Jaguar I-Pace Black Edition: El SUV británico se lo juega todo al negro

Aunque muchos no lo sepan, el Jaguar I-Pace tiene el honor de ser el primer SUV premium eléctrico que llegó al mercado. El problema es que la sombra de Audi, BMW y Mercedes-Benz es tan alargada que los ingleses no pueden quitársela de encima. Da igual lo que hagan, que las múltiples virtudes del I-Pace quedan eclipsadas por otros que tardaron más en llegar. De hecho, fue justo ganador del premio Car of the Year 2019 en Europa.

Sea como fuere, el ciclo vital del Jaguar I-Pace debe continuar y sus responsables quieren que no pierda brillo. Para ello, de vez en cuando lanzan alguna versión especial con la que incrementar su atractivo. La última acaba de ser presentada y, aunque sencilla, aporta un toque de glamour a un conjunto ya de por sí muy bien rematado. Se llama Black Edition y está hermanada con la colección Black Edition que ha estrenado el deportivo F-Type.

El Jaguar I-Pace Black Edition refresca su imagen con nuevas molduras decorativas

Si nos fijamos en la estética del Jaguar I-Pace Black Edition vemos que las líneas básicas de diseño no cambian. A pesar de llevar en el mercado tres años se mantiene fresco y juvenil como el primer día. En esta ocasión, el equipo de diseño se ha centrado en introducir una serie de adornos y apliques acabados en Gloss Black. Se extienden por la parrilla frontal, coquillas de los retrovisores, marco de las ventanas y logos frontal y trasero.

Como complemento hay unas llantas de aleación de 20 pulgadas acabadas en Gloss Black. Por su parte, la paleta de colores se mantiene como en el resto de versiones de la gama. De puertas adentro también hay cambios. Destacan unos asientos de corte deportivos vestidos en cuero Ebony a juego con el revestimiento del techo. El techo solar panorámico ocupa toda la parte superior, aportando un toque extra de luminosidad al habitáculo.

Artículo relacionado:
Jaguar I-Pace 2021: Más tecnología y elegancia para este SUV eléctrico

Donde no habrá cambios es en el tren motriz del Jaguar I-Pace Black Edition. Mantendrá la configuración que ya conocemos, esto es, dos motores eléctricos síncronos de imanes permanentes. Gracias a ellos, puede ofrecer una potencia combinada de 294 kW (400 CV) y tracción total a las cuatro ruedas 4WD. La batería de ion litio de 90 kWh de capacidad energética tampoco sufre cambios, con una autonomía media WLTP de 470 kilómetros.

Por ahora no sabemos si llegará al mercado español, pero en el británico ya se puede pedir. Habrá que ver si le sirve como aliciente para que los clientes se fijen en él y no en sus rivales bávaros.

Fuente – Jaguar


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.