El estado de las garantías en España, ¿conocemos todas las condiciones?

Garantías España

Hace un par de semanas os hablábamos de la Ley Limón, una normativa vigente en Estados Unidos y Canadá que protege al consumidor en caso de que el producto adquirido contemple algún defecto de fábrica. Esta ley obliga al vendedor a la reparación, reposición o reembolso del producto en cuestión incluso cuando el mismo ha excedido la garantía fijada. Precisamente hoy vamos a tratar uno de los conceptos mencionados en esta definición, las garantías en España. Un análisis con el que buscamos resolver todas las dudas que os puedan surgir a fin de que la famosa “letra pequeña” no nos juegue una mala pasada.

Un automóvil está catalogado como bien de consumo y como tal, la compra de un producto de estas características está sujeta a una garantía legal que protege al consumidor. Por ley, ésta garantía es de dos años, sin límite de kilómetros, plazo en el que el vendedor tiene la obligación de reparar nuestro vehículo ante problemas que tengas un origen de fábrica. Igualmente existe la posibilidad de prorrogar esta protección, aunque será parte de lo que se conoce como garantía comercial.

Garantía legal y garantía comercial

Garantías España

En las líneas anteriores hemos abordados ambos conceptos, aunque nos parece un significado demasiado escueto para la magnitud del concepto que los une. Si bien, la primera de ellas, la garantía legal, no es una opción, sino una obligación por parte del fabricante de amparar al comprador en caso de avería de fábrica. Una de las características principales es que no está sujeta a un límite de kilómetros, es de dos años y está redactada en una normativa que deben cumplir todas las compañías. A coste cero, el cliente puede llevar a reparar su vehículo pudiendo incluso reclamar la reposición del mismo por otro nuevo si la avería no tiene reparación posible.

Por supuesto, los elementos expuestos a desgaste por el simple uso del producto, en este caso el automóvil, no están arropados por la garantía. De este modo los cristales, neumáticos, pastillas de freno o aceite entre otros, obviamente forman parte de las tareas de las que debe responsabilizarse el comprador. Asimismo, la ley exige al vendedor que repare las posibles averías que puedan surgir de fábrica, aunque nada más. El resto de coberturas dependerá de la filosofía de la marca, ayudas tales como la asistencia en carretera en caso de quedarte sin gasolina, alojamiento por avería en carretera, coche de sustitución y más.

Garantías España

Ahora bien, muchos me preguntaréis ¿y Kia con sus siete años de garantía? O no necesariamente me mencionaréis a la compañía coreana, simplemente me diréis que vuestro coche está protegido por más de un par de años. Sí, todos tenéis razón, tranquilos, hay una explicación. Fuera de la ley, aunque suene a película del oeste, existe lo que se conoce como garantía comercial, una opción que propone la compañía que dilata este periodo de garantía. De ese modo Kia, por seguir con el ejemplo, además de los dos años de garantía legal que está obligada a ofrecer, propone cinco más como parte de su garantía comercial, haciendo un total de siete.

Si bien, una de las principales condiciones que diferencian ambas garantías, es que en la primera no hay límite de kilómetros mientras que en la segunda, en la mayoría de casos, sí se contempla. Del mismo modo, el mismo fabricante redacta esta protección, existiendo cláusulas que dan cobertura solo a ciertas partes del vehículo. Por ejemplo, algunos fabricantes ofrecen en sus modelos híbridos más garantía para el sistema mecánico que para la totalidad del vehículo. Del mismo modo el coche puede estar sujeto a una garantía de tres años mientras que la carrocería puede ampliar esa protección hasta en cinco años.

Detalles que no sabes de las garantías

Garantías España

En términos generales, ambos conceptos parecen bien definidos, aunque existen detalles que son de obligada mención para evitar sustos a última hora. Uno de ellos es el hecho de que estamos obligados a comunicar al vendedor la avería de nuestro vehículo en un plazo máximo de dos meses. Aunque esta condición nos parezca un tanto absurda, ya que la mayoría por no decir todos nos pondremos en contacto con el concesionario el mismo día o en sucesivos, esta cláusula está recogida en la garantía, pudiendo ponerse en nuestra contra en algún momento.

De la misma manera, el tiempo que pase en el taller nuestro preciado coche quedará congelado en la garantía, es decir, no sumará. Si nos hemos percatado de un problema un mes antes de finalizar el periodo de garantía, hemos dejado el vehículo reparando y allí ha permanecido durante 30 días, cuando recojamos nuestro coche nos seguirá quedando un mes de garantía, no contabilizando el tiempo que ha pasado en el taller.

Garantías España

Es importante no perder tanto el resguardo del depósito del vehículo como el de recogida. Esta documentación nos servirá para que, en caso de que surja cualquier problema, alegar que el vehículo estuvo en reparación durante ese periodo. Al haber sido reparado, el dueño del vehículo se beneficia de una garantía de seis meses por la reparación en cuestión, una protección para la que nos requerirán la documentación antes mencionada.

Podemos reclamar si el periodo de reparación se prolonga demasiado. En tal caso tenemos derecho desde a la rebaja del precio de compra hasta la sustitución del vehículo por otro idéntico y nuevo. Por supuesto, esta última resolución no llegará a contemplarse si no ha supuesto un perjuicio importante para el consumidor.

¡Cuidado! La garantía no nos ampara en algunos casos

Garantías España

Cuidado, la garantía no es un ángel de la guarda que ante todo nos protege. Debemos tener en cuenta los casos en los que esta práctica no nos arropa. Se consideran los siguientes:

  • Daños provocados por un uso indebido del automóvil: La práctica indebida que conlleve alteraciones en el vehículo no estará arropada por la garantía.
  • Modificaciones en el automóvil: Los cambios realizados en el vehículo no están cubiertos por la garantía. Además, en algunos casos, ciertas alteraciones en el vehículo pueden llevar a la pérdida de la garantía.
  • Participación en eventos deportivos: La práctica en cualquier competición deportiva llevará a la cancelación de la garantía de forma automática.
  • Siniestro total: La garantía se pierde en caso de un vehículo reparado tras ser declarado siniestro total.
  • Daños medioambientales: Cualquier fenómeno climatológico que pueda provocar daños en el vehículo no está cubierto por la garantía.

Garantías en el mercado de segunda mano

Garantías España

Pese a que las ayudas ofrecidas por el gobierno han motivado en los últimos años a la compra de vehículos nuevos, el mercado de segunda mano sigue siendo una de las soluciones que más compradores escogen. Esta práctica también ofrece garantía, aunque la compra del automóvil debe realizarse en un concesionario dedicado a la venta de ocasión, estando exentas las ventas de particulares. Si bien, la garantía legal en vehículos seminuevos o usados es de, como poco, un año, periodo en el que el vendedor está obligado a repararnos nuestro coche.

La cobertura que se plantea en este caso no viene refleja por la normativa de bien de consumo, sino por el código civil, ley que obliga al vendedor a entregar el vehículo sin cargas ni defectos ocultos. Aunque el vendedor alegue que no era consciente de estos defectos ocultos mencionados, seguirá estando en la obligación de reparar el vehículo. Como compradores tenemos un plazo de seis meses para presentar alegaciones por esta mala praxis.

¿Necesitas peritar un coche?
¿Vas a comprar un coche y necesitas saber su estado? Para comprar tu nuevo coche con total garantía tienes que peritar tu coche con nosotros ¡A que esperas!
Peritar coche al mejor precio
Te puede interesar

Categorías

Curiosidades

Enrique León

Extremeño enamorado del mundo del motor. Cuando aún no había aprendido a contar hasta diez, ya coleccionaba llaveros con las insignias de cada... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *