Prueba Citroën DS3 Cabrio 1.6 e-HDi Style, diseño exterior e interior

Citroën DS3 Cabrio

2010 fue el año elegido por Citroën para iniciar su andadura DS. El primer modelo de la gama más exclusiva de Citroën fue el DS3. Sus argumentos son una carrocería de aspecto deportivo, múltiples opciones de personalización, unos buenos acabados y las múltiples posibilidades de equipamiento. Más adelante llegaron los DS4 y DS5.

Este mismo 2013 la marca gala ha presentado una nueva variante del DS3, la carrocería Cabrio. No es un descapotable al uso, ya que los pilares del coche se quedan donde están. Recurre a la misma idea que el 2CV en su época o el Fiat 500C actual, dejando la vista lateral del DS3 exactamente igual a la de una versión cerrada. Afortunadamente no tiene nada que ver con el C3 Pluriel, su único punto en común es que ambos son Citroën.

SONY DSC

Desde luego que no llega en el mejor momento. El DS3 ya es ciertamente un coche capricho, sobre todo al confrontarlo con el más práctico C3, así que en este aspecto el DS3 Cabrio está un paso por encima, también en precio. Eso sí, en los días que hemos convivido con este vehículo, equipado con el motor diésel de 92CV y cambio pilotado (la única opción con este combustible) nos ha demostrado que tiene muchos argumentos a favor y que es un buen producto, con una pega importante relativa a la boca de carga del maletero.

Como comentaba antes, estéticamente es casi calcado al DS3 cerrado. El frontal es igual, con una imponente parrilla en forma de boca y luces LED diurnas en forma de branquias a los lados de los paragolpes. En la vista lateral sigue destacando el pilar B cortado, que le confiere un aspecto muy dinámico y que queda reforzado con un detalle cromado en la parte inferior de la carrocería. La zaga del DS3 Cabrio es la que más cambios recibe, ya que aunque conserva el mismo paragolpes, emplea un portón diferente, adaptado para la capota, y la propia capota. A primera vista la zaga parecerá extraña por la luna trasera (de cristal) más estrecha, al contar con un marco de tela que forma parte del techo retráctil.

SONY DSCSONY DSC

La capota es de accionamiento eléctrico y puede abrirse en marcha hasta los 120 kilómetros por hora. Puede recogerse completamente en la parte donde termina el maletero, pero anula la visibilidad por el retrovisor. Si no abatimos la luneta posterior conservaremos visibilidad y melenas al viento. Destaca por ser el único descapotable de su categoría en tener cinco plazas, las tres de atrás complejas para tres adultos y un maletero de 245 litros.

Así como en el interior no se pierde habitabilidad y es confortable para viajes largos, el maletero del Citroën DS3 es el punto débil, ya que a pesar de conservar la misma capacidad que el tres puertas, tiene una boca de acceso muy pequeña. El problema no es que no quepan las cosas, es que no entran. Una maleta de cabina cabe justo, mientras que una más grande deberá viajar en el asiento posterior o habrá que intentar meterla al maletero abatiendo el respaldo trasero, que deja un hueco no muy grande, pero enorme al lado del que ofrece el portón, que se levanta hacia arriba.

Interior inalterado

SONY DSC

En el interior del DS3 Cabrio no encontraremos cambios significativos, más allá del techo y el plafón de luces que incorpora el conmutador para abrir y cerrarlo. Emplea el mismo salpicadero que los DS3 y C3 normales, con la parte frontal en plástico duro en color de contraste (en este caso azul-morado del techo) que en enmarca aireadores y navegador MyWay. La parte superior es acolchadita, como la de las puertas. La parte más baja del salpicadero es de plástico duro, aunque presenta buenos ajustes. La consola central tiene un aspecto moderno con un acabado en negro piano, aunque delata la suciedad y se raya con suma facilidad si no lo limpiamos adecuadamente. Es de agradecer la gran parte tapizada de las puertas, agrdable para apoyar el brazo, así como el apoyacodos central abatible con portaobjetos.

El conductor tiene en frente el volante, con mandos multifunción satélite tras el y levas de cambio. El cuadro de mandos es completo, con indicador de temperatura de refrigerante, nivel de combustible, cuentavueltas y velocímetro. Las versiones con navegador, como es el caso, tienen el cuadro en color blanco y negro, más agradable que el clásico naranja de el resto de modelos Citroën sin este accesorio.

SONY DSC

Mañana, haga sol o llueva vamos a abrir la capota y ponernos a devorar kilómetros con el cielo como techo. Podremos hacer muchos porque realmente gasta poco combustible y tiene aplomo en ruta, aunque repasaremos también los puntos en los que flaquea, como todos los coches.

El vehículo para esta prueba ha sido cedido por el concesionario oficial Citroën Álava-Lascaray S.A. La unidad probada se encuentra en venta en las instalaciones a un precio de 18.000 euros.
¿Necesitas peritar un coche?
¿Vas a comprar un coche y necesitas saber su estado? Para comprar tu nuevo coche con total garantía tienes que peritar tu coche con nosotros ¡A que esperas!
Peritar coche al mejor precio
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *