H2X Australia: A la conquista del coche eléctrico desde las antípodas

Australia, por su situación geográfica y extenso tamaño, es considerada una isla continente. Estar tan separada del resto de regiones del mundo obliga a su sociedad, y sistema económico, a ser autosuficiente en muchos aspectos. Sin embargo, hay un sector que aún se resiste a esta autosuficiencia: el del automóvil. La prueba está en que ni la mismísima General Motors, con miles de experimentos, ha logrado que Holden sea rentable.

Tras el batacazo que se llevó el país, con el anuncio del cierre de la única firma autóctona, parece salir el sol. Nos referimos a H2X Australia, un fabricante que llega para reactivar un sector que está en franco declive. Y os preguntaréis ¿estamos ante una nueva firma que sólo busca capital y luego no ofrecerá nada? Pues esta y otras muchas preguntas están en el aire, aunque todo hay que decirlo, este proyecto se ha fraguado a fuego lento.

H2X Australia tendrá su sede en Port Kembla, Nueva Gales del Sur

Para poner caras a H2X Australia, os contaremos quién está tras el proyecto. El CEO de la firma es Brendan Norman, que ocupó varios cargos ejecutivos en Volkswagen y Audi. También ha prestado sus servicios para firmas de nueva creación, como Grove Hydrogen. Del resto del equipo no hay nombres, pero Norman ha confirmado que las labores de reclutamiento han traído personal de BMW, Fiat, Nissan y Toyota.

La sede de esta nueva firma, que quiere mantenerse fiel a sus orígenes, estará ubicada en Port Kembala (Nueva Gales del Sur). Según habría expresado su CEO, quieren revivir la industria de fabricación de coches en el país y para ello, estarían en disposición de crear hasta 5.000 nuevos empleos. Gran parte estarán asociados al modelo que han desvelado y que, como era de esperar, está inscrito en el segmento de moda, el de los SUV´s.

Artículo relacionado:
General Motors lo vuelve a hacer, otra vez, y acaba con la vida de Holden

El H2X Australia Snowy es un SUV de tamaño medio impulsado por un tren motriz eléctrico. Para alimentar a las baterías, disfrutaría de un sistema de pila de hidrógeno de última generación. Este conjunto, que ya hemos visto en otros modelos, permitiría al Snowy alcanzar una autonomía de 650 kilómetros. Todo, acoplado a una plataforma de nuevo desarrollo y con suficiente modularidad para crear una gama completa de modelos.

Según el CEO de H2X Australia ya tendrían el dinero para que el Snowy llegue al mercado. Ha establecido 2022 como el año de su lanzamiento y no ha tenido reparos en señalar el segmento del mercado que quieren atacar: el premium. Para ello, sus modelos tendrán una elevada calidad y rangos de potencia que irán entre los 300 y 500 kW (408 y 680 CV). Habrá que ver si pueden cumplir o si se quedan en el camino.

Fuente – Motoring


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.