Ferrari no lanzará su primer eléctrico puro hasta, al menos, el año 2025

Darwin definió la evolución como “descendencia con modificación”, la idea de que las especies cambian a lo largo del tiempo, dan origen a nuevas especies y comparten un ancestro común. Este concepto, que inicialmente se aplica a los seres vivos y plantas, puede trasladarse al sector del automóvil. El paralelismo es muy sencillo: aquellos fabricantes que no evolucionan, pueden acabar sucumbiendo ante sus rivales. Pura selección natural.

A día de hoy, hay dos paradigmas que marcan el futuro: la electrificación y la conducción autónoma. El primero, que hace años era visto con recelo, hoy es dogma de fe. El segundo, aunque cada vez más cercano, todavía tiene que madurar mucho. Por ello, encontramos fabricantes como Ferrari que están adaptando sus planes de futuro a esta compleja situación. El primer paso, lanzar un SUV y después, ver qué hacen con la electromovilidad.

Ferrari evoluciona, pero el eléctrico no es una prioridad

En estos momentos, están centrados en la introducción de la tecnología híbrida. El primero ha sido el Ferrari SF90 Stradale PHEV, un hiperdeportivo híbrido enchufable de altos vuelos. Para ello, su bloque gasolina 4.0 V8 se complementa con tres motores eléctricos que rinden, de forma conjunta, 1.000 CV de potencia. Sus prestaciones son de infarto, con un paso de 0 a 100 kilómetros por hora de sólo 2,5 segundos.

Además, puede circular hasta 25 kilómetros sin emitir un gramo de CO2 a la atmósfera. No obstante, los ingenieros de la marca están trabajando para tener listo el primer modelo cien por cien eléctrico. Con todo, se han topado con varios problemas técnicos (ya conocidos por todos). El primero, tiene que ver con la madurez de esta tecnología, pues aunque hay fabricantes adelantados, todavía es incipiente.

Artículo relacionado:
Marchionne: “Si se construye un superdeportivo eléctrico, Ferrari será el primero”, ni Tesla ni Rimac…

En segundo lugar, aquellos que se derivan del tamaño de la batería, autonomía, recarga y peso del conjunto. Por tanto, Ferrari tiene muy claro que no correrán para lanzar un producto que no esté a la altura de su estatus como fabricante de deportivos. Ésto es lo que ha anunciado Louis Camilleri, CEO de la firma, a Reuters. Según sus palabras, este modelo está en desarrollo, pero no llegará al mercado, al menos hasta 2025.

Habrá que esperar nuevos movimientos, aunque el punto cumbre de su evolución, llegará con la presentación del Purosangue. ¿Creéis que os gustará su primer SUV?

Fuente – Reuters


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.