La estrategia de General Motors y la venta de Opel a PSA casi al descubierto

General Motors

Durante muchos años General Motors ha sido el primer fabricante de coches del mundo. Esta situación le proporcionó un poder elevado en el sector sin embargo, nada es eterno y, esta posición la perdió cuando la última gran crisis financiera estalló. La gran reestructuración a la que tuvo que hacer el conglomerado americano puso de relieve que no por más unidades vendidas generas más dinero y por ello tuvieron que hacer grandes esfuerzos para reducir sus costes.

Como todos sabemos, Opel lleva años perdiendo dinero en Europa. Durante estos últimos años General Motors se ha dejado nada más y nada menos que unos 15 mil millones de euros y aún así, durante el último trimestre del año pasado volvió a perder otros 250 millones de euros. Según apunta el mercado, ahora las cosas parecen irles bien, pero la firma del rayo no es capaz de alcanzar su masa crítica en nuestro continente y por ello General Motors se habría cansado de proporcionarles su ayuda y más cuando sólo ven números rojos.

General Motors

Según ha declarado Mary Barra, CEO de General Motors, a varios medios americanos la venta de Opel (y Vauxhall) al grupo francés PSA no sólo se debería a que sus cuentan siguen sin arrojar datos positivos. Además de esta situación (demasiado peligrosa para el consorcio francés) existe otra razón de peso y que es un cambio en la estrategia empresarial de General Motors hacia otra parcela del negocio.

La idea que persiguen en General Motors pasa por redirigir sus inversiones hacia productos de alto rendimiento económico y como es obvio Opel no es una de las firmas más rentables del grupo. Para hacer esto han de incrementar su apuesta por las firmas premium del grupo (Cadillac y Buick) para de esta forma maximizar las inversiones que se van a realizar en ellas para mejorar sus productos.

Cadillac edición limitada White Edition

De esta forma tenemos que General Motors pasaría de ser un fabricante centrado “casi” (remarcado entre comillas) en el volumen bruto de ventas a centrarse en el margen económico que proporciona cada venta. Como es obvio muchos no sabrán qué significa esto, y eso es lo que vamos a explicar de forma sencilla, comprensible y muy muy simplificada (en esta explicación se utilizarán cifras ficticias para ilustrar lo que estamos explicando).

Si General Motors gana por la venta de un Opel Astra Sedán 100 euros y por la venta de un Buick Verano 300 euros a la firma le sale más rentable vender un Buick que tres Opel. Esto es algo razonable, ya que el Opel no es un modelo aspiracional y el Buick pertenece a una firma semi premium y ahora lo que demanda el mercado son productos de corte premium. Además, no sólo ganaría 200 euros de más por cada coche vendido, sino que si elimina a Opel de sus gastos estructurales tendríamos que el Buick Verano incrementaría su rentabilidad varios puntos porcentuales.

Buick Velite

Además, también existen otras razones para que General Motors quiera eliminar a Opel de su estructura. El desarrollo y fabricación de coches pequeños y medianos (negocio principal de Opel) cada vez es menos rentable y por tanto vender estos coches en mercados exteriores se vuelve cada vez más difícil. Además, y aunque el grupo perdiera su hegemonía en Europa, existen otros mercados como el Chino que le reportan más beneficios y que por su potencial de crecimiento proporcionan a la americana mayores oportunidades se seguir creciendo que en Europa.

Por tanto y resumiendo. Si General Motors se desprende de Opel se desharía de forma directa de sus deudas y sus costes estructurales. Como la tecnología que emplea para fabricar sus modelos sigue siendo la misma ahorraría un dinero considerable quitándose de encima a la firma del rayo y además también haría algo de caja por su venta. Pero además si tras su venta al Grupo PSA siguiera manteniendo una parte del capital en su accionariado todavía obtendría algunos réditos por la venta de los Opel cuando estén integrados bajo el grupo francés.

Grupo PSA Logotipo

Por su parte ¿qué le quedaría a PSA? El conglomerado francés necesita incrementar su masa crítica en el mercado europeo y sumando Opel a sus operaciones podría reducir los costes en el desarrollo de futuros modelos. En este momento su adquisición a General Motors es una idea más que buena ya que Opel cuenta con una gama renovada y durante algunos años no tendrían que hacer elevadas inversiones para mantenerla a flote.

Además, PSA no solo no gastaría dinero durante unos años en lanzar o refrescar modelos de Opel, si no que podrá aprovecharse del know how que la firma alemana tiene en ciertas materias. La más importante es la relacionada con los vehículos eléctricos puesto que el francés aún anda un poco coja en este terreno.

El problema vendría si Opel no es capaz de cumplir con las expectativas del Grupo PSA y si esto sucediera podrían pasar dos cosas. La primera sería que los recortes serían durísimos y afectaría a miles de puestos de trabajo tanto en Alemania como en media Europa. La segunda consecuencia es que PSA decida qué firma sacrificar y le toque el perder a alguna de las que ya exista (Citroën y Vauxhall).

Señores, se admiten apuestas.

Fuente – Automotive News

¿Necesitas peritar un coche?
¿Vas a comprar un coche y necesitas saber su estado? Para comprar tu nuevo coche con total garantía tienes que peritar tu coche con nosotros ¡A que esperas!
Peritar coche al mejor precio
Te puede interesar

4 comentarios

  1. Una marca que pretende destacar por incorporar WiFi en sus coches no tiene mucho futuro

  2.   Santi dijo

    Bueno, es bastante más complicado que todo eso. Nombras a Buick, la mitad de la gama Buick son Opel, y la tecnología de Opel es de GM, tanto motores como desarrollo.
    Todo depende de si GM cede el uso o parte de la tecnología pero Opel será dependiente de esta durante al menos otra generación, no puedes empezar de cero y sólo usar la tecnología de PSA, muchos clientes podrían pasar a la competencia.

    Que la gama esté recién renovada no significa que PSA no vaya a gastar dinero en su renovación según la compre. Primero tienen que firmar, luego ver cómo se integran y finalmente empezar con ello. Eso lleva años y los coches no se desarrollan en dos telediarios, sobre todo si la base es empezar a utilizar tecnología diferente a la que se había usado hasta ahora, en su totalidad o parcialmente.

    Y a todas estas, ¿3 marcas con perfiles similares? PSA tiene DS como intento de marca premium, pero una marca premium no se hace un día para otro, y si no que se lo digan a Audi, que tardó dos décadas en estar a la altura de BMW y Mercedes. Y las otras tres, ¿qué? ¿Hacemos Citroen la nueva Dacia, Peugeot la deportiva y Opel la Volkswagen?

    No lo termino de ver, pero Peugeot tiene historial comoprando y cerrando marcas.

  3. General Motors ya pensó en deshacerse de Opel. A pesar de que esta pertenece al grupo desde los años 50

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *