Los coches de Dukes of Hazzard (El Sheriff Chiflado): General Lee y más

Coches de The Dukes of Hazzard

Al principio de los años 80 fue emitida una serie que fue todo un homenaje al estereotipo paleto de la América profunda: The Dukes of Hazzard. Un programa conocido en España como “El Sheriff Chiflado”, cuyas escenas estaban repletas de coches de todo tipo. Entre ellos el representante más icónico es el General Lee.

Esta serie trataba de unos traficantes de bebidas alcohólicas clandestinas, que huían de la ley en el coche que puedes ver en las imágenes. Un Dodge Charger R/T v8 HEMI de 1969 apodado “El General Lee”, que para muchos era la verdadera estrella del show.

El General Lee de Dukes of Hazzard

Este poderosísimo coche tenía una preparación especial para poder cometer sus fechorías: puertas soldadas, amortiguadores reforzados, jaula interna de seguridad y ningún tipo de luces.

General Lee Dodge Charger R/T v8 HEMI de 1969 de The Dukes ok Hazzard

Las especificaciones del General Lee le permitían entrar por la puerta grande en la categoría de ‘Muscle Car’ americano. Su potente motor V8 de 7.0 litros rendía 431 CV a 5.000 rpm y 664 Nm de par máximo a 4.000 rpm. Todo ello sin controles de estabilidad o electrónica que lo mantuviese bajo control. Imagina el olor a goma quemada… Unos números que alcanzaba no solo por su enorme cilindrada, sino por tener doble carburador con 4 bocas.

Lo curioso es que después de tantos años, estas cifras no están demasiado lejos del Dodge Charger R/T de 2020. Al menos la versión SCAT, que entrega 492 HP (unos 499 CV) y un par máximo algo menor de 644 Nm. Ahora bien, si lo comparamos con el Charger SRT Hell Cat la cosa cambia. Gracias a la turboalimentación del mismo bloque V8 de 6.2 litros, alcanza los 717 HP (cerca de 727 CV) y 881 Nm de par máximo.

Artículo relacionado:
Limpieza del carburador

Si bien en Dukes of Hazzard parece que el coche sale airoso de todas sus acrobacias, se ha llegado a comentar que fueron necesarios hasta 2 coches por episodio. Tras cada aparatosa caída, estos tenían que pasar por taller para volver a ajustar (o sustituir) infinidad de piezas.

Jeep CJ7 (El Dixie)

Jeep CJ7 (El Dixie) de The Dukes of Hazzard

Otro de los coches utilizados en este show televisivo fue el Dixie. Un Jeep CJ7 con el paquete Golden Eagle, que era un orgullo de AMC antes de que quebrara y fuese adquirida por Chrysler. Su motor AMC V8 de 5.0 litros haría las delicias a cualquier detractor de downsizing, con una potencia de solo 125 CV y un par máximo de 296 Nm.

Este coche se produjo entre 1976 y 1980 y fue sustituido brevemente por el Golden Hawk en 1980, para luego dejar paso al Laredo, que siguió en producción hasta 1986. Este último ya incluso con versión diésel de 2.4 litros. En aquella época, un sacrilegio para muchos.

Ford Galaxie Custom 500 (Black Tilly)

Ford Galaxie Custom 500 (Black Tilly)

Un Ford Galaxie Custom 500 de 1972 conducido por el personaje llamado ‘tío Jess‘. Aunque el coche de la serie Dukes of Hazzard tenía el techo también en negro, se trata de versión sedán que ves en la imagen. De ahí que recibiese el nombre de Back Tilly. Sin embargo, esto es así solo en la primera temporada, porque más tarde Black Tilly pasa a ser un Ford Mustang.

El Custom 500 tenía un motor V8 de 5.8 litros con 164 CV a 3.800 rpm y 375 Nm desde solo 2.000 rpm. Unas especificaciones que no lo catapultaban con demasiado brío, ya que pesaba casi 1.900 kg. Al menos si el coche del tío Jess no tenía modificaciones que lo llevasen más allá.

Ford F-100 (Moonshine car)

 

Ford F-100 (Moonshine car)

El tío Jess también conduce frecuentemente un Ford F-100 de sexta generación (aunque también se dejan ver esporádicamente algunas F-250). Una pick-up de color blanco de 1973 que también condujeron mucho los protagonistas de la serie Dukes of Hazzard.

La Ford F-100 estaba disponible con un motor de seis cilindros en línea con 115 CV y con dos V8 de 145 CV y 160 CV. En cuanto a la F-250, ya son palabras mayores, porque además de un motor de seis cilindros en línea de 118 CV, también podía montar un V8 de 245 CV.

Plymouth Road Runner de The Dukes of Hazzard

Plymouth Road Runner de The Dukes of Hazzard

Usado por Daisy Duke, la contraparte femenina de los traficantes de alcohol. Aunque este muscle car solo aparece en los cinco primeros episodios de Dukes of Hazzard (El Sheriff Chiflado).

Una curiosidad de este coche es que, como los actuales, fue víctima de las reducciones de emisiones. En 1971 se ofrecía con cuatro motores, pero debido a estas medidas, en 1972 pasaron a ser solo tres de 5.6, 6.5 y 7.2 litros (el de la serie es de 19739.

Cadillac De Ville

Cadillac De Ville 1970

Cadillac De Ville 1970 de color blanco convertible conducido por Boss HoggB. Aunque el de la imagen no lo lleva, en la serie incorporaba unas astas en el morro. Este tremendo vehículo de 5,7 metros, llevaba un motor de 7.0 litros con 340 CV en 1965, pero en 1968 pasó a equipar uno todavía mayor de 7.7 litros, que es el que lleva el de la serie (fabricado en 1970).

Coches de la policía de Dukes of Hazzard

Plymouth Fury de 1976 de The Dukes of Hazzard

En Dukes of Hazzard (El Sheriff Chiflado), el sheriff llevaba un Plymouth Fury 1976, pero al tratarse de una serie en la que los protagonistas hacen contrabando, aparecen muchos más coches de la policía. Entre ellos están el AMC Matador 1974, un Dodge Polara 1970, un Dodge Monaco 1975 y 1977 y el Plymouth Fury 1978. No se puede decir, que los representantes de la ley fueran mal equipados.

Como os prometimos, os dejamos la galería de imágenes del General Lee, que por algo es el coche más icónico de The Dukes of Hazzard (El Sheriff Chiflado):

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.