Comparativa GTI: Fiesta ST, Countryman JCW, Polo R WRC y Fabia RS, a prueba

comparativa-pequenos-GTI-69

En ActualidadMotor hemos discutido largo y tendido sobre la búsqueda de un coche que colmara nuestras necesidades automovilísticas. Cada uno tiene sus gustos y preferencias, pero todos queremos mantener los pies sobre la tierra y limitarnos a un presupuesto más o menos asumible. Sólo coincidimos en que ha de tener un motor de gasolina, ser bastante rápido y trasmitir un mínimo de sensaciones deportivas. Ello ha desembocado en esta comparativa de pequeños GTI.

En esta primera entrega los invitados son cuatro: Volkswagen Polo R WRC, Ford Fiesta ST, Skoda Fabia RS y Mini Countryman JCW. Más o menos hay para todos los gustos: desde un coche rápido, ligero, no muy caro y relativamente práctico para disfrutar de la juventud (como el Fiesta ST) hasta uno más grande, casi igual de rápido y que puede servirnos incluso dentro de algunos años con nuestros hijos en los asientos traseros (como el Mini Countryman JCW). Aparte tenemos la opción radical del Polo R WRC o la más descafeinada pero mucho más económica y práctica del Skoda Fabia RS.

Comparativa utilitarios GTI Fiesta ST, Countryman JCW, Fabia RS, Polo R WRC

Llevaba ya varios días intranquilo, esperando el comienzo de la prueba. No todos los días tienes la oportunidad de conducir la versión más deportiva de cada fabricante… pero no debo dejarme llevar por la emoción, es hora de analizarlos y buscar la opción que más se adapta al perfil de cada conductor, según sus necesidades, gustos y dicho sea de paso, el tamaño de su bolsillo.

La cita comenzó en los alrededores de Torre de Cristal, desde donde nos dirigimos hacia la sierra madrileña para probar en carretera revirada la efectividad y diversión que podía ofrecer cada uno de nuestros vehículos. Es evidente que poca gente se compra un coche de este tipo para limitarse a ir de casa al supermercado, así que exprimirlos un poco en tortuosas carreteras de montaña era algo necesario para poder redactar este texto.

Comparativa utilitarios GTI Fiesta ST, Countryman JCW, Fabia RS, Polo R WRC

Las carreteras (y los conductores) tienen sus límites, por lo que el siguiente paso fue acercarnos hasta el circuito de karting Angel Burgueño para poder forzar los coches sin riesgos. Al no ser un circuito muy grande las velocidades que se alcanzan son bajas, pero nos sirvió para hacernos una idea del equilibrio y puesta a punto de cada coche.

Finalmente llegó la hora de hacer un uso “cotidiano” del coche y meternos una kilometrada por autovías y enlaces de carretera nacional. Es cierto que a todos nos “mola” pensar que tengo el coche para disfrutar de su conducción, pero la triste realidad es que a lo largo de nuestra vida nos tocará tragarnos muchísimos desplazamientos por autovía, nacionales de primer orden y ciudad.

Tras dos días de conducción y 200 litros de gasolina empezamos a sacar nuestras conclusiones… Y de paso, un vídeo para conocerlos en acción.

MINI Countryman JCW, el raro del grupo

Con un tamaño y peso muy superior al resto de contrincantes se presenta esta especie de MINI crossoverizado a medio camino entre un SUV y un Mini de toda la vida. Carrocería cinco puertas, maletero bastante capaz y un interior amplio… ¿qué pinta este coche aquí? Ha sido invitado por Iñigo Ochoa debido a su motor 1.6 turbo de 218 CV y un 0-100 km/h en 7 segundos, lo cual no está nada mal para un coche que ronda la tonelada y media de peso. También alcanza los 226 km/h, una buena cifra para un coche voluminoso y equipado con la tracción total All4 de Mini.

Comparativa utilitarios GTI Fiesta ST, Countryman JCW, Fabia RS, Polo R WRC

Vale, el Countryman JCW es rápido (por lo menos en línea recta), tiene una estética brutal, muy diferenciadora, y además es amplio, pero… ¿tiene sentido un Mini de estas características? El mismo sentido que tiene un Porsche Cayenne, que a primera vista parece un sacrilegio y luego resulta ser la versión más vendida de la marca. El Countryman nació con la intención de llegar a todos esos clientes que se identifican con la marca pero necesitan un coche más grande y práctico. El Countryman JCW está pensado para quienes, además, no quieren perder el carácter deportivo cuando dejas a la familia en casa… o simplemente para quienes quieran darse el capricho.

En este coche la pegatina de John Cooper Works no es un simple reclamo de marketing. El motor es contundente, el escape nos deleita con petardeos cuando levantamos el pedal del acelerador y la dura suspensión “trabaja” nuestra espalda para recordarnos lo que estamos conduciendo.

Comparativa utilitarios GTI Fiesta ST, Countryman JCW, Fabia RS, Polo R WRC

Lástima que los asientos delanteros tengan una sujeción lateral escasa y estén situados muy arriba, ya que nos impiden fundirnos con el coche para exprimirlo en zonas de curvas. Por otro lado, la dirección aunque sea muy pesada (quizá demasiado) y directa, no transmite muy bien el agarre que hay disponible entre las ruedas y el asfalto. Dicho sea de paso, la adherencia es alta y el coche se muestra muy equilibrado, con unas reacciones nobles que además se ven filtradas y amortiguadas por la tracción total.

Es curioso lo rápido que se puede ir con este coche sin llegar a sentir prácticamente nada de lo que está pasando entre nosotros y la carretera. Lo malo es que la trasera va prácticamente soldada al suelo y no invita en absoluto a buscar las cosquillas al coche ¿Es rápido? Sí, mucho. ¿Es deportivo? El tacto que tiene no es de verdadero deportivo, pero le damos nuestro aprobado.

Como opción. los más quemados deberían optar por los asientos delanteros Recaro opcionales, por lo menos no sería tan necesario apoyarse en el pie izquierdo y agarrarse al volante en las zonas de curvas.

Comparativa utilitarios GTI Fiesta ST, Countryman JCW, Fabia RS, Polo R WRC

Ha llegado la hora de echar mano al bolso. Con un precio de partida de 37.800 euros el Mini Countryman JCW no está al alcance de todos aquellos que buscan su primer coche nuevo con un mínimo de sensaciones. Por el contrario, gracias a un tamaño y aspecto relativamente familiar, el Mini puede ser tu coche y el de tu familia durante muchos años, lo cual puede compensar parte del desembolso inicial. Si quieres un coche rápido, llamativo, personalizable, exclusivo y relativamente práctico el Mini es una interesante opción. Si lo que más te interesa es el tacto de conducción o las sensaciones deportivas, sigue buscando en los otros 3 coches que hoy traemos en ActualidadMotor.

Volkswagen Polo R WRC, la fuerza bruta

El honor de tener el motor más grande y potente de esta comparativa lo tiene el VW Polo R WRC con el conocido 2.0 TSI de 220CV que monta, entre otros, el Golf GTI. Como dijo mi compañero Domingo Maestre, “érase un Polo pegado a un motor…”. No en vano, se trata del Polo más potente jamás fabricado.

Comparativa utilitarios GTI Fiesta ST, Countryman JCW, Fabia RS, Polo R WRC

El Polo R WRC nace con la única intención de cumplir con la normativa FIA que exige poner a la venta al menos 2.500 unidades del modelo que compita en el Campeonato del Mundo de Rallyes. Todos ellos son “made in Spain”, concretamente en la fábrica de Navarra, y llevan la numeración grabada bien visible en el alerón posterior. Esta exclusividad, unida a que Sebastién Ogier haya ganado en su debut a sus mandos en el Campeonato del Mundo WRC, son dos buenas bazas para que este Polo no se deprecie en exceso con el tiempo.

Exteriormente se parece muchísimo al modelo de competición. Todas las unidades van pintadas en color blanco y decoradas con unos vinilos que evocan al auténtico WRC. La estética es deportiva pero sin caer en la exageración. Quizá los vinilos puedan parecerte algo “macarra”, pero si no te gustan su remedio es tan simple como quitarlos y disfrutar de un modelo mucho más discreto, pese a que las llantas de 18 pulgadas que albergan grandes frenos de 16”, el alerón y escape no pasan desapercibidos.

En el interior llama poderosamente la atención el volante tapizado en piel vuelta, con un tacto y grosor exquisito, luciendo en la parte superior la posición cero. Los asientos delanteros son de corte deportivo, aunque echamos de menos unos backets que conjuguen con su apellido R. El resto es prácticamente idéntico al resto de modelos Polo… Doy fe de ello, ya que me he bajado de un Polo R Line un cuarto de hora antes de subirme al Polo R WRC.

Comparativa utilitarios GTI Fiesta ST, Countryman JCW, Fabia RS, Polo R WRC

Dejemos de un lado la estética y vamos a ponerlo en marcha. Lo primero que llama la atención es que el sonido es muy contenido. No hay petardeos, no hay apenas tonos graves… resulta deportivo pero demasiado discreto para mi gusto. Sólo si subimos el motor por encima de las 5.000 vueltas empiezan a aflorar nuevas sinfonías de este motor, aún muy amortiguadas. Yo creo que el potencial cliente de Polo R WRC echará de menos algo de brutalidad en este apartado.

El motor sin duda es una gozada. Una bomba en bajos y medios que puede estirarse tranquilamente hasta las 6.000 RPM sin ningún titubeo, aunque no es necesario subir tan arriba para movernos a ritmos endiablados. Lo mejor, entre las 2.000 y las 5.000 RPM, lo que significa que el motor es muy aprovechable. El cambio de seis velocidades tiene un desarrollo largo muy acorde al carácter del motor.

El propulsor tiene tanta fuerza que es fácil que las ruedas delanteras pierdan tracción en segunda y tercera marcha, pese al diferencial electrónico XDS. Sin duda este es uno de los puntos más negativos del conjunto, las pérdidas de tracción. Además, la dirección es muy sensible al acelerador, siendo necesario agarrar el volante con fuerza para contener el retorno del volante en las aceleraciones y cambios fuertes de apoyo. Utilizando una marcha más alta de lo habitual y pisando el acelerador con tacto, el coche puede conducirse a un ritmo altísimo sin mayores sustos. El sistema de frenos no parece tener fin y es capaz de detener una y otra vez las altas velocidades que puede alcanzar el Polo a pequeña que sea la recta.

Comparativa utilitarios GTI Fiesta ST, Countryman JCW, Fabia RS, Polo R WRC

Como buen deportivo, el Polo WRC tiene una suspensión bastante dura aunque no resulta incómoda, punto a favor del Polo. Todos los movimientos están muy contenidos, el asiento sujeta con firmeza y el tacto del resto de mandos acompaña a la conducción. Su empuje enamora, puede conducirse rápido sin mucho esfuerzo mientras que buscando los límites resulta rapidísimo y un tanto crítico.

Vale, nos gusta, es deportivo y tiene un toque brutal. ¿Cuánto cuesta? Su precio base de 34.860 euros resulta  desorbitado para un coche de estas características. El interior es de calidad pero no llega al nivel del Mini. Su equipamiento es muy amplio y sin extras a pagar aparte (incluso los faros de Xenón direccionales son de serie), y al ser una serie limitada exclusiva es lógico que sea más caro… pero algo más de 34.000 euros es mucho dinero, casi podríamos comprarnos un Golf GTI.

Ford Fiesta ST, el alumno aplicado

He de reconocer que siento debilidad por el Fiesta ST. El tacto de los deportivos de Ford siempre me ha gustado y además la estética del último Fiesta me encanta. Para más “inri”, encima viene pintado en este azul eléctrico que me apasiona.

Comparativa utilitarios GTI Fiesta ST, Countryman JCW, Fabia RS, Polo R WRC

Dejémonos de sentimentalismos y vamos a analizar el coche. Estéticamente pasa desapercibido gracias, en parte, a que el kit aerodinámico está perfectamente integrado en el coche. Las preciosas llantas antracita de 17” no son exageradas y los detalles negro en vez del cromado que adornan la carrocería ayudan a acentuar la musculatura del coche sin estridencias. Personalmente me gusta…creo que ya lo había dicho antes, ¿no? Pero también opino que el cliente tipo de este coche puede echar de menos algo de exhibicionismo en vez de pasar tan desapercibido.

Interiormente es muy parecido al resto de modelos Fiesta de la gama, salvo en los puntos clave, es decir, todo aquello que forma parte de la conducción: asiento, volante, pedales y palanca de cambio. Sinceramente, no necesito nada más, nunca he sido un sibarita de los materiales interiores.

Hay que destacar que los asientos Recaro son de lo mejorcito que he probado en los últimos años ya que recogen el cuerpo de forma espectacular, son cómodos, parecen resistentes al paso del tiempo y además tienen un diseño agradable, sin invadir innecesariamente las plazas posteriores. El volante también tiene muy buen tacto, con una circunferencia pequeña y un grosor suficiente. Además es bastante redondo, lejos de las formas achatadas que tan de moda están hoy en día. Los pedales y palanca de cambios están rematados en aluminio.

Comparativa utilitarios GTI Fiesta ST, Countryman JCW, Fabia RS, Polo R WRC

El verdadero espíritu de este coche aflora en cuanto se pone en marcha su motor. Al ralentí y sin pisar mucho el acelerador emite un sonido muy atenuado y nada estimulante…pero la cosa cambia en cuanto pisas el acelerador desde la mitad de recorrido en adelante ya que los tonos graves empiezan a invadir el habitáculo, tornándose cada vez más agudos hasta que rápidamente, sin darnos cuenta, llegamos al corte de inyección. El sonido es realmente adictivo y al poco rato me descubro a mí mismo reduciendo a doble embrague incluso en ciudad solo para deleitarme con su sonido.

Sobre el papel el Ford Fiesta ST es un coche rápido ya que completa el 0-100 km/h en 6,9 segundos y puede alcanzar los 220km/h, pero lo mejor de todo es que en carretera de montaña se revela como una máquina muy eficaz. Estoy hablando de un coche que es capaz de abordar curvas a un ritmo increíble sin la menor sensación de pérdida de control. Llegando a los límites el coche sigue siendo casi igual de fácil de conducir que a ritmo normal, con un deslizamiento predecible y progresivo.

Comparativa utilitarios GTI Fiesta ST, Countryman JCW, Fabia RS, Polo R WRC

Además, su conducción es de manual. Si entramos levantando el pie del acelerador tendremos sobreviraje, si entramos acelerando levente subviraremos la salida y si entramos manteniendo gas se deslizará sobre sus cuatro ruedas casi a partes iguales. ¡Me encanta! Eso sí, el tema del sobreviraje mejor vamos a dejárselo a los expertos, por lo que llevaremos el ESP en modo Sport, quien se encargará de encarrilar la trasera si nos tomamos demasiadas “libertades” a la hora de trazar curvas. Este coche puede llevarse con tiralíneas y mucha precisión o alegremente deslizando, tú decides… además el ESP tiene dos posiciones para elegir.

Este magnífico chasis se complementa con una dirección muy directa (poco más de dos vueltas de volante entre topes) y unos frenos que aguantan el trato duro sin problemas. Toda la mecánica parece muy robusta: por ejemplo, la caja de cambios es capaz de tragarse el uso que la quieras dar sin rascar ni fallar una marcha, con un embrague de tacto duro.

Comparativa utilitarios GTI Fiesta ST, Countryman JCW, Fabia RS, Polo R WRC

Para el día a día la suspensión del coche es bastante rígida, pudiendo resultar incómoda en algunas ocasiones. No es tan machacona como la del Mini ni tan confortable como la del Polo, pero en cualquier caso me parece que tiene un equilibrio muy conseguido.

El Fiesta ST parte de los 21.000 euros, una cifra bastante asequible para lo que ofrece. Por supuesto no llega ni al equipamiento del Polo ni a las calidades del Mini (que tampoco va mal servido de equipamiento), pero estamos hablando de unas cantidades de euros muy importantes.

Sinceramente, no necesito más que lo que el Fiesta me ofrece… Cuando conduzco me da igual el tacto del salpicadero o si el equipo multimedia suena de forma espectacular. Lo que necesito es que el coche me transmita sensaciones y vaya siempre por donde quiero, y en eso el Fiesta ST tiene mucho que decir.

Skoda Fabia RS, la opción lógica

Cuando uno busca comprarse un coche que sea algo más que un mero medio de transporte, parece que la palabra “lógica” está fuera de los argumentos de compra. La decisión de un GTI se toma con el corazón, no con la lógica. Pues no siempre es así y el Skoda Fabia RS viene a demostrarlo.

Comparativa utilitarios GTI Fiesta ST, Countryman JCW, Fabia RS, Polo R WRC

Con una plataforma y mecánica prácticamente idéntica al resto de utilitarios del grupo VAG (VW Polo GTI y Seat Ibiza Cupra), el Fabia RS resulta ser un coche muy versátil. Por una parte nos puede sacar muchas sonrisas en nuestra carretera favorita y por otra es perfectamente útil en el día a día, incluso con familia a bordo… Y todo eso con un precio de venta netamente inferior al del resto de competidores.

Es cierto que hay poco de “RS” en este coche si hablamos de tacto de conducción y sensaciones, pero si miramos el crono nos damos cuenta de que también es un coche muy rápido. Su conjunto motor-cambio convence plenamente, tanto en uso deportivo como en uso tranquilo por ciudad. Simplemente hay que “pillarle el tranquillo” en las maniobras, ya que puede resultar brusco al arrancar desde parado, todo un incordio para aparcar, por ejemplo. Una vez acostumbrados a simplemente soltar el freno en vez de acelerar, el coche puede maniobrar sin problemas.

Comparativa utilitarios GTI Fiesta ST, Countryman JCW, Fabia RS, Polo R WRC

Una vez en marcha el cambio obedece dócilmente a nuestras órdenes si lo llevamos en modo manual. En modo automático parece leernos la mente y siempre mantiene el motor en su punto óptimo de funcionamiento. Quizá tarda un poco más de la cuenta a la hora de bajar marchas cuando vamos fuerte en carretera de curvas, pero siempre podemos “sugerirle” quitar un hierro con un toque de leva izquierda (opcionales) o de la palanca de cambios. En general se nota que el grupo VAG ha trabajado en esta caja, resultando cada vez un elemento más suave y eficaz.

En autovía y ciudad el coche resulta confortable, algo que inevitablemente penaliza su uso deportivo. En carretera convencional y autovía me parece que luce un equilibrio excelente entre confort y control de la carrocería. En cambio, en carreteras de curvas, el chasis se muestra demasiado blando para lo rápido que puede llevar al coche este motor. La dirección es precisa pero no transmite muy bien y los frenos, aunque potentes, no son fáciles de dosificar porque al principio el pedal resulta esponjoso hasta el punto de parecer que sufrimos fading (recalentamiento). Pero no, en realidad el coche sigue frenando, solo que el pedal se ha vuelto bastante más duro.

Comparativa utilitarios GTI Fiesta ST, Countryman JCW, Fabia RS, Polo R WRC

Esta configuración dinámica hace que el coche se comporte mucho mejor en carreteras amplias y medias, con curvas no muy cerradas y a ser posible buen firme, ya que las horquillas se le atragantan con un acusado subviraje y los firmes bacheados hacen rebotar las ruedas con pequeñas pérdidas de trayectoria.

Ojo, no me malinterpretéis… el Skoda Fabia RS es un coche rápido y seguro. Su comportamiento es muy noble y al forzar rápidamente sale a reducir su carácter subvirador. Avisa pronto de los límites, y cuando llegan, se desliza de forma progresiva, sin sobresaltos y fácilmente controlable. Este coche es como tu amigo sensato en zonas de curvas: puede llevarte muy rápido y lo hace, pero en cuanto comienzas a pasarte de la raya te suelta un par de collejas para que recuperes los modales. Si no le haces caso, te tiende la mano y evita que te caigas… todo un colega. Eso sí, no esperes grandes dosis de adrenalina a sus mandos ya que todo llega muy filtrado.

Desde el puesto de conducción hay pocas diferencias con un Skoda Fabia normal a nivel estético. Casi todos los mandos y detalles son los mismos que en otras versiones de la marca. Los asientos tienen un diseño acertado y recogen bien el cuerpo aunque lucen un aspecto muy convencional. No son precisamente un “backet” en conducción deportiva pero cumplen sobradamente en la mayoría de condiciones posibles resultando, además, cómodos. Un detalle que no me gusta es la excesiva inclinación del volante, como si estuviera enfocado a un puesto de conducción sobreelevado tipo monovolumen. Esta característica es común con el resto de Fabia, y aunque es fácil acostumbrase y que pase desapercibido, parece que desentona en un coche “RS”.

Comparativa utilitarios GTI Fiesta ST, Countryman JCW, Fabia RS, Polo R WRC

Por lo demás el Skoda Fabia RS es un coche muy lógico dentro de lo ilógico de un GTI. Carrocería amplia con buena visibilidad, cinco cómodas puertas con grandes ángulos de apertura, maletero grande de 315 litros… y aún no hemos hablado de su precio: 18.000 euros como precio de partida, lo cual está muy bien teniendo en cuenta lo que ofrece. Estamos de acuerdo que no es un auténtico deportivo, pero siendo sinceros creo que podría encandilar a un amplio porcentaje de conductores ávidos de gasolina. Por supuesto no luce la estética molona del Ibiza Cupra ni tiene el símbolo de Volkswagen en su calandra, pero ofrece casi lo mismo por algunos miles de euros menos. ¿A que ya lo miras con otra cara?

Intentando buscar una conclusión

Partiendo de la base de que es difícil elegir un coche u otro cuando tenemos enfoque y presupuestos tan dispares, ¿qué valoramos más? ¿Las prestaciones puras?  En ese caso me quedo con el Polo R WRC, un auténtico misil sobrado de potencia. ¿Prefieres tacto de conducción y sensaciones al volante? Dame un Fiesta ST, sin ninguna duda me lo voy a pasar en grande ¿Un coche exclusivo y atemporal? Me rasco el bolsillo y compro un Mini Countryman JCW. ¿Sin complejos y muy práctico? El Fabia RS sería mi coche gracias a su versatilidad.

Comparativa utilitarios GTI Fiesta ST, Countryman JCW, Fabia RS, Polo R WRC

Poniéndome en la piel del comprador medio de este tipo de coches y abusando de los tópicos (persona alrededor de 24 años, generalmente hombre, poder adquisitivo medio), el candidato a alzarse con la victoria es el Ford Fiesta ST. Los motivos son claros: precio de adquisición relativamente asequible, estética interesante, diversión y tacto deportivo a raudales, consumo y mantenimiento no muy alto.

Descartaría el Volkswagen Polo R WRC por un precio de tarifa muy alto, pese a la exclusividad del modelo, estética agresiva y la bomba que lleva bajo el capó. No me quedo con el Mini Countryman JCW debido también a su precio de venta y a una imagen algo alejada de la que puede esperar un chaval joven que busca un deportivo. Pero aquí es donde aparece el MINI JCW estándar.

Comparativa utilitarios GTI Fiesta ST, Countryman JCW, Fabia RS, Polo R WRC

El Fabia RS es un coche muy interesante, pero siendo sinceros estamos en un país donde la insignia del capó y la estética importan tanto o más que el resto de características del coche. Con carrocería cinco puertas y el emblema checo no se liga, pese a que mecánicamente esté muy bien y tenga un precio de venta imbatible.

Seguiremos probando mini-GTI

Hasta aquí la comparativa de hoy. Podrás leer en nuestra web las pruebas individuales al completo de cada coche. Mientras tanto ya estamos pensando en los siguientes invitados: Volkswagen Polo GTI, Seat Ibiza Cupra, Peugeot 208 GTI, Renault Clio RS…

Agradecimientos al Karting Ángel Burgueño por cedernos sus instalaciones para la prueba y sesión fotográfica.

Fiesta ST

Countryman JCW

Fabia RS

Polo R WRC

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

5 comentarios

  1.   Miguel Gatón dijo

    Pues yo lo tengo claro, debo ser algo rarito pero me quedaría con el MINI Countryman.

    Enhorabuena por la comparativa, está realmente genial.

    Saludos,

    1.    Gnzl dijo

      Que va!! El polo de cabeza!! pero sin las pegatinas esas…

  2.   Eduardo Lausin dijo

    El Polo R WRC es sólo un aperitivo. Creo que el Polo R de verdad será el que presenten en los próximos meses con tracción total.
    El Fiesta ha tardado una eternidad en llegar pero lo ha hecho con el trabajo bien rematado.

  3.   Mario Garcés G. dijo

    ¿Alguno con autoblocante?, pues ese, pa mí.
    Como gustarme, el Polo, pero por demérito de los demás, aunque el Fiesta me da morbo. El Mini en versión “de toda la vida”, por favor.
    Buena currada os habéis pegado chicos.

  4.   Mulioo dijo

    Buenas, yo tengo un Fabia RS y, después de lo que he leído es el que menos destaca de lejos y ausente la mayor parte de las veces. Puedo asegurar (después de 107.000km) que de RS no le falta nada y gracias al cambio se hace exisito. Si es cierto que la suspensión es demasiado blanda, tal vez, para lo que es. Pero la verdad que solucioné ese problema hace mucho poniéndole unos amortiguadores Bilstein B8 con Eibach y todos esos males desaparecieron. Desde entonces no le falta nada de RS y disfruto de él en todos los aspectos y todos los días.
    Por lo demás, muy buen reportaje por la Sierra Norte (Venturada y Horcajuelo entre otros).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *