Lo más divertido de la presentación Michelin Energy Saver

Como ya adelantaba en el otro post, debido a que en la presentación del Energy Saver había un montón de coches para elegir de todos los tipos y calzados con medidas diferentes, acordé con otros bloggers el intercambiarnos los coches a mitad del recorrido para experimentar al máximo.

Ahí iba yo lanzado en mi Chevrolet Aveo…


La primera parte del recorrido lo hice montado en el Chevrolet Aveo del 2008, calzado con un neumático 185/55/R15
.

Nada más pegar el primer pisotón al acelerador, la impresión fue de que el motor no empujaba demasiado. ¿Será que me estoy malacostumbrando a los motores turbo? Esa impresión de falta de empuje se hizo más patente aún a la hora de subir Navacerrada.

Aún así, el coche es bastante resultón siempre que no se le quiera dar un uso “deportivo” como el que yo pretendía subiendo el puerto. Por autovía pude comprobar las bondades del coche: motor suave, unos acabados superiores a lo que yo conocía de modelos anteriores de la marca y una suspensión confortable. Lástima que esta suspensión no fuera algo más firme y el coche balanceara en exceso mientras que los Energy Saver chirriaban en cada viraje. En las frenadas a fondo el coche se hundía de morro y la trasera me recordaba que carecía de ESP. Aún así la potencia de frenado es buena, sólo que debía pisar el pedal con todas mis fuerzas si quería que el ABS entrara en funcionamiento. No tuve ocasión de comprobar la resistencia al calentamiento de los frenos, ya que las frenadas estaban espaciadas.

Ya que hablamos de calentamiento, Michelin asegura que uno de los logros más importantes del Energy Saver es conseguir que la banda de rodamiento se caliente lo suficiente como para procurar una buena adherencia y que este calor no se transmita al resto del neumático, evitando disipar energía y consumir así menos combustible (a fin de cuentas, toda la energía que se disipa en el funcionamiento del coche proviene del depósito de combustible).

Durante la prueba pude comprobar cómo la banda de rodadura adquiría una buena temperatura (también hacía un sol espléndido, que calentaba el asfalto), y a medida que se calentaba el neumático chirriaba con mayor intensidad (mucho más agudo), avisando noblemente de que llegaban los límites de adherencia, que por cierto me parecieron bastante altos, sobre todo en frenada, dado el carácter del coche.

La segunda parte de la prueba fue la mejor; casi en el alto de Navacerrada intercambié el coche con Hunaudieres. Él conducía un Volvo C30 D5, con lo que el cambio que hice fue muy bueno 🙂 . Su motor 2.5 litros turbo de cinco cilindros y 180 CV me permitieron exprimir a fondo los Energy Saver en medida 205/55/R15

Continuara…

¿Necesitas peritar un coche?
¿Vas a comprar un coche y necesitas saber su estado? Para comprar tu nuevo coche con total garantía tienes que peritar tu coche con nosotros ¡A que esperas!
Peritar coche al mejor precio
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *