la marca vaya a aplicarle muchos descuentos.

Fuente – Bugatti


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.