Opel celebra el 50º aniversario de su gama KAD

Opel y su gama KAD 1964-1977

Opel cumple 50 años de la aparición de su gama premium KAD. Este acrónimo esta formado por las letras de sus modelos Kapitän, Admiral y Diplomat; coches que durante los años 60 y 70 dieron forma a la clase de lujo de Opel. Para celebrarlo, la marca presentará diez vehículos de la gama KAD que abarcan todos los modelos presentados en sus dos generaciones (64 y 69) en la 26ª edición de Techno Classica en Essen del 26 al 30 de marzo.

Denominados por Opel como “Los Tres Grandes”, llegaron al mercado en marzo de 1964 para satisfacer la demanda de los clientes que buscaban sedanes de lujo. Los tres modelos compartían la misma carrocería; alargada y de grandes dimensiones para la época (4,95 m largo y 1,90 m de ancho) y se diferenciaban por sus motores y equipamiento, teniendo al Diplomat como la versión tope de gama. Los vehículos tenían un diseño lineal, inspirado claramente por los patrones estilísticos de la compañía matriz americana de Opel, General Motors.

Opel Kapitän primera generación

El Kapitän y el Admiral se ofrecían con un motor 2.6 de seis cilindros y 100 cv. Destacaba su novedoso cambio manual de 4 velocidades sincronizadas con la palanca de cambios en la columna de dirección, ofreciendo opcionalmente una deportiva palanca de cambios en el suelo o el cambio automático de dos velocidades. Equipaban además un novedoso circuito doble de frenos con discos delanteros. El Kapitän se salía de la norma con la adopción de un asiento delantero corrido, ofreciendo una configuración de seis plazas.

El Diplomat estaba propulsado por un V8 de 4,6 litros con 190 cv suministrado desde los EEUU. Gracias a este potente motor el modelo llegaba a los 200 km/h y aceleraba de o a 100 km/h en 11 segundos. Como buque insignia y máxima expresión de lujo y tecnología, El Diplomat contaba con salpicadero de madera, asientos reclinables, cuatro ventanillas eléctricas, luces de cortesía para los pasajeros traseros, dirección y sistema de frenos hidráulicos… Impresionante, sobretodo teniendo en cuenta que es un coche que ha cumplido 50 años.

Opel Diplomat Coupé

Solo un año después del lanzamiento de la gama, Opel siguió mejorando la oferta de sus modelos. Ahora el Kapitän y el Admiral podían equipar el V8 y la caja automática del Diplomat. Apareció un nuevo motor 6 cilindros 2.8 que rendía, en su versión S, 125 cv permitiendo a ambos modelos una velocidad punta de 170 km/h. Sin embargo, lo más notorio fue la aparición de un nuevo integrante y escalón de la clase Premium de Opel; se trataba del Diplomat V8 Coupé. Salido de las líneas de producción de Karmann, se convertía en el vehículo más exclusivo y caro de la gama (25.500 marcos). En 1966 se convirtió en uno de los coches más rápidos y destacados de Alemania, gracias a la adopción de un motor V8 con 5.4 litros de cilindrada, propulsor que también se montaba en el Chevrolet Corvette. Ofrecía una potencia de 230 cv y 427 Nm de par, que en combinación con el cambio automático Powerglide de dos velocidades aceleraban al coupé de cuatro plazas de 0 a 100 km/h en menos de 10 segundos y 206 km/h de velocidad máxima.

En 1969 llega el cambio generacional. Esta nueva generación destacó por la aparición de un chasis de nueva factura, una nueva carrocería más esbelta y un poco más corta, rediseño del interior, mejora de la seguridad pasiva y motores de 6 y 8 cilindros más eficientes. Ahora el motor 2.8 de seis cilindros llegaba a ofrecer 165 cv en su versión más potente, gracias a la adopción de la inyección electrónica Bosch, siendo el primer motor de la marca en ofrecer tal avance. El motor más potente seguía siendo el V8 de 5.4 litros de origen Chevrolet, equipado ahora con un cambio automático de tres velocidades y reservado en exclusiva para el modelo Diplomat en sus versiones cuatro puertas y coupé.

Opel Admiral segunda generación

Sin embargo, los cambios más relevantes se centraron en los demás elementos del vehículo. Ahora la estructura de la carrocería y el interior mejoraban la seguridad pasiva del conjunto y el nuevo chasis montaba una avanzada suspensión semirrígida en el eje trasero: eje de Dion con muelles helicoidales. El probador de coches Fritz B. Busch resumía las cualidades del nuevo modelo premium: “Opel se ha superado a si misma con este modelo. Motor, chasis, dirección y frenos están entre los mejores que he probado nunca”.

Tras una exitosa trayectoria, Los Tres Grandes de Rüsselsheim vieron su fin en julio de 1977, tras venderse un total de 11.017 Kapitän, 31.827 Admiral y 18.725 Diplomat. Opel siguió adelante con su oferta de modelos premium: en 1978 presentó los modelos Senator y Monza (versión coupé) y en 1986 apareció el exitoso Opel Omega, pero eso es otra historia…

Fuente – Opel

¿Necesitas peritar un coche?
¿Vas a comprar un coche y necesitas saber su estado? Para comprar tu nuevo coche con total garantía tienes que peritar tu coche con nosotros ¡A que esperas!
Peritar coche al mejor precio
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *