Prueba Audi Q5 2.0 TDI quattro Ambition, diseño exterior e interior

prueba-audi-q5-quattro-actualidadmotor-5

El Audi Q5 está entre nosotros desde 2008. Nació a la vez que el Mercedes GLK y el Volvo XC60 para competir con uno de los primeros SUV de segmento D, el BMW X3. Fue también el segundo modelo de la gama Q después del Q7. Habiendo recibido un sutil restyling hace poco y siendo uno de los modelos de más éxito de su segmento, no podíamos quedarnos sin probarlo, y lo hemos hecho con el motor 2.0 TDI de 150CV asociado a cambio manual de seis relaciones y tracción total permanente quattro. El acabado es el Ambition, el más alto de gama y con Pack S-Line, porque un Audi sin este pack, es menos Audi.

A pesar de los años el diseño del Audi Q5 se sigue manteniendo bastante actual. Audi siempre ha creado coches bastante atemporales y este no es una excepción, como tampoco lo es un diseño sobrio pero acertado que gusta a todos. El color marrón teca metalizado, el pack S-Line y las llantas de aleación de 20″ no hacen sino reforzar la presencia de este Audi Q5, que combina deportividad y elegancia para llamar la atención más de lo que cabría esperar. En el plano estético es intachable.

prueba-audi-q5-quattro-actualidadmotor-4

El Audi Q5 tiene un diseño limpio y sobrio.El frontal es claramente Audi, con una gran parrilla y dos faros de diseño muy minimalista y con una mirada LED única del modelo. Cada Audi puede diferenciarse del resto en la oscuridad. Con el pack S-Line y los bajos de la carrocería pintados, ganamos estética a enteros.

La vista lateral se ve moldeada por unos nervios en la parte baja de las puertas y sobre los prominentes paso de rueda. El nervio trasero junto con la caída del techo según se aproxima a la zaga le confiere una vista algo más dinámica.

prueba-audi-q5-quattro-actualidadmotor-2

Mirándolo desde atrás, serán protagonistas los pilotos con iluminación LED, que todo hay que decirlo, me encantan. Forman parte del portón, dejando un aspecto raro cuando levantamos toda la trasera al abrirlo, pero solo tienen las funciones de posición, freno e intermitente. La función de la marcha atrás y los antinieblas recae sobre los delgados pilotos situados en el paragolpes, justo encima del difusor, con la cola de escape cromada a la izquierda.

 Interior sobrio, pero de buena calidad

Es un Audi y por tanto en el interior no esperamos sorpresas. Es sobrio, pero tanto los materiales, como los ajustes son intachables, probablemente lo mejor del segmento. La consola central está ligeramente orientada al conductor, y en la parte superior está la pantalla del MMI (opcional), muy bien colocada y siempre se ve bien, evitando reflejos molestos. Más abajo están los aireadores, la ranura para CD y… un climatizador monozona. Si, como el que tuviera un coche hace 15 años. Opcionalmente existe uno trizona, pero considero que un coche con el precio de partida de este Audi Q5 (y de cualquier Audi) debiera tener, como poco un climatizador bizona, sin pagar más.

prueba-audi-q5-quattro-actualidadmotor-6

Inmediatamente después de la palanca de cambio, ya en el túnel central, tenemos los mandos los MMI. Son muy intuitivos y enseguida nos acostumbramos a usarlos sin desviar la atención de la carretera. No sé cómo otros fabricantes apuestan por lo táctil, mucho más complejo de manejar en movimiento.

Tras el agradable volante multifunción del Audi Q5 encontramos un cuadro de relojes clásico, con indicadores de velocidad, revoluciones, temperatura y nivel de combustible. En el centro hay una pantalla que hace las funciones de ordenador de a bordo, que es bastante completo.

prueba-audi-q5-quattro-actualidadmotor-9

El Audi Q5 tiene una excepcional habitabilidad. En las plazas delanteras no hay absolutamente ningún problema, y es fácil encontrar una postura cómoda. Las traseras son amplias, aunque siempre, la plaza central es menos útil, por un túnel de transmisión (no muy exagerado) y un asiento y respaldo más duros, además de estrechos, que no recogen el cuerpo.

El maletero tiene 540 litros de capacidad muy aprovechables, por encima de muchos rivales. La banqueta trasera opcional que equipaba esta unidad permite abatir cada asiento de forma individual y desplazarlos 10 centímetros. Así podemos ganar espacio al maletero si vamos a lleva personas que no precisen mucho espacio para las piernas, como niños. Si abatimos los respaldos queda una superficie plana, pero no tendremos nada que hacer con la enorme bandeja rígida que cubre el maletero. Bajo el piso se encuentra la rueda de repuesto de emergencia, que es inflable y un pequeño hueco para dejar triángulos, herramientas…

prueba-audi-q5-quattro-actualidadmotor-8

Ahora ha llegado el momento de salir a las rutas y ver como se mueve este Audi Q5 con motor 2.0 TDI de 150CV y cambio manual de seis velocidades asociado a tracción quattro. Es la mecánica con tracción total de acceso a la gama y una bastante demandada. ¡No te lo pierdas!

Más en ActualidadMotor: Prueba Audi Q5 2.0 TDI quattro Ambition, motor, conducción y consumos y equipamiento, precio y conclusiones

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *