Limpieza del vano motor

vanos de un motor

Muchos de nosotros somos muy cuidadosos con el coche y nos gusta tenerlo en perfectas condiciones. Además, mantener el coche limpio ayuda a que no se estropee la pintura de nuestro coche. El interior también es importante limpiarlo para que los plásticos y la tapicería se mantengan en perfecto estado.

En algunas ocasiones me han preguntado si se puede limpiar el vano motor del coche. Yo personalmente, no soy muy partidario de limpiar esa zona, ya que se pueden tener problemas eléctricos si no lo realizamos con precaución. Sin embargo, si se hace bien y de forma esporádica, no debería pasar nada.
Limpiar el vano motor puede ser una buena opción para comprobar posibles fugas de líquido del motor. Por ejemplo, podemos limpiar el motor para comprobar una posible fuga de aceite por el retén del cigüeñal o por alguna junta.

A la hora de limpiar el motor, debemos de tener más cuidado en un coche de gasolina que en uno diésel.

¿Qué es el vano motor?

vano motor

El vano motor, también conocido como compartimento del motor, es el espacio ubicado en la parte delantera del vehículo donde se encuentra el motor y sus componentes relacionados. Es un área fundamental del automóvil que alberga el motor, el sistema de escape, el sistema de enfriamiento, la batería, el sistema de filtración de aire, entre otros componentes esenciales para el funcionamiento del vehículo.

Este elemento suele estar cubierto por un capó o capota que se puede abrir para acceder al motor y realizar tareas de mantenimiento y reparación. Además, es común encontrar diversos componentes, como cables, mangueras, conexiones eléctricas y otros dispositivos, que se extienden por el vano motor para conectar y controlar diferentes sistemas del vehículo.

El diseño y la disposición del vano motor varían según el modelo y fabricante del vehículo. En algunos casos, puede haber compartimentos separados dentro del vano motor para alojar componentes específicos, como el compartimento de la batería o el compartimento del filtro de aire. Además, también puede tener partes protegidas con escudos térmicos, ya que algunas zonas pueden calentarse más y de esta forma se protege de este calor intenso el vano y otros componentes externos.

El mantenimiento regular y la limpieza del vano motor son importantes para garantizar un buen rendimiento y prolongar la vida útil de los componentes del motor, como te explicamos en el siguiente apartado…

Limpieza paso a paso

La limpieza del vano motor puede realizarse siguiendo los siguientes pasos:

  1. Preparación: asegúrate de que el motor esté apagado y frío antes de comenzar la limpieza. También es recomendable cubrir componentes eléctricos sensibles con bolsas de plástico para evitar daños por agua. No obstante, lo ideal sería quitar el motor para tener un mejor acceso, pero esto no es práctico en la mayoría de los casos.
  2. Protección: coloca una lona o un protector en el suelo debajo del vano motor para evitar que los residuos y el agua caigan directamente sobre el pavimento.
  3. Eliminación de residuos: utiliza un cepillo o un soplador de aire comprimido para eliminar el polvo, hojas y otros residuos sueltos del vano motor. Presta especial atención a las áreas de difícil acceso. No obstante, lo mejor para limpiarlo de forma adecuada es usar agua a presión de la que puedes encontrar en los típicos lavaderos de coches de las gasolineras. Eso sí, evita que el chorro de agua a presión se oriente para ciertas partes del motor que son más sensibles.
  4. Limpieza inicial: si ves que hay gran cantidad de grasa, puedes aplicar un limpiador específico para motores o un desengrasante diluido en agua sobre las áreas más sucias y grasosas del vano motor. Puedes utilizar un cepillo de cerdas suaves o una brocha para fregar y aflojar la suciedad.
  5. Enjuague: utiliza una manguera de jardín con una boquilla de rociado de baja presión o un rociador de mano para enjuagar el vano motor. Asegúrate de no dirigir el chorro de agua directamente hacia componentes eléctricos sensibles o conectores.
  6. Secado: permite que el vano motor se seque al aire libre durante un tiempo adecuado. Evita el uso de fuentes de calor externas, como secadores de pelo, para acelerar el proceso de secado, ya que esto puede dañar los componentes.

Recuerda consultar el manual del fabricante de tu vehículo para obtener instrucciones específicas sobre la limpieza del vano motor, ya que algunos componentes pueden requerir precauciones adicionales. Además, si no te sientes cómodo realizando la limpieza por ti mismo, siempre puedes acudir a un taller especializado o a un profesional en cuidado de automóviles.

Más información – Algunas ideas para lavar tu coche, ¿Cómo lavar correctamente un auto sin dañarlo?


2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   jose dijo

    Alguien sabe de un taller que limpien el motor. Gracias y salu2

  2.   jose dijo

    En Barcelona si es posible, jijij
    Gracias