Estas son las mejores películas de coches que no deberías perderte

Todo amante del motor siente especial admiración hacia las películas en las que los vehículos son los protagonistas: carreras espectaculares, persecuciones de infarto, coches rápidos, motores rugiendo, superdeportivos de lujo… Adrenalina en estado puro.

Veamos las mejores películas de coches que todo fan del mundo del motor y de la velocidad debería ver, al menos, una vez en la vida. ¿Son estas las mejores películas de coches de todos los tiempos?

The Italian Job (1969)

El filme británico es considerado como una de las mejores películas que se han rodado sobre automóviles. The Italian Job es ideal para todo aquel amante de los coches clásicos, la aventura y la acción. Y como no, de los Mini.

El gangster de Cockney Charlie Croker (Michael Caine) es liberado de la prisión con la intención de participar en un atraco bancario en Italia. Su objetivo es crear el caos en las calles de Turín utilizando tres Austin Mini Cooper S de 1968, uno rojo, uno blanco y uno azul (bandera británica).

El filme original de 1969 con Michael Caine es una pieza audiovisual icónica, aunque no podemos olvidar el meritorio remake de 2003 protagonizado por Charlize Theron, Mark Wahlberg, Edward Norton y Jason Statham.

En la película hay otro coche que le roba protagonismo a los Mini: el Lamborghini Miura (1966), un exponente de la marca. Además, aparecen otros coches clásicos como el Aston Martin DB4, dos Jaguar XKE o el Fiat Dino.

Fast  & Furious

La saga fílmica de carreras callejeras por excelencia. Todo el mundo ha visto, como mínimo, una de las 8 entregas que tiene la saga. Desde 2001 hasta la actualidad, la franquicia ha entretenido a los amantes del motor, de las carreras callejeras y el tunning (aunque esto último se ha ido perdiendo progresivamente con los años). Universal Pictures, la distribuidora, ya ha confirmado que la franquicia terminará con 10 películas en 2021.

Resulta complicado escoger una de las 8 entregas de la saga. Si queremos ver las clásicas carreras callejeras y coches tuneados como un Nissan Skyline R34, un Mitsubishi Eclipse o un EVO, un Toyota Supra o un Mazda RX-7, deberemos ver las 5 primeras.

Con el paso de los años, la franquicia le ha quitado bastante protagonismo a los coches tuning y ha apostado fuertemente por la presencia de coches superdeportivos y de súper lujo, tales como Aston Martin, Lamborghini, Porsche, Bugatti o Rolls-Royce. Esto ha sido muy criticado por un sector amante de la saga, defendiendo que la franquicia ha abandonado su esencia por la que se caracterizaban los filmes de Fast and Furious: coches «tuneados», carreras callejeras y trapicheos. Sin embargo, la franquicia ha hecho bien sus deberes, mostrando al público lo que quiere ver. El significativo crecimiento de la audiencia lo confirma.

Te recomendamos:Los 5 mejores coches de “A todo gas”

Fast & Furious 7 (2015): la séptima película más taquillera de la historia

Con el fallecimiento del actor Paul Walker [Brian O’Conner en la saga] en un accidente con su Porsche Carrera GT en noviembre de 2013, comenzó a correr el rumor de que el futuro lanzamiento de la séptima entrega sería cancelado por respeto a la memoria Walker. Sin embargo, éste ya había grabado la totalidad de las escenas principales de la trama. Se decidió que el resto de escenas fueran interpretadas por el hermano menor de Paul, Cody Walker, mediante el sistema de animación CGI, permitiendo así suplantar digitalmente el rostro de Cody por el de su hermano. Finalmente la séptima entrega contó con un emotivo homenaje hacia el fallecido Paul Walker que le sacó unas lágrimas a más de uno.

No solo no se canceló esta entrega por la desafortunada muerte del actor, sino que batió records de audiencia en la saga, convirtiéndose en la séptima película más taquillera de todos los tiempos, con una recaudación mundial de 1516 millones de dólares, con una diferencia «mínima» con la película que le precede: Los Vengadores (2012), con una recaudación de 1518 millones de dólares. No hay duda de que muchos espectadores se acercaron a los cines para ver por última vez en la gran pantalla a su ídolo Brian O’Conner.

Te recomendamos:Los 5 mejores coches de “A todo gas 7”

Rush (2013)

Sin duda alguna, Rush es una de las mejores películas de coches que se han rodado durante los últimos años, sobre todo si tenemos en cuenta secuencias de velocidad o de films de Formula 1. Además, que se haya producido en el 2013 es un buen aliciente para disfrutar de los más que logrados efectos visuales gracias a las nuevas tecnologías y técnicas de montaje y postproducción.

El filme nos muestra la que fuera la gran rivalidad de los pilotos de Fórmula 1 Nikki Lauda y James Hunt por el trepidante título mundial de F1 en 1976. La película se centra en la disputa de los dos pilotos por el gran título del 76 y, además, en mostrar el conocidísimo accidente de Lauda con su monoplaza durante la tercera vuelta del GP Premio de Alemania que casi le cuesta la vida y que le obligó a utilizar, desde entonces, su característico protector facial, debido a unas diversas quemaduras de tercer grado en la cabeza.

El realismo y la fidelidad a los hechos es apabullante. Es más, el rodaje se realizó en el antiguo aeródromo de la Segunda Guerra Mundial de Blackbushe pero principalmente en los circuitos británicos Snetterton Motor Racing Circuit y Cadwell Park. Algunas escenas fueron también rodadas en el circuito de Nürburgring, en Alemania.

Los coches de Rush también son auténticos, propiedad de coleccionistas y museos o de las propias marcas. Entre los monoplazas de Fórmula 1 que comparten protagonismo en la película con los pilotos, es imposible no admirar el Ferrari 312 T2, el McLaren M23, el Lotus 77 John Player Special o el Tyrel P34 de seis ruedas.

La adrenalina, la pasión y la rivalidad son los principales ingredientes que hacen que este filme esté en la lista de las mejores películas de coches.

The Transporter (2002)

Frank Martin se rige por tres simples reglas: sin nombres, sin preguntas y sin renegociaciones. Su filosofía y la pasión por la velocidad y la adrenalina son la marca de la casa de toda la saga (4 entregas). La foto [perteneciente a la segunda entrega] define a la perfección la saga, siempre con la presencia de su coche.

Si vemos la palabra “Transporter”, se nos viene a la mente la imagen del actor Jason Statham, pues ha protagonizado tres de las cuatro pelis de la saga. A lo largo de esta, Frank Martin comparte protagonismo con los coches desde el primer BMW negro 735i 1999 hasta el flamante Audi A8 W12 blindado de la segunda y tercera entrega.

En Legacy, la última película de la saga, Ed Skrein toma el relevo a Jason Statham para encarnar a Frank Martín Jr, esta vez a manos de un Audi S8 4.0 TFSI, con motor V8 biturbo de cuatro litros y nada más y nada menos que 520 CV de potencia.

Sin duda alguna, se trata de una saga que todo amante de la acción, de las persecuciones y de los coches debería ver.

Días de Trueno (1990)

Un filme protagonizado por tres bestias como Tom Cruise, Nicole Kidman y Robert Duvall merece estar en esta lista.

La película, dirigida por Tony Scott, recrea en la gran pantalla las carreras de la NASCAR con Cole Trickle (Tom Cruise) como protagonista a manos de su Chevrolet Lumina. Se trata de una historia de ambición y superación con carreras vertiginosas de fondo que desprenden muchísima adrenalina.

Trickle sufrirá un terrible accidente que le retirará de la vida como piloto, pero gracias a su doctora, de la cual se enamorará, el joven volverá a creer en sí mismo, y sus ganas de competir volverán.

Después de ver la película, al igual que Cruise, todos sabremos que los coches de la NASCAR se construyen para girar solo a la izquierda.

Transformers (2007)

Seguramente al lector le sorprenda encontrar la saga Transformers en esta lista, pero viendo la importancia que tienen los vehículos en todas y cada una de las entregas, veo necesario incluirla. Además, si sigues leyendo, encontrarás una curiosidad sobre la franquicia que seguramente desconocías

La saga cinematográfica comenzó con un adolescente (Shia LaBeouf) que queda atrapado en una guerra entre los heroicos Autobots y los malvados Decepticons, unos de robots extraterrestres que pueden ocultarse transformándose en maquinaria cotidiana, sobre todo vehículos. En la guerra que estalla entre las dos razas, los hombres toman partido por los «autobots». El joven actor interpretando a Sam Witwicky, un avispado adolescente, que sólo desea conquistar a la bella Mikaela (Megan Fox), se convierte en la clave de una guerra que puede destruir a la humanidad. 

Como curiosidad, destacar que las fuerzas armadas de EE.UU. y General Motors (GM) prestaron vehículos y aeronaves durante el rodaje. Es por eso que si hacemos un repaso de las diferentes entregas de la saga, podemos ver vehículos que se han convertido en iconos del cine: un Chevrolet Camaro Bumblebee amarillo del 1977 o el mítico Malibu 1965, un Pontiac Solstice… También podemos ver un Mercedes-AMG GT R o el Lamborghini Centenario de Transformers 5.

Te recomendamos:Transformers 4 y el Chevrolet Camaro, la evolución de Bumblebee

Bullit (1968)

Bullit es un filme reconocido mundialmente por el protagonismo de Steve McQueen y por incorporar la que probablemente fue una de las primeras y más espectaculares escenas de persecución en automóvil de la historia del cine: Frank Bullit (Steve McQueen) persigue en un flamante Ford Mustang GT-390 de color verde oscuro del 63 a dos asesinos a sueldo en un Dodge Charger 1968 R/T negro.

Vayamos a la trama: La película se centra en la historia de Frank Bullit, teniente de la policía de San Francisco. Un político le encarga a Bullit que proteja a un importante testigo protegido al que persigue el Sindicato del Crimen de Chicago. A pesar de que Bullit hace todo lo posible para impedirlo, no puede evitar que sea asesinado. A partir de ese momento, se obsesionará en investigar minuciosamente el caso, que es mucho más complejo de lo que parecía a simple vista

La serie especial «Bullit» del Ford Mustang

En 2001 y 2008, Ford anunció que sacaría una edición limitada de Ford Mustang GT “Bullit” con unas prestaciones elevadas al estilo del coche de la película de 1968 y que imitaba su legendario sonido.

Además, recientemente, en 2018 y como homenaje al 50 aniversario de la ya legendaria película, se presentó una nueva versión del Mustang Bullit en el Salón de Detroit que no dejó indiferente a nadie.

Apasionado de las carreras y el motor, McQueen tiene en su haber otra gran película de coches. Hablamos de Las 24 horas de LeMans (1971), un homenaje a uno de los grandes circuitos de la historia del automovilismo: Le Mans.

Las 24 horas de LeMans (1971)

Para quien no lo sepa, la película Las 24 Horas de Le Mans (1971), inspirada en la mítica carrera de resistencia y protagonizada y producida por Steve McQueen, se considera una de las mejores películas sobre carreras de coches de la historia del cine.

Cabe destacar que, realmente, se trata de un documental disfrazado de película con actores, pues se grabó en un circuito real y algunos de los actores eran auténticos pilotos de Le Mans. Con el filme, Steve McQueen quiso homenajear el Le Mans y a los hombres que en ella corrían y, en algunos casos, perdían la vida. Así pues, la película muestra la carrera de Le Mans en Francia durante los años 70, una de las más duras del mundo. La carrera, que dura 24 horas, tiene lugar en una carretera acordonada de 14,5 kilómetros de largo, una prueba que requiere un importante esfuerzo mental y físico.

Vayamos a la trama: un piloto americano (McQueen) vuelve a Francia para participar en la mítica carrera automovilística de Le Mans, tras un año alejado debido a un grave accidente. Allí se enamorará de la viuda de otro piloto que murió en el mismo accidente.

El Porsche de Steve Mcqueen se ha convertido en la estrella en el circuito del Jarama de Madrid. El coche está valorado en más de 30 millones de euros y no sólo por tratarse de un clásico de la competición, sino porque también pertenece a la historia del cine.

El Documental: McQueen: The Man & Le Mans (2015)

Steve McQueen: The Man & Le Mans es un documental para conocer más sobre la famosa figura de Steve McQueen estrenado en 2015 que trata de adentrarse en lo que el actor, director, productor y sobre todo piloto pretendría transmitir con la película Le Mans. El documental incluye fotografías privadas nunca antes publicadas y revela vídeos inéditos cedidos por el hijo de la estrella, Chad McQueen, quien protagoniza gran parte del documental.

Grand Prix (1966)

Recientemente se han cumplido 50 años del estreno estreno de Grand Prix, una película dirigida por John Frankenheimer apta para todo fan de las carreras de coches, sobre todo para aquellos amantes de los bólidos de los 60 que difieren bastante a los que podemos ver en la Fórmula 1 actual, tanto en diseño exterior como en ingeniería: los míticos Cooper T43, Ford GT40, Ferrari 312 o el Ford Shelby Cobra AC 427 son buenos ejemplos que podemos ver en el filme.

La peli va sobre un corredor profesional del Grand Prix americano, Pete Aron. Su carrera se verá frustrada cuando será uno de los principales sospechosos de haber ocasionado un accidente que dejó malherido al corredor británico Scott Stoddard.

Aron es expulsado del el equipo en el que estaba, Jordan-BRM, pero, a contrapronóstico, le fichará un equipo japonés, con el que peleará por conseguir triunfar a nivel profesional. También lo intentará en el aspecto amoroso, de mano de la mujer de Stoddard, el corredor que resultó herido en el accidente del que fuera culpado.

Para muchos, Grand Prix significó un cambio de actitud de las producciones cinematográficas con el automovilismo: abundantes escenas de carrera que posee, así como la participación de corredores profesionales del mundo de la Fórmula 1. Grand Prix cambió el género audiovisual, ayudó a que las películas contextualizadas en circuitos tuvieran más visibilidad.

En definitiva, se trata de uno de los filmes más deseados por los amantes del motor.

Cars (2006)

Las películas de animación también tienen sitio en esta lista. Rayo McQueen es el protagonista de las tres entregas de Cars, película de Pixar que está llena de guiños. Véamos algunos de ellos:

El apellido del protagonista es un claro homenaje al director y supervisor de animación Glenn McQueen y al actor Steve McQueen.

La marca de neumáticos que utilizan todos los coches es la ficticia “Light Year”, muy parecida a Goodyear. Además, la firma también parece hacer referencia a un icónico personaje de Pixar, Buzz Lightyear.

La película se centra en la vida de Rayo MacQueen, un Chevrolet Corvette C6 “ligero como una moto, potente como un camión”. Además, en la película aparecen modelos icónicos de las principales marcas estadounidenses: Porsche 996 (Sally), Fiat 500 (Luigi), Hornet Hudson (Doc Hudson), Volkswagen Combi tipo 2 (Filmore) o Plymouth Superbird (El Rey).

La primera entrega de la saga fue nominada a dos premios de la Academia, incluyendo Mejor Película de Animación, y ganó el Globo de Oro a la Mejor Película de Animación.

Mad Max: Fury Road (2015)

Si te gusta la velocidad y persecuciones trepidantes repletas de acción, auténtica locura y violencia, te gustará cualquier entrega de la saga Mad Max. Sin embargo, a nivel personal me quedo con esta cuarta entrega: Fury Road.

Fury Road es un espectáculo salvaje y vibrante y con una fuerza incuestionable que, además de darnos a un gran sucesor para Mel Gibson con Tom Hardy, también nos regala una heroína memorable interpretada por Charlize Theron.

Para aquellos amantes de la ciencia ficción y del cine apocalíptico, tenemos Fury Road. La acción de este filme es tan trepidante que casi no hay tiempo de disfrutar del espectacular diseño de sus vehículos. Sin embargo, para aquellos que se quedan rápido con los detalles, podrán apreciar verdaderas joyas “tuneadas” a lo loco: Ford Falcon Interceptor Coupé, Cadillacs DeVille, Ford Model B, Volkswagen Beetle, Perentti…

Taxi Driver (1976)

La célebre película de Martin Scorsese ocupa un más que merecido puesto en esta lista, como si de una estrella en el paseo de la fama de Hollywood se tratara.

“¿Me estás hablando a mí?… No hay nadie más que yo por aquí”. Travis Bickle, el personaje interpretado por Robert De Niro en Taxi Driver, se transformó en uno de los más célebres del cine de los 70 con escenas y frases como la anterior que aun hoy se recuerdan a la perfección.

Travis es un veterano de la Guerra de Vietnam reconvertido en taxista y enamorado en secreto de Betsy (Cybill Shepherd), el largometraje se centra en la vida de Travis y en sus pasiones ocultas.

El Checker Cab, un referente en el mundo audiovisual

El vehículo de Travis era un Checker Cab de la compañía Checker Motors Corporation, compañía que suministró taxis a grandes ciudades norteamericanas desde los años 30 hasta 2010, cuando cerró el negocio.

Tal fue la proliferación de taxis Checker en Estados Unidos que a lo largo de los años, el vehículo ha ido apareciendo en cientos de películas y series de televisión como Los Simpsons, Médico de Familia o Batman (1989).

Baby Driver (2017)

Baby Driver es una producción de 2017 que mezcla buena música con la ‘profesión’ del protagonista: conductor especializado en fugas. El joven Baby (Ansel Elgort) depende del ritmo de su banda sonora personal para ser el mejor en lo suyo. Por eso, pese a que los ingredientes que componen este filme son la velocidad, la intensidad y el ritmo, destaca por encima de todos la música como protagonista del filme, sobre todo en las persecuciones (en la película hay hasta 30 temas de diferentes géneros).

La banda sonora corre a cargo del compositor británico Steven Price, que recibió también un Oscar a mejor banda sonora por la película ‘Gravity’.

Para los amantes del motor, destacar que en el filme podremos ver vehículos tan espectaculares como el Subaru WRX, un Mercedes S-550, un Cadillac El Dorado de 1954, un Dodge Challenger Hellcat o un Cadillac Deville de 1966.

Estas son, a mi parecer, las mejores películas de coches que podemos encontrar en la más que extensa hemeroteca cinematográfica. ¿Y tú, añadirías o quitarías alguna?

Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

2 comentarios, deja el tuyo

  1.   Fabián dijo

    Yo añadiría «Punto Límite: Cero», protagonizada por Barry Newman

    1.    Jesús Sánchez Bolance dijo

      Buena observación, Fabián. Sin duda alguna también podría tener un lugar en esta lista. Gracias por tu comentario.