Historia del Fiat Punto 199

Mi Fiat Punto

Cuando el 10 de septiembre del año 2005 comenzó la comercialización del Fiat Punto 199 (conocido por Grande Punto) se esperaba que continuase con el éxito que la marca italiana había tenido en el segmento de los vehículos urbanos desde que en 1955 lanzase el Fiat 600. Se le presumía el éxito comercial de los Fiat 850, de los Fiat 127, del Fiat Uno y, sobre todo, de las dos primeras generaciones del Fiat Punto. Su andadura comercial comenzó con alegrías para el fabricante, pero recientemente hemos sabido que el Fiat Punto dejará de comercializarse en Europa la próxima primavera y, aunque inicialmente se rumoreaba que sería sustituido por el Fiat Argo, parece ser que finalmente no tendrá un reemplazo comercial directo.

Con el cese de la producción de este vehículo, el ahora grupo neerlandés parece querer poner fin a más de sesenta años de éxitos comerciales que dejarán de tener continuidad a principios del año 2018 y que dejan al grupo FCA en una posición comercial totalmente diferente a la que conocíamos décadas atrás, al dejar de tener, por primera vez en la historia reciente de la marca, un representante en el segmento de los vehículos urbanos.

El coche urbano en Europa

Con un discreto permiso hacía los coches franceses, nadie en Europa tuvo tanta maestría a la hora de hacer coches pequeños y tanto éxito comercial a la hora de venderlos como Fiat. Cierto es que a los ojos de hoy se puede nombrar con cierto cariño al Renault 5, pero en su lanzamiento hubo más bien pocas cosas que celebrar. No fue hasta el año 1983, cuando comenzó la comercialización del sí exitoso Peugeot 205 cuando la petite voiture fraçaise se hizo un hueco en el mercado europeo.

Peugeot 205

Con esto no quiero decir, ni mucho menos, que no hubiera coches urbanos franceses de calidad. Mismamente el Peugeot 104 fue un coche robusto y en sus modelos superiores contaba con unos acabados equiparables al de coches más grandes, pero su éxito más allá de las tierras francesas fue casi nulo.

También fue en los ochenta cuando irrumpió en el mercado europeo el Volkswagen Polo 86C. La primera generación de este coche alemán, que llegó al mercado como el hermano pobre del Audi 50, no tuvo la difusión esperada y la segunda generación, lanzada en 1981 con motores de sólo 39 ó 50 caballos, poco podía hacer frente a modelos como el Fiat Uno, que ya desde su comercialización se ofreció con una horquilla de potencias entre los 45 y los 118 caballos, con carrocerías de tres y cinco puertas, con mecánicas diésel y gasolina, con cambios manuales de cuatro y cinco velocidades y con cambio por variación continua. Otros elementos que sí podía equipar el modelo italiano y que el urbano alemán no conocía ni de oídas fueron los elevalunas eléctricos, el cierre centralizado, la dirección asistida, el aire acondicionado…

Fiat Uno

El Peugeot 205 llegó al mercado con la intención de enfrentarse de tú a tú con el urbano italiano y cuando comenzó a venderse en 1983 contaba con mecánicas de gasolina de 45 a 80 caballos, cambios manuales de cuatro y cinco velocidades y unos niveles de equipamiento más parecidos a los del Fiat Uno que a los del Volkswagen Polo, que a pesar de su excesiva austeridad era el más caro de todos.

Fue también en el año 1983 cuando llegó otro de los vehículos urbanos más conocido por todos vosotros: el Ford Fiesta II. Aunque la primera generación de este urbano americano tuvo motores de hasta 83 caballos, sus niveles de acabado y posibilidades de equipamiento le dejaban en una posición bastante retrasada respecto a la nueva competencia. La segunda generación, que casi se puede decir que era una profunda revisión de la primera, ya aportó unos interiores de más calidad, mayores posibilidades de equipamiento y, sobre todo, una amplia oferta de mecánicas de gasolina y, el que en su momento fue el coche que menos gastaba en el mercado europeo, el 1.6D con un consumo a una velocidad constante de noventa kilómetros por hora por debajo de los cuatro litros.

Ford Fiesta II

Cierto es que como español tengo la obligación de nombrar al Seat Ibiza de 1993, pero esta primera generación del urbano español, hecho sobre la base del Fiat Ritmo, no contó con una muy buena acogida más allá de las fronteras españolas. Curiosamente, también en Italia se vendió bastante bien. También debería nombrar al Opel Corsa, pero en este caso lo dejo un poco de lado hasta el lanzamiento de la tercera generación en el año 2001, al ser las dos primeras generaciones bastante más austeras en relación a la competencia.

El Coche urbano en el siglo XXI

Todos estos coches que he nombrado han sabido mantenerse en las últimas décadas del siglo pasado. Cierto es que el Fiat Uno dio paso al Fiat Punto, el Peugeot 205 fue sustituido por el Peugeot 206 y el Renault 5 se jubiló a favor del Renault Clio, pero su concepto de coche pequeño, cómodo y perfectamente válido para la carretera seguía vigente. Sin embargo, a diferencia de lo que sucedía años antes, la oferta era mucho más amplia y contaba con vehículos tan importantes en el mercado como el Mini R50, el Citroën C3 o el Opel Corsa C

El Fiat Punto del Siglo XXI

En el cambio de siglo, Fiat tenía como representante en el segmento de los vehículos urbanos al Fiat Punto 188, un turismo que se había lanzado tan sólo un año antes, a mediados de 1999 y que contaba con un cierta acogida comercial a nivel europeo gracias sobre todo a su estética, a su buen precio y a sus motores de gasóleo, en especial el bloque de 1.910 centímetros cúbicos y 80 caballos a tan sólo 3.000 revoluciones por minuto, que lo convirtió en el primer vehículo de su categoría en montar el sistema de inyección directa por conducto común de alta presión.

Fiat Punto 188

Con menos de cuatro años en el mercado, se lanzó el Fiat Punto 188 FL que aportó un nuevo frontal y, como gran novedad en su segmento, el motor diésel de 1.248 centímetros cúbicos y 69 caballos dotado de lo último en tecnología: montaba el sistema MultiJet con varias inyecciones de combustible por ciclo y confiaba la distribución a una cadena metálica en vez de a una correa. En lo que se refiere al equipamiento, se estandarizó el airbag del acompañante y apareció, como opción, el climatizador automático. Sin embargo, en el resto de aspectos, el Fiat Punto iba un poco a remolque de la competencia y su nivel de penetración en el mercado, más allá de las fronteras italianas, empezó a desplomarse.

Dos Puntos

El Fiat Punto 199, también llamado Fiat Grande Punto, llegó al mercado en septiembre de 2005 y representó un enorme salto cualitativo respecto al modelo precedente en todos los aspectos (técnico, cualitativo, de equipamiento…) además de ser el primer urbano en superar la barrera de los cuatro metros de longitud, algo que a día de hoy nos parece lo más normal.

Fabricado sobre una nueva plataforma modular desarrollada en colaboración con General Motors, el nuevo Fiat Punto presentaba una línea redondeada y moderna que tenía la parte delantera influenciada por el diseño del Maserati Coupe y una parte trasera que intentaba recordar a la del Fiat Punto 176. El interior no era menos moderno y presentaba un salpicadero de formas lineales con un diseño “alemán” similar al que había inaugurado el Fiat Stilo en el año 2001.

Salpicadero del Fiat Grande Punto

La parte técnica también se había puesto al día para ofrecer un producto realmente moderno. Contaba con mecánicas de hasta 130 caballos y cambios manuales y robotizados de 5 ó 6 velocidades.

El equipamiento, siempre según versiones, era muy abundante; ya desde los niveles más básicos contaba con 6 airbags, dirección asistida, ABS, elevalunas eléctricos o volante con regulación en altura y longitudinal como equipo de serie.

Mi Fiat Punto (el azul de algunas fotos) es un acabado intermedio y lleva elementos que no eran muy habituales cuando se matriculó en el año 2007 como cambio robotizado de seis velocidades, llantas de aluminio, techo panorámico, apoyacabezas y cinturón de tres puntos para todas las plazas, apoyacabezas delanteros anti-latigazo, control de estabilidad, regulación lumbar eléctrica, climatizador bizona, manos libres bluetooth, toma USB…

Fiat Punto 199

Por su parte, los modelos más equipados, Emotion y Sport, podía incluso llevar tapicería de cuero, navegador por pictogramas, llantas de hasta 17 pulgadas… En definitiva, el Fiat Punto 199 se lanzó como respuesta a todos los vehículos urbanos del momento. Supuso la vuelta de Fiat a mercados “abandonados” por el fabricante, como Australia o New Zealand, y una clara apuesta por recuperar la penetración en el mercado que había perdido en otros mercados ya consolidados para el fabricante. Como anécdota, la presentación para el mercado inglés se llevó a cabo en los famosos almacenes Harrods (recordad que ya en los años 70, existió una edición especial del Jaguar XJ III denominada precisamente Harrods y presentada en los mismos almacenes).

La apuesta de Fiat funcionó y este nuevo urbano comenzó a cosechar premios y éxitos comerciales en toda Europa, incluso en un mercado tan patrio y anti-italiano como el alemán. No se podía decir que el Fiat Punto fuera un referente en ningún aspecto, pero ofrecía un compromiso entre comodidad y dinámica muy superior a de la mayor parte de sus competidores. Además contaba con un espacio importante que lo diferenciaba del resto de coches urbanos: también hay sitio para los que medimos 1’87 metros de altura aún contando con el techo panorámico.

A pesar del lanzamiento de este nuevo modelo, el fabricante continuó la comercialización del Fiat Punto 188 en sus versiones más básicas para cubrir en cierta manera el gran hueco comercial que había quedado en relación con el Fiat Panda II.

En el año 2007 se sometió a una actualización casi imperceptible que corrigió pequeños defectos de lanzamiento. En este sentido, puedo decir que esta actualización se produjo cuando yo compré mi unidad y después de unas semanas esperando, me llamaron desde el concesionario para indicarme que la combinación de color exterior e interior que yo había elegido ya no estaba disponible.

Abarth Punto 199

Otra novedad de esta discreta actualización fue el renacimiento de la marca Abarth para dar vida a una versión deportiva de 155 caballos, que de forma opcional podía alcanzar los 180 caballos.

En mercados emergentes se comercializó un modelo propio, el Fiat Punto 310. Disponible sólo con carrocería de cinco puertas, es un vehículo totalmente adaptado a mercados principalmente latinoamericanos en lo que se refiere a motores y a los esquemas de suspensión pero a nivel estético son prácticamente iguales. Un detalle: el 199 lleva la antena de la radio en la parte posterior del techo y el 310 la lleva en la parte anterior, excepto si lleva techo panorámico, que entonces no hay forma de distinguirlos a simple vista.

Punto y seguido

En el año 2010 se lanza una profunda actualización estética y comienza a venderse como Fiat Punto Evo. Se modifica los grupos ópticos delanteros, los traseros equipan tecnología led para la luces de posición, aparecen unas molduras enormes en ambos paragolpes y se modifica totalmente el diseño del salpicadero, que abandona el diseño “alemán” del Fiat Stilo y adopta el nuevo lenguaje estético del Fiat Bravo lanzado en el año 2007.

Salpicadero Fiat Punto Evo

Curiosamente en algunos mercados, como el italiano, se conserva el antiguo salpicadero en las versiones más básicas. En otros mercados, como el español, todas las versiones venían ya con el “nuevo” salpicadero.

A nivel mecánico, el motor 1.9 M-Jet se sustituye por un nuevo bloque de sólo 1.598 centímetros cúbicos pero capaz de ofrecer 320 Newton-metro a 1.750 revoluciones por minuto. En lo que se refiere a los motores de gasolina, aparecen los motores T-Jet (Turbo-Jet) en versiones de 105 y 135 caballos para sustituir al anterior 1.4 16v de 95cv que, seamos claros, no había dado un buen resultado… (gasto de aceite, consumos, poca elasticidad…).

De forma gradual aparecen las versiones alimentadas por combustibles alternativos como el gas natural o el gas licuado de petróleo y en otro extremo de la gama, las modificaciones realizadas en el Abarth Punto Evo permiten que el motor llegue a ofrecer hasta 200 caballos en los modelos equipados con el paquete EsseEsse.

Fiat Punto Evo

El resto de motores recibe mejoras, pero siempre de menor orden y encaminadas a reducir el consumo de combustible y, en algunos casos, a mejorar la cifra de potencia de forma discreta.

Todos estos cambios, a pesar de ir encaminados a una mejora global del producto, no fueron del agrado del mercado y las ventas se resintieron, lo que llevó a Fiat a restructurar la gama totalmente tan sólo dos años después, presentando en el año 2012 una nueva actualización que se vendió con el nombre de Fiat Punto, esta vez sin apellido Grande o sin apellido Evo, y se modificó su estética con la eliminación de las enormes molduras plásticas de los paragolpes. Se introdujo sin mucho éxito el motor de dos cilindros TwinAir pero en la mayoría de los mercados europeos desparecieron las versiones de gasolina T-Jet de 105 y 135 caballos y los niveles más equipados Sport y Emotion. El motor de dos cilindros sería retirado posteriormente por su baja demanda.

Llegados a este punto, año 2012, podemos decir que fue el momento en el que el fabricante decidió que el Fiat Punto se mantendrá “vivo” sólo en aquellos mercados en los que tenga un mínimo de demanda.

Fiat Punto 2012

Punto y aparte

Desde entonces, la gama del Fiat Punto se ha recortado a modelos muy básicos que se ofrecen a precios imbatibles por la competencia, pero lo cierto es que somos muchos los que no consideramos justo que más de sesenta años de éxitos comerciales se dejen más o menos morir. Sólo a lo largo del año 2015 se produjo un cambio: se cambiaron los pilotos traseros con tecnología led por los que originalmente había estrenado en el año 2005.

Yo no soy quien para poner en duda las medidas tomadas por Sergio Marchionne dentro del grupo FCA aunque me imagino que están todas encaminadas a optimizar los recursos. Sin embargo, la desaparición del Lancia Ypsilon del mercado europeo (sólo se vende en Italia), la inminente desaparición del Fiat Punto y sin un sustituto confirmado para el Alfa Romeo MiTo, el grupo FCA se queda sin representación en el segmento que más fama y reputación le ha dado.

Actualmente la marca Fiat cuenta con el estandarte de los modelos 500, pero es que aunque los 500L y el 500X sean productos relativamente modernos, el Fiat 500 lleva más de diez años en el mercado. Otros modelos como el Panda o el Tipo tienen un carácter de coche económico, y los Fiat 124 y Fiat Fullback se corresponden con modelos derivados de los Mazda MX5 y los Mitsubishi L200.

Punto Final

En el resto de las marcas del grupo las cosas no van mucho mejor. La que fue mi marca de referencia desde pequeño, Lancia, se ha limitado a un único producto, el Ypsilón, vendido sólo en Italia. Y no olvidemos que es un producto que data ya del año 2011 y sobre el que planea la duda de si tendrá o no sustituto, lo que significaría la desaparicion de la marca Lancia.

Alfa Romeo tiene como caballos de batalla a los Giulia y al Stelvio. Respecto a este último se ha limitado su producción debido a que superaba ámpliamente la demanda. Pero modelos como el Giulietta o el MiTo llevan ocho y diez años en el mercado y aún no tienen un sustituto claro.

Dicho esto, y con Chrysler fuera de los mercados europeos, parece que la apuesta por la marca Jeep es clara, sobre todo por lo joven y equilibrado de su gama, pero claro, no a todos nos gustan los todo camino.

Con esto quiero decir al fabricante que los que llevamos muchos años confiando en su marca, matriculando un coche tras otro y defendiendo su política de ventas nos estamos quedando ya sin argumentos…

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Un comentario

  1.   carlos ornella dijo

    Una basura, el peor auto del 2017 en seguridad hasta ahora:

    https://www.euroncap.com/es/results/fiat/punto/29849

    Quiere ir derecho al hospital cuando tenga un accidente? compre un FIAT PUNTO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *