Prueba BMW X4 xDrive35d 313 CV, por la vía rápida

prueba-bmw-x4-xdrive35d-7

Crear un nuevo segmento, un nuevo nicho de mercado, es complicado. Se trata de averiguar no sólo lo que quiere el cliente, sino lo que va a querer, de crear una necesidad. Así nación el SUV Coupé y lo hizo de la mano del BMW X6, un SUV de gran tamaño, de estilo más deportivo y con unas aptitudes en carretera más afinadas. De él nace ahora el BMW X4 que ponemos a prueba esta semana, una nueva alternativa de menor tamaño.

Del mismo modo que el X6 parte del X5, el X4 lo hace del X3, un segmento más pequeño y probablemente una simple muestra de lo que está por venir. No te quepa la menor duda de que un BMW X2 está presente en la hoja de ruta del fabricante. Nuestra unidad era la más potente hasta el momento, sólo tras el X4 M40i de reciente presentación, un BMW X4 35d xDrive, diésel de 313 caballos de potencia. Créeme, no te miento cuando digo que esto es ir por la vía rápida.

Un X6 a escala

Prueba BMW X4 xDrive35d 313 CV

Crear el BMW X4 ha sido tremendamente sencillo. Ha bastado con poner sobre el papel todas las claves del BMW X6, y aplicarlas a un coche que nace con un éxito anticipado. ¿Acaso alguien piensa que no va a funcionar bien en el mercado un X6 más pequeño, más ligero y más barato? Lo hará, tiempo al tiempo, aunque ahora le están creciendo los rivales. Mientras el Mercedes GLE Coupé ve en el X6 un enemigo, será el futuro Mercedes GLC Coupé el que mire con malos ojos al objeto de nuestra prueba.

Se basa en el X3, por lo que hay partes tan comunes en el diseño como el frontal. Los faros horizontales se juntan con una parrilla doble prominente característica de BMW, creando unas formas robustas y musculadas junto a las aletas. A partir del pilar A es donde las cosas empiezas a cambiar de forma palpable. Son dos coches con filosofías distintas. El X4 apunta a un cliente más joven y dinámico, al que la habitabilidad no le preocupe en exceso. Es también más bajo.

Prueba BMW X4 xDrive35d 313 CV

Por ello la caída del techo es muy suave, inclinando la luneta y creando un pequeñísimo tercer volumen. Es, no obstante, una trasera brusca por la altura del coche, corta rápido, con unos pilotos que recuerdan más a la Serie 3 que los del propio X3. Según la configuración mecánica llevará uno o dos tubos de escape a un lateral, salvo en el M40i en el que va uno a cada lado.

El paquete M es el que decora y pone la guinda al pastel a nuestro X4. De un acabado refinado y elegante, podemos llegar a un aspecto más deportivo e imponente con el paquete M. Incluye un paragolpes delantero con mayores tomas de aire, taloneras y pasos de rueda en el color de la carrocería o una trasera marcada por un paragolpes con una marcada zona en negro brillante y un discreto difusor. En nuestra unidad el rojo y las llantas opcionales de 20 pulgadas con neumáticos de 275 de ancho atrás cierran un conjunto sin complejos. Es llamativo. Mucho.

Interior

Prueba BMW X4 xDrive35d 313 CV

El interior del BMW X4 esa simple vista calcado al del X3, pero el ojo inexperto falla cuando conoces la realidad. El diseño es clavado, con los mismos materiales, elementos y detalles, pero BMW ha colocado los asientos dos centímetros más abajo que en el X3. De este modo el conductor se integra más en el puesto y crea un ambiente más deportivo.

Todo es común al resto de BMW, un diseño ya conocido donde el salpicadero se orienta ligeramente hacia el conductor y donde la pantalla de información del sistema multimedia se sitúa en la parte más alta. No hay control táctil de la pantalla, como tampoco faltan los necesarios controles manuales para la radio o la climatización. El infoentretenimiento queda comandado por un cómodo joystick en la consola central. El funcionamiento es francamente bueno y puede contar con el interesante servicio BMW Connected Services.

Prueba BMW X4 xDrive35d 313 CV

La calidad es elevada a la vista y al tacto, con algún crujido en la parte central del salpicadero, pero sin ruidos o grillos molestos rodando. Cabe destacar que hasta la parte baja de las puertas se realiza en un material mullido, mientras que el tacto del volante y todos los mandos es agradable. Justo delante de nosotros queda un cuadro de mandos que rompe con la racha de alabanzas. Es sencillo de leer, pero como ocurre con prácticamente cualquier BMW, su diseño dista de parecer del siglo XXI, menos cuando la iluminación naranja hace acto de presencia.

Las plazas delanteras pierden algún centímetro de altura para la cabeza frente al X3, pero nada destacable teniendo en cuenta que de por si es un coche alto en el que caben perfectamente los dos ocupantes delanteros. Los asientos deportivos son cómodos y a mi juicio deberían de sujetar algo mejor la zona de los hombros. Por su parte, la regulación eléctrica de los nuestros es prácticamente infinita para encontrar la mejor postura.

Prueba BMW X4 xDrive35d 313 CV

Atrás ocurre más o menos lo mismo. Hay una notable menor altura para la cabeza que en el X3, pero no por ello personas de 1,80 metros de altura o más van a tener problemas. De hecho es más espacioso en este sentido que un X6 de la anterior generación. Las piernas quedan holgadas, pero del ocupante del asiento central ni hablamos. El asiento central tiene una forma incómoda, por decir que tiene forma, el túnel central es intrusivo y no tiene ni reposacabezas. En otras palabras, atrás mejor que vayan sólo dos ocupantes.

Sin embargo la ausencia de reposacabezas en el asiento central trasero no puede ir mejor cuando echamos un ojo al retrovisor. Las nuevas formas del techo merman mucho la visibilidad trasera. Cuestión de acostumbrarse. El apoyabrazos central delantero es regulable longitudinalmente y alberga debajo un hueco portaobjetos. En este apartado el BMW X4 se desenvuelve muy bien, con huecos con tapa y muchos de ellos tapizados.

Maletero de 500 litros

Prueba BMW X4 xDrive35d 313 CV

El volumen del maletero es de 500 litros, una cifra nada escandalosa y que, de nuevo, pierde frente al X3, 50 litros. Es más bien una pérdida por altura, pero el X4 se defiende bien al ofrecer un gran portón de accionamiento eléctrico. Las formas del maletero son completamente cuadradas e incluye diversos huecos bajo el piso, enganches o raíles en el suelo.

Abatiendo los asientos traseros obtenemos un volumen de carga de hasta 1.400 litros con un suelo de carga plano. No obstante, sorprende que no haya unos tiradores en el maletero que abatan los asientos traseros sin necesidad de desplazarse hasta ellos.

El diésel más potente

Prueba BMW X4 xDrive35d 313 CV

La mecánica que da vida a nuestro coche de pruebas es un bloque de 6 cilindros y 3 litros, diésel, con una potencia de 313 caballos y 630 Nm de par entre 1.500 y 2.500 vueltas. Traducido a datos es un 0-100 km/h en 5,2 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h. Ahí donde lo ves es el modelo más rápido sólo por detrás del nuevo X4 M40i. Promete.

Una vez arrancamos cobra vida un motor con un típico sonido V6 diésel, un sonido incluso agradable, y es que estas mecánicas no tienen el traqueteo de los cuatro cilindros. Las vibraciones son escasas, por lo que podemos hablar de un refinamiento más que adecuado. En este sentido, aunque parezca obvio, es un motor con un aislamiento mejor resuelto que los cuatro cilindros diésel del fabricante.

Prueba BMW X4 xDrive35d 313 CV

Esta mecánica va asociada sí o sí a un cambio automático de convertidor de par y 8 relaciones. Y no hay pega alguna. BMW ha demostrado que su nueva generación de cambios automáticos goza de prestaciones y suavidad, algo presente en nuestro BMW X4. No en vano, podemos alterar su funcionamiento con los diferentes modos de conducción. El modo ECO PRO intentará exprimir hasta la última gota de combustible a costa de una respuesta del cambio y del motor más perezosa, mientras que los modos Normal y Sport juegan una mayor viveza de reacciones.

Precisamente cuando pisamos el acelerador es cuando notamos el potencial de la mecánica. En cierto modo agradecemos que llegue con tracción total xDrive, porque la trasera tendería entonces a adelantarnos con demasiado ahínco. La respuesta es simplemente brutal. Acelerar a fondo significa casi fusionarse con el asiento, y pronto rodaremos a velocidades muy superiores a lo legal. Muy superiores.

Prueba BMW X4 xDrive35d 313 CV

Si no abusamos de su potencia es coche dócil, un coche fácil de conducir y dosificable. Su tamaño y su peso quedan casi camuflados a la hora de moverse por entornos abiertos, y realmente los 313 caballos se contienen hasta que los azotas y salen a cabalgar. Sí, como puedes estar imaginando puedes plantearte grandes rutas con él. Al fin y al cabo que tenga las cifras de un deportivo no significa que lo sea. ¿O sí?

Pues en cierto modo sí. Tras cerca de 800 km recorridos mi conclusión es que resulta impresionante que una mole de su tamaño y altura, de casi dos toneladas de peso, pueda moverse tan bien en zonas reviradas. Cierto es que la suspensión adaptativa modifica el tarado de la suspensión según el modo seleccionado y logra mantener la carrocería a raya, pero resulta especialmente cómoda. Es de admirar el trabajo de los ingenieros para dotar a un coche de su peso de un paquete M más deportivo y que todavía sea cómodo.

Prueba BMW X4 xDrive35d 313 CV

Pero no es divertido. Bueno, si lo tuyo es tomar la curva y acelerar como si no hubiera mañana, entonces sí. El problema del X4, y de cualquier SUV que se las dé de deportivo, es que no deja de ser eso, un SUV. Las inercias están ahí, y el peso de casi dos toneladas se deja notar cuando giramos el volante. El coche va por la línea, pero el movimiento de masas nos deja con la duda, con una cierta falta de confianza.

A ello se suma una dirección que no acaba de transmitir demasiado, aunque su peso en modo Sport sea cercano a lo exquisito. Los frenos, por su parte, tienen un comportamiento similar. Manejan la masa del coche con seguridad, hay mucho poder de frenada, el problema es que no hay información, no es de esos frenos que clavan el coche donde tú quieres. No me queda duda de que en el M40i esto ha sido un tema a tratar. No olvidemos que, a pesar de su aspecto, el X4 con motor 35d no deja de ser un coche potente y no un deportivo.

Prueba BMW X4 xDrive35d 313 CV

Y te preguntarás, ¿cuánto consume un diésel de 313 caballos, tracción total y dos toneladas? ¿De verdad merece la pena tanta potencia diésel? Pues sinceramente, el consumo es ridículo. Aberrante. Tras los 800 kilómetros de prueba el ordenador de a bordo anunciaba 7 l/100 km de media. Sí, es un auténtico mechero si no le exigimos demasiado. Donde no hay noticia alguna es en ciudad donde es capaz de cerrar los 10 l/100 km sin miedo. En carretera es menos exigente y con medias de 6 l/100 km se conforma.

Tiene sentido, de verdad que lo tiene. Sólo hay que fijarse en las medias de consumo homologadas del 35d y del 35i. El primero logra 6 l/100 km, el segundo 8,3 l/100 km. Son dos litros de diferencia a favor de un coche más potente, que corre más, igual de caro y que tiene más autonomía. Es como llevar un diésel de bajo consumo en el día a día y coger tu deportivo en fin de semana. Pero en un mismo coche. Claro, que ni el sonido ni el refinamiento pueden con la mecánica de gasolina de 306 caballos de potencia.

Conclusiones

Prueba BMW X4 xDrive35d 313 CV

El BMW X4 ha nacido para ser un éxito. Se ha copiado todo lo que en el BMX X6 funcionó, ahora en una carrocería más pequeña y más asequible. No renuncia, sin embargo, a una gama de motores y opciones muy extensa, por lo que nos quedamos con un coche casi tan completo como el X6 pero a menor precio.

Es llamativo y su interior bebe del resto de modelos BMW, del X3, pero con detalles personales. El conductor se introduce más en el puesto de conducción, y la carrocería más baja le permite tener un presumiblemente un centro de gravedad menor. Las diferencias en la conducción frente a un X3 habría que compararlas bajándose de uno y subiéndose al otro, aunque el hecho de que un X4 sea más rápido que un X3 con el mismo motor nos da una idea de lo que ocurre.

Prueba BMW X4 xDrive35d 313 CV

No es un coche especialmente habitable en su interior. Es decir, no hay hueco hábil para más de cuatro personas, pero las cuatro irán perfectamente cómodas. Es un coche rutero y cómodo, incluso con el paquete deportivo M, un coche que no pierde una dinámica de conducción muy positiva pese al su tamaño y peso. Pero claro, de deportivo tiene poco talante por unas inercias notables, común a este tipo de vehículo.

Hay BMW X4 para todos los públicos. Mientras que un modesto 20d ya ofrece unas prestaciones adecuadas y un consumo reducido, un 28i puede ser una opción interesante en gasolina por equilibrio mecánico. Todos llegan con tracción total xDrive. Definitivamente el más exigente se decantará por el nuevo M40i a la espera de un X4 M si es que lo llegamos a ver. Ahora, cuidado porque el X4 de acceso es unos 9.000 euros más caro que el X3 de acceso.

Equipamiento BMW X4

Base

BMW X4 Base

  • Asistente de arranque en pendiente
  • Control de crucero
  • Radar de parking delantero y trasero
  • Faros antiniebla
  • Luz diurna LED
  • Climatizador bizona
  • Freno de estacionamiento eléctrico
  • Sensores de luz y lluvia
  • Portón trasero eléctrico
  • Volante deportivo
  • Tapicería de tela Ribbon
  • Radio CD MP3 con Bluetooth y pantalla de 6,5 pulgadas
  • Llantas de aleación de 17 pulgadas

X-Line

BMW X4 X-Line

  • Detalles exteriores en aluminio mate
  • Borde de carga en acero inoxidable
  • Llantas de aleación de 18 pulgadas
  • Molduras interiores Dark Copper
  • Tapicería mixta tela/cuero

M Sport

BMW X4 M Sport

  • Paquete deportivo exterior
  • Llantas de aleación de 18 pulgadas
  • Suspensión deportiva
  • Shadow Line de brillo intenso
  • Molduras interiores aluminio
  • Guarnecidos de techo en Antracita
  • Anagramas M
  • Tapicería mixta tela/cuero
  • Asientos deportivos

Precios BMW X4

Prueba BMW X4 xDrive35d 313 CV

Versión Combustible Potencia Cambio Precio
X4 xDrive20i Gasolina 184 CV Automático 8v 49.299 euros
X4 xDrive28i Gasolina 245 CV Automático deportivo 8v 57.000 euros
X4 xDrive35i Gasolina 306 CV Automático deportivo 8v 65.599 euros
X4 xDrive20d Diésel 190 CV Manual 6v 48.950 euros
X4 xDrive20d Diésel 190 CV Automático 8v 51.678 euros
X4 xDrive30d Diésel 258 CV Automático deportivo 8v 61.500 euros
X4 xDrive35d Diésel 313 CV Automático deportivo 8v 65.800 euros

Opinión del editor

 

BMW X4 xDrive35d
  • Valoración del editor

  • Puntuación 3.5 estrellas
48.950 a 65.800

    • BMW X4 xDrive35d
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 2 de noviembre de 2015
    • Diseño exterior
      Editor: 85%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 70%
    • Plazas delanteras
      Editor: 80%
    • Plazas traseras
      Editor: 50%
    • Maletero
      Editor: 70%
    • Mecánica
      Editor: 90%
    • Consumos
      Editor: 85%
    • Confort
      Editor: 90%
    • Precio
      Editor: 60%

    Resumen: El BMW X4 es el nuevo SUV coupé de la marca, más pequeño y asequible que el X6 pero con una gama mecánica amplia. Destaca por su dinámica y el consumo y prestaciones del xDrive35d diésel de 313 caballos.

    Pros

    • Diseño llamativo
    • Variedad mecánica
    • Consumo del 35d

    Contras

    • Relación equipamiento/precio
    • Sólo para cuatro ocupantes
    • Inercias en conducción deportiva

    Galería de imágenes

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche
    Te puede interesar

    Un comentario

    1.   LUIS REJAS SUAREZ dijo

      Hola Eduardo, ¡¡ chapeau por tu review BMW X4 XDRIVE 35D !!. Me gustaría saber tu opinión, entre el BMW X6 XDRIVE 30D (258 CV) paquete M vs BMW X4 XDRIVE 30D paquete M. La diferencia de precio no me preocupa. Gracias.
      Saludos.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *