Prueba Audi A4 Avant 3.0TDI Quattro, para familias deportivas

El A4 3.0 TDI es un excelente vehículo que si bien no destaca por su capacidad de carga, encandila por su versatilidad, prestaciones y como coche de representación. Gracias al potente motor Diésel de 240CV y la tracción Quattro estamos ante un familiar de altos vuelos.

Este Audi A4 es (salvo honrosas excepciones) uno de los coches que más calidad irradia de cuantos han pasado por mis manos .Recuerdo con buen sabor de boca la prueba del Audi A4 2.0TDI 143CV en su versión de acceso; ahora me encuentro con el polo opuesto, un A4 Avant equipado hasta los topes.

Exterior y carrocería.

La línea del A4 Avant dista mucho de los antiguos “break” que no eran más que una berlina con un “pegote” en la parte superior del tercer volumen. Afortunadamente, tanto Audi como la mayoría de la competencia está diseñando carrocerías familiares que pueden gustar tanto o más que la versión cuatro puertas. Según datos de la marca, en la historia del Audi A4 el 30% de las unidades vendidas son . A mi me parece mucho pero en otros mercados (como el Alemán) es una carrocería que triunfa.

El diseño de la zaga está muy cuidado

Metro en mano veremos que las medidas son idénticas en ambas carrocerías (4,70m de largo) con un maletero sólo 10 litros mayor en el familiar (490 litros). Por supuesto tiene la ventaja de una mayor versatilidad, boca de carga más amplia y de umbral más bajo y la posibilidad de llenarlo hasta el techo, ganando capacidad. También incluye raíles y diversas argollas en el maletero para sujetar la carga o dividirlo en tabiques. El maletero está tan cuidado que casi da pena cargarlo con bultos enormes. Como punto a favor, cuenta con una moqueta reversible: por una cara es de resistente goma y por la otra de agradable moqueta, para que elijas en función del momento.

Aprovechando la ocasión para transportar la tele…

Exteriormente esta unidad de Audi A4 Avant llama poderosamente la atención al equipar el acabado opcional S-Line que incluye llantas de 19 pulgadas, parrilas en nido de abeja, superficies pintadas en mate, suspensión deportiva, etc. En los semáforos puedes notar como la gente te mira (“niño de papá” pensarán algunos) o vuelven la cabeza a nuestro paso. Es realmente bonito a la par que elegante…esto último sobre todo gracias al discreto color gris.

Como plus estético y funcional también equipa faros bi-xénon con iluminación adaptativa. Este sistema incluye luces diurnas a cargo de 14 leds en cada faro con un diseño muy atractivo. La visibilidad es excelente pero las luces apuntaban excesivamente altas…los coches en sentido contrario me lo recordaron varias veces con sus ráfagas . Las faros halógenos normales tienen un diseño mucho más discreto.

Así es la mirada del Audi A4 con faros de Xénon

Interior y vida a bordo

Las cotas interiores del Audi A4 Avant son idénticas a las del A4 berlina que ya probamos en su día. La única diferencia está en unos centímetros extra de altura para las plazas traseras al tener el techo menos caída. Por lo demás (salvando las enormes distancias de equipamiento de aquella unidad y ésta), el resto es idéntico.

Excelentes asientos con múltiples reglajes

Al volante te sentirás cómodo rápidamente. Los reglajes son muy amplios, y al carecer de pedal de embrague (esta unidad lleva cambio Triptronic) las personas de baja estatura pueden situarse más separado del volante de lo habitual, si lo desean.
Las plazas traseras, como ya dije en la berlina, no son especialmente amplias pero más que suficientes para dos ocupantes. Los centímetros extra hasta el techo son de agradecer.

Como siempre, mejor dos que tres

El acabado S-Line incorpora unos estupendos asientos de cuero, sobresalientes en las plazas delanteras. Viene equipado además con múltiples reglajes eléctricos, entre ellos el lumbar con regulación también en altura. La banqueta tiene una parte móvil para ampliar el apoyo a las piernas, si se desea. El interior irradia deportividad gracias a los múltiples detalles en aluminio, el techo acabado en negro, el volante deportivo multifunción, el distintivo Quattro, etc.

El coche incorpora el llamado “Audi Drive Select”, además del navegador GPS. Todo ello se maneja a través del MMI (Multi Media Interface), un sistema de control gobernado por un gran mando central rotativo y 15 teclas de función. Su aspecto es impresionante y la cantidad de información que se puede manejar desde él también, por lo que provocará más distracciones al volante de la cuenta.

Muchos botoncitos a toquetear…peligro en carretera

Pese a que es muy entretenido navegar por sus múltiples funciones, no me acaba de “engatusar” del todo por lo tremendamente fácil que resulta distraerse con él.

Continuará…

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *