¿Es legal modificar un coche en España?

modificar un coche es legal en España

Una duda muy recurrente de muchos propietarios de vehículos es si se puede modificar un coche en España. Es decir, qué está permitido cambiar y qué no se puede cambiar. Pues bien, en este artículo te vamos a comentar cómo es la normativa al respecto de la DGT y cómo homologar los cambios que sí están permitidos, cuando las piezas y accesorios no son los originales del vehículo.

Ya sabes que cuando compras un coche, seguramente haya cosas que te fascinen y otras que te gustaría mejorar, o tal vez fue un amor a primera vista y después te cansas de ciertas cosas y deseas realizar algunos retoques o mejoras que le den un plus a tu coche. Pues bien, resulta de que existen algunos cambios menores que se pueden realizar sin problemas, pero deberías conocer qué se puede y cómo. Además, no solo hablamos de cambios estéticos como en el tunning, sino de algo más allá de eso.

En la normativa actual en España para la modificación de un coche existen piezas que se pueden modificar y otras que deben ser homologadas para pasar la ITV. De lo contrario, en la inspección técnica periódica te lo echarían para atrás y no podrías circular con él.

¿Qué se puede modificar en el coche sin homologar?

Tunning

Según el Real Automóvil Club de España (RACE), se pueden modificar algunas partes del vehículo sin riesgo a tener problemas a la hora de realizar una inspección técnica, es decir, pasar la ITV sin problemas. Casi cualquier cambio relacionado con el habitáculo del coche, y que no represente un problema para la seguridad de los ocupantes, puede pasar sin necesidad de homologación. Por ejemplo, se podría modificar sin necesidad de homologar:

  • Tapicería de los asientos
  • Modificaciones o cambios en el sistema de sonido del vehículo
  • Cambios estéticos
  • Modificaciones destinadas al entretenimiento, como poner pantallas en los asientos traseros

Lo mismo ocurre con otros cambios externos, que tampoco necesitan ser homologados si no representan una amenaza para la seguridad de los que van dentro o del resto de peatones y vehículos. Por ejemplo, los cambios externos que no necesitan homologación son:

  • Cambio de la pintura de la carrocería
  • Cambio de las llantas
  • Cambio en los neumáticos

Por supuesto, esto dos últimos cambios tienen que ser siempre por las adecuadas para el modelo en concreto, es decir, la lista de llantas y neumáticos que especifica el fabricante. Por supuesto, poner unas ruedas más anchas de las que vienen de serie o cosas así podrían comprometer la seguridad del vehículo, ya que podría perder capacidad de agarre. Sí, pese a lo que muchos piensan, mientras más gruesas son las ruedas, más podría deslizar un vehículo con un peso igual. Y esto es pura física, si la superficie de contacto con el suelo es mayor, entonces el peso se repartirá entre toda esa superficie, ejerciendo menor presión que si tuviese un neumático más delgado, cuyo peso recae sobre una superficie de contacto inferior. Es decir, no te dejes engañar por los vehículos de competición o superdeportivos con ruedas anchas. En ese tipo de coches se genera una gran carga aerodinámica para conseguir mayor agarre con ese tipo de neumáticos, pero eso no es así en los coches de calle convencionales…

Ojo también con otros cambios que sí que necesitarían homologación si los vas a realizar, a pesar de parecer cambios estéticos sin importancia. Por ejemplo:

  • Cambiar las dimensiones exteriores de tu vehículo
  • Usar elementos no homologados por el fabricante de tu vehículo
  • Tintar las lunas

De no hacerlo, no pasaría la ITV, e incluso podrías ser multado si te para la Policía o la Guardia Civil de tráfico circulando con estas modificaciones no homologadas…

Me gustaría también aclarar otro apartado, y es el tema de la publicidad en el coche. Algunos piensan que no es posible llevarla. Esto tiene parte de realidad. Por ejemplo, muchas empresas pagan generosas cantidades de dinero por llevar el logo o la publicidad de la empresa en tu coche. Si no te importa que se vea esta te podrás ganar desde 120€ hasta compañías que pueden pagar hasta 1500€ o más. También puedes llevar tu propio logo o publicidad de tu empresa. Esto es totalmente legal, lo que no se puede es llevar logos o marcas registradas sin el consentimiento de la compañía a la que pertenecen. Además, la DGT también te puede multar por llevar pegatinas que reflectamtes o luminiscentes que puedan dificultar la visibilidad a otros vehículos y peatones que circulan por la vía.

¿Cómo homologar cambios en el vehículo?

ITV, homologar piezas modificadas

Como he comentado anteriormente, existen otras partes que puedes modificar, pero que deberías homologar si quieres circular sin problemas y pasar la próxima ITV del vehículo. Para realizar estas modificaciones del coche en España y ser homologadas, hay que contar con una serie de documentación:

  • Proyecto en el que se especifiquen todos los cambios realizados al vehículo.
  • Informe de conformidad emitido por el servicio técnico autorizado o por el fabricante del vehículo si se hizo en la casa oficial.
  • Certificado oficial del taller donde se realizó la modificación en el coche.

Con toda esa documentación, habrá que pedir cita en la ITV más cercana y acudir para certificar que el vehículo cumple con todas las condiciones de seguridad y restricciones medioambientales establecidas por las leyes en España. Es decir, deberá pasar la ITV nuevamente y si ésta pasa, podrás circular sin problema con un coche totalmente legal, aunque esté modificado.

Si modificas el coche y no pasas por el proceso de inspección técnica, te puedes enfrentar a multas o sanciones que pueden ir hasta los 500€. Y no solo eso, alguno de los cambios no homologados podría estar afectando a la seguridad, por lo que te arriesgas a un accidente. Y en caso de pasar esto, el seguro no te cubrirá los gastos de nada, ya que fue por piezas no homologadas. Así que, cuidado con este tipo de modificaciones sin homologar…

¿Qué se puede modificar en un coche con la correspondiente homologación?

cambiar motor coche

Por último, para que comprendas mejor qué se puede modificar en un coche en España si realizas la homologación correspondiente, aquí tienes un listado con algunas de las piezas o sistemas:

  • Cambio de neumáticos por otros de dimensiones o características diferentes. Un cambio de neumáticos convencional por otros homologados no necesitará homologación adicional.
  • Cambios en la carrocería o el chasis en general. Más aún si alteran las dimensiones originales del coche.
  • Centralita electrónica del motor para aumentar la potencia.
  • Dirección.
  • Ejes.
  • Elementos de identificación del vehículo, como el bastidor, la ubicación de la matrícula, etc. Por supuesto, en ningún caso la matrícula debe quedar tapada o reducir su visibilidad.
  • Frenos.
  • Sistemas de escape, especialmente si son para emitir más ruido o que puedan alterar las emisiones permitidas (eliminación de silenciadores, catalizador, modificación del tramo de salida,…). Por supuesto, no podrás prescindir del catalizador.
  • Sistema de transmisión de potencia.
  • Elementos de iluminación o señalización del vehículo (luces delanteras, antiniebla, luz de freno trasera, indicadores de dirección, luces de emergencia…). Por ejemplo, usar luces LED o similares en los bajos de los coches y cosas así podrían pasar.
  • Alteraciones de la suspensión.
  • Tintado de las lunas del vehículo.
  • Unidad motriz o motor (sustituir el motor por otro de características diferentes al original, sustitución del sistema de admisión, desinstalación de unidades auxiliares, cambio de emplazamiento del motor, cambio en el depósito de combustible, cambios en el acelerador, programación o modificación para variar la potencia máxima, sistema de arranque,…).

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.