Mecánica de supervivencia, inflando ruedas con fuego

Hoy vamos a hablar de cómo salir del paso con el inflando ruedas mediante el fuego. Una técnica para situaciones de emergencia que se usa sobre todo en conducción offroad y que no deja de asombrar a todos los que no están familiarizados con el método.

Gracias a la las comunicaciones actuales, si tienes cualquier problema, basta con una llamada al seguro y tienes la grúa a tu lado en un tiempo razonable. Pero, ¿qué hacemos si no tenemos cobertura en el móvil y se nos pincha o se nos desllanta la goma en algún lugar remoto?

Cómo inflar las ruedas con fuego

La respuesta a esta incógnita la podemos encontrar en Youtube, si se te desllanta la goma, solo necesitas dos cosas y un poco de pericia para salir del paso. Para el inflado de ruedas con fuego:

  • en primer lugar, desmonta la rueda del coche, déjala tumbada en el suelo
  • después, rocía algún tipo de hidrocarburo como 3 en uno, WD-40 o algún spray similar a través de la ranura que está entre la llanta y la goma.
  • tras impregnar bien esa zona, ya solo te queda armarte de valor y prender el fuego con un mechero a la zona humedecida, para que la química haga su milagro. Como se puede ver en el vídeo, la rueda recobrará su forma.

¿Cómo ocurre este fenómeno? Al quemar la sustancia inflamable, por una parte, la sustancia química pasa de líquida a gas en un instante fulminante. Además de eso, el aire “frío” se calienta y se expande, haciendo que el aire llene todo el espacio vacío y que la rueda recupere su forma idónea. Seguramente, tras unos kilómetros la rueda se volverá a deshinchar, pero sirve para salir del paso.

El inflado con fuego es un remedio provisional

Para que no te pase esto, debes dirigirte lo antes posible a una estación de servicio. Deshinchar la rueda tú mismo, para sacar los gases y volverla a hinchar con aire fresco según los valores indicados por el fabricante. Si quieres saber cómo hacerlo de forma perfecta, echa un vistazo al siguiente vídeo. Porque los valores que vienen en la pegatina de la tapa de combustible, la puerta del conductor o el manual, son para el inflado en frío y lo más probable es que esa no sea tu circunstancia.

¿Has usado el truco de inflando ruedas con fuego alguna vez? ¿Tienes alguna historia parecida? No dudes en compartirlo con nosotros en los comentarios.

Es muy posible que a algunos de los que estéis leyendo estas letras os haya dejado tirados el coche alguna vez. Sobre todo si habéis viajado con coches muy antiguos. En esos casos, cualquier cosa puede pasar: desde la caída del tubo de escape, la rotura de un tornillo del embrague, bloqueo de las pinzas de los discos o simplemente empezar a oír un “clonc, clonc”, parar y ver que uno de los intermitentes delanteros esta colgando.  En mi caso, siempre han sido averías o pequeños detalles que me han permitido seguir con mi ruta, pero en ocasiones hay que parar queramos o no.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.